/ viernes 18 de septiembre de 2020

¿Qué son los sismos lentos y qué relación tienen con los terremotos del 19S?

La comunidad científica mundial siempre se ha preguntado la relación que tienen estos sismos lentos en la ocurrencia de terremotos potencialmente devastadores

Los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, de magnitud 8.2 y 7.1, que sacudieron el estado de Oaxaca y la Ciudad de México, respectivamente, están relacionados con el del 16 de febrero de 2018, de magnitud 7.2, en un vínculo fruto de los llamados sismos lentos con los terremotos devastadores.

Desde que ocurrieron esos sismos, el sismólogo mexicano Víctor Manuel Cruz Atienza, doctor en Sismología por la Universidad de Niza Sophia Antipolis (Francia), se ha dedicado a investigar esta posible relación, dada la cantidad de información que generaron los terremotos, y ha encontrado datos que así lo sugieren.

Junto con un grupo de especialistas del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el trabajo -que está en proceso de revisión para ser publicado en la revista científica Nature Communications- cuestiona si esos tres sismos, con diferentes epicentros, "están o no relacionados entre sí y si hay una relación causal que pudiera existir o no en el fenómeno de los sismos lentos en México", apuntó.

Los sismos de septiembre del 2017 dejaron más de 110 mil inmuebles dañados / Foto: Omar Flores

"Los sismos lentos son deslizamientos lentos en el contacto de placas que se dan a una profundidad mayor que donde ocurren los sismos típicos interplaca y éstos pueden durar meses", explicó este viernes Cruz Atienza.

Señaló que la medición de estos deslizamientos se da con mucha precisión, ya que se hacen con aparatos de posicionamiento global (GPS) diferenciales "que nos dan una precisión de 2 o 3 milímetros en cada medición" y se llevan a cabo a diario.

UNA PREGUNTA MUNDIAL

Desde hace casi 20 años, la comunidad científica mundial se pregunta "qué relación tienen estos sismos lentos en la ocurrencia de terremotos potencialmente devastadores" debido a que estos fenómenos ocurren en Japón, Alaska, Nueva Zelanda y Chile, al igual que en la falla de San Andrés, entre Estados Unidos y México.

Relató que antes del 8 de septiembre de 2017 estaban ocurriendo dos sismos lentos simultáneamente, uno en el estado de Guerrero y otro en Oaxaca.

Foto Victor Castillo Stgo.

Explicó que el análisis de la deformación del continente registrada por los GPS y de la sismicidad les dejó información importante.

"Nos llevó a concluir que parece que hay una interacción física, una relación causal, entre la ocurrencia del sismo de magnitud 8.2, el gran terremoto (del 7 de septiembre de 2017 en Oaxaca), y todo lo que vino después", opinó el experto, distinguido por la revista Nature como uno de los diez científicos más destacados del mundo en 2017.

SISMOS LENTOS E INTERACCIÓN

Al analizar los datos, Cruz Atienza y su equipo descubrieron que en los últimos 30 años en Guerrero "todos los sismos lentos habían ocurrido de manera bastante periódica cada cuatro años".

Pero después del sismo lento de 2017 en Guerrero "ocurrieron otros dos sismos lentos en menos de año y medio, una cosa anómala completamente", indicó el experto.

Foto: Cuartoscuro

"Esa perturbación está relacionada con las ondas sísmicas sin precedente que atravesaron la República mexicana producidas por el sismo magnitud 8.2 de Tehuantepec", expuso.

Señaló que la relación entre los sismos lentos y devastadores terremotos y, sobre todo, "en un lapso tan breve a nivel regional, es algo que se ha visto poco en el mundo".

El académico dijo que si bien la posibilidad de que un sismo lento dispare otro terremoto se ha estudiado ya en varios países, su investigación y el artículo académico -que está en revisión- dan "evidencias que sugieren que ocurre todo el intercambio de efectos llamados bidireccionales".

El taller trata de temas de logística en casos de siniestro, como el sismo del 19S / Foto: Omar Flores

El terremoto de magnitud 8.2 con epicentro en Chiapas (sureste) del 7 de septiembre de 2017 dejó 98 víctimas mortales; 78 de ellas en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

Mientras que el terremoto del 19 de septiembre, de magnitud 7,1 y con epicentro entre Puebla y Morelos (centro), dejó 369 muertos, 228 de ellas en Ciudad de México.

Los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, de magnitud 8.2 y 7.1, que sacudieron el estado de Oaxaca y la Ciudad de México, respectivamente, están relacionados con el del 16 de febrero de 2018, de magnitud 7.2, en un vínculo fruto de los llamados sismos lentos con los terremotos devastadores.

Desde que ocurrieron esos sismos, el sismólogo mexicano Víctor Manuel Cruz Atienza, doctor en Sismología por la Universidad de Niza Sophia Antipolis (Francia), se ha dedicado a investigar esta posible relación, dada la cantidad de información que generaron los terremotos, y ha encontrado datos que así lo sugieren.

