/ miércoles 9 de noviembre de 2016

Pierde el sheriff Joe Arpaio intento de reelegirse por séptima vez

Phoenix, EU.- Joe Arpaio, el controversial sheriff del condado de Maricopa en Arizona, un icono de conservadores y antiinmigrantes en Estados Unidos, perdió la noche de este martes en su pretensión de una séptima reelección.

Arpaio fue derrotado en las urnas por su rival demócrata Paul Penzone, en momentos en que el sheriff, autoproclamado como el más rudo de Estados Unidos, enfrenta una acusación formal por desacato y un juicio para el próximo mes, por desobedecer órdenes de un juez que le prohibió continuar las redadas contra inmigrantes indocumentados.

Arpaio, de 84 años de edad, había sido sheriff en Maricopa desde 1993, siempre con amplio respaldo en sus reelecciones.

Penzone, quien lo derrotó, es un policía con más de 20 años de carrera que tuvo apoyo de todo un movimiento creado por activistas proinmigrantes, llamado BAZTA Arpaio.

El grupo organizó la movilización de votantes latinos y recibió recursos de grupos de fuera del estado para financiar una fuerte campaña publicitaria contra el sheriff en la radio y televisión.

Arpaio, quien antes de fungir como sheriff fue agente de la agencia estadunidense antidrogas (DEA) en México y otros países, comenzó su carrera como alguacil endureciendo las medidas carcelarias para casi 10 mil reos internados en las cárceles bajo su jurisdicción.

Con Arpaio, los reos tenían dos comidas diarias, se albergaban en tiendas de campaña, con temperaturas de más de 45 grados centígrados en verano, y eran encadenados a bolas de acero para limitar sus movimientos.

Los presos debían utilizar ropa interior de color rosa, como una forma de intimidación.

En otro frente, el sheriff creo un pelotón de ciudadanos voluntarios armados para que, entre otras cosas, colaboraran con los agentes en las redadas de inmigrantes, a quienes perseguía en centros de trabajo y en las calles, lo que le valió ser acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Arpaio era una figura popular del Partido Republicano en Arizona, y fue uno de los principales promotores de la candidatura de Donald Trump a la presidencia en ese estado.

Phoenix, EU.- Joe Arpaio, el controversial sheriff del condado de Maricopa en Arizona, un icono de conservadores y antiinmigrantes en Estados Unidos, perdió la noche de este martes en su pretensión de una séptima reelección.

Arpaio fue derrotado en las urnas por su rival demócrata Paul Penzone, en momentos en que el sheriff, autoproclamado como el más rudo de Estados Unidos, enfrenta una acusación formal por desacato y un juicio para el próximo mes, por desobedecer órdenes de un juez que le prohibió continuar las redadas contra inmigrantes indocumentados.

Arpaio, de 84 años de edad, había sido sheriff en Maricopa desde 1993, siempre con amplio respaldo en sus reelecciones.

Penzone, quien lo derrotó, es un policía con más de 20 años de carrera que tuvo apoyo de todo un movimiento creado por activistas proinmigrantes, llamado BAZTA Arpaio.

El grupo organizó la movilización de votantes latinos y recibió recursos de grupos de fuera del estado para financiar una fuerte campaña publicitaria contra el sheriff en la radio y televisión.

Arpaio, quien antes de fungir como sheriff fue agente de la agencia estadunidense antidrogas (DEA) en México y otros países, comenzó su carrera como alguacil endureciendo las medidas carcelarias para casi 10 mil reos internados en las cárceles bajo su jurisdicción.

Con Arpaio, los reos tenían dos comidas diarias, se albergaban en tiendas de campaña, con temperaturas de más de 45 grados centígrados en verano, y eran encadenados a bolas de acero para limitar sus movimientos.

Los presos debían utilizar ropa interior de color rosa, como una forma de intimidación.

En otro frente, el sheriff creo un pelotón de ciudadanos voluntarios armados para que, entre otras cosas, colaboraran con los agentes en las redadas de inmigrantes, a quienes perseguía en centros de trabajo y en las calles, lo que le valió ser acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Arpaio era una figura popular del Partido Republicano en Arizona, y fue uno de los principales promotores de la candidatura de Donald Trump a la presidencia en ese estado.