/ martes 20 de octubre de 2020

ONU confía que reunión del 5+5 desbloqueará conflicto libio

La ONU espera que la reunión del Consejo Militar libio 5+5 sirva para recuperar el diálogo político bilateral al más alto nivel

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) espera que la reunión del Consejo Militar libio 5+5, que se celebra en Ginebra tras meses de bloqueo, sirva para recuperar el diálogo político bilateral al más alto nivel, obstruido desde el malogrado proceso de Sjirat en 2015.

La reunión, en la que se sientan responsables militares del Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en Trípoli (GNA) y del Ejecutivo no reconocido en el este, que tutela el mariscal Jalifa Hafter, arrancó el lunes en la ciudad helvética en presencia de la jefa de la misión especial de Naciones Unidas (UNSMIL), Stephanie Williams, quien dirige un intento de entendimiento que tratan de condicionar Turquía y Rusia.

"Creemos que existen muchas opciones de éxito. Se ha producido una ventana de oportunidad que debemos aprovechar" para pacificar un conflicto que ha segado ya la vida de más de 8 mil personas, explicó la UNSMIL.

"El encuentro preliminar de Hurgada (ciudad egipcia) rompió un bloqueo que duraba meses y ahora esperamos que permita recuperar el diálogo político", agregó.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias


La cita en el balneario del Mar Rojo permitió apaciguar la tensión en la línea del frente, establecida en el eje que forman la ciudad costera de Sirte y el oasis de Al Jufrah, principal base avanzada de Hafter.

Y reabrir las conexiones tanto terrestres como aéreas, incluida la reanudación de los vuelos directos entre Trípoli y Bengasi, capital del este.

NO AL DIÁLOGO CON HAFTER


Pese a estos avances, las reticencias a entablar un diálogo directo parecen aún firmes, en especial entre los diferentes líderes militares asociados al GNA, contrarios a negociar con Hafter.

Al tiempo que arrancaba el encuentro en Ginebra, generales al mando de las milicias que componen la alianza "Volcán de la Ira" se reunían en Trípoli con Jaled al Mishri, presidente del Consejo Supremo de Estado, una suerte de Senado no electo formado tras el proceso de Sjirat.

Fuentes próximas a la reunión aseguraron a Efe que a la cita acudieron el influyente comandante Osama Al Juwiali, jefe de la sala de operaciones conjunta, y el responsable de la región militar de Trípoli, general Abdelbasit Marwan, entre otros líderes milicianos.

"Todos reiteraron su demanda de negociar con Hafter", a quien consideran un criminal de guerra, explicó la fuente que, por razones de seguridad, prefirió no ser identificada.

La negativa del mariscal a renunciar a su condición de jefe del antiguo Ejército Nacional Libio (LNA), que le concedió el Parlamento electo en Tobruk, y la inflexibilidad de Trípoli en este punto fueron una de las principales razones del fracaso en Sjirat y planean de nuevo como amenaza sobre el actual proceso.

Expertos locales y extranjeros advierten que desde entonces la influencia y el poder de Hafter se ha afianzado en Libia, tanto en el terreno militar como en el político, lo que hace "muy difícil cualquier tipo de solución que no incluya al mariscal", al que respaldan Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Rusia.

En 2017 el presidente francés, Enmanuel Macron, le invito al Eliseo, maniobra que apuntaló su posición política como líder del este.

Un año después, y tras consolidar su control del golfo de Sirte, perla de la industria petrolera libia, lanzó una ofensiva militar apoyada por mercenarios rusos que le permitió dominar el sur y asediar Trípoli, de donde hubo retirarse en mayo debido a la intervención de Turquía, principal apoyo del GNA.

LA AMBICIÓN TURCA


La reunión del 5+5 en Suiza coincidió también, este lunes, con una visita del jefe del Estado Mayor de las fuerzas adscritas al GNA, Mohamad Al Haddad, a Ankara, donde estudió junto al ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, vías concretas para estrechar aún más la cooperación militar iniciada a principios de año.