Junto con un grupo de especialistas del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el trabajo -que está en proceso de revisión para ser publicado en la revista científica Nature Communications- cuestiona si esos tres sismos, con diferentes epicentros, "están o no relacionados entre sí y si hay una relación causal que pudiera existir o no en el fenómeno de los sismos lentos en México", apuntó.

Los sismos de septiembre del 2017 dejaron más de 110 mil inmuebles dañados / Foto: Omar Flores

"Los sismos lentos son deslizamientos lentos en el contacto de placas que se dan a una profundidad mayor que donde ocurren los sismos típicos interplaca y éstos pueden durar meses", explicó este viernes Cruz Atienza.

Señaló que la medición de estos deslizamientos se da con mucha precisión, ya que se hacen con aparatos de posicionamiento global (GPS) diferenciales "que nos dan una precisión de 2 o 3 milímetros en cada medición" y se llevan a cabo a diario.

UNA PREGUNTA MUNDIAL

Desde hace casi 20 años, la comunidad científica mundial se pregunta "qué relación tienen estos sismos lentos en la ocurrencia de terremotos potencialmente devastadores" debido a que estos fenómenos ocurren en Japón, Alaska, Nueva Zelanda y Chile, al igual que en la falla de San Andrés, entre Estados Unidos y México.

Relató que antes del 8 de septiembre de 2017 estaban ocurriendo dos sismos lentos simultáneamente, uno en el estado de Guerrero y otro en Oaxaca.

Foto Victor Castillo Stgo.

Explicó que el análisis de la deformación del continente registrada por los GPS y de la sismicidad les dejó información importante.

"Nos llevó a concluir que parece que hay una interacción física, una relación causal, entre la ocurrencia del sismo de magnitud 8.2, el gran terremoto (del 7 de septiembre de 2017 en Oaxaca), y todo lo que vino después", opinó el experto, distinguido por la revista Nature como uno de los diez científicos más destacados del mundo en 2017.

SISMOS LENTOS E INTERACCIÓN

Al analizar los datos, Cruz Atienza y su equipo descubrieron que en los últimos 30 años en Guerrero "todos los sismos lentos habían ocurrido de manera bastante periódica cada cuatro años".

Pero después del sismo lento de 2017 en Guerrero "ocurrieron otros dos sismos lentos en menos de año y medio, una cosa anómala completamente", indicó el experto.

Foto: Cuartoscuro

"Esa perturbación está relacionada con las ondas sísmicas sin precedente que atravesaron la República mexicana producidas por el sismo magnitud 8.2 de Tehuantepec", expuso.

Señaló que la relación entre los sismos lentos y devastadores terremotos y, sobre todo, "en un lapso tan breve a nivel regional, es algo que se ha visto poco en el mundo".

El académico dijo que si bien la posibilidad de que un sismo lento dispare otro terremoto se ha estudiado ya en varios países, su investigación y el artículo académico -que está en revisión- dan "evidencias que sugieren que ocurre todo el intercambio de efectos llamados bidireccionales".

El taller trata de temas de logística en casos de siniestro, como el sismo del 19S / Foto: Omar Flores

El terremoto de magnitud 8.2 con epicentro en Chiapas (sureste) del 7 de septiembre de 2017 dejó 98 víctimas mortales; 78 de ellas en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

Mientras que el terremoto del 19 de septiembre, de magnitud 7,1 y con epicentro entre Puebla y Morelos (centro), dejó 369 muertos, 228 de ellas en Ciudad de México.

Justicia

Caen dos responsables del ataque a empresario en el AICM

La detención se derivó de un operativo entre la SSC, FGJ y elementos de la Marina

Política

Gobernador de Zacatecas señala que inseguridad del estado es “Herencia maldita”

En el primer mes de gestión del gobernador morenista la entidad ha registrado 220 homicidios

Sociedad

Menores de edad sí podrán ingresar a EU sin estar vacunados

Las medidas serán flexibles para los menores, siempre y cuando, vayan acompañadas de un adulto mayor, que sí deberá tener su esquema completo de vacunación

Sociedad

Gobierno de Nayarit continua con labores de rehabilitación en zonas afectadas

En 800 hogares de Tuxpan recibieron despensa y además, se repartió comida caliente

Política

Gobernador de Zacatecas señala que inseguridad del estado es “Herencia maldita”

En el primer mes de gestión del gobernador morenista la entidad ha registrado 220 homicidios

Política

INE determina 2 millones 845 mil votos para ejercer revocación de mandato

De una Lista Nacional de 94.8 millones de ciudadanos inscritos se requieren del 3% del listado nominal de votos a favor de este proceso

CDMX

Se registra incendio en edificio de la colonia Lomas de Chamizal en Cuajimalpa

Un incendio en la CDMX se reportó a través de las redes sociales

Sociedad

Gobierno Federal buscará aumentar pensión de adultos mayores para 2024

Con este incremento de recursos se busca que los adultos mayores puedan solventar sus gastos alimenticios

Sociedad

Hay demanda de talentos mexicanos en Canadá; pero la limitante es que no hablan inglés

Capacitarse por línea en idiomas y otras habilidades digitales es la ventana para un mejor empleo