/ martes 5 de enero de 2016

Denuncia patrón a empleado por quererlo defraudar con presunto autosecuestro

Ixtapaluca.- Gracias a una llamada de auxilio que realizó una persona, agentes estatales y municipales detuvieron en la colonia Ayotla, en Ixtapaluca, a quien se identificó como Óscar Núñez Bernal, de 32 años de edad, quien momentos antes había llamado a su patrón para decir que estaba secuestrado y necesitaba dar dinero por su libertad.

El afectado narró a los policías que la persona detenida era su empleado,  y que le había llamado por teléfono diciendo que lo habían secuestrado y que sus captores le exigían 5 mil pesos en efectivo para que lo dejaran en libertad, indicándole que esperara en el lugar hasta que fueran a recoger la cantidad de dinero.

Bajo estas circunstancias, el propietario del local comercial solicitó apoyo a las instituciones de seguridad, quienes desplegaron un operativo de vigilancia en la zona; tras varios minutos de espera, llegó al local la persona diciendo que lo habían mandado por el dinero pero que tenía que regresar con los captores, argumentando que los tenían vigilados.

Al intervenir los agentes estatales y municipales, cuestionaron a la supuesta víctima de secuestro sobre el paradero de sus captores, así como la descripción física de los mismos, cayendo repetidamente en contradicciones, por lo que finalmente manifestó que era mentira lo del secuestro y sólo quería obtener dinero fácil.

El implicado, fue puesto a disposición de la autoridad ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), donde se inició la carpeta de investigación correspondiente con la cual se determinará su situación jurídica.

/amg

Ixtapaluca.- Gracias a una llamada de auxilio que realizó una persona, agentes estatales y municipales detuvieron en la colonia Ayotla, en Ixtapaluca, a quien se identificó como Óscar Núñez Bernal, de 32 años de edad, quien momentos antes había llamado a su patrón para decir que estaba secuestrado y necesitaba dar dinero por su libertad.

El afectado narró a los policías que la persona detenida era su empleado,  y que le había llamado por teléfono diciendo que lo habían secuestrado y que sus captores le exigían 5 mil pesos en efectivo para que lo dejaran en libertad, indicándole que esperara en el lugar hasta que fueran a recoger la cantidad de dinero.

Bajo estas circunstancias, el propietario del local comercial solicitó apoyo a las instituciones de seguridad, quienes desplegaron un operativo de vigilancia en la zona; tras varios minutos de espera, llegó al local la persona diciendo que lo habían mandado por el dinero pero que tenía que regresar con los captores, argumentando que los tenían vigilados.

Al intervenir los agentes estatales y municipales, cuestionaron a la supuesta víctima de secuestro sobre el paradero de sus captores, así como la descripción física de los mismos, cayendo repetidamente en contradicciones, por lo que finalmente manifestó que era mentira lo del secuestro y sólo quería obtener dinero fácil.

El implicado, fue puesto a disposición de la autoridad ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), donde se inició la carpeta de investigación correspondiente con la cual se determinará su situación jurídica.

/amg