/ miércoles 9 de noviembre de 2022

Pensamos que eran reacciones posparto: familia de primera víctima por brote de meningitis

El esposo de la primera víctima mortal en Durango dijo que no imaginó que los dolores de cabeza fueran graves

DURANGO. Armida Monárrez tuvo un parto el 27 de agosto en el Hospital Del Parque. El 1 de noviembre se convirtió en la primera víctima mortal del brote de meningitis aséptica que suma 26 casos en Durango, todos con el antecedente de haber sido sometidos a algún procedimiento gineco-obstétrico en un hospital privado.

Juan Antonio de Jesús Díaz, esposo de Armida, narró a OEM que llevó a su esposa al hospital a lo que creía sería una revisión de rutina, pues la mujer tenía un dolor de cabeza constante que no paraba y cada vez era más fuerte.

Te puede interesar: Detectan casos de meningitis tras cirugías en hospitales privados en Durango

“Se empezó a sentir mal cinco días después de su intervención, fue cuando empezó con molestias de dolor de cabeza. De ese día en adelante, hasta que fue internada, nunca cedieron los dolores. Más fuerte, más fuerte”, contó Juan.

Señaló que tras el nacimiento de su hija, su esposa fue a la ginecóloga para que le retiraran los puntos de la cesárea y aprovechó para comentarle sobre sus dolores de cabeza.

“Ella (la doctora) le recetó un tratamiento y, se lo tomó y nunca cedió… Sí le calmaban el dolor las pastillas, se lo calmaban en un momento, pero seguía. Siempre estaba su dolor ahí”, relató.

Pasaron los días y el dolor incrementó, incluso Armida le dijo a su esposo que veía borroso con un ojo. “No le prestamos mucha atención pues pensamos que eran reacciones posparto. Nunca nos imaginamos que fuera otra cosa”, se lamentó Jesús Díaz.

Armida fue a una segunda revisión con su ginecóloga ya que el dolor no cedía con nada, entonces la doctora le recomendó contactar de manera urgente con el anestesiólogo que había atendido su cesárea, pues se habían detectado más casos con las mismas características que las de ella.

“A ella le dijo que ya había más personas que tenían más o menos los mismos síntomas, que se habían aliviado más o menos en las mismas fechas”. La propia ginecóloga le dio el número del doctor a quien contactó el 19 de octubre y le dijo que tenía que verla lo antes posible.

El 21 de octubre llegaron a la ciudad de Durango luego de tres horas de camino desde la comunidad de Tepehuanes y fueron directo al Hospital Materno Infantil. “Por qué ahí, si tú te aliviaste en un particular”, le cuestionó Juan Antonio a Armida, sin embargo, acudieron a la cita y el médico los atendió en la rampa de urgencias del hospital y les informó que ella debía quedarse internada pues era necesario realizarle algunos estudios.

“Tenía sus dolores de cabeza pero siempre anduvo normal, nunca perdió el conocimiento”, dijo Juan, para quien resultaba extraño que quisieran ingresarla y que al cuestionar al médico éste nunca fue claro sobre lo que pasaba “aunque era evidente que ocultaban algo”.

Juan Antonio cuenta que se enojó, pues su hija recién nacida aún se alimentaba del pecho de su madre, por lo que le preocupaba que la ingresaran sólo para estudios. Insistió en llevarla a un hospital particular como en el que había nacido su bebé, pero el médico lo convenció de lo contrario.

En el Hospital Materno Infantil, Armida fue sometida a una punción lumbar (que consiste en sacar líquido de la columna vertebral mediante una aguja); tres días después le practicaron tomografías, resonancia magnética, cultivos y “nunca salió nada que les indicara qué era la causa de su dolor de cabeza, lo único que informaban era que estaba inflamado el cerebro, nunca nos dijeron es por una bacteria, un hongo, una infección, nada”, comentó el ahora viudo.

Mientras se encontraba hospedado en un hotel cercano al hospital donde atendían a su esposa, Juan Antonio se dio cuenta de que había más casos con las mismas características.

