/ miércoles 28 de octubre de 2020

Elecciones EU: Electores tránsfugas

Los estadounidenses no podrán irse a dormir aquel 3 de noviembre con la plena certeza de contar con un candidato presidencial triunfador

No hay plazo que no se cumpla y el próximo martes poco más de 190 millones de ciudadanos estadounidenses deberán acudir a las urnas para emitir su voto. Ello porque 52 millones ya han manifestado su preferencia a través del voto adelantado, el mayor número en los 241 años de vida constitucional de aquel país.

No obstante, los estadounidenses no podrán irse a dormir aquel 3 de noviembre con la plena certeza de contar con un candidato presidencial triunfador, pues si bien sabrán quién aparentemente obtuvo o rebasó los 270 votos electorales necesarios, todavía tomará tiempo formalizar la elección.

El proceso electoral en Estados Unidos consta básicamente de cuatro etapas, de las cuales dos ya se han agotado (celebración de primarias en cada uno de los partidos políticos nacionales y elección de abanderados presidenciales), siendo la tercera la jornada electoral del 3 de noviembre en la que se elegirá no una fórmula ganadora presidente-vicepresidente, sino electores, es decir, personas a las que la ciudadanía encomienda representarla ante el Colegio Electoral que se reunirá el 14 de diciembre para, entonces sí, votar directamente por la dupla ganadora.

El Colegio Electoral (que es la cuarta etapa) no se encuentra contemplado en la Constitución estadounidense, siendo el cuerpo de compromisarios electos encargados únicamente de elegir al presidente y vicepresidente y una vez cumplida esta función, y sin recibir sueldo alguno, desaparece.

Se trata de un método electoral que no se repite en ningún otro país debido a lo crítico que puede representar para todo sistema electoral abrir un período de 40 días de incertidumbre entre la elección de electores y la instalación del Colegio Electoral.

Ello porque si bien la ciudadanía vota por electores que son militantes de alguno de los partidos políticos en disputa y por lo tanto se confía voten en consecuencia por la candidatura respectiva, no están obligados legalmente a hacerlo y existe un antecedente de electores que en ese lapso han cambiado de opinión y votado en otro sentido. A esos electores se les llama tránsfugas (faithless electors).

Se trata de lo sucedido en 1836 cuando 23 electores de Virginia no votaron en favor de Richard Mentor Johnson, siendo candidato a vicepresidente en la dupla con Martin van Buren, por lo que no obtuvo la mayoría suficiente para ser electo como vicepresidente.

En un sistema jurídico donde el precedente constituye la primera fuente del derecho, como lo es el Common law, resulta fundamental que los partidos políticos garanticen la lealtad de sus electores, a fin de que manifiesten nítidamente el sentido del voto para el cual fueron electos.

Una vez que el Colegio Electoral se reúna el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre en la capital de cada uno de los 50 Estados de la Unión y del Distrito de Columbia para registrar su boleta de voto presidencial, será hasta el 6 de enero cuando las boletas sean oficialmente contabilizadas por las dos cámaras reunidas en Congreso General y sean declarados presidente y vicepresidente electos, siendo el 20 de enero de 2021, al medio día, cuando juren su encargo en las escalinatas del Capitolio.

El proceso electoral estadounidense está lejos de concluir el martes 3 de noviembre y requerirá la mayor atención y cuidado posibles en su estricta culminación en favor del respeto a la voluntad popular.

No hay plazo que no se cumpla y el próximo martes poco más de 190 millones de ciudadanos estadounidenses deberán acudir a las urnas para emitir su voto. Ello porque 52 millones ya han manifestado su preferencia a través del voto adelantado, el mayor número en los 241 años de vida constitucional de aquel país.

No obstante, los estadounidenses no podrán irse a dormir aquel 3 de noviembre con la plena certeza de contar con un candidato presidencial triunfador, pues si bien sabrán quién aparentemente obtuvo o rebasó los 270 votos electorales necesarios, todavía tomará tiempo formalizar la elección.