En enero pasado, el Gobierno turco de Recep Tayeb Erdogan, envió a Trípoli decenas de oficiales del Ejército y miles de mercenarios extranjeros, en su gran mayoría salafistas sirios, para ayudar al GNA a repeler el avance de Hafter hacia la capital.

▶️ Covid-19, avances científicos y recomendaciones de la OMS y la ciencia


La intervención permitió a Turquía radicarse en la gran base aérea de Al Watiya, próxima de la frontera con Túnez, e incrementar su influencia política y militar sobre el conflicto libio.

Ankara, que negocia en paralelo con Moscú, con quien comparte intereses en Libia pese a apoyar a gobiernos rivales, refuerza su ascendencia en la crisis libia con la firma de dos acuerdos con el GNA que han variado la hoja de ruta diseñada en febrero en la Conferencia de Berlín, y que condicionan el nuevo esfuerzo de la ONU para, uno, la explotación petrolera y, dos, la formación de las milicias que pretenden ser el futuro Ejército libio.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) espera que la reunión del Consejo Militar libio 5+5, que se celebra en Ginebra tras meses de bloqueo, sirva para recuperar el diálogo político bilateral al más alto nivel, obstruido desde el malogrado proceso de Sjirat en 2015.

La reunión, en la que se sientan responsables militares del Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en Trípoli (GNA) y del Ejecutivo no reconocido en el este, que tutela el mariscal Jalifa Hafter, arrancó el lunes en la ciudad helvética en presencia de la jefa de la misión especial de Naciones Unidas (UNSMIL), Stephanie Williams, quien dirige un intento de entendimiento que tratan de condicionar Turquía y Rusia.

"Creemos que existen muchas opciones de éxito. Se ha producido una ventana de oportunidad que debemos aprovechar" para pacificar un conflicto que ha segado ya la vida de más de 8 mil personas, explicó la UNSMIL.

"El encuentro preliminar de Hurgada (ciudad egipcia) rompió un bloqueo que duraba meses y ahora esperamos que permita recuperar el diálogo político", agregó.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias


La cita en el balneario del Mar Rojo permitió apaciguar la tensión en la línea del frente, establecida en el eje que forman la ciudad costera de Sirte y el oasis de Al Jufrah, principal base avanzada de Hafter.

Y reabrir las conexiones tanto terrestres como aéreas, incluida la reanudación de los vuelos directos entre Trípoli y Bengasi, capital del este.

NO AL DIÁLOGO CON HAFTER


Pese a estos avances, las reticencias a entablar un diálogo directo parecen aún firmes, en especial entre los diferentes líderes militares asociados al GNA, contrarios a negociar con Hafter.

Al tiempo que arrancaba el encuentro en Ginebra, generales al mando de las milicias que componen la alianza "Volcán de la Ira" se reunían en Trípoli con Jaled al Mishri, presidente del Consejo Supremo de Estado, una suerte de Senado no electo formado tras el proceso de Sjirat.

Fuentes próximas a la reunión aseguraron a Efe que a la cita acudieron el influyente comandante Osama Al Juwiali, jefe de la sala de operaciones conjunta, y el responsable de la región militar de Trípoli, general Abdelbasit Marwan, entre otros líderes milicianos.

"Todos reiteraron su demanda de negociar con Hafter", a quien consideran un criminal de guerra, explicó la fuente que, por razones de seguridad, prefirió no ser identificada.

La negativa del mariscal a renunciar a su condición de jefe del antiguo Ejército Nacional Libio (LNA), que le concedió el Parlamento electo en Tobruk, y la inflexibilidad de Trípoli en este punto fueron una de las principales razones del fracaso en Sjirat y planean de nuevo como amenaza sobre el actual proceso.

