/ martes 23 de abril de 2019

Corte reduce condena a Lula da Silva; podría recibir prisión domiciliaria

Según las leyes brasileñas, Lula podría solicitar la prisión domiciliaria una vez que cumpla una sexta parte de la pena, lo que ocurrirá en septiembre

Un tribunal de apelaciones de Brasil redujo este martes la condena por corrupción del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva de 12 años y un mes de cárcel a 8 años y 10 meses, posibilitando que el líder de la izquierda se beneficie en pocos meses de un régimen semiabierto de prisión.

La disminución de la condena, que en la primera instancia fue de nueve años y luego se amplió a doce en la segunda, fue decidida de forma unánime este martes por los cuatro miembros de la Quinta Sala del Tribunal Superior de Justicia.

Esa corte, que actúa como tercera instancia, analizó una larga serie de apelaciones presentadas por la defensa del expresidente, de 73 años, que incluían pedidos hasta para anular la causa, la primera en la que ha sido condenado y por la que ingresó a la prisión el 7 de abril del año pasado.

Los recursos fueron negados uno a uno, pero los jueces fueron unánimes en relación a que la pena dictada en segunda instancia, que aumentó la de la primera, fue "excesiva", por lo que la redujeron a ocho años, diez meses y 20 días.

El camino para la reducción de la pena lo abrió el juez Félix Fischer, instructor de la Quinta Sala, quien llegó al mismo cálculo de condena que los tres magistrados que le siguieron en el voto.

El caso se refiere a la primera pena dictada contra Lula en la segunda instancia, por corrupción pasiva y lavado de dinero, una vez que la Justicia consideró probado que recibió a modo de soborno un apartamento de tres plantas en la ciudad costera de Guarujá, en el estado de Sao Paulo, a cambio de favorecer a la constructora OAS en contratos con Petrobras.

Prisión domiciliaria

Según las leyes brasileñas, Lula podría solicitar la prisión domiciliaria una vez que cumpla una sexta parte de la pena, lo que ahora ocurrirá en septiembre próximo.

Sin embargo, sobre Lula ya pesa una segunda condena a otros 12 años de cárcel en un caso muy similar, pero dictada hasta ahora solamente en primera instancia y aún no confirmada en la segunda, lo que es requisito para ingresar a la prisión.

En caso de que se ratificara esa pena en la segunda instancia, lo que podría ocurrir durante el primer semestre de este año, pudiera verse frustrada la posibilidad de que el exmandatario pase a cumplir lo que resta de su primera condena en su domicilio.

Esa causa, a la que se suman otras seis aún en trámite, se refiere a un asunto casi idéntico al del apartamento en la playa de Guarujá, pues trata de una casa de campo en el interior del estado de Sao Paulo, que también le habría sido entregada a título de soborno.

Desde que fue encarcelado, Lula permanece en una celda especial, de 15 metros cuadrados y adaptada a su condición de expresidente en un edificio de la Policía Federal en Curitiba, ciudad del sur del país en la que tiene sede el tribunal a cargo de la operación Lava Jato contra la corrupción, en el marco de la que fue condenado.

La diputada Gleisi Hoffmann, quien preside el Partido de los Trabajadores (PT), fundado por Lula en 1980, celebró la decisión tomada este martes por el Tribunal Superior de Justicia, aunque reiteró su convicción en torno a la inocencia del exsindicalista.

"Lula es inocente y merece ser absuelto, pero los votos por la reducción de la pena muestran el nivel de persecución y arbitrio que ha sufrido", afirmó Hoffmann, quien citó entre los "victimarios" del exmandatario al ahora ministro de Justicia, Sergio Moro, quien como juez de primera instancia lo condenó a nueve años de cárcel.

En las filas del oficialismo, dirigentes de la base que apoya al Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, uno de los principales antagonistas políticos de Lula, se intentó minimizar la decisión de la Justicia.

"Sigue siendo un condenado. No ha sido absuelto y, dónde sea, será un delincuente cumpliendo una pena por sus crímenes", dijo el diputado Daniel Coelho, jefe del grupo del conservador partido Ciudadanía en la Cámara baja.

Más contundente fue el diputado Luciano Bivar, presidente del Partido Social Liberal (PSL), que sirvió de plataforma electoral a Bolsonaro, quien dijo en forma lacónica que "Lula es solamente un periódico de ayer".

Un tribunal de apelaciones de Brasil redujo este martes la condena por corrupción del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva de 12 años y un mes de cárcel a 8 años y 10 meses, posibilitando que el líder de la izquierda se beneficie en pocos meses de un régimen semiabierto de prisión.

La disminución de la condena, que en la primera instancia fue de nueve años y luego se amplió a doce en la segunda, fue decidida de forma unánime este martes por los cuatro miembros de la Quinta Sala del Tribunal Superior de Justicia.