El proceso electoral en Estados Unidos consta básicamente de cuatro etapas, de las cuales dos ya se han agotado (celebración de primarias en cada uno de los partidos políticos nacionales y elección de abanderados presidenciales), siendo la tercera la jornada electoral del 3 de noviembre en la que se elegirá no una fórmula ganadora presidente-vicepresidente, sino electores, es decir, personas a las que la ciudadanía encomienda representarla ante el Colegio Electoral que se reunirá el 14 de diciembre para, entonces sí, votar directamente por la dupla ganadora.

El Colegio Electoral (que es la cuarta etapa) no se encuentra contemplado en la Constitución estadounidense, siendo el cuerpo de compromisarios electos encargados únicamente de elegir al presidente y vicepresidente y una vez cumplida esta función, y sin recibir sueldo alguno, desaparece.

Se trata de un método electoral que no se repite en ningún otro país debido a lo crítico que puede representar para todo sistema electoral abrir un período de 40 días de incertidumbre entre la elección de electores y la instalación del Colegio Electoral.

Ello porque si bien la ciudadanía vota por electores que son militantes de alguno de los partidos políticos en disputa y por lo tanto se confía voten en consecuencia por la candidatura respectiva, no están obligados legalmente a hacerlo y existe un antecedente de electores que en ese lapso han cambiado de opinión y votado en otro sentido. A esos electores se les llama tránsfugas (faithless electors).

Se trata de lo sucedido en 1836 cuando 23 electores de Virginia no votaron en favor de Richard Mentor Johnson, siendo candidato a vicepresidente en la dupla con Martin van Buren, por lo que no obtuvo la mayoría suficiente para ser electo como vicepresidente.

En un sistema jurídico donde el precedente constituye la primera fuente del derecho, como lo es el Common law, resulta fundamental que los partidos políticos garanticen la lealtad de sus electores, a fin de que manifiesten nítidamente el sentido del voto para el cual fueron electos.

Una vez que el Colegio Electoral se reúna el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre en la capital de cada uno de los 50 Estados de la Unión y del Distrito de Columbia para registrar su boleta de voto presidencial, será hasta el 6 de enero cuando las boletas sean oficialmente contabilizadas por las dos cámaras reunidas en Congreso General y sean declarados presidente y vicepresidente electos, siendo el 20 de enero de 2021, al medio día, cuando juren su encargo en las escalinatas del Capitolio.

El proceso electoral estadounidense está lejos de concluir el martes 3 de noviembre y requerirá la mayor atención y cuidado posibles en su estricta culminación en favor del respeto a la voluntad popular.

Sociedad

No cabe ni un alma. Panteón de Acapulco, saturado por Covid-19

De abril a la fecha se han realizado 270 servicios de inhumación en panteón de El Palmar

México

Pfizer solicita a Cofepris registro sanitario para vacuna contra Covid

El subsecretario Hugo López-Gatell confirmó en conferencia que la farmacéutica ya hizo entrega de la solicitud a la comisión

CDMX

Defenderse a sí misma, un calvario para Karla Daniela

Karla Daniela tiene cinco carpetas de investigación por riesgo feminicida, pero aún no logra justicia para ella y su hijo

Mundo

EU y China aprietan a Brasil por red 5G

La relación con Pekín es clave, dice vicepresidente tras los ataques a Huawei y el plan “clean network”

Mundo

Con bicis, Teherán busca convertirse en Ámsterdam

La alcaldía de la capital iraní cuenta con el programa Bdood, que tiene 147 estaciones de bicicletas en autoservicio

Doble Vía

Kult | La infidelidad virtual aumento 160% durante la pandemia

Una encuesta de la plataforma para infieles señala que los mexicanos han extrañado más a su amante que a cualquier otra persona en el confinamiento

Finanzas

China acusa maniobra política en Red Limpia

El Gobierno de México como los mexicanos “saben identificar la verdad de la mentira”, dice la embajada

Finanzas

Urgen estímulos para la economía: Heath

El subgobernador estima que la economía mexicana tardará entre dos y seis años en recuperarse

CDMX

Llega la recta final para modernizar la Línea 1 del Metro

El Sistema de Transporte Colectivo Metro define hoy qué empresa se encargará del proyecto de renovación