/ miércoles 20 de enero de 2016

Mujeres migrantes recibirán atención médica en consulados mexicanos

México.- En la red de 67 consulados que la Secretaría de Relaciones Exteriores tiene en el mundo se brindará atención médica, contra la violencia y de otro tipo a mujeres mexicanas migrantes.

“De manera muy próxima se van a instalar ventanillas de atención a la mujer migrante en todos los consulados de México en el exterior”, adelantó la titular de la Dirección de Igualdad y Género de la Cancillería, Guadalupe Gómez Maganda, en el Senado de la República.

En el marco del Diálogo, Promoción y Protección de los Derechos Laborales y Humanos de las Mujeres, que organizó la senadora priista Diva Hadamira Gastelúm, la funcionaria de la SRE destacó que una de las prioridades de la política exterior del actual gobierno es la de integrar la igualdad de género.

Manifestó Gómez Maganda que se trata de una ventanilla en la que habrá todo tipo de atención para las mujeres migrantes, no solo en lo que se refiere a la violencia familiar que desafortunadamente sufren sino también atención médica.

A su vez, Pablo Ceriani Cernadas, de la Comisión de la ONU por los Derechos de los Migrantes y sus Familias, consideró que en estos desafíos que afrontan las mujeres migrantes, sin duda también tienen desafíos particulares las niñas y adolescentes. “Las estadísticas dan cuenta del número creciente año tras año en los procesos migratorios, con diferentes desafíos: desde que sus familias o sus padres son separadas de ellas a través de la deportación”.

La organizadora de este evento, la senadora Gastélum, consideró que es necesario poner en la mesa del diálogo internacional el tema de la repatriación ya que las acciones de Estados Unidos es un problema muy grande ya que nos regresa migrantes a México sin importar si son mexicanos o de Centro o Sudamérica.

“Qué pasa con los que en la línea fronteriza se brincan para acá y no sabemos qué pasa con las niñas, niños y adolescentes o los que no son mexicanos, pero que regresan aquí pero que tenemos una responsabilidad sobre esto”.

Y la senadora perredista Angélica de la Peña Gómez manifestó la importancia de tomar en consideración las recomendaciones del Comité de la Convención para la Protección de Trabajadoras y Trabajadores Migrantes y sus Familias, porque los niños y niñas que vienen de Centroamérica huyen de la violencia.

“Es grave que los repatriemos a sus lugares de origen. Lo hemos dicho y lo seguiremos diciendo que eso contribuye a que regresen otra vez a vivir, a padecer el riesgo de que los maten y eso es importante señalarlo. Por eso hay quienes nos oponemos a que se tomen ese tipo de medidas por parte de México”.

También se refirió al caso de las familias de Siria que también huyen de la violencia para que México les abra las puertas; “pero tenemos que resolver la bronca que nosotros tenemos acá en México, porque no podemos ocultar la situación de violencia que México perpetra también contra migrantes que vienen principalmente de Centroamérica sino también del Caribe y de Sudamérica, inclusive de algunas otras partes del mundo y que aquí sufren una gran violencia”.

También dijo que “no podemos seguir haciéndole caso al gobierno de Estados Unidos que para evitar la crisis humanitaria que tuvieron con decenas de miles de niños en años y meses pasados, ahora obligan a México que detengan a todos esos menores en la frontera. Eso es inaceptable”.

Y dijo que lo que hay que hacer es aplicar a ley, “la que aquí promulgamos y discutimos y revisar cómo funcionan los albergues, los centros de atención a los menores en situación de migración”.

La representante de ONU-Mujeres en México, Ana Guezmes, expresó que la migración cambió de rostro. En la actualidad prácticamente la mitad de la población migrante en el mundo son mujeres y cada vez más migran de manera independiente.

En la región latinoamericana dijo que el motor de la migración de las mujeres es buscar mejores oportunidades  personales y para la familia. “Necesitamos que las políticas públicas se adapten a esta nueva realidad”.

También dijo que las mujeres enfrentan problemas a lo largo de todo el proceso migratorio como son la violencia, el acoso sexual y la trata.

En el caso de México dijo que es país de origen, tránsito, destino y también un país de retorno. El fenómeno migratorio es complejo.

