/ miércoles 24 de junio de 2020

Hospital de Chile permite el último adiós entre familiar y víctima de Covid-19

Una mujer acarició los rizos grises de su padre, sujetó su cabeza y presionó su boca tan cerca de su mejilla como pudo, el fin se acercó y la despedida ocurrió

Con guantes de látex azul y una mascarilla, la mujer acarició los rizos grises de su padre, sujetó su cabeza y presionó su boca tan cerca de su mejilla como pudo.

Los médicos en Santiago lucharon durante semanas para salvar la vida de "don Jaime", de 76 años, pero la semana pasada reconocieron que no podrían ayudarlo a superar el coronavirus y permitieron a su familia llegar al hospital para despedirse.

Foto: Reuters

En todo el mundo, la necesidad de frenar la propagación del virus ha impedido que los pacientes puedan ver a sus familias al final de sus vidas. Una de las mayores crueldades de la pandemia que ha dejado casi medio millón de muertos en el mundo es que muchas personas han fallecido solas, apenas con la suerte de despedirse a través de una pantalla de tablet o celular.

Sin embargo, los jefes médicos del Hospital Clínico de la Universidad de Chile en Santiago decidieron permitir visitas familiares y, siempre que sea posible, crear un espacio para una despedida al final de sus días.

Los visitantes son examinados para detectar el coronavirus y reciben el mismo equipo de protección utilizado por los médicos, antes de ser guiados a las salas de vidrio selladas donde se alojan los pacientes con Covid-19. Hasta ahora, la UCI del hospital ha evitado cualquier caso de contagio entre su personal.

"Nosotros somos una unidad muy preocupada no solo por los pacientes sino por las familias también y en general tratamos de fomentar harto la presencia de la familia acompañando a los pacientes", dijo Carlos Romero, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital.

Foto: Reuters

América Latina es ahora el epicentro de la pandemia y Chile es una de las naciones más afectadas, con varios miles de casos diarios y más de 4 mil 500 muertes confirmadas. El hospital donde trabaja el doctor Romero está en el empobrecido barrio de Independencia, que tiene uno de los mayores índices de casos y mortalidad de Santiago.

A pesar de convertir las salas y reforzar las camas de cuidados críticos de 50 a 140 desde el brote del virus en marzo, los médicos del hospital advierten que si el número de pacientes continúa aumentando, no tendrán capacidad para tratarlos.

Foto: Reuters

La especialidad de Romero, médico intensivista, es escasa en Chile y él es solo uno de los seis que supervisan la atención de todos los pacientes críticos de su hospital. Sin embargo, todos los días al mediodía llama por teléfono a las familias de los pacientes para actualizarlos, dijo a Reuters durante una visita reciente.

"Lo importante es que en el momento final nosotros nos sintamos tranquilos de que hicimos todo lo que podíamos para tratar de salvarlo y si finalmente ya no se puede, entonces ahora los vamos a acompañar, vamos a preocupar de que no les duela, que esté tranquilo, que la familia sepa, que ojalá les acompañe, aunque sea por un momento", relató.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Con guantes de látex azul y una mascarilla, la mujer acarició los rizos grises de su padre, sujetó su cabeza y presionó su boca tan cerca de su mejilla como pudo.

Los médicos en Santiago lucharon durante semanas para salvar la vida de "don Jaime", de 76 años, pero la semana pasada reconocieron que no podrían ayudarlo a superar el coronavirus y permitieron a su familia llegar al hospital para despedirse.

Foto: Reuters

En todo el mundo, la necesidad de frenar la propagación del virus ha impedido que los pacientes puedan ver a sus familias al final de sus vidas. Una de las mayores crueldades de la pandemia que ha dejado casi medio millón de muertos en el mundo es que muchas personas han fallecido solas, apenas con la suerte de despedirse a través de una pantalla de tablet o celular.

Sin embargo, los jefes médicos del Hospital Clínico de la Universidad de Chile en Santiago decidieron permitir visitas familiares y, siempre que sea posible, crear un espacio para una despedida al final de sus días.

Los visitantes son examinados para detectar el coronavirus y reciben el mismo equipo de protección utilizado por los médicos, antes de ser guiados a las salas de vidrio selladas donde se alojan los pacientes con Covid-19. Hasta ahora, la UCI del hospital ha evitado cualquier caso de contagio entre su personal.

"Nosotros somos una unidad muy preocupada no solo por los pacientes sino por las familias también y en general tratamos de fomentar harto la presencia de la familia acompañando a los pacientes", dijo Carlos Romero, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital.

Foto: Reuters

América Latina es ahora el epicentro de la pandemia y Chile es una de las naciones más afectadas, con varios miles de casos diarios y más de 4 mil 500 muertes confirmadas. El hospital donde trabaja el doctor Romero está en el empobrecido barrio de Independencia, que tiene uno de los mayores índices de casos y mortalidad de Santiago.

A pesar de convertir las salas y reforzar las camas de cuidados críticos de 50 a 140 desde el brote del virus en marzo, los médicos del hospital advierten que si el número de pacientes continúa aumentando, no tendrán capacidad para tratarlos.

Foto: Reuters

La especialidad de Romero, médico intensivista, es escasa en Chile y él es solo uno de los seis que supervisan la atención de todos los pacientes críticos de su hospital. Sin embargo, todos los días al mediodía llama por teléfono a las familias de los pacientes para actualizarlos, dijo a Reuters durante una visita reciente.

"Lo importante es que en el momento final nosotros nos sintamos tranquilos de que hicimos todo lo que podíamos para tratar de salvarlo y si finalmente ya no se puede, entonces ahora los vamos a acompañar, vamos a preocupar de que no les duela, que esté tranquilo, que la familia sepa, que ojalá les acompañe, aunque sea por un momento", relató.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Justicia

Trasladan a 500 reos del Cefereso de Huimanguillo a diferentes penales del país

Mario Aburto, y el ‘Pelón de Playas’, entre los reclusos que fueron trasladados a los penales federales

Política

Yeidckol Polevnsky también tiene Covid-19

La morenista detalló "que ya le están realizando todos los estudios necesarios"

México

Salud emite alerta de viajes internacionales ante riesgo por pandemia

La dependencia pidió a la población evitar viajes internacionales no esenciales

Justicia

Trasladan a 500 reos del Cefereso de Huimanguillo a diferentes penales del país

Mario Aburto, y el ‘Pelón de Playas’, entre los reclusos que fueron trasladados a los penales federales

Finanzas

UIF vigilará licitaciones del Tren Maya

Con este convenio los organismos reforzarán medidas de prevención y combate a los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita

CDMX

Murieron 128 peces por disminución de agua en el lago, explica Sedema

Una fuga en la tubería que abastece al Lago Mayor de la Segunda Sección hizo que bajara el nivel de agua, lo que a su vez redujo el oxígeno afectando a las poblaciones acuáticas

Política

Yeidckol Polevnsky también tiene Covid-19

La morenista detalló "que ya le están realizando todos los estudios necesarios"

CDMX

Fiscalía de la CDMX resguarda máquinas de diálisis robadas

Son 20 aparatos que fueron localizados en un local de la colonia Obrera

Sociedad

Durango cierra antros, salones de fiestas y museos ante aumento de casos por Covid

El gobierno estatal emitió nuevas medidas para frenar los contagios a causa del virus