/ lunes 6 de febrero de 2017

 Hombre arranca de una mordida la cabeza de un perro

SAN JUAN (AP) — Un hombre arrancó de una mordida la cabeza de un perro chihuahueño durante un incidente de violencia doméstica en el oeste de Puerto Rico, informó el domingo la policía.

Luis Arroyo, de 40 años, agredió a golpes a su pareja y luego decapitó con la boca al cachorro de dos meses, propiedad de la mujer.

El incidente ocurrió la madrugada del sábado en la localidad de Lares, 90 kilómetros al oeste de San Juan, de acuerdo con el reporte policial.

Este caso es “verdaderamente horripilante”, dijo en un comunicado la procuradora para asuntos de la Mujer, Ileana Aymat Ríos. Aseguró que la mujer agredida recibiría atención por parte de esa dependencia.

Según datos de la procuraduría de la Mujer, el 71% de las mujeres atendidas en casa de acogida en Estados Unidos y que tenían mascota, aseguraron que su agresor había herido, amenazado o matado al animal “como venganza o para ejercer control psicológico”.

Arroyo fue acusado de violencia doméstica y maltrato contra los animales.

El hombre ingresó el domingo a la cárcel luego de que no pagó la fianza de 400.000 mil dólares que le impuso una jueza.

SAN JUAN (AP) — Un hombre arrancó de una mordida la cabeza de un perro chihuahueño durante un incidente de violencia doméstica en el oeste de Puerto Rico, informó el domingo la policía.

Luis Arroyo, de 40 años, agredió a golpes a su pareja y luego decapitó con la boca al cachorro de dos meses, propiedad de la mujer.

El incidente ocurrió la madrugada del sábado en la localidad de Lares, 90 kilómetros al oeste de San Juan, de acuerdo con el reporte policial.

Este caso es “verdaderamente horripilante”, dijo en un comunicado la procuradora para asuntos de la Mujer, Ileana Aymat Ríos. Aseguró que la mujer agredida recibiría atención por parte de esa dependencia.

Según datos de la procuraduría de la Mujer, el 71% de las mujeres atendidas en casa de acogida en Estados Unidos y que tenían mascota, aseguraron que su agresor había herido, amenazado o matado al animal “como venganza o para ejercer control psicológico”.

Arroyo fue acusado de violencia doméstica y maltrato contra los animales.

El hombre ingresó el domingo a la cárcel luego de que no pagó la fianza de 400.000 mil dólares que le impuso una jueza.