/parg

México.- En la red de 67 consulados que la Secretaría de Relaciones Exteriores tiene en el mundo se brindará atención médica, contra la violencia y de otro tipo a mujeres mexicanas migrantes.

“De manera muy próxima se van a instalar ventanillas de atención a la mujer migrante en todos los consulados de México en el exterior”, adelantó la titular de la Dirección de Igualdad y Género de la Cancillería, Guadalupe Gómez Maganda, en el Senado de la República.

En el marco del Diálogo, Promoción y Protección de los Derechos Laborales y Humanos de las Mujeres, que organizó la senadora priista Diva Hadamira Gastelúm, la funcionaria de la SRE destacó que una de las prioridades de la política exterior del actual gobierno es la de integrar la igualdad de género.

Manifestó Gómez Maganda que se trata de una ventanilla en la que habrá todo tipo de atención para las mujeres migrantes, no solo en lo que se refiere a la violencia familiar que desafortunadamente sufren sino también atención médica.

A su vez, Pablo Ceriani Cernadas, de la Comisión de la ONU por los Derechos de los Migrantes y sus Familias, consideró que en estos desafíos que afrontan las mujeres migrantes, sin duda también tienen desafíos particulares las niñas y adolescentes. “Las estadísticas dan cuenta del número creciente año tras año en los procesos migratorios, con diferentes desafíos: desde que sus familias o sus padres son separadas de ellas a través de la deportación”.

La organizadora de este evento, la senadora Gastélum, consideró que es necesario poner en la mesa del diálogo internacional el tema de la repatriación ya que las acciones de Estados Unidos es un problema muy grande ya que nos regresa migrantes a México sin importar si son mexicanos o de Centro o Sudamérica.

“Qué pasa con los que en la línea fronteriza se brincan para acá y no sabemos qué pasa con las niñas, niños y adolescentes o los que no son mexicanos, pero que regresan aquí pero que tenemos una responsabilidad sobre esto”.

Y la senadora perredista Angélica de la Peña Gómez manifestó la importancia de tomar en consideración las recomendaciones del Comité de la Convención para la Protección de Trabajadoras y Trabajadores Migrantes y sus Familias, porque los niños y niñas que vienen de Centroamérica huyen de la violencia.

“Es grave que los repatriemos a sus lugares de origen. Lo hemos dicho y lo seguiremos diciendo que eso contribuye a que regresen otra vez a vivir, a padecer el riesgo de que los maten y eso es importante señalarlo. Por eso hay quienes nos oponemos a que se tomen ese tipo de medidas por parte de México”.

También se refirió al caso de las familias de Siria que también huyen de la violencia para que México les abra las puertas; “pero tenemos que resolver la bronca que nosotros tenemos acá en México, porque no podemos ocultar la situación de violencia que México perpetra también contra migrantes que vienen principalmente de Centroamérica sino también del Caribe y de Sudamérica, inclusive de algunas otras partes del mundo y que aquí sufren una gran violencia”.

También dijo que “no podemos seguir haciéndole caso al gobierno de Estados Unidos que para evitar la crisis humanitaria que tuvieron con decenas de miles de niños en años y meses pasados, ahora obligan a México que detengan a todos esos menores en la frontera. Eso es inaceptable”.

Y dijo que lo que hay que hacer es aplicar a ley, “la que aquí promulgamos y discutimos y revisar cómo funcionan los albergues, los centros de atención a los menores en situación de migración”.

La representante de ONU-Mujeres en México, Ana Guezmes, expresó que la migración cambió de rostro. En la actualidad prácticamente la mitad de la población migrante en el mundo son mujeres y cada vez más migran de manera independiente.

En la región latinoamericana dijo que el motor de la migración de las mujeres es buscar mejores oportunidades  personales y para la familia. “Necesitamos que las políticas públicas se adapten a esta nueva realidad”.

También dijo que las mujeres enfrentan problemas a lo largo de todo el proceso migratorio como son la violencia, el acoso sexual y la trata.

En el caso de México dijo que es país de origen, tránsito, destino y también un país de retorno. El fenómeno migratorio es complejo.

/parg