/ sábado 11 de junio de 2016

Liberar a Alberto Fujimori, entre las opciones de Kuczynski

Lima, Perú.- El hombre que más se beneficiaría del triunfoelectoral de Pedro Pablo Kuczynski en Perú sería el padre de lacandidata a la que derrotó por un cerrado margen: el encarceladoexmandatario Alberto Fujimori.

Kuczynski comenzó el viernes la tarea de formar un nuevogobierno, luego de que su rival Keiko Fujimori reconoció suderrota en las elecciones presidenciales peruanas más disputadasen cinco décadas. Su margen de triunfo fue de menos de 43.000votos, o 0,2 puntos porcentuales.

Aún más desafiante es su posición en el Congreso, en donde elpartido de Fujimori cuenta con 73 de los 130 escaños, mientras quesu propia facción tiene solo 18.

Algunos analistas indican que su mejor posibilidad de aliviarlas hostilidades podría ser la liberación de Alberto Fujimori aun arresto domiciliario, sacándolo de la prisión en la que cumpleuna sentencia de 25 años por delitos de corrupción y por suautoría mediata en el asesinato de 25 peruanos ejecutados porescuadrones de la muerte que actuaron bajo su conocimiento segúnlos jueces que lo condenaron en la década de 1990.

Durante la campaña, Keiko Fujimori firmó una promesa de jamáspromulgar un indulto, un acto que tenía la intención de mitigarlos temores de que su padre podría estar orquestando su gobierno.Kuczynski podría ser más flexible.

En su primera entrevista como presidente electo, reiteró queestá en contra de amnistiar a Fujimori, pero que aprobaría unalegislación que le daría derecho a los reclusos de mayor edad,incluyendo al exmandatario de 77 años, de concluir sus condenasbajo arresto domiciliario.

Sin embargo, dijo que tiene dudas de si el partido de Fujimori,Fuerza Popular, presionaría por un resultado de ese tipo porquemuchos leales conservadores lo considerarían un revéspolítico.

"Ellos quieren que salga por la puerta ancha, pero acá hahabido un proceso", dijo Kuczynski a la revista SemanaEconómica.

El ascenso de Kuczynski al poder fue, de muchas maneras,accidental. El veterano economista del Banco Mundial habíademostrado pocos instintos políticos, y en una encuesta realizadaen febrero sus números lo hundían entre un grupo de varioscandidatos. Pero comenzó a subir luego de que dos candidatos másfuertes fueron descalificados por tecnicismos y crecieron lostemores de que Fujimori podría traer de vuelta la corrupción y elcrimen que son asociadas al gobierno de su padre.

Ahora que ganó, debe tomar las riendas de uno de los paísesmás ingobernables de Sudamérica, inundado en ingresos ilegalespor el tráfico de cocaína y donde las tensiones socialesalimentadas por varios proyectos de mineras multinacionales amenudo derivan en disturbios mortales.

Con 77 años de edad, Kuczynski será el presidente más viejode Perú una vez que preste juramento el 28 de julio, y comoexinversionista de Wall Street que pasó gran parte de su vida enEstados Unidos, tiene una notable carencia de atractivo entre lospobres del país. No en vano, a los comediantes televisivos lesencanta ridiculizar su español con acento "gringo".

La campaña dejó un sabor amargo, en parte porque Kuczynskiacusó a su rival de ser precursora de un "narcoestado" luego deque se filtró a la prensa que la agencia antidrogas de EstadosUnidos DEA investigaba a uno de sus principales donadores y almismo tiempo secretario general de su partido por sospechas delavado de dinero. Al conceder la derrota, Fujimori criticó a lospolíticos, líderes empresariales y miembros de la prensa pororquestar una "campaña de odio" para desacreditar sucandidatura.

