/ martes 27 de noviembre de 2018

Occidente, aprueba por Ucrania

La tensión político militar está en su nivel más crítico y Europa y EU llaman a la contención; Rusia rechaza la liberación de navíos y marinos en el estrecho de Kerch

PARÍS, Francia. Una atmósfera de extrema tensión se respiraba anoche en Europa como consecuencia de la crisis político- militar provocada por el grave incidente naval entre Ucrania y Rusia en el estratégico estrecho de Kertch, que controla el acceso al mar de Azov.

Alarmado por la evolución de la situación, la OTAN se reunió en Bruselas con una delegación enviada por las autoridades de Kiev, mientras que el Consejo de la Seguridad de la ONU se reunió en Nueva York de manera urgente.

Al mismo tiempo, el presidente ucraniano Petro Porochenko instauró la ley marcial por una duración de dos meses, aunque esa medida debe ser aprobada por el Parlamento para entrar en aplicación. También colocó a las fuerzas armadas en estado de alerta y pidió ayuda internacional para defender su integridad territorial y responder a la “agresión rusa”.

Foto: EFE

La crisis estalló el domingo cuando unidades navales rusas embistieron y capturaron tres embarcaciones de la marina ucraniana en el estrecho de Kertch y tomaron como prisioneros a más de 20 marinos.

El choque entre ambos países era previsible, teniendo en cuenta las medidas de intimidación adoptadas por Moscú después de la anexión de Crimea, en 2014. A pesar del tratado de 2002, el Kremlin transformó poco a poco el mar de Azov en un lago interior ruso.

Después de 24 horas explosivas, consciente de que esa crisis podía perturbar su encuentro con Donald Trump en la cumbre del G20 en Buenos Aires, el presidente ruso Vladimir Putin decidió ayer apaciguar la tensión y ordenó la reapertura del tránsito marítimos por el estrecho, pero no devolvió los buques ni los marinos ucranianos capturados, como exigen las autoridades de Kiev.

Foto: Especial

Los kremlinólogos conjeturan que la intención de Putin no era lanzar una nueva fase de expansión en Ucrania.

La experiencia posterior a la anexión de Crimea le demostró que el precio a pagar por ese tipo de aventuras puede ser demasiado elevado. Pero, en vísperas de su reunión con el presidente estadounidense, el incidente de Kertch es un claro mensaje de que Rusia conserva intacta su capacidad de daño en una de las regiones más sensibles de Europa.

PARÍS, Francia. Una atmósfera de extrema tensión se respiraba anoche en Europa como consecuencia de la crisis político- militar provocada por el grave incidente naval entre Ucrania y Rusia en el estratégico estrecho de Kertch, que controla el acceso al mar de Azov.

Alarmado por la evolución de la situación, la OTAN se reunió en Bruselas con una delegación enviada por las autoridades de Kiev, mientras que el Consejo de la Seguridad de la ONU se reunió en Nueva York de manera urgente.

Al mismo tiempo, el presidente ucraniano Petro Porochenko instauró la ley marcial por una duración de dos meses, aunque esa medida debe ser aprobada por el Parlamento para entrar en aplicación. También colocó a las fuerzas armadas en estado de alerta y pidió ayuda internacional para defender su integridad territorial y responder a la “agresión rusa”.

Foto: EFE

La crisis estalló el domingo cuando unidades navales rusas embistieron y capturaron tres embarcaciones de la marina ucraniana en el estrecho de Kertch y tomaron como prisioneros a más de 20 marinos.

El choque entre ambos países era previsible, teniendo en cuenta las medidas de intimidación adoptadas por Moscú después de la anexión de Crimea, en 2014. A pesar del tratado de 2002, el Kremlin transformó poco a poco el mar de Azov en un lago interior ruso.

Después de 24 horas explosivas, consciente de que esa crisis podía perturbar su encuentro con Donald Trump en la cumbre del G20 en Buenos Aires, el presidente ruso Vladimir Putin decidió ayer apaciguar la tensión y ordenó la reapertura del tránsito marítimos por el estrecho, pero no devolvió los buques ni los marinos ucranianos capturados, como exigen las autoridades de Kiev.

Foto: Especial

Los kremlinólogos conjeturan que la intención de Putin no era lanzar una nueva fase de expansión en Ucrania.

La experiencia posterior a la anexión de Crimea le demostró que el precio a pagar por ese tipo de aventuras puede ser demasiado elevado. Pero, en vísperas de su reunión con el presidente estadounidense, el incidente de Kertch es un claro mensaje de que Rusia conserva intacta su capacidad de daño en una de las regiones más sensibles de Europa.

CDMX

Colonia Portales en alerta por fuga de amoniaco en una fábrica

El incidente ocurrió en la calle Balboa 504 y Avenida Presidentes; solo se registra un herido

Sociedad

Habrá paro total en el ITAM por muerte de la estudiante Fernanda

Alumnos realizaron un homenaje con girasoles y vestidos de negro; PGJ señala que no hay investigación del caso

México

SSP realiza depuración de funcionarios ligados con García Luna

El secretario Alfonso Durazo adelantó que se tienen identificadas las áreas donde se encuentran estos mandos o funcionarios de alto nivel

Virales

Las playlist más mexicanas y raras de Spotify

Las playlist van desde "Música para planchar", "Música para mujeres dolidas”, "Canciones tristes para sentirte más triste", entre otras

Doble Vía

Estos son los ganadores de The Game Awards 2019

The Game Awards es considerado como los premios Oscar del mundo de los videojuegos.

Política

Acuerdo del T-MEC se alcanzó por buena relación con Trump: AMLO

"Todos apostaban que iba yo a pelearme con Donald Trump", pero "nos hemos entendido y esto ha sido bueno", expresó en Tabasco

CDMX

Colonia Portales en alerta por fuga de amoníaco en una fábrica

El incidente ocurrió en la calle Balboa 504 y Avenida Presidentes; solo se registra un herido