/ viernes 11 de noviembre de 2016

Asesinan a tres presuntos ladrones en Oaxaca

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oax. (OEM-Informex).- Uno o varios vengadores anónimos actuaron ahora en las inmediaciones de Puebla y Oaxaca, lugar donde asesinaron a tres integrantes de una banda de delincuentes vecinos de Oaxaca, a quienes además de acribillarlos a balazos, le prendieron fuego a la unidad en que viajaban, por lo que los cuerpos quedaron calcinados.

De acuerdo a los informes policiacos todo ocurrió en el camino de Tulcingo Puebla-Zapotitlán Lagunas, Oaxaca, precisamente a la altura de Xixingo de los Reyes.

Se menciona que en este lugar dos hombres y una mujer que viajaban a bordo de un auto compacto, fueron descubiertos calcinados dos de los cadáveres que se encontraban en el asiento del piloto y copiloto, respectivamente, mientras que otro estaba en un asiento trasero, mismos que corresponden a una mujer y dos hombres, de entre 20 y 30 años de edad, quienes habrían sido familiares.

Pobladores atribuyen el hecho a un justiciero anónimo, ya que los hoy occisos fueron identificados como delincuentes, además de que habrían sido perseguidos.

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oax. (OEM-Informex).- Uno o varios vengadores anónimos actuaron ahora en las inmediaciones de Puebla y Oaxaca, lugar donde asesinaron a tres integrantes de una banda de delincuentes vecinos de Oaxaca, a quienes además de acribillarlos a balazos, le prendieron fuego a la unidad en que viajaban, por lo que los cuerpos quedaron calcinados.

De acuerdo a los informes policiacos todo ocurrió en el camino de Tulcingo Puebla-Zapotitlán Lagunas, Oaxaca, precisamente a la altura de Xixingo de los Reyes.

Se menciona que en este lugar dos hombres y una mujer que viajaban a bordo de un auto compacto, fueron descubiertos calcinados dos de los cadáveres que se encontraban en el asiento del piloto y copiloto, respectivamente, mientras que otro estaba en un asiento trasero, mismos que corresponden a una mujer y dos hombres, de entre 20 y 30 años de edad, quienes habrían sido familiares.

Pobladores atribuyen el hecho a un justiciero anónimo, ya que los hoy occisos fueron identificados como delincuentes, además de que habrían sido perseguidos.