/ jueves 13 de mayo de 2021

Hojas de qat, droga que ayuda a los yemeníes a rezar durante el Ramadán

El consumo de qat está tan presente en Yemen que la mayoría de sus habitantes lo mastican a todas horas y en todo tipo de ocasiones

Para los yemeníes es habitual mascar hojas de qat, pero durante el Ramadán emplean esta planta estimulante para mantenerse despiertos por las noches, cuando pueden romper el ayuno, para concentrarse en los rezos tradicionales de este mes sagrado y abstraerse de la dura realidad que vive su país.

"Cuando mastico qat, siento el deseo de rezar y de leer el Corán. Me permite hacerlo durante muchas horas", dice a Efe Tawfiq al Saafani, calígrafo de 42 años y ávido usuario de la droga por antonomasia del Yemen, que tiene efectos similares a la cocaína o a la metanfetamina.

Lejos de sentir pudor al reconocer que masca esta hoja, justifica que el qat le ayuda a potenciar sus niveles de concentración para realizar los ritos durante siete o nueve horas sin interrupciones: "Te permite seguir adelante y no aburrirte", confiesa.

El consumo de qat está tan presente en la sociedad yemení que muchos, como Al Saafani, tienen la sensación de ser menos productivos si se abstienen de mascar durante sus horas de trabajo, una sensación que en Ramadán puede acrecentarse por el ayuno diurno.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 90 por ciento de los hombres yemeníes masca qat a diario, mientras que en las mujeres el porcentaje es inferior (73 por ciento) y entre los niños menores de 12 años no supera el 20.

UNA TRADICIÓN PROFUNDAMENTE ARRAIGADA

En Yemen, el consumo de qat no es sinónimo de drogarse, a pesar de que esta planta sea ilegal en la mayoría de países del mundo.

Según Mohamed al Zawm, un miembro la cámara alta del Parlamento yemení, "el consumo de qat todavía se considera el eje y la esencia de la vida social del Yemen".

"La gente no se reúne para celebrar ocasiones como matrimonios o funerales sin mascar", dice el parlamentario, reconociendo también su adicción: "Cuando no mastico, me siento perezoso".

Sin embargo, el consumo varía durante el Ramadán, puesto que solo se puede empezar a masticar a partir de la puesta de sol, cuando se rompe el ayuno, y hasta el alba, ya que en las horas diurnas los fieles deben abstenerse de ingerir alimentos y otras sustancias, incluido el tabaco.

El qat los mantiene despiertos durante largas horas / Foto: EFE

Eso sí, al caer la noche el qat pasa por casi todas las mandíbulas del Yemen, puesto que permite mantenerse despierto durante largas horas para poder realizar todas las actividades prohibidas durante el día, rezar y posteriormente caer rendido en la cama al amanecer.

Hasta los años sesentas, masticar su hoja era un lujo asequible para los más ricos, pero desde entonces los funcionarios de alto rango y las personas más necesitadas comparten esta adicción, a la que tienen acceso por menos de un dólar estadounidense.

ESCAPAR DE LA REALIDAD

El qat es especialmente atractivo por sus efectos gratificantes, como la euforia, la mejora de la autoestima y de la confianza en uno mismo, que ayuda a los consumidores a deshacerse temporalmente de la depresión, escapar de la realidad y olvidar las duras circunstancias en las que vive el Yemen después de seis años de guerra.

Mascar no solo se limita a los hogares, pues los yemeníes consumen en las oficinas de trabajo, talleres, tiendas, aceras o mientras conducen un vehículo.

Para algunos, masticar es incluso más importante que alimentarse, como es el caso de Ahmed Omar, un comerciante de 21 años que asegura que esta droga es su "comida principal" y que, si no la consume no puede trabajar ni dormir, y tiene pesadillas por las noches.

"Puedo vivir sin pan, pero no sin qat", asegura al tiempo que se fuma un cigarrillo tras salir del mercado en el que ha comprado su dosis diaria. "El qat para mí es como el combustible para un coche. No puedo arrancar sin él".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Para los yemeníes es habitual mascar hojas de qat, pero durante el Ramadán emplean esta planta estimulante para mantenerse despiertos por las noches, cuando pueden romper el ayuno, para concentrarse en los rezos tradicionales de este mes sagrado y abstraerse de la dura realidad que vive su país.

"Cuando mastico qat, siento el deseo de rezar y de leer el Corán. Me permite hacerlo durante muchas horas", dice a Efe Tawfiq al Saafani, calígrafo de 42 años y ávido usuario de la droga por antonomasia del Yemen, que tiene efectos similares a la cocaína o a la metanfetamina.

Lejos de sentir pudor al reconocer que masca esta hoja, justifica que el qat le ayuda a potenciar sus niveles de concentración para realizar los ritos durante siete o nueve horas sin interrupciones: "Te permite seguir adelante y no aburrirte", confiesa.