“Lo que nos pareció más raro es que todas habían sido atendidas por diferentes ginecólogos pero se habían aliviado en el mismo hospital y con el mismo anestesiólogo”. Todas fueron pacientes gineco-obstétricas en el Hospital Del Parque.

La preocupación de Juan Antonio se hizo mayor cuando supo que otras mujeres que estaban en la misma área que su esposa comenzaron a convulsionar, fueron intubadas y trasladadas de urgencia al Hospital General 450. “Comencé a moverme porque quería llevarla a otro lugar pero me decían que no se podía porque tenía una inflamación en el cerebro”.

Juan Antonio recordó que incluso fue el propio director del Hospital Materno Infantil quien le comentó que era algo inusual, nunca antes visto, pero que nunca les dijeron lo que pasaba con su esposa.

Días después, Armida fue trasladada también al Hospital General 450 donde fue operada por un absceso en la cabeza, una operación que calificaron como exitosa, pero sin respuestas claras por parte de los médicos sobre el motivo de la aparición de esos dolores de cabeza, abscesos y derrames en el cerebro tras el nacimiento de su hija.

También puedes leer: Fallece segunda mujer por meningitis aséptica en Durango

“Doce horas después comenzaron a hacerle estudios, tal vez algo vieron que no les gustó, y la inflamación en el cerebro no cedía”, comentó Juan Antonio, quien posteriormente tuvo que dar su consentimiento para que le extrajeran una parte del cráneo para darle espacio al cerebro.

El 1 de noviembre, le notificaron el deceso de su esposa. Cuenta que el dolor y la impotencia que sintió en ese momento le dieron el impulso para presentar una demanda ante la Fiscalía General del Estado.

Juan Antonio dijo estar agradecido con el personal médico del Hospital 450, quienes intentaron salvarle la vida a su esposa, sin embargo, no se explica el encubrimiento que emprendió la Secretaría de Salud de Durango a favor de los hospitales particulares.

“¿Cuántos niños huérfanos van a quedar? En mi caso son cuatro. ¿Por qué tanta mentira, quién es el dueño del hospital o a quién están encubriendo?”, son las preguntas que se hace y que advierte no descansará hasta obtener respuestas.

Cabe recordar que a inicios de noviembre la noticia sobre la extraña aparición de presuntos casos de meningitis aséptica comenzó a salir a la luz pública en la ciudad de Durango. La de Armida fue la primera muerte registrada por este padecimiento; tres días después se informó sobre el segundo fallecimiento, cuando el estado ya reportaba 24 contagios de mujeres con características similares, y hasta ayer ya sumaban 26.

A la fecha, la Comisión Federal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha clausurado de manera temporal el Hospital del Parque, lugar de donde proviene el mayor número de casos, y el pasado fin de semana la Coprised hizo lo propio en los quirófanos del Hospital Santé, donde se reportaron dos casos más.

Actualmente las intervenciones quirúrgicas en las que se requiera bloqueo están suspendidas y se lanzó una campaña para que quienes presenten síntomas como dolor de cabeza intenso y haber parido en los meses anteriores en una institución privada acudan al Hospital 450 para realizarse estudios.

Irasema Kondo Padilla, secretaria de Salud de Durango, señaló que el factor común en todos los casos puede ser el medicamento utilizado como anestesia por bloqueo regional.

DURANGO. Armida Monárrez tuvo un parto el 27 de agosto en el Hospital Del Parque. El 1 de noviembre se convirtió en la primera víctima mortal del brote de meningitis aséptica que suma 26 casos en Durango, todos con el antecedente de haber sido sometidos a algún procedimiento gineco-obstétrico en un hospital privado.

Juan Antonio de Jesús Díaz, esposo de Armida, narró a OEM que llevó a su esposa al hospital a lo que creía sería una revisión de rutina, pues la mujer tenía un dolor de cabeza constante que no paraba y cada vez era más fuerte.

