/ miércoles 5 de diciembre de 2018

Emmanuel Macron retrocede ante los chalecos amarillos

"Demasiado poco y demasiado tarde", responden los manifestantes; anuncian nueva movilización el sábado

PARÍS, Francia. El gobierno francés retrocedió ayer ante la presión de los chalecos amarillos y se vio obligado a suspender por seis meses el anunciado aumento de combustible que debía entrar en vigor el 1 de enero. Pero el gesto de apaciguamiento, anunciado por el primer ministro Edouard Philippe, fue rechazado por los manifestantes, que mantuvieron las protestas y decidieron volver a manifestar el sábado próximo en París.

Es “demasiado poco y demasiado tarde”, proclaman en todo el país los portavoces improvisados de esa rebelión, iniciada el 17 de noviembre por las redes sociales para impugnar el aumento de impuestos al combustible y que rápidamente incorporó otras sobre poder adquisitivo, condiciones de vida y que -en términos generales- se transformaron en un cuestionamiento global de la política del presidente Emmanuel Macron.

En estos 18 días, los disturbios provocaron en total cuatro muertos y cientos de heridos, entre ellos una decena de efectivos de las fuerzas del orden, según el balance revelado por el primer ministro.

“Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación”, dijo Edouard Philippe para justificar el retroceso del gobierno.

Foto: AFP

El cambio de actitud gubernamental fue radical. Desde que comenzó la protesta, el poder se había mantenido insensible a los reclamos de los manifestantes, a las dos jornadas de extrema violencia que vivió el país, así como a las exhortaciones de casi toda la oposición e incluso de una parte del partido de Macron.

Hasta 48 horas antes, el presidente había reiterado su determinación de “no retroceder”. En nombre de la “coherencia” y la necesidad de acelerar la transición energética, se rehusó a acordar toda moratoria sobre el impuesto a los carburantes.

Pero las escenas de caos del sábado último en París y en varias ciudades del interior del país, así como los nuevos llamados a manifestar el próximo fin de semana, obligaron al gobierno a dar marcha atrás.

La moratoria anunciada por el primer ministro concierne las tres medidas fiscales que debían entrar en vigor el primer día de 2019: la “tasa carbono” aplicada a los combustibles, la convergencia de la fiscalidad del gasoil con la de la gasolina y el aumento del gasoil para los profesionales. Todas serán suspendidas por seis meses.

El gobierno contaba con esa recaudación impositiva para financiar la llamada “transición energética” del país a fin de respetar los objetivos de reducción de gases con efecto invernadero.

Foto: AFP

Sin embargo, consciente de que los manifestantes rechazarían una simple moratoria, Philippe agregó que esas medidas en ningún caso “se aplicarán antes de ser debatidas con todos los sectores interesados”. De esa manera, dejó la puerta abierta a una anulación definitiva.

“Durante ese periodo, queremos identificar y establecer medidas de acompañamiento justas y eficaces”, aseguró.

El gobierno también decidió anular durante ese periodo de concertación los aumentos previstos de gas y electricidad, y prometió estudiar una posible “subvención a la movilidad”, destinada a quienes dependen de sus automóviles para trabajar y se ven particularmente penalizados por los aumentos de combustible.

Sin embargo, después de la intervención de Philippe, los chalecos amarillos hablaban de “migajas”, rechazaron la moratoria y afirmaron que los aumentos deben ser simplemente anulados.

PARÍS, Francia. El gobierno francés retrocedió ayer ante la presión de los chalecos amarillos y se vio obligado a suspender por seis meses el anunciado aumento de combustible que debía entrar en vigor el 1 de enero. Pero el gesto de apaciguamiento, anunciado por el primer ministro Edouard Philippe, fue rechazado por los manifestantes, que mantuvieron las protestas y decidieron volver a manifestar el sábado próximo en París.

Es “demasiado poco y demasiado tarde”, proclaman en todo el país los portavoces improvisados de esa rebelión, iniciada el 17 de noviembre por las redes sociales para impugnar el aumento de impuestos al combustible y que rápidamente incorporó otras sobre poder adquisitivo, condiciones de vida y que -en términos generales- se transformaron en un cuestionamiento global de la política del presidente Emmanuel Macron.