El consumo de qat está tan presente en la sociedad yemení que muchos, como Al Saafani, tienen la sensación de ser menos productivos si se abstienen de mascar durante sus horas de trabajo, una sensación que en Ramadán puede acrecentarse por el ayuno diurno.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 90 por ciento de los hombres yemeníes masca qat a diario, mientras que en las mujeres el porcentaje es inferior (73 por ciento) y entre los niños menores de 12 años no supera el 20.

UNA TRADICIÓN PROFUNDAMENTE ARRAIGADA

En Yemen, el consumo de qat no es sinónimo de drogarse, a pesar de que esta planta sea ilegal en la mayoría de países del mundo.

Según Mohamed al Zawm, un miembro la cámara alta del Parlamento yemení, "el consumo de qat todavía se considera el eje y la esencia de la vida social del Yemen".

"La gente no se reúne para celebrar ocasiones como matrimonios o funerales sin mascar", dice el parlamentario, reconociendo también su adicción: "Cuando no mastico, me siento perezoso".

Sin embargo, el consumo varía durante el Ramadán, puesto que solo se puede empezar a masticar a partir de la puesta de sol, cuando se rompe el ayuno, y hasta el alba, ya que en las horas diurnas los fieles deben abstenerse de ingerir alimentos y otras sustancias, incluido el tabaco.

El qat los mantiene despiertos durante largas horas / Foto: EFE

Eso sí, al caer la noche el qat pasa por casi todas las mandíbulas del Yemen, puesto que permite mantenerse despierto durante largas horas para poder realizar todas las actividades prohibidas durante el día, rezar y posteriormente caer rendido en la cama al amanecer.

Hasta los años sesentas, masticar su hoja era un lujo asequible para los más ricos, pero desde entonces los funcionarios de alto rango y las personas más necesitadas comparten esta adicción, a la que tienen acceso por menos de un dólar estadounidense.

ESCAPAR DE LA REALIDAD

El qat es especialmente atractivo por sus efectos gratificantes, como la euforia, la mejora de la autoestima y de la confianza en uno mismo, que ayuda a los consumidores a deshacerse temporalmente de la depresión, escapar de la realidad y olvidar las duras circunstancias en las que vive el Yemen después de seis años de guerra.

Mascar no solo se limita a los hogares, pues los yemeníes consumen en las oficinas de trabajo, talleres, tiendas, aceras o mientras conducen un vehículo.

Para algunos, masticar es incluso más importante que alimentarse, como es el caso de Ahmed Omar, un comerciante de 21 años que asegura que esta droga es su "comida principal" y que, si no la consume no puede trabajar ni dormir, y tiene pesadillas por las noches.

"Puedo vivir sin pan, pero no sin qat", asegura al tiempo que se fuma un cigarrillo tras salir del mercado en el que ha comprado su dosis diaria. "El qat para mí es como el combustible para un coche. No puedo arrancar sin él".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

México

Investigadores de Conacyt desviaron más de 471 mdp: FGR

La Fiscalía señala que los investigadores usaron el dinero destinado a ciencia para sueldos, y acusa que un juez desechó la denuncia

CDMX

Fecha de vacunación para los de 18 a 29 años en Coyoacán, Álvaro Obregón, Azcapotzalco e Iztapalapa

Se prevé que esta semana se alcance un total de 959 mil 003 vacunas aplicadas en la Ciudad de México

Sociedad

Niegan vacunas Covid a 3 de cada 10 niños que interponen demanda

De los 260 recursos para aplicar la dosis a menores, 87 habrían sido denegados por instancias judiciales

Sociedad

La primera vez lo salvó su madre, ahora Hervey necesita otro trasplante para vivir

El joven originario de Gómez Palacio, Durango, fue operado en el Instituto Mexicano del Seguro Social tras recibir de su mamá la donación de un riñón

Doble Vía

¿Cruzar el Cañón del Sumidero en la cuerda floja? Alexander Schulz va por otro récord

La cita es el próximo 29 de noviembre y el evento se transmitirá a todo el mundo, confirmó la Sectur

Gossip

Rebelde, Oscuro Deseo, Stranger Things y más: lo que viene para Netflix en 2021

La plataforma realizó un evento global para fans donde mostró algunos de sus próximos estrenos, entre ellos la nueva versión de la telenovela mexicana

Sociedad

¿Tu certificado de vacunación anticovid tiene errores? Así puedes corregirlos

Si al revisar la información de tu certificado de vacunación encuentras un error, no entres en pánico, hay solución y aquí te explicaremos cómo puedes corregirlo

Política

Retoman gobierno y oposición venezolana negociaciones en México

La delegación del diálogo venezolano presidida por el plenipotenciario Jorge Rodríguez arribó a la Ciudad de México para continuar la ronda de negociaciones con la plataforma unitaria de la oposición

Sociedad

Detienen a 14 militares mexicanos en el puente internacional entre Juárez y El Paso

La CBP confirmó que a 14 militares mexicanos se les detuvo, quienes les informaron que "no se dieron cuenta de que habían ingresado a Estados Unidos"