Te puede interesar: Detectan casos de meningitis tras cirugías en hospitales privados en Durango

“Se empezó a sentir mal cinco días después de su intervención, fue cuando empezó con molestias de dolor de cabeza. De ese día en adelante, hasta que fue internada, nunca cedieron los dolores. Más fuerte, más fuerte”, contó Juan.

Señaló que tras el nacimiento de su hija, su esposa fue a la ginecóloga para que le retiraran los puntos de la cesárea y aprovechó para comentarle sobre sus dolores de cabeza.

“Ella (la doctora) le recetó un tratamiento y, se lo tomó y nunca cedió… Sí le calmaban el dolor las pastillas, se lo calmaban en un momento, pero seguía. Siempre estaba su dolor ahí”, relató.

Pasaron los días y el dolor incrementó, incluso Armida le dijo a su esposo que veía borroso con un ojo. “No le prestamos mucha atención pues pensamos que eran reacciones posparto. Nunca nos imaginamos que fuera otra cosa”, se lamentó Jesús Díaz.

Armida fue a una segunda revisión con su ginecóloga ya que el dolor no cedía con nada, entonces la doctora le recomendó contactar de manera urgente con el anestesiólogo que había atendido su cesárea, pues se habían detectado más casos con las mismas características que las de ella.

“A ella le dijo que ya había más personas que tenían más o menos los mismos síntomas, que se habían aliviado más o menos en las mismas fechas”. La propia ginecóloga le dio el número del doctor a quien contactó el 19 de octubre y le dijo que tenía que verla lo antes posible.

El 21 de octubre llegaron a la ciudad de Durango luego de tres horas de camino desde la comunidad de Tepehuanes y fueron directo al Hospital Materno Infantil. “Por qué ahí, si tú te aliviaste en un particular”, le cuestionó Juan Antonio a Armida, sin embargo, acudieron a la cita y el médico los atendió en la rampa de urgencias del hospital y les informó que ella debía quedarse internada pues era necesario realizarle algunos estudios.

“Tenía sus dolores de cabeza pero siempre anduvo normal, nunca perdió el conocimiento”, dijo Juan, para quien resultaba extraño que quisieran ingresarla y que al cuestionar al médico éste nunca fue claro sobre lo que pasaba “aunque era evidente que ocultaban algo”.

Juan Antonio cuenta que se enojó, pues su hija recién nacida aún se alimentaba del pecho de su madre, por lo que le preocupaba que la ingresaran sólo para estudios. Insistió en llevarla a un hospital particular como en el que había nacido su bebé, pero el médico lo convenció de lo contrario.

En el Hospital Materno Infantil, Armida fue sometida a una punción lumbar (que consiste en sacar líquido de la columna vertebral mediante una aguja); tres días después le practicaron tomografías, resonancia magnética, cultivos y “nunca salió nada que les indicara qué era la causa de su dolor de cabeza, lo único que informaban era que estaba inflamado el cerebro, nunca nos dijeron es por una bacteria, un hongo, una infección, nada”, comentó el ahora viudo.

Mientras se encontraba hospedado en un hotel cercano al hospital donde atendían a su esposa, Juan Antonio se dio cuenta de que había más casos con las mismas características.

“Lo que nos pareció más raro es que todas habían sido atendidas por diferentes ginecólogos pero se habían aliviado en el mismo hospital y con el mismo anestesiólogo”. Todas fueron pacientes gineco-obstétricas en el Hospital Del Parque.

La preocupación de Juan Antonio se hizo mayor cuando supo que otras mujeres que estaban en la misma área que su esposa comenzaron a convulsionar, fueron intubadas y trasladadas de urgencia al Hospital General 450. “Comencé a moverme porque quería llevarla a otro lugar pero me decían que no se podía porque tenía una inflamación en el cerebro”.

Juan Antonio recordó que incluso fue el propio director del Hospital Materno Infantil quien le comentó que era algo inusual, nunca antes visto, pero que nunca les dijeron lo que pasaba con su esposa.

