/ miércoles 16 de marzo de 2016

Escenas de guerra en una gigantesca operación antiterrorista en Bruselas

Carlos Siula / El Sol de México

Corresponsal

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).- Un yihadista fue abatido por las fuerzas del orden y cuatro policías resultaron heridos en dos tiroteos ocurridos por la tarde en el barrio Forest de Bruselas que movilizaron decenas de policías de Bélgica y Francia, según informó en forma oficial la Fiscalía Federal belga.

El terrorista “neutralizado” por las fuerzas de seguridad estaba al parecer vinculado a los atentados del 13 de noviembre en París, que provocaron 130 muertos y más de 300 heridos. Pero, según los primeros detalles, no se trata de Salah Abdeslam, el “terrorista más buscado de Europa” por su supuesta participación en los ataques de la capital francesa. Esa información fue confirmada después por el Procurador de Bruselas. Abdeslam, presunto miembros de los comandos que realizaron los ataques, logró escapar hacia Bélgica, donde la policía le perdió el rastro.

“La víctima es una persona ‘desconocida’. Su identificación está en curso”, precisó un vocero de la fiscalía federal poco antes de medianoche.

El terrorista fue hallado con una kalashnikov en sus manos, indicaron fuentes de los organismos de seguridad.

El primer enfrentamiento con la policía se produjo cuando la policía trató de registrar un inmueble de Forest “suburbio ubicado en el sureste de la capital belga”, que supuestamente se encontraba vacío. Las fuerzas del orden, sin embargo, descubrieron sorpresivamente que en realidad estaba ocupado por un grupo de personas sospechadas de haber contribuido a la preparación logística de los ataques del 13 de noviembre en París.

Un habitante de Forest asegura haber oído más de 30 disparos. En ese operativo participaron también fuerzas de élite francesas, según confirmó poco después el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, que se encontraba de viaje en Costa de Marfil debido al atentado perpetrado el 13 de marzo por la organización yihadista AQMI (Al Qaeda del Megreb Islámico), en el cual murieron 18 personas. Esa información también fue proporcionada poco después por el primer ministro belga, Charles Michel.

Una mujer policía francesa figura entre los heridos, indicaron fuentes judiciales belgas.

Al comenzar el registro los terroristas recibieron a las fuerzas del orden con numerosos disparos de kalashnikov. “Los agentes llamaron a la puerta del apartamento, desde donde se efectuaron disparos en dirección hacia ellos”, explicó el portavoz de la Fiscalía federal, Eric Van Der Sypt.

Fue en ese enfrentamiento que resultaron heridos cuatro agentes federales belgas.

El segundo cruce de disparos se produjo con terroristas que se habían atrincherado en la azotea del edificio, uno de los cuales fue abatido por las fuerzas de seguridad.

Uno de los yihadistas al parecer logró huir por los techos de los edificios contiguos, según el diario La Dernière Heure, pero esa información no fue confirmada por ninguna fuente oficial.

Durante toda la tarde, las autoridades belgas desplegaron un enorme dispositivo de seguridad en ese barrio de la capital, que “con el correr de las horas” fue acordonado y virtualmente ocupado por efectivos de los cuerpos de élite de la policía y las fuerzas del orden. En la zona había además numerosos coches policiales, ambulancias y camiones de bomberos y especialistas en explosivos. Al mismo tiempo bloquearon todas las carreteras en la periferia sur de la capital belga para evitar la eventual fuga del grupo. La policía rehusó indicar hasta el momento cuántos eran los atacantes. Las fuerzas de seguridad belgas continuaban esta noche la búsqueda de sospechosos.

La operación, que en total duró cerca de seis horas, fue dada por “concluida” al final de la tarde. El Gobierno y la justicia de Bélgica prometieron proporcionar más detalles hoy (miércoles).

Carlos Siula / El Sol de México

Corresponsal

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).- Un yihadista fue abatido por las fuerzas del orden y cuatro policías resultaron heridos en dos tiroteos ocurridos por la tarde en el barrio Forest de Bruselas que movilizaron decenas de policías de Bélgica y Francia, según informó en forma oficial la Fiscalía Federal belga.

El terrorista “neutralizado” por las fuerzas de seguridad estaba al parecer vinculado a los atentados del 13 de noviembre en París, que provocaron 130 muertos y más de 300 heridos. Pero, según los primeros detalles, no se trata de Salah Abdeslam, el “terrorista más buscado de Europa” por su supuesta participación en los ataques de la capital francesa. Esa información fue confirmada después por el Procurador de Bruselas. Abdeslam, presunto miembros de los comandos que realizaron los ataques, logró escapar hacia Bélgica, donde la policía le perdió el rastro.

“La víctima es una persona ‘desconocida’. Su identificación está en curso”, precisó un vocero de la fiscalía federal poco antes de medianoche.

El terrorista fue hallado con una kalashnikov en sus manos, indicaron fuentes de los organismos de seguridad.

El primer enfrentamiento con la policía se produjo cuando la policía trató de registrar un inmueble de Forest “suburbio ubicado en el sureste de la capital belga”, que supuestamente se encontraba vacío. Las fuerzas del orden, sin embargo, descubrieron sorpresivamente que en realidad estaba ocupado por un grupo de personas sospechadas de haber contribuido a la preparación logística de los ataques del 13 de noviembre en París.

Un habitante de Forest asegura haber oído más de 30 disparos. En ese operativo participaron también fuerzas de élite francesas, según confirmó poco después el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, que se encontraba de viaje en Costa de Marfil debido al atentado perpetrado el 13 de marzo por la organización yihadista AQMI (Al Qaeda del Megreb Islámico), en el cual murieron 18 personas. Esa información también fue proporcionada poco después por el primer ministro belga, Charles Michel.

Una mujer policía francesa figura entre los heridos, indicaron fuentes judiciales belgas.

Al comenzar el registro los terroristas recibieron a las fuerzas del orden con numerosos disparos de kalashnikov. “Los agentes llamaron a la puerta del apartamento, desde donde se efectuaron disparos en dirección hacia ellos”, explicó el portavoz de la Fiscalía federal, Eric Van Der Sypt.

Fue en ese enfrentamiento que resultaron heridos cuatro agentes federales belgas.

El segundo cruce de disparos se produjo con terroristas que se habían atrincherado en la azotea del edificio, uno de los cuales fue abatido por las fuerzas de seguridad.

Uno de los yihadistas al parecer logró huir por los techos de los edificios contiguos, según el diario La Dernière Heure, pero esa información no fue confirmada por ninguna fuente oficial.

Durante toda la tarde, las autoridades belgas desplegaron un enorme dispositivo de seguridad en ese barrio de la capital, que “con el correr de las horas” fue acordonado y virtualmente ocupado por efectivos de los cuerpos de élite de la policía y las fuerzas del orden. En la zona había además numerosos coches policiales, ambulancias y camiones de bomberos y especialistas en explosivos. Al mismo tiempo bloquearon todas las carreteras en la periferia sur de la capital belga para evitar la eventual fuga del grupo. La policía rehusó indicar hasta el momento cuántos eran los atacantes. Las fuerzas de seguridad belgas continuaban esta noche la búsqueda de sospechosos.

La operación, que en total duró cerca de seis horas, fue dada por “concluida” al final de la tarde. El Gobierno y la justicia de Bélgica prometieron proporcionar más detalles hoy (miércoles).