Esa corte, que actúa como tercera instancia, analizó una larga serie de apelaciones presentadas por la defensa del expresidente, de 73 años, que incluían pedidos hasta para anular la causa, la primera en la que ha sido condenado y por la que ingresó a la prisión el 7 de abril del año pasado.

Los recursos fueron negados uno a uno, pero los jueces fueron unánimes en relación a que la pena dictada en segunda instancia, que aumentó la de la primera, fue "excesiva", por lo que la redujeron a ocho años, diez meses y 20 días.

El camino para la reducción de la pena lo abrió el juez Félix Fischer, instructor de la Quinta Sala, quien llegó al mismo cálculo de condena que los tres magistrados que le siguieron en el voto.

El caso se refiere a la primera pena dictada contra Lula en la segunda instancia, por corrupción pasiva y lavado de dinero, una vez que la Justicia consideró probado que recibió a modo de soborno un apartamento de tres plantas en la ciudad costera de Guarujá, en el estado de Sao Paulo, a cambio de favorecer a la constructora OAS en contratos con Petrobras.

Prisión domiciliaria

Según las leyes brasileñas, Lula podría solicitar la prisión domiciliaria una vez que cumpla una sexta parte de la pena, lo que ahora ocurrirá en septiembre próximo.

Sin embargo, sobre Lula ya pesa una segunda condena a otros 12 años de cárcel en un caso muy similar, pero dictada hasta ahora solamente en primera instancia y aún no confirmada en la segunda, lo que es requisito para ingresar a la prisión.

En caso de que se ratificara esa pena en la segunda instancia, lo que podría ocurrir durante el primer semestre de este año, pudiera verse frustrada la posibilidad de que el exmandatario pase a cumplir lo que resta de su primera condena en su domicilio.

Esa causa, a la que se suman otras seis aún en trámite, se refiere a un asunto casi idéntico al del apartamento en la playa de Guarujá, pues trata de una casa de campo en el interior del estado de Sao Paulo, que también le habría sido entregada a título de soborno.

Desde que fue encarcelado, Lula permanece en una celda especial, de 15 metros cuadrados y adaptada a su condición de expresidente en un edificio de la Policía Federal en Curitiba, ciudad del sur del país en la que tiene sede el tribunal a cargo de la operación Lava Jato contra la corrupción, en el marco de la que fue condenado.

La diputada Gleisi Hoffmann, quien preside el Partido de los Trabajadores (PT), fundado por Lula en 1980, celebró la decisión tomada este martes por el Tribunal Superior de Justicia, aunque reiteró su convicción en torno a la inocencia del exsindicalista.

"Lula es inocente y merece ser absuelto, pero los votos por la reducción de la pena muestran el nivel de persecución y arbitrio que ha sufrido", afirmó Hoffmann, quien citó entre los "victimarios" del exmandatario al ahora ministro de Justicia, Sergio Moro, quien como juez de primera instancia lo condenó a nueve años de cárcel.

En las filas del oficialismo, dirigentes de la base que apoya al Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, uno de los principales antagonistas políticos de Lula, se intentó minimizar la decisión de la Justicia.

"Sigue siendo un condenado. No ha sido absuelto y, dónde sea, será un delincuente cumpliendo una pena por sus crímenes", dijo el diputado Daniel Coelho, jefe del grupo del conservador partido Ciudadanía en la Cámara baja.

Más contundente fue el diputado Luciano Bivar, presidente del Partido Social Liberal (PSL), que sirvió de plataforma electoral a Bolsonaro, quien dijo en forma lacónica que "Lula es solamente un periódico de ayer".

Sociedad

Culiacán se convirtió en pueblo fantasma

Las calles de la capital sinaloense lucieron solas tras la violencia del jueves; pocos salieron a trabajar

Sociedad

Indios son víctimas de trata en México

Las bandas cobran hasta 75 mil dólares por migrante por trasladar a las personas del país asiático hasta EU

Justicia

Exfuncionarios de Mancera desviaron 48 mdp

Se sigue la pista del comisionado de la Reconstrucción y del titular de Seduvi en la etapa de Miguel A. Mancera

Automotriz

Infiniti un top de lujo

La marca japonesa posee una gran oferta en el concurrido mercado de SUV

Automotriz

Suzuki S-Cross, un compacto versátil

El crossover de la firma japonesa sorprende por su manejo eficiente, seguridad y tecnología

Automotriz

Ford Escape 2020, escapa de la rutina

Ofrece un mejor desempeño y dinamismo gracias al motor, la reducción de peso y la aerodinámica mejorada

Cultura

Novela policiaca, con gran auge en México

Mauricio Bares, curador del Encuentro Internacional de Literatura Negra habla del género

Tecnología

¡Cuidado! Robots pueden robar tus datos

La robótica ha traído grandes beneficios a la sociedad, en materia industrial y de investigación, pero hoy en día también significa una amenaza a la seguridad

Automotriz

Mercedes-Benz CLA: Silueta Perfecta

Es uno de los atuendos más elegantes que ha vestido la firma de la estrella en toda su historia