/ lunes 13 de abril de 2020

Incendio en Chernóbil, a dos kilómetros de los depósitos con residuos radiactivos

Los bomberos llevan diez días intentando sofocar el incendio, pero que debido al fuerte viento reinante el fuego sigue avanzando

El incendio que estalló hace diez días en la zona de exclusión de la central nuclear de Chernóbil alcanzó la localidad de Prípiat y se encuentra a dos kilómetros de los depósitos con residuos radiactivos de la planta que sufrió en 1986 la mayor catástrofe atómica de la historia, según informó hoy un activista.

"La situación es crítica. La zona está en llamas. Las autoridades rinden cuentas de que todo está bajo control, pero en realidad el fuego está invadiendo de manera inusitada nuevos territorios", escribió Yaroslav Yemeliánenko, miembro del consejo público adscrito a la Agencia Estatal para la Gestión de la Zona de Exclusión, en su cuenta de Facebook.

Yemeliánenko subrayó que el fuego ya alcanzó Prípiat, la localidad donde vivían las familias de los operadores de la central cuando se averió el cuarto reactor el 26 de abril de 1986 y que ahora es una ciudad fantasma.

Además, agregó, el incendio se encuentra a menos de dos kilómetros de los depósitos de residuos radiactivos "Podlesni", donde están los residuos más altamente radiactivos de toda la zona de Chernóbil y de la misma planta.

Alertó que los bomberos llevan diez días intentando sofocar el incendio, pero que debido al fuerte viento reinante el fuego sigue avanzando en dirección a la central.

En cambio, el Servicio Estatal para Situaciones de Emergencia de Ucrania informó de que el fuego que se declaró en una zona boscosa de la zona de exclusión ya fue sofocado y que lo único que quedan son algunos focos aislados.

También precisó que el nivel de radiación en la zona de exclusión no ha variado y en la zona de Kiev y sus alrededores los niveles también están por debajo de la norma.

Según las autoridades, casi medio centenar de operarios trabajan en la extinción del fuego, lo que incluye hidroaviones y helicópteros antiincendios.

En los últimos días activistas se dedicaron a cavar trincheras y hacer cortafuegos para evitar que el fuego alcance la zona de la central, donde un moderno sarcófago cubre desde 2016 el averiado cuarto reactor y, según sus constructores, garantizará su seguridad durante los próximos cien años.

El 6 de abril las autoridades informaron sobre la detención de un hombre, quien confesó que había prendido fuego a la hierba por diversión y que el incendio se le fue de las manos.

En 2017 los servicios de emergencia ucranianos ya tuvieron que sofocar una humareda procedente del tercer reactor, cerrado en diciembre de 2000.

En los últimos meses se ha disparado el número de turistas que visitan la zona, que en agosto había alcanzado los 75.000 visitantes atraídos por el turismo extremo y la serie de televisión "Chernóbil".

De acuerdo con evaluaciones oficiales, la explosión ocurrida en Chernóbil esparció hasta 200 toneladas de material con una radiactividad de 50 millones de curies, equivalente a 500 bombas atómicas como la lanzada en Hiroshima.

La radiación continúa afectando a miles de habitantes de Bielorrusia, Ucrania y Rusia, donde se halla el 70 % de los casi 200.000 kilómetros cuadrados de terrenos contaminados.


Te recomendamos ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny


El incendio que estalló hace diez días en la zona de exclusión de la central nuclear de Chernóbil alcanzó la localidad de Prípiat y se encuentra a dos kilómetros de los depósitos con residuos radiactivos de la planta que sufrió en 1986 la mayor catástrofe atómica de la historia, según informó hoy un activista.

"La situación es crítica. La zona está en llamas. Las autoridades rinden cuentas de que todo está bajo control, pero en realidad el fuego está invadiendo de manera inusitada nuevos territorios", escribió Yaroslav Yemeliánenko, miembro del consejo público adscrito a la Agencia Estatal para la Gestión de la Zona de Exclusión, en su cuenta de Facebook.

Yemeliánenko subrayó que el fuego ya alcanzó Prípiat, la localidad donde vivían las familias de los operadores de la central cuando se averió el cuarto reactor el 26 de abril de 1986 y que ahora es una ciudad fantasma.