Sin embargo, hay motivos por los que ambos podrían encontrarpuntos en común en varias políticas. Kuczynski respaldó a unajoven Fujimori en la segunda vuelta electoral de 2011, que ganóOllanta Humala; ambos cuentan con una agenda pro empresarial, ycerca de una tercera parte de los legisladores de su partido sonrecién llegados que podrían ser propensos a cambiar de bandodentro del congreso peruano.

Si Fujimori actúa de modo obstruccionista, Kuczynski tambiénpodría disolver y volver a convocar elecciones en el congreso, unaopción que ya dijo que estaría dispuesto a tomar como un últimorecurso.

Sería más difícil apaciguar a la izquierda peruana, que sesiente envalentonada luego de dar, aunque a regañadientes, losvotos que Kuczynski necesitaba para borrar una desventaja de casi20 puntos porcentuales respecto a Fujimori tras la primera rondaelectoral.

Activistas de izquierda organizaron, días antes de laselecciones, la más numerosa manifestación en las calles que sehaya visto en Perú en 16 años, para rechazar el regreso de unFujimori al palacio presidencial.

El no tomarlos en cuenta "sería una absoluta traición a laspersonas que le dieron el último empujón", dijo Steven Levitsky,un politólogo de la Universidad de Harvard, que ha pasado dosdécadas estudiando a Perú. "Pagará el precio. Habrámanifestaciones".

Lima, Perú.- El hombre que más se beneficiaría del triunfoelectoral de Pedro Pablo Kuczynski en Perú sería el padre de lacandidata a la que derrotó por un cerrado margen: el encarceladoexmandatario Alberto Fujimori.

Kuczynski comenzó el viernes la tarea de formar un nuevogobierno, luego de que su rival Keiko Fujimori reconoció suderrota en las elecciones presidenciales peruanas más disputadasen cinco décadas. Su margen de triunfo fue de menos de 43.000votos, o 0,2 puntos porcentuales.

Aún más desafiante es su posición en el Congreso, en donde elpartido de Fujimori cuenta con 73 de los 130 escaños, mientras quesu propia facción tiene solo 18.

Algunos analistas indican que su mejor posibilidad de aliviarlas hostilidades podría ser la liberación de Alberto Fujimori aun arresto domiciliario, sacándolo de la prisión en la que cumpleuna sentencia de 25 años por delitos de corrupción y por suautoría mediata en el asesinato de 25 peruanos ejecutados porescuadrones de la muerte que actuaron bajo su conocimiento segúnlos jueces que lo condenaron en la década de 1990.

Durante la campaña, Keiko Fujimori firmó una promesa de jamáspromulgar un indulto, un acto que tenía la intención de mitigarlos temores de que su padre podría estar orquestando su gobierno.Kuczynski podría ser más flexible.

En su primera entrevista como presidente electo, reiteró queestá en contra de amnistiar a Fujimori, pero que aprobaría unalegislación que le daría derecho a los reclusos de mayor edad,incluyendo al exmandatario de 77 años, de concluir sus condenasbajo arresto domiciliario.

Sin embargo, dijo que tiene dudas de si el partido de Fujimori,Fuerza Popular, presionaría por un resultado de ese tipo porquemuchos leales conservadores lo considerarían un revéspolítico.

"Ellos quieren que salga por la puerta ancha, pero acá hahabido un proceso", dijo Kuczynski a la revista SemanaEconómica.

El ascenso de Kuczynski al poder fue, de muchas maneras,accidental. El veterano economista del Banco Mundial habíademostrado pocos instintos políticos, y en una encuesta realizadaen febrero sus números lo hundían entre un grupo de varioscandidatos. Pero comenzó a subir luego de que dos candidatos másfuertes fueron descalificados por tecnicismos y crecieron lostemores de que Fujimori podría traer de vuelta la corrupción y elcrimen que son asociadas al gobierno de su padre.

Ahora que ganó, debe tomar las riendas de uno de los paísesmás ingobernables de Sudamérica, inundado en ingresos ilegalespor el tráfico de cocaína y donde las tensiones socialesalimentadas por varios proyectos de mineras multinacionales amenudo derivan en disturbios mortales.

