/ domingo 7 de junio de 2020

La historia en loop

Las coincidencias son evidentes y hacen preguntar si desperdiciamos los últimos 100 años... Un nuevo orden mundial se cierne sobre el mundo cuya forma final aún está por verse.

Las coincidencias son evidentes y hacen preguntar si desperdiciamos los últimos 100 años. Las mismas preguntas siguen en el aire. ¿Cómo un virus puede brincar de las aves, cerdos o murciélagos a las personas? Un nuevo orden mundial se cierne sobre el mundo cuya forma final aún está por verse...

De alguna manera retrocedimos 100 años en el tiempo. Los paralelismos entre 2020 y el final de la segunda década del Siglo XX se alcanzan a través de los años y nos recuerdan esa costumbre que tiene la historia de repetirse.

Una pandemia marca las horas del día del mundo entero, la raza es causa de discriminación, las tensiones globales escalan, la economía está parada ante el abismo de una crisis y los regímenes dominantes están puestos en duda.

ENEMIGO INVISIBLE

La Primera Guerra Mundial, como catalizadora de estos fenómenos hace 100 años, no encuentra un evento similar en la época actual, sino que en el 2020 se conjugan décadas de conflictos irresueltos, el azar y el curso natural de la cosas.

Del asesinato de George Floyd al maltrato a los Harlem Hellfigthers durante la Gran Guerra, la herida del racismo en los Estados Unidos aún no ha podido ser cerrada. Detestado por su propio ejército, el 369 Regimiento de Infantería compuesto solamente por hombres negros de Nueva York, en un inicio fue relegado a tareas no relacionadas al combate, como limpieza, cocina y excavación de letrinas.

La unidad terminó siendo "prestada" al ejército francés que ya convivía en las trincheras con soldados negros traídos de sus colonias en lo que hoy es Senegal, Algeria y Túnez. La razón para este préstamo fue que varios soldados blancos de los Estados Unidos se negaban a pelear al lado de soldados negros.

Las historias de combate de los Harlem Hellfighters cuentan de una valentía no vista en otras unidades y con el número de bajas más elevadas. De regreso a Nueva York al término de la Guerra en 1918 estos soldados negros fueron segregados y no se les permitió marchar en el desfile triunfal, muchos de ellos murieron sin haber sido condecorados por su gobierno.

Del Covid-19 a la Gripa Española, la humanidad aún pelea la batalla contra el enemigo invisible de las pandemias. Cuando comenzó en Europa durante el último año de la Gran Guerra, la Gripa Española fue minimizada por los gobiernos de todos los países, los cuales no hicieron nada para detenerla hasta muy tarde, recordando la falta de reacción global de los meses de enero y febrero del 2020.

Se estima que entre 50 y 100 millones de personas terminaron pereciendo por la Gripe Española, muchas más que el conflicto bélico que iba terminando. Transportada por todo el mundo por las tropas que regresaban a casa, las historias de personas cayendo en las calles, azules y escupiendo sangre a causa de un mal que les llenaba los pulmones de líquido continuaron incluso hasta la década de los 50.

Las mismas preguntas aún están en el aire. ¿Cómo un virus puede brincar de las aves, cerdos o murciélagos a las personas?, ¿cómo se puede rastrear la enfermedad para evitar más contagios?, ¿cómo erradicamos las pandemias?

De China a la Alemania imperial derrotada, el mundo continúa buscando quién pague los platos rotos, recrudeciendo las tensiones globales. El tratado de Versalles impuso a Alemania el cobro de reparaciones multimillonarias por las pérdidas sufridas durante la Gran Guerra a las naciones aliadas, pero quizá más importante, le obligó a aceptar la completa responsabilidad en el inicio de la Primera Guerra Mundial.

La catástrofe financiera para Alemania y el encono generado no hizo más que aislarla del mundo y sumirla en el caos político que dio paso al ascenso del nazismo y, a la postre, a la Segunda Guerra Mundial.

Aún queda por ver qué posturas se tomarán al término de la pandemia actual, sin embargo ya ha ido asomando la cabeza el revanchismo internacional contra China, con Estados Unidos al frente acusándola de haberla creado en un laboratorio y amenazando con demandarle por su mal manejo de la enfermedad.

