/ miércoles 12 de octubre de 2022

Queremos escuelas y hospitales, no militares: estudiantes e indígenas protestan en CDMX

La marcha contra la Militarización de este 12 de octubre en la Ciudad de México fue convocada por el Congreso Nacional Indígena y participan los estudiantes

Con la consigna “queremos escuela, trabajo, hospitales, no queremos militares” estudiantes de la UNAM, el IPN y la UAM, se unieron en una marcha convocada por el Congreso Nacional Indígena contra la militarización

El grupo estudiantil se sumó luego de la situación en que se encuentran algunos centros educativos de esas instituciones, como en las Facultades de Estudios Superiores y Colegios de Ciencias y Humanidades de la UNAM que llevan días de paro, pues consideran que no hay recursos económicos suficientes para cubrir las necesidades de infraestructura, materiales, laboratorios y prácticas.

“Es una situación que se debe resolver, no es posible que las escuelas estén sin recursos, yo creo que la educación la están dejando al último y no debe ser así, nos deben dar los recursos necesarios para estudiar”, menciona Karla, estudiante de la facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, plantel que está en espera de una mesa de trabajo para llegar a un acuerdo.

La última vez que los universitarios se unieron para reclamar presupuesto fue 2018, año en el que también reclamaron la salida de grupos porriles. Un año después el movimiento se transformó para exigir castigo contra el acoso sexual cometido en los planteles y estalló en paros de sus facultades y colegios.

Veronica es estudiante del IPN, ella se unió porque considera que se está dejando al último la educación y celebra que las instituciones educativas se unan para hacer sus peticiones.

“Con la unión de escuelas se puede conseguir algo, las instituciones tenemos peticiones en común, la más importante es la del presupuesto, creo que no le están dando su lugar a la educación, prefieren destinar dinero a la Sedena y a la Guardia Nacional, es por eso que nos unimos a esta marcha, porque la educación necesita presupuesto”, platica.

A las 19:00 el contingente de estudiantes arribó al Zócalo gritando “no somos porros, somos estudiantes”.

Gerardo y Karina vienen juntos a la marcha, ella es de la UNAM y él del Politécnico; se unen a esta lucha porque están en contra de que se le dé prioridad al presupuesto para Sedena y Guardia Nacional y no a la educación, además consideran que dicha seguridad no protege a los estudiantes.

“Fueron ellos, la seguridad quien mató a los estudiantes del 68; los estudiantes no estamos protegidos por ellos y les prefieren dar presupuesto en lugar de darlo a la educación. A los planteles les falta mantenimiento, nosotros necesitamos educación gratuita y hay veces que se nos exige comprar libros, comprar material que no todos tenemos el presupuesto para obtenerlos, necesitamos más presupuesto a las escuelas, por eso hoy estoy aquí” menciona él.

La Asamblea Interuniversitaria, en reunión el martes pasado, realizó algunos planteamientos, entre ellos la exigencia de “la educación pública y gratuita”, así como aumentar el presupuesto educativo en vez del de las fuerzas armadas.

También pidieron dar plenos derechos a los docentes y administrativos del sector, desmantelar a los “grupos de choque y porriles”, así como terminar con la violencia de género y la homofobia en las escuelas y universidades.

La marcha terminó con los reclamos de los estudiantes sobre un templete en el Zócalo.

“Nos hace falta presupuesto, a la educación la tienen olvidada, son varios puntos pero ese es en el que todos los alumnos estamos de acuerdo, se han tratado otros temas como la violencia de género y otros temas en particular como en la prepa 5 en donde no están de acuerdo con los directivos, hay varios puntos pero el del presupuesto nos une a todos”, menciona Alfonso, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

En esta marcha no participó ningún grupo de los que el Ejército identificó como anarquistas o subversivos, según documentos filtrados por los hackers de Guacamaya. La Sedena enlistó 23 organizaciones, ninguna participó ayer.

Los que sí asistieron son Brigada de Acción Mitotera, Organización Popular Francisco Villa, Encuentro Nacional por la Unidad del Pueblo Mexicano conformada por 20 organizaciones, Red de Resistencia y Rebeldía (RRR), Congreso Nacional Indígena (CNI), NormalistaS de Ayotzinapa, Movimiento de los Trabajadores Socialistas (MTS) y la Red Universitaria Anticapitalista (RUA).



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Con la consigna “queremos escuela, trabajo, hospitales, no queremos militares” estudiantes de la UNAM, el IPN y la UAM, se unieron en una marcha convocada por el Congreso Nacional Indígena contra la militarización

El grupo estudiantil se sumó luego de la situación en que se encuentran algunos centros educativos de esas instituciones, como en las Facultades de Estudios Superiores y Colegios de Ciencias y Humanidades de la UNAM que llevan días de paro, pues consideran que no hay recursos económicos suficientes para cubrir las necesidades de infraestructura, materiales, laboratorios y prácticas.

