/ jueves 2 de febrero de 2017

Comando armado no irrumpió en hotel de Puebla: CNS

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) desmintió las versiones que señalan que ocho policías federales que se hospedaban en un hotel ubicado en el estado de Puebla, fueron secuestrados por un comando armado, por lo que todos los elementos de la policía federal y la gendarmería siguen desarrollando sus actividades habituales.

Ello, luego de que en varios medios de comunicación informaron que la mañana del pasado lunes un comando armado ingresó a un hotel en el municipio de Esperanza, Puebla de donde se llevó a ocho personas que de acuerdo con testigos, portaban uniforme de la Policía Federal (PF).

Medios locales de información reseñaban que todo ocurrió a las seis de la mañana cuando un número no determinado de sicarios ingresó al hotel Karina, donde amagaron a los huéspedes de cuatro habitaciones y posteriormente se los llevaron.

De acuerdo a la información, en el enfrentamiento una persona resultó muerta y algunos otros lesionados, sin embargo, los ahí presentes señalaron que los delincuentes se llevaron el cuerpo del fallecido.

Ante ello la CNS señala que relación a esta información, “ningún elemento de la Policía Federal se hospeda en dichas instalaciones”.

Destaca que se realizó el pase de lista del personal desplegado de la Coordinación Estatal, de la División de Gendarmería y de control operativo, y se confirmó que no hubo ausencias y que todos los efectivos llevan a cabo sus trabajos habituales.

Por su parte en un comunicado, el secretario de Seguridad Pública del Estado (SSP), Jesus Morales Rodríguez confirmó que las personas privadas de la libertad no pertenecen a alguna corporación policiaca.

Asimismo dijo que efectivamente, al realizar las primeras investigaciones encontraron en el hotel uniformes de la PF “sin que esto implique que los afectados pertenezcan a dicha corporación”.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) desmintió las versiones que señalan que ocho policías federales que se hospedaban en un hotel ubicado en el estado de Puebla, fueron secuestrados por un comando armado, por lo que todos los elementos de la policía federal y la gendarmería siguen desarrollando sus actividades habituales.

Ello, luego de que en varios medios de comunicación informaron que la mañana del pasado lunes un comando armado ingresó a un hotel en el municipio de Esperanza, Puebla de donde se llevó a ocho personas que de acuerdo con testigos, portaban uniforme de la Policía Federal (PF).

Medios locales de información reseñaban que todo ocurrió a las seis de la mañana cuando un número no determinado de sicarios ingresó al hotel Karina, donde amagaron a los huéspedes de cuatro habitaciones y posteriormente se los llevaron.

De acuerdo a la información, en el enfrentamiento una persona resultó muerta y algunos otros lesionados, sin embargo, los ahí presentes señalaron que los delincuentes se llevaron el cuerpo del fallecido.

Ante ello la CNS señala que relación a esta información, “ningún elemento de la Policía Federal se hospeda en dichas instalaciones”.

Destaca que se realizó el pase de lista del personal desplegado de la Coordinación Estatal, de la División de Gendarmería y de control operativo, y se confirmó que no hubo ausencias y que todos los efectivos llevan a cabo sus trabajos habituales.

Por su parte en un comunicado, el secretario de Seguridad Pública del Estado (SSP), Jesus Morales Rodríguez confirmó que las personas privadas de la libertad no pertenecen a alguna corporación policiaca.

Asimismo dijo que efectivamente, al realizar las primeras investigaciones encontraron en el hotel uniformes de la PF “sin que esto implique que los afectados pertenezcan a dicha corporación”.