Además, agregó, el incendio se encuentra a menos de dos kilómetros de los depósitos de residuos radiactivos "Podlesni", donde están los residuos más altamente radiactivos de toda la zona de Chernóbil y de la misma planta.

Alertó que los bomberos llevan diez días intentando sofocar el incendio, pero que debido al fuerte viento reinante el fuego sigue avanzando en dirección a la central.

En cambio, el Servicio Estatal para Situaciones de Emergencia de Ucrania informó de que el fuego que se declaró en una zona boscosa de la zona de exclusión ya fue sofocado y que lo único que quedan son algunos focos aislados.

También precisó que el nivel de radiación en la zona de exclusión no ha variado y en la zona de Kiev y sus alrededores los niveles también están por debajo de la norma.

Según las autoridades, casi medio centenar de operarios trabajan en la extinción del fuego, lo que incluye hidroaviones y helicópteros antiincendios.

En los últimos días activistas se dedicaron a cavar trincheras y hacer cortafuegos para evitar que el fuego alcance la zona de la central, donde un moderno sarcófago cubre desde 2016 el averiado cuarto reactor y, según sus constructores, garantizará su seguridad durante los próximos cien años.

El 6 de abril las autoridades informaron sobre la detención de un hombre, quien confesó que había prendido fuego a la hierba por diversión y que el incendio se le fue de las manos.

En 2017 los servicios de emergencia ucranianos ya tuvieron que sofocar una humareda procedente del tercer reactor, cerrado en diciembre de 2000.

En los últimos meses se ha disparado el número de turistas que visitan la zona, que en agosto había alcanzado los 75.000 visitantes atraídos por el turismo extremo y la serie de televisión "Chernóbil".

De acuerdo con evaluaciones oficiales, la explosión ocurrida en Chernóbil esparció hasta 200 toneladas de material con una radiactividad de 50 millones de curies, equivalente a 500 bombas atómicas como la lanzada en Hiroshima.

La radiación continúa afectando a miles de habitantes de Bielorrusia, Ucrania y Rusia, donde se halla el 70 % de los casi 200.000 kilómetros cuadrados de terrenos contaminados.


Te recomendamos ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny


Justicia

Liberan a detenido por asesinato de periodistas en Veracruz tras error en arresto

La Fiscalía liberó al sospechoso luego de que se aclarará que era un caso de homonimia

Mundo

Unión Europea dará 9 mil millones de euros para la reconstrucción de Ucrania

El apoyo tendrá como objetivo la reconstrucción del país, donde deberán participar todos los integrantes de la UE

CDMX

Tlalpan lidera el robo de gasolina en CDMX

En la última década, Tlalpan ha concentrado el reporte de estas tomas ilegales, según el reporte histórico de Pemex

Mundo

Unión Europea dará 9 mil millones de euros para la reconstrucción de Ucrania

El apoyo tendrá como objetivo la reconstrucción del país, donde deberán participar todos los integrantes de la UE

Gossip

Polémica rodea al primer día en Cannes

Una película inaugural poco satisfactoria, acusaciones de plagio y cambios en la cúpula del certamen, la marca

Gossip

Realizan homenaje póstumo a Gregorio Rocha

La UNAM proyectará en el Centro Cultural Universitario y el Museo del Chopo Los rollos perdidos de Pancho Villa, la película más conocida del realizador fallecido en un accidente carretero

Gossip

Se unen los hermanos De la Parra en un disco

El cantante Mane de la Parra produjo un disco junto con la directora Alondra de la Parra, que presenta los clásicos mexicanos interpretados con sinfónica

Mundo

Crece interés por píldoras abortivas en EU

La doctora Rebecca Gomperts, quien ha dedicado años a la lucha de las  mujeres por el acceso al aborto alrededor del mundo, asegura que en ese país ha aumentado el interés por este tipo de procedimientos

Literatura

Autores detrás de Carmen Mola, hablan de la novela que les hizo ganar el Premio Planeta

La bestia es también la novela firmada por Carmen Mola, seudónimo de Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Santos Mercero