“Es una situación que se debe resolver, no es posible que las escuelas estén sin recursos, yo creo que la educación la están dejando al último y no debe ser así, nos deben dar los recursos necesarios para estudiar”, menciona Karla, estudiante de la facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, plantel que está en espera de una mesa de trabajo para llegar a un acuerdo.

La última vez que los universitarios se unieron para reclamar presupuesto fue 2018, año en el que también reclamaron la salida de grupos porriles. Un año después el movimiento se transformó para exigir castigo contra el acoso sexual cometido en los planteles y estalló en paros de sus facultades y colegios.

Veronica es estudiante del IPN, ella se unió porque considera que se está dejando al último la educación y celebra que las instituciones educativas se unan para hacer sus peticiones.

“Con la unión de escuelas se puede conseguir algo, las instituciones tenemos peticiones en común, la más importante es la del presupuesto, creo que no le están dando su lugar a la educación, prefieren destinar dinero a la Sedena y a la Guardia Nacional, es por eso que nos unimos a esta marcha, porque la educación necesita presupuesto”, platica.

A las 19:00 el contingente de estudiantes arribó al Zócalo gritando “no somos porros, somos estudiantes”.

Gerardo y Karina vienen juntos a la marcha, ella es de la UNAM y él del Politécnico; se unen a esta lucha porque están en contra de que se le dé prioridad al presupuesto para Sedena y Guardia Nacional y no a la educación, además consideran que dicha seguridad no protege a los estudiantes.

“Fueron ellos, la seguridad quien mató a los estudiantes del 68; los estudiantes no estamos protegidos por ellos y les prefieren dar presupuesto en lugar de darlo a la educación. A los planteles les falta mantenimiento, nosotros necesitamos educación gratuita y hay veces que se nos exige comprar libros, comprar material que no todos tenemos el presupuesto para obtenerlos, necesitamos más presupuesto a las escuelas, por eso hoy estoy aquí” menciona él.

La Asamblea Interuniversitaria, en reunión el martes pasado, realizó algunos planteamientos, entre ellos la exigencia de “la educación pública y gratuita”, así como aumentar el presupuesto educativo en vez del de las fuerzas armadas.

También pidieron dar plenos derechos a los docentes y administrativos del sector, desmantelar a los “grupos de choque y porriles”, así como terminar con la violencia de género y la homofobia en las escuelas y universidades.

La marcha terminó con los reclamos de los estudiantes sobre un templete en el Zócalo.

“Nos hace falta presupuesto, a la educación la tienen olvidada, son varios puntos pero ese es en el que todos los alumnos estamos de acuerdo, se han tratado otros temas como la violencia de género y otros temas en particular como en la prepa 5 en donde no están de acuerdo con los directivos, hay varios puntos pero el del presupuesto nos une a todos”, menciona Alfonso, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

En esta marcha no participó ningún grupo de los que el Ejército identificó como anarquistas o subversivos, según documentos filtrados por los hackers de Guacamaya. La Sedena enlistó 23 organizaciones, ninguna participó ayer.

Los que sí asistieron son Brigada de Acción Mitotera, Organización Popular Francisco Villa, Encuentro Nacional por la Unidad del Pueblo Mexicano conformada por 20 organizaciones, Red de Resistencia y Rebeldía (RRR), Congreso Nacional Indígena (CNI), NormalistaS de Ayotzinapa, Movimiento de los Trabajadores Socialistas (MTS) y la Red Universitaria Anticapitalista (RUA).



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Finanzas

ASF detecta irregularidades por más de 32 mil mdp en la Cuenta Pública 2022

Las principales observaciones halladas por la ASF se localizaron en Pemex, programas sociales de apoyo a damnificados y el programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Política

Patricia Mercado deja equipo de Álvarez Máynez

Patricia Mercado renunció a ser la vocera de Jorge Álvarez y a ser la coordinadora del programa de gobierno “Una nueva visión de país” de MC

Política

Saque las manos de la elección, exige Xóchitl Gálvez a AMLO

La candidata opositora de la coalición Fuerza y Corazón de México realizó este martes su registro ante el INE

Política

Claudia Sheinbaum llama a dejar de lado la guerra sucia en el proceso electoral

Reveló que Morena realiza una investigación sobre el origen de los hashtags #NarcoPresidenteAMLO y #NarcoCandidataClaudia para interponer una queja ante el INE

Finanzas

Águilas del América y Estadio Azteca debutan en la BMV

El debut del equipo azulcrema se caracterizó por un alza de casi 80% en el valor de sus acciones

Finanzas

Air Liquide busca indemnización tras expropiación de planta en México

Air Liquide, una empresa de gases industriales, obtuvo un contrato para suministrar hidrógeno a las instalaciones de Tula en 2017