Expertos locales y extranjeros advierten que desde entonces la influencia y el poder de Hafter se ha afianzado en Libia, tanto en el terreno militar como en el político, lo que hace "muy difícil cualquier tipo de solución que no incluya al mariscal", al que respaldan Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Rusia.

En 2017 el presidente francés, Enmanuel Macron, le invito al Eliseo, maniobra que apuntaló su posición política como líder del este.

Un año después, y tras consolidar su control del golfo de Sirte, perla de la industria petrolera libia, lanzó una ofensiva militar apoyada por mercenarios rusos que le permitió dominar el sur y asediar Trípoli, de donde hubo retirarse en mayo debido a la intervención de Turquía, principal apoyo del GNA.

LA AMBICIÓN TURCA


La reunión del 5+5 en Suiza coincidió también, este lunes, con una visita del jefe del Estado Mayor de las fuerzas adscritas al GNA, Mohamad Al Haddad, a Ankara, donde estudió junto al ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, vías concretas para estrechar aún más la cooperación militar iniciada a principios de año.

En enero pasado, el Gobierno turco de Recep Tayeb Erdogan, envió a Trípoli decenas de oficiales del Ejército y miles de mercenarios extranjeros, en su gran mayoría salafistas sirios, para ayudar al GNA a repeler el avance de Hafter hacia la capital.

▶️ Covid-19, avances científicos y recomendaciones de la OMS y la ciencia


La intervención permitió a Turquía radicarse en la gran base aérea de Al Watiya, próxima de la frontera con Túnez, e incrementar su influencia política y militar sobre el conflicto libio.

Ankara, que negocia en paralelo con Moscú, con quien comparte intereses en Libia pese a apoyar a gobiernos rivales, refuerza su ascendencia en la crisis libia con la firma de dos acuerdos con el GNA que han variado la hoja de ruta diseñada en febrero en la Conferencia de Berlín, y que condicionan el nuevo esfuerzo de la ONU para, uno, la explotación petrolera y, dos, la formación de las milicias que pretenden ser el futuro Ejército libio.

Mundo

Jóvenes, motores de la votación en Chile para terminar con legado de Pinochet

Más de 14.9 millones de ciudadanos son llamados a elegir a los 155 que redactarán una nueva Constitución que reemplace a la actual y así enterrar el legado de Pinochet

Mundo

Ricardo Nunes, empresario conservador, nuevo alcalde de Sao Paulo

El empresario de 53 años asumió como alcalde de Sao Paulo, este domingo, tras la muerte de Bruno Covas

Justicia

UIF indaga a empresas factureras en NL

La Unidad de Inteligencia Financiera de Nuevo León, investiga actualmente a unas 200 empresas factureras que daban o dan servicio a la administración municipal, estatal y federal

En el ring

Doctor Wagner Jr. mejora en su recuperación tras sufrir Covid-19

El luchador fue sometido una nueva placa torácica, que mostró una mejoría en sus pulmones

Futbol

Irapuato, campeón de la Liga Premier y su afición toma las calles para celebrar

Dicho triunfo le permite al equipo ascender a la Liga de Expansión y el objetivo a mediano plazo es claro: la Liga MX

Deportes

San Salvador organizará Juegos Centroamericanos y del Caribe en 2023

La capital salvadoreña no sólo recibirá los JDCC, sino que organizará, a principios del mismo año, los Juegos Centroamericanos

Sociedad

Gobierno de San Luis pide a Biden reabrir la frontera

El alcalde Gerardo Sánchez envió una carta especial al mandatario estadounidense

Tenis

Mexicana Giuliana Olmos consigue histórico título en el Masters 1000 de Roma

Fue una hora y 35 minutos los que demoró la mexicana para confirmar su condición como una de las mejores doblistas de la temporada en la WTA

Mundo

Convocan nueva protesta masiva el 19 de mayo en Colombia

El Comité Nacional de Paro (CNP) hizo la convocatoria en la víspera del inicio de las negociaciones con el Gobierno colombiano, programadas para este domingo en Bogotá