Días después, Armida fue trasladada también al Hospital General 450 donde fue operada por un absceso en la cabeza, una operación que calificaron como exitosa, pero sin respuestas claras por parte de los médicos sobre el motivo de la aparición de esos dolores de cabeza, abscesos y derrames en el cerebro tras el nacimiento de su hija.

También puedes leer: Fallece segunda mujer por meningitis aséptica en Durango

“Doce horas después comenzaron a hacerle estudios, tal vez algo vieron que no les gustó, y la inflamación en el cerebro no cedía”, comentó Juan Antonio, quien posteriormente tuvo que dar su consentimiento para que le extrajeran una parte del cráneo para darle espacio al cerebro.

El 1 de noviembre, le notificaron el deceso de su esposa. Cuenta que el dolor y la impotencia que sintió en ese momento le dieron el impulso para presentar una demanda ante la Fiscalía General del Estado.

Juan Antonio dijo estar agradecido con el personal médico del Hospital 450, quienes intentaron salvarle la vida a su esposa, sin embargo, no se explica el encubrimiento que emprendió la Secretaría de Salud de Durango a favor de los hospitales particulares.

“¿Cuántos niños huérfanos van a quedar? En mi caso son cuatro. ¿Por qué tanta mentira, quién es el dueño del hospital o a quién están encubriendo?”, son las preguntas que se hace y que advierte no descansará hasta obtener respuestas.

Cabe recordar que a inicios de noviembre la noticia sobre la extraña aparición de presuntos casos de meningitis aséptica comenzó a salir a la luz pública en la ciudad de Durango. La de Armida fue la primera muerte registrada por este padecimiento; tres días después se informó sobre el segundo fallecimiento, cuando el estado ya reportaba 24 contagios de mujeres con características similares, y hasta ayer ya sumaban 26.

A la fecha, la Comisión Federal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha clausurado de manera temporal el Hospital del Parque, lugar de donde proviene el mayor número de casos, y el pasado fin de semana la Coprised hizo lo propio en los quirófanos del Hospital Santé, donde se reportaron dos casos más.

Actualmente las intervenciones quirúrgicas en las que se requiera bloqueo están suspendidas y se lanzó una campaña para que quienes presenten síntomas como dolor de cabeza intenso y haber parido en los meses anteriores en una institución privada acudan al Hospital 450 para realizarse estudios.

Irasema Kondo Padilla, secretaria de Salud de Durango, señaló que el factor común en todos los casos puede ser el medicamento utilizado como anestesia por bloqueo regional.

Elecciones 2024

Cae lona durante cierre de campaña de candidato a alcalde de Xonacatlán, Edomex

Según los primeros reportes, rafagas de aire derribaron la lona instalada para el cierre de campaña de Alfredo González, candidato a la alcaldía de Xonacatlán, en el Edomex

Sociedad

Asesinan a un niño de 7 años en Tabasco al intentar defender a su hermano

El niño de nombre David fue asesinado junto a su hermano de 17 años al intentar defenderlo

Sociedad

Tercera onda de calor provoca en 19 de 32 estados temperaturas superiores a 45 grados

Este domingo se prevén temperaturas máximas superiores a 45 grados Celsius en Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, entre otros

Elecciones 2024

Episcopado Mexicano llama al voto "consciente y razonado" y revisar promesas falsas y reales

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) invitó a los ciudadanos a no tener miedo de salir a votar y no dejarse coaccionar por nadie

Mundo

Netanyahu niega la posibilidad de detener la guerra contra Gaza en las negociaciones

Netanyahu se opuso a la petición del líder de Hamas, Yahya Sinwar, que exige el fin de la guerra y la retirada de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) de la Franja de Gaza

Elecciones 2024

Escala violencia política a una semana de los comicios

Asesinan a dos en Chiapas y Guerrero, otros son agredidos en Oaxaca, Edomex y Guanajuato