En este coro se han ido incluyendo voces en los gobiernos de Alemania, Francia, Australia y Reino Unido, que piden se investigue las acciones del gobierno chino, lo que sentaría las bases para un reclamo por recursos para resarcirles los daños del Covid-19. Esto no ha hecho mas que endurecer la postura china, encerrándola aún más en su Estado autoritario.

De los Estados Unidos al imperialismo europeo, la decadencia de su influencia genera un vacío que nuevos poderes globales se alistan a ocupar. Las grandes familias victorianas que reinaban en Europa y buena parte de Asia y África al inicio de la Gran Guerra habían perdido toda influencia para 1920, de las cenizas del conflicto los Estados Unidos tomaron un rol protagónico al tratar de poner en orden al mundo y exportar su modelo de democracia a todos los rincones.

Hoy esa influencia que le hizo ser la nación más poderosa ha ido perdiendo brillo, no por un conflicto bélico sino por el ascenso del nativismo encarnado por Donald Trump y la ultraderecha norteamericana, los cuales lo han dicho: America First.

Atrás quedaron los acuerdos y las alianzas internacionales, hoy es Estados Unidos enfocado en sí mismo y el mundo está a la espera de ver quién alza la mano primero para llenar ese vacío. Una China empoderada aparece como el mejor candidato, avivando los miedos de una nueva Guerra Fría.

Foto: AFP

De la crisis post-Covid a la recesión post-Guerra Mundial, las economías del mundo batallan para sobrevivir. Con el costo de la guerra a cuestas y la pandemia global presionando la economía, las grandes potencias observaron cómo la falta de empleos, los mercados de valores colapsados, la deflación y la caída en la producción fueron la marca de 1920.

Algunas estimaciones ubican a la Gripe Española como la causa de la caída entre el 6 y el 8% del PIB mundial de 1919 a 1921 debido a la gran cantidad de muertos en edad de trabajar, en tanto que el regreso masivo de soldados a naciones sin posibilidad de darles empleo agravó la situación.

Hoy con negocios paralizados, gente encerrada en sus casas o muriendo por miles, 25 millones de puestos de trabajo están en peligro de perderse a causa del Covid-19, equivalentes al 13% de la fuerza laboral del mundo, en tanto se espera que la economía mundial se contraiga 3 por ciento.

La conjugación de todos estos factores conforma hoy, como lo hizo hace una centuria, el arribo de un nuevo orden mundial que se cierne sobre el mundo, uno surgido de la crisis de nuestros sistemas económicos, políticos y sociales y cuya forma final aún está por verse.

Foto Reuters

En estos momentos se están redefiniendo los conceptos de globalidad económica, gobierno, democracia, raza y libertades civiles.

Las coincidencias son evidentes y hacen preguntar si desperdiciamos los últimos 100 años. La mayor diferencia quizá es que hoy el componente de la insustentabilidad ambiental en nuestras sociedades oscurece aún más el panorama, la cual, dicho sea de paso, es consecuencia directa de la industrialización masiva que le siguió a la Primera Guerra Mundial.

De aquí a 100 años en el futuro queda la pregunta de si estos males continuarán conversándose y si estaremos de nuevo en el loop de nuestra historia; si nos habrán bastado 200 años de aprendizaje para prever un escenario que ya se ha repetido.

Las coincidencias son evidentes y hacen preguntar si desperdiciamos los últimos 100 años. Las mismas preguntas siguen en el aire. ¿Cómo un virus puede brincar de las aves, cerdos o murciélagos a las personas? Un nuevo orden mundial se cierne sobre el mundo cuya forma final aún está por verse...

De alguna manera retrocedimos 100 años en el tiempo. Los paralelismos entre 2020 y el final de la segunda década del Siglo XX se alcanzan a través de los años y nos recuerdan esa costumbre que tiene la historia de repetirse.

Una pandemia marca las horas del día del mundo entero, la raza es causa de discriminación, las tensiones globales escalan, la economía está parada ante el abismo de una crisis y los regímenes dominantes están puestos en duda.