En estos 18 días, los disturbios provocaron en total cuatro muertos y cientos de heridos, entre ellos una decena de efectivos de las fuerzas del orden, según el balance revelado por el primer ministro.

“Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación”, dijo Edouard Philippe para justificar el retroceso del gobierno.

Foto: AFP

El cambio de actitud gubernamental fue radical. Desde que comenzó la protesta, el poder se había mantenido insensible a los reclamos de los manifestantes, a las dos jornadas de extrema violencia que vivió el país, así como a las exhortaciones de casi toda la oposición e incluso de una parte del partido de Macron.

Hasta 48 horas antes, el presidente había reiterado su determinación de “no retroceder”. En nombre de la “coherencia” y la necesidad de acelerar la transición energética, se rehusó a acordar toda moratoria sobre el impuesto a los carburantes.

Pero las escenas de caos del sábado último en París y en varias ciudades del interior del país, así como los nuevos llamados a manifestar el próximo fin de semana, obligaron al gobierno a dar marcha atrás.

La moratoria anunciada por el primer ministro concierne las tres medidas fiscales que debían entrar en vigor el primer día de 2019: la “tasa carbono” aplicada a los combustibles, la convergencia de la fiscalidad del gasoil con la de la gasolina y el aumento del gasoil para los profesionales. Todas serán suspendidas por seis meses.

El gobierno contaba con esa recaudación impositiva para financiar la llamada “transición energética” del país a fin de respetar los objetivos de reducción de gases con efecto invernadero.

Foto: AFP

Sin embargo, consciente de que los manifestantes rechazarían una simple moratoria, Philippe agregó que esas medidas en ningún caso “se aplicarán antes de ser debatidas con todos los sectores interesados”. De esa manera, dejó la puerta abierta a una anulación definitiva.

“Durante ese periodo, queremos identificar y establecer medidas de acompañamiento justas y eficaces”, aseguró.

El gobierno también decidió anular durante ese periodo de concertación los aumentos previstos de gas y electricidad, y prometió estudiar una posible “subvención a la movilidad”, destinada a quienes dependen de sus automóviles para trabajar y se ven particularmente penalizados por los aumentos de combustible.

Sin embargo, después de la intervención de Philippe, los chalecos amarillos hablaban de “migajas”, rechazaron la moratoria y afirmaron que los aumentos deben ser simplemente anulados.

Finanzas

10 empresas van por ampliación de terminal 2 del AICM

La obra se trata de construir nuevas posiciones de contacto con la terminal 2 para que los pasajeros puedan llegar más rápido sin tener que tomar transporte

CDMX

Balacera en paradero de Metro Indios Verdes deja un muerto

De acuerdo con los primeros reportes, una persona falleció dentro de un camión al resistirse a un asalto

Finanzas

Odebrecht acusa denegación de justicia de la Corte

La empresa quiere se analicen sus impugnaciones a las sanciones que le impuso el Gobierno mexicano luego el escándalo que vinculó a Emilio Lozoya

CDMX

Avanza plan para ciclovías en Cuauhtémoc y Azcapotzalco

Un grupo de ciclistas exigió que no se cancele la ciclovía pensada para el tramo del Canal Nacional

CDMX

Laudo de Bomberos por 150 mdp, casi saldado

Juan Pérez Cova, titular del cuerpo, reconoció que es un problema heredado de administraciones anteriores

Finanzas

Bajan los precios de la gasolina y del gas

La baja en el valor del gas y de los productos agropecuarios puede abaratar mercancías alimenticias y restaurantes en los próximos meses

Finanzas

Conflicto de gasoductos acaba la semana próxima

El presidente de la CCE refirió que para alcanzar la meta de crecimiento económico de cuatro por ciento requiere poner atención al desarrollo del sector energético

Justicia

Hay apertura en el caso Robles: Cossío

Dolores Padierna asegura que el juez, quien es su sobrino, es independiente en sus determinaciones

Sociedad

Fracasa la protección a periodistas: ONU

El presidente López Obrador acusa a los columnistas de recibir dinero para vulnerar la imagen de la 4T