Con 77 años de edad, Kuczynski será el presidente más viejode Perú una vez que preste juramento el 28 de julio, y comoexinversionista de Wall Street que pasó gran parte de su vida enEstados Unidos, tiene una notable carencia de atractivo entre lospobres del país. No en vano, a los comediantes televisivos lesencanta ridiculizar su español con acento "gringo".

La campaña dejó un sabor amargo, en parte porque Kuczynskiacusó a su rival de ser precursora de un "narcoestado" luego deque se filtró a la prensa que la agencia antidrogas de EstadosUnidos DEA investigaba a uno de sus principales donadores y almismo tiempo secretario general de su partido por sospechas delavado de dinero. Al conceder la derrota, Fujimori criticó a lospolíticos, líderes empresariales y miembros de la prensa pororquestar una "campaña de odio" para desacreditar sucandidatura.

Sin embargo, hay motivos por los que ambos podrían encontrarpuntos en común en varias políticas. Kuczynski respaldó a unajoven Fujimori en la segunda vuelta electoral de 2011, que ganóOllanta Humala; ambos cuentan con una agenda pro empresarial, ycerca de una tercera parte de los legisladores de su partido sonrecién llegados que podrían ser propensos a cambiar de bandodentro del congreso peruano.

Si Fujimori actúa de modo obstruccionista, Kuczynski tambiénpodría disolver y volver a convocar elecciones en el congreso, unaopción que ya dijo que estaría dispuesto a tomar como un últimorecurso.

Sería más difícil apaciguar a la izquierda peruana, que sesiente envalentonada luego de dar, aunque a regañadientes, losvotos que Kuczynski necesitaba para borrar una desventaja de casi20 puntos porcentuales respecto a Fujimori tras la primera rondaelectoral.

Activistas de izquierda organizaron, días antes de laselecciones, la más numerosa manifestación en las calles que sehaya visto en Perú en 16 años, para rechazar el regreso de unFujimori al palacio presidencial.

El no tomarlos en cuenta "sería una absoluta traición a laspersonas que le dieron el último empujón", dijo Steven Levitsky,un politólogo de la Universidad de Harvard, que ha pasado dosdécadas estudiando a Perú. "Pagará el precio. Habrámanifestaciones".

CDMX

Abrirá el 98% de escuelas afectadas por 19S este 20 de agosto: SEP

La dependencia indicó que, con esto, los 1.3 millones de alumnos de educación básica de la capital del país tomarán clases con normalidad

Política

Alfonso Romo y Steven Mnuchin dialogan sobre relación bilateral

Hace algunos días Donald Trump aseguró que las negociaciones del TLCAN van por buen camino

Mundo

Suben a 30 los muertos tras colapso de puente en Génova

El siniestro ocurrió en el puente Morandi, de 1.182 metros de longitud y una altura de 90 metros

Política

Alfonso Romo y Steven Mnuchin dialogan sobre relación bilateral

Hace algunos días Donald Trump aseguró que las negociaciones del TLCAN van por buen camino

CDMX

Sheinbaum anuncia la creación de la Agencia de Opración e Innovación Digital

José Merino será el encargado de dirigir la nueva dependencia

Salud

Más de 40 muertos deja nuevo brote de ébola en el Congo

Los equipos médicos en Beni y Mangina, epicentro de la epidemia, "comenzaron a utilizar la molécula terapéutica Mab114"

OMG!

Así luce Ingrid Coronado sin maquillaje

La conductora de “Venga la alegría” se deja ver al natural y así lo toman sus fans

Cine

¿Idris Elba? Él podría ser el próximo James Bond, ¡conócelo!

El nombre del actor ha sonado con más fuerza estos últimos días para ser el sustituto de Daniel Craig

Justicia

CDMX pide trasladar a El Betito a un penal federal por su grado de peligrosidad

José Ramón Amieva, el jefe de Gobierno capitalino dijo que aún no tienen respuesta de la Segob