/ martes 8 de septiembre de 2015

Propone Luxemburgo que también otros continentes acojan a refugiados

Bruselas.- Xavier Bettel, primer ministro de Luxemburgo, propuso que también otros continentes, no solo el europeo, acoja a refugiados que llegan a la Unión Europea (UE) para conseguir una solidaridad mayor entre todos con esas personas.

El mandatario señaló en una entrevista con la cadena de televisión Bel RTL que es importante implicar a los países africanos en esta crisis de refugiados. Por ello la cumbre con esos estados que se celebrará en noviembre en La Valeta será "muy importante", porque allí se abordará "cómo podemos tener un reparto también en otros continentes". "Existen otros continentes. Están Estados Unidos, Rusia también. Considero que sería interesante ver una solidaridad más importante" entre todos, sostuvo Bettel. El primer ministro luxemburgués señaló que a los países que rehúsan asumir su parte de la responsabilidad y que no quieren acoger a demandantes de asilo hay que decirles que "la solidaridad es algo que va en los dos sentidos". Bettel no quiere hablar de egoísmo, pero recalca que la solidaridad es una vía de doble sentido, es decir una vez se recibe y otra se da. "Lo que ocurre es que cierta parte de la población tiene temores. Deben ser respetados. Dejemos de decir a cada instante que si uno tiene miedo es de la extrema derecha. Lo que es importante es explicar a la gente que esas personas que acogemos las vamos a integrar y que no vamos a crear una sociedad paralela", dijo. El mandatario luxemburgués afirmó que es "humano" tener miedo, pero que corresponde a los líderes contrarrestar los temores y explicar que la inmigración puede ser "una oportunidad para nosotros", porque Europa necesita a esas personas a nivel económico. "Esas personas tratan de sobrevivir y Europa también ha experimentado momentos en los que nos alegramos de otros nos ayudaban, porque de otra manera no seríamos democracias ahora", afirmó Bettel, quien subrayó que se trata de acoger a 160.000 personas en un continente con 500 millones de ciudadanos. Preguntada hoy acerca de estas cuestión, la Comisión Europea (CE) ha explicado que está trabajando muy de cerca con El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y ha recordado que hay operaciones de reubicación de refugiados de Siria en curso en otros países. "Vemos que el liderazgo que ha mostrado la Comisión Europea (...) ha provocado comentarios de otros líderes en otros países y ha iniciado una discusión también allí sobre solidaridad no solo a escala europea sino también a nivel global", señaló el portavoz comunitario Alexander Winterstein en la rueda de prensa diaria de la institución. "Esto es un reto global y por eso nuestro propio enfoque va más allá de las fronteras europeas e incluye actuar sobre la raíz del problema", añadió. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy que su país dará refugio a 20.000 sirios que huyen de la guerra en su país, en medio de la gravedad de la crisis migratoria que azota a Europa. "Le he ordenado a la vicepresidente política, canciller (Delcy Rodríguez) que se reúna con la comunidad siria y Venezuela va a acoger" a 20.000 "sirios que están en la diáspora", anunció el mandatario durante un Consejo de Ministros que encabezó en el palacio presidencial de Miraflores. (EFE)

Bruselas.- Xavier Bettel, primer ministro de Luxemburgo, propuso que también otros continentes, no solo el europeo, acoja a refugiados que llegan a la Unión Europea (UE) para conseguir una solidaridad mayor entre todos con esas personas.

El mandatario señaló en una entrevista con la cadena de televisión Bel RTL que es importante implicar a los países africanos en esta crisis de refugiados. Por ello la cumbre con esos estados que se celebrará en noviembre en La Valeta será "muy importante", porque allí se abordará "cómo podemos tener un reparto también en otros continentes". "Existen otros continentes. Están Estados Unidos, Rusia también. Considero que sería interesante ver una solidaridad más importante" entre todos, sostuvo Bettel. El primer ministro luxemburgués señaló que a los países que rehúsan asumir su parte de la responsabilidad y que no quieren acoger a demandantes de asilo hay que decirles que "la solidaridad es algo que va en los dos sentidos". Bettel no quiere hablar de egoísmo, pero recalca que la solidaridad es una vía de doble sentido, es decir una vez se recibe y otra se da. "Lo que ocurre es que cierta parte de la población tiene temores. Deben ser respetados. Dejemos de decir a cada instante que si uno tiene miedo es de la extrema derecha. Lo que es importante es explicar a la gente que esas personas que acogemos las vamos a integrar y que no vamos a crear una sociedad paralela", dijo. El mandatario luxemburgués afirmó que es "humano" tener miedo, pero que corresponde a los líderes contrarrestar los temores y explicar que la inmigración puede ser "una oportunidad para nosotros", porque Europa necesita a esas personas a nivel económico. "Esas personas tratan de sobrevivir y Europa también ha experimentado momentos en los que nos alegramos de otros nos ayudaban, porque de otra manera no seríamos democracias ahora", afirmó Bettel, quien subrayó que se trata de acoger a 160.000 personas en un continente con 500 millones de ciudadanos. Preguntada hoy acerca de estas cuestión, la Comisión Europea (CE) ha explicado que está trabajando muy de cerca con El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y ha recordado que hay operaciones de reubicación de refugiados de Siria en curso en otros países. "Vemos que el liderazgo que ha mostrado la Comisión Europea (...) ha provocado comentarios de otros líderes en otros países y ha iniciado una discusión también allí sobre solidaridad no solo a escala europea sino también a nivel global", señaló el portavoz comunitario Alexander Winterstein en la rueda de prensa diaria de la institución. "Esto es un reto global y por eso nuestro propio enfoque va más allá de las fronteras europeas e incluye actuar sobre la raíz del problema", añadió. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy que su país dará refugio a 20.000 sirios que huyen de la guerra en su país, en medio de la gravedad de la crisis migratoria que azota a Europa. "Le he ordenado a la vicepresidente política, canciller (Delcy Rodríguez) que se reúna con la comunidad siria y Venezuela va a acoger" a 20.000 "sirios que están en la diáspora", anunció el mandatario durante un Consejo de Ministros que encabezó en el palacio presidencial de Miraflores. (EFE)