/ viernes 4 de septiembre de 2015

Reporta OIM 7,505 menores no acompañados repatriados al Triángulo Norte 2015

San Salvador.- El jefe de misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para El Salvador, Honduras y Guatemala, Jorge Peraza, reveló hoy que hasta junio de 2015 los menores de edad deportados de México y los Estados Unidos hacia los tres países centroamericanos se estiman en 7.505. Señaló que este flujo de menores no acompañados que retornan a sus países de origen es similar al registrado en los mismos meses del 2014 cuando el Gobierno estadounidense declaró una "crisis humanitaria" por la llegada de 68.631 niños y adolescentes sin sus padres y que mayoritariamente provenían de las referidas naciones. "Hemos venido observando que las tendencias estadísticas para 2015 son bastantes similares (a las de 2014), en algunos casos se ven repuntes", expuso sin detallar las cifras de menores no acompañados retornados registradas entre enero y julio de 2014. Del total de 7.505 menores de edad no acompañados que fueron repatriados por tierra hasta junio anterior, 1.017 son salvadoreños, 1.296 hondureños y 5.192 guatemaltecos. Estos representan aproximadamente más de un 10 por ciento del total de los retornados que, según estimaciones de la OIM, ascienden a 73.954 personas este año. Estadísticas de dicha organización apuntan a que el 94 por ciento de estos niños repatriados han recibido asistencia inmediata de la misma que consiste en alimento, transporte a sus comunidades de origen, ropa, asistencia sicológica, social y médica. "La dinámica migratoria de los tres países sigue siendo bastante intensa, bastante particular", expuso. Destacó que el contexto político que ha vivido Guatemala en las últimas semanas ha "hecho que los procesos de retorno desde México se vean alterados". "Ha habido que establecer diferentes logísticas para acompañar todo el proceso de retorno de los emigrantes, con el lío de que se haga una especie de proceso de acumulación en México, que están a la espera de ser retornados", sostuvo. El jefe de misión de la OIM expuso que la principal razón para la emigración hacia los Estados Unidos sigue siendo la "reunificación familiar". No obstante, apuntó que, específicamente en el caso de El Salvador, "vemos que se está incrementando el número de personas que dicen que emigran por asuntos de violencia". Los salvadoreños repatriados en los primeros 6 meses de 2015 fueron 25.251, mientras que en 2014 sumaban 21.723, un incremento del 16,24 por ciento. "La gente emigra en condiciones muy dramáticas, sometidas a violaciones de sus derechos (...), son grupos en situación de vulnerabilidad que desde la población civil hasta las autoridades se aprovechan de esa situación", señaló Peraza. (EFE)

San Salvador.- El jefe de misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para El Salvador, Honduras y Guatemala, Jorge Peraza, reveló hoy que hasta junio de 2015 los menores de edad deportados de México y los Estados Unidos hacia los tres países centroamericanos se estiman en 7.505. Señaló que este flujo de menores no acompañados que retornan a sus países de origen es similar al registrado en los mismos meses del 2014 cuando el Gobierno estadounidense declaró una "crisis humanitaria" por la llegada de 68.631 niños y adolescentes sin sus padres y que mayoritariamente provenían de las referidas naciones. "Hemos venido observando que las tendencias estadísticas para 2015 son bastantes similares (a las de 2014), en algunos casos se ven repuntes", expuso sin detallar las cifras de menores no acompañados retornados registradas entre enero y julio de 2014. Del total de 7.505 menores de edad no acompañados que fueron repatriados por tierra hasta junio anterior, 1.017 son salvadoreños, 1.296 hondureños y 5.192 guatemaltecos. Estos representan aproximadamente más de un 10 por ciento del total de los retornados que, según estimaciones de la OIM, ascienden a 73.954 personas este año. Estadísticas de dicha organización apuntan a que el 94 por ciento de estos niños repatriados han recibido asistencia inmediata de la misma que consiste en alimento, transporte a sus comunidades de origen, ropa, asistencia sicológica, social y médica. "La dinámica migratoria de los tres países sigue siendo bastante intensa, bastante particular", expuso. Destacó que el contexto político que ha vivido Guatemala en las últimas semanas ha "hecho que los procesos de retorno desde México se vean alterados". "Ha habido que establecer diferentes logísticas para acompañar todo el proceso de retorno de los emigrantes, con el lío de que se haga una especie de proceso de acumulación en México, que están a la espera de ser retornados", sostuvo. El jefe de misión de la OIM expuso que la principal razón para la emigración hacia los Estados Unidos sigue siendo la "reunificación familiar". No obstante, apuntó que, específicamente en el caso de El Salvador, "vemos que se está incrementando el número de personas que dicen que emigran por asuntos de violencia". Los salvadoreños repatriados en los primeros 6 meses de 2015 fueron 25.251, mientras que en 2014 sumaban 21.723, un incremento del 16,24 por ciento. "La gente emigra en condiciones muy dramáticas, sometidas a violaciones de sus derechos (...), son grupos en situación de vulnerabilidad que desde la población civil hasta las autoridades se aprovechan de esa situación", señaló Peraza. (EFE)