/ martes 4 de abril de 2017

Aguascalientes tendrá dos nuevos hospitales: Narro

José Chávez, El Sol del Centro

AGUASCALIENTES, Ags. (OEM-Informex).- Para el segundo semestre de este año quedarán concluidos los hospitales Miguel Hidalgo y el del Seguro Social, informó el secretario de Salud, José Narro Robles, luego de destacar que el alcoholismo es uno de los problemas más añejos que ha soportado nuestro país, pero su prohibición no es la solución, consideró.

Lo anterior lo mencionó en rueda de prensa concedida luego de llevarse a cabo la firma de convenio entre Gobierno del Estado y el Centro de Atención Primaria De Adicciones (Conadic), dependiente de la Secretaría de Salud, y de la instalación de la Red Aguascalentense de Municipios por la Salud. En cuanto al tema del alcoholismo, el secretario refirió que ya en el texto original de la Constitución de 1917 se habla de este problema.

Mismo que, actualmente está causando miles de muertes a lo largo y ancho del país, pero –recalcó- no todos mueren por consumir bebidas embriagantes, sino por situaciones provocadas por alguna persona alcoholizada.

Porque el consumo exagerado de estas bebidas –subrayó- afecta también a otras miles de personas que de manera indirecta sufren las consecuencias al verse involucradas en algún accidente provocado por alguna persona en estado de ebriedad, pero las muertes en ocasiones también se deben a cuestiones biológicas o por intoxicaciones agudas, añadió.

Pero ese no es todo el problema, reiteró que el consumo desmedido de estas bebidas genera pérdidas económicas para la empresa, el país, la familia. “Genera también muchos problemas sociales, de convivencia a afecta los núcleos estudiantiles y destruye amistades”.

Consideró que en efecto, “esto es un problema de salud pública, pero también es un asunto que concierne a las familias, a la escuela y es por eso que todos tenemos que trabajar y si lo hacemos vamos a mejorar porque todos tenemos que tener la precaución, el cuidado para evitar que este mal siga creciendo.

Remarcó que no se trata de prohibir estas bebidas, “es un asunto de conciencia y no sólo de abstinencia, “nada mejor que la prudencia”.

José Chávez, El Sol del Centro

AGUASCALIENTES, Ags. (OEM-Informex).- Para el segundo semestre de este año quedarán concluidos los hospitales Miguel Hidalgo y el del Seguro Social, informó el secretario de Salud, José Narro Robles, luego de destacar que el alcoholismo es uno de los problemas más añejos que ha soportado nuestro país, pero su prohibición no es la solución, consideró.

Lo anterior lo mencionó en rueda de prensa concedida luego de llevarse a cabo la firma de convenio entre Gobierno del Estado y el Centro de Atención Primaria De Adicciones (Conadic), dependiente de la Secretaría de Salud, y de la instalación de la Red Aguascalentense de Municipios por la Salud. En cuanto al tema del alcoholismo, el secretario refirió que ya en el texto original de la Constitución de 1917 se habla de este problema.

Mismo que, actualmente está causando miles de muertes a lo largo y ancho del país, pero –recalcó- no todos mueren por consumir bebidas embriagantes, sino por situaciones provocadas por alguna persona alcoholizada.

Porque el consumo exagerado de estas bebidas –subrayó- afecta también a otras miles de personas que de manera indirecta sufren las consecuencias al verse involucradas en algún accidente provocado por alguna persona en estado de ebriedad, pero las muertes en ocasiones también se deben a cuestiones biológicas o por intoxicaciones agudas, añadió.

Pero ese no es todo el problema, reiteró que el consumo desmedido de estas bebidas genera pérdidas económicas para la empresa, el país, la familia. “Genera también muchos problemas sociales, de convivencia a afecta los núcleos estudiantiles y destruye amistades”.

Consideró que en efecto, “esto es un problema de salud pública, pero también es un asunto que concierne a las familias, a la escuela y es por eso que todos tenemos que trabajar y si lo hacemos vamos a mejorar porque todos tenemos que tener la precaución, el cuidado para evitar que este mal siga creciendo.

Remarcó que no se trata de prohibir estas bebidas, “es un asunto de conciencia y no sólo de abstinencia, “nada mejor que la prudencia”.