ENEMIGO INVISIBLE

La Primera Guerra Mundial, como catalizadora de estos fenómenos hace 100 años, no encuentra un evento similar en la época actual, sino que en el 2020 se conjugan décadas de conflictos irresueltos, el azar y el curso natural de la cosas.

Del asesinato de George Floyd al maltrato a los Harlem Hellfigthers durante la Gran Guerra, la herida del racismo en los Estados Unidos aún no ha podido ser cerrada. Detestado por su propio ejército, el 369 Regimiento de Infantería compuesto solamente por hombres negros de Nueva York, en un inicio fue relegado a tareas no relacionadas al combate, como limpieza, cocina y excavación de letrinas.

La unidad terminó siendo "prestada" al ejército francés que ya convivía en las trincheras con soldados negros traídos de sus colonias en lo que hoy es Senegal, Algeria y Túnez. La razón para este préstamo fue que varios soldados blancos de los Estados Unidos se negaban a pelear al lado de soldados negros.

Las historias de combate de los Harlem Hellfighters cuentan de una valentía no vista en otras unidades y con el número de bajas más elevadas. De regreso a Nueva York al término de la Guerra en 1918 estos soldados negros fueron segregados y no se les permitió marchar en el desfile triunfal, muchos de ellos murieron sin haber sido condecorados por su gobierno.

Del Covid-19 a la Gripa Española, la humanidad aún pelea la batalla contra el enemigo invisible de las pandemias. Cuando comenzó en Europa durante el último año de la Gran Guerra, la Gripa Española fue minimizada por los gobiernos de todos los países, los cuales no hicieron nada para detenerla hasta muy tarde, recordando la falta de reacción global de los meses de enero y febrero del 2020.

Se estima que entre 50 y 100 millones de personas terminaron pereciendo por la Gripe Española, muchas más que el conflicto bélico que iba terminando. Transportada por todo el mundo por las tropas que regresaban a casa, las historias de personas cayendo en las calles, azules y escupiendo sangre a causa de un mal que les llenaba los pulmones de líquido continuaron incluso hasta la década de los 50.

Las mismas preguntas aún están en el aire. ¿Cómo un virus puede brincar de las aves, cerdos o murciélagos a las personas?, ¿cómo se puede rastrear la enfermedad para evitar más contagios?, ¿cómo erradicamos las pandemias?

De China a la Alemania imperial derrotada, el mundo continúa buscando quién pague los platos rotos, recrudeciendo las tensiones globales. El tratado de Versalles impuso a Alemania el cobro de reparaciones multimillonarias por las pérdidas sufridas durante la Gran Guerra a las naciones aliadas, pero quizá más importante, le obligó a aceptar la completa responsabilidad en el inicio de la Primera Guerra Mundial.

La catástrofe financiera para Alemania y el encono generado no hizo más que aislarla del mundo y sumirla en el caos político que dio paso al ascenso del nazismo y, a la postre, a la Segunda Guerra Mundial.

Aún queda por ver qué posturas se tomarán al término de la pandemia actual, sin embargo ya ha ido asomando la cabeza el revanchismo internacional contra China, con Estados Unidos al frente acusándola de haberla creado en un laboratorio y amenazando con demandarle por su mal manejo de la enfermedad.

En este coro se han ido incluyendo voces en los gobiernos de Alemania, Francia, Australia y Reino Unido, que piden se investigue las acciones del gobierno chino, lo que sentaría las bases para un reclamo por recursos para resarcirles los daños del Covid-19. Esto no ha hecho mas que endurecer la postura china, encerrándola aún más en su Estado autoritario.

De los Estados Unidos al imperialismo europeo, la decadencia de su influencia genera un vacío que nuevos poderes globales se alistan a ocupar. Las grandes familias victorianas que reinaban en Europa y buena parte de Asia y África al inicio de la Gran Guerra habían perdido toda influencia para 1920, de las cenizas del conflicto los Estados Unidos tomaron un rol protagónico al tratar de poner en orden al mundo y exportar su modelo de democracia a todos los rincones.

Hoy esa influencia que le hizo ser la nación más poderosa ha ido perdiendo brillo, no por un conflicto bélico sino por el ascenso del nativismo encarnado por Donald Trump y la ultraderecha norteamericana, los cuales lo han dicho: America First.

Atrás quedaron los acuerdos y las alianzas internacionales, hoy es Estados Unidos enfocado en sí mismo y el mundo está a la espera de ver quién alza la mano primero para llenar ese vacío. Una China empoderada aparece como el mejor candidato, avivando los miedos de una nueva Guerra Fría.

Foto: AFP

De la crisis post-Covid a la recesión post-Guerra Mundial, las economías del mundo batallan para sobrevivir. Con el costo de la guerra a cuestas y la pandemia global presionando la economía, las grandes potencias observaron cómo la falta de empleos, los mercados de valores colapsados, la deflación y la caída en la producción fueron la marca de 1920.

Algunas estimaciones ubican a la Gripe Española como la causa de la caída entre el 6 y el 8% del PIB mundial de 1919 a 1921 debido a la gran cantidad de muertos en edad de trabajar, en tanto que el regreso masivo de soldados a naciones sin posibilidad de darles empleo agravó la situación.

Hoy con negocios paralizados, gente encerrada en sus casas o muriendo por miles, 25 millones de puestos de trabajo están en peligro de perderse a causa del Covid-19, equivalentes al 13% de la fuerza laboral del mundo, en tanto se espera que la economía mundial se contraiga 3 por ciento.

La conjugación de todos estos factores conforma hoy, como lo hizo hace una centuria, el arribo de un nuevo orden mundial que se cierne sobre el mundo, uno surgido de la crisis de nuestros sistemas económicos, políticos y sociales y cuya forma final aún está por verse.

Foto Reuters

En estos momentos se están redefiniendo los conceptos de globalidad económica, gobierno, democracia, raza y libertades civiles.

Las coincidencias son evidentes y hacen preguntar si desperdiciamos los últimos 100 años. La mayor diferencia quizá es que hoy el componente de la insustentabilidad ambiental en nuestras sociedades oscurece aún más el panorama, la cual, dicho sea de paso, es consecuencia directa de la industrialización masiva que le siguió a la Primera Guerra Mundial.

De aquí a 100 años en el futuro queda la pregunta de si estos males continuarán conversándose y si estaremos de nuevo en el loop de nuestra historia; si nos habrán bastado 200 años de aprendizaje para prever un escenario que ya se ha repetido.

Política

Mancera ve tintes políticos en detención de Serna

Miguel Ángel Mancera mencionó que esas van a seguir siendo las herramientas que se van a utilizar, por parte de la autoridad

Justicia

Civiles armados asesinaron a tiros a un hombre en playa Majahua, en Puerto Marqués, Acapulco

Hombres armados llegaron a bordo de una lancha y dispararon contra su víctima en múltiples ocasiones según testigos

Política

Diputados acuerdan lineamientos para posible Parlamento sobre Reforma Eléctrica

Ante la posible creación, los diputados buscan la aprobación de un debate abierto en materia energética

Sociedad

Bajo Observación | Noroeste de México pone el desorden

Durante los últimos dos meses la gran mayoría de los estados de la República se mantuvieron estables o registrando datos históricamente bajos de Covid-19

Gossip

Gepe: Homenaje indie al mainstream

El chileno cuenta que eligió canciones de artistas muy populares para su reciente disco de covers, porque son canciones “inevitables de escuchar”

Moda

La moda, una parte inseparable de nuestra cultura

Especialistas analizan la moda, la indumentaria y los textiles en distintos tiempos de la historia de Iberoamérica

Doble Vía

Un caso ejemplar de ciencia ciudadana

Un proyecto de investigación del agua subterránea en Sudáfrica nos ayuda a ejemplificar el poder de estas iniciativas como factor de desarrollo

Finanzas

#Data | El chile y el tomate, los que más se han encarecido

Esto, en un contexto en el que la inflación general ha pesentado una tendencia al alza durante los últimos meses

Política

Descentralización de secretarías sin avance; no saben cuándo se mudarán

López Obrador llega a mitad de su sexenio sin concretar la reubicación de las entidades federales