/ jueves 18 de enero de 2024

DesAforada | Cuánto aportan las empresas a la pensión

El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que el 5 de febrero, Día de la Constitución, presentará una serie de reformas para cerrar con broche de oro su sexenio, y en este paquete incluye los cambios que propondrá en los sistemas de pensiones.


Para calmar los nervios de los empresarios, el mandatario dijo que si la pensión de los mexicanos aumenta, la responsabilidad caerá sobre el Estado y no sobre los patrones.


Actualmente, las empresas que afilian a sus trabajadores al IMSS realizan aportaciones al ahorro para el retiro y para la vivienda. Con la reforma de 1997 a la Ley del IMSS, las aportaciones a la seguridad social se fijaron en una cuota de 6.5% del salario base de cotización de cada trabajador.


Desde el 1 de julio de 1997 a diciembre de 2022, este 6.5% se conformaba de la siguiente manera:


  • Empresas: 5.150 puntos porcentuales
  • Trabajador: 1.125 puntos
  • Gobierno: 0.225 puntos


El 5.150 puntos que aportan los patrones se va a la famosa subcuenta de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez (RCV). Para el Retiro se van 2 puntos y para a Cesantía en Edad Avanzada y Vejez se van 3.150 puntos. Sí, qué relajo, pero así estaba.


Además, de estas aportaciones, el patrón también aporta a la subcuenta de vivienda con 5% del salario base de cotización del trabajador. Pero esa es otra historia con el Infonavit.


Este 6.5% se modificó en la reforma que se hizo en 2020 y en la que se aprobó que las aportaciones aumentarían a partir de 2023 para llegar al 15% en 2030. Es decir, en 2023 las aportaciones fueron de 7.5% y para este 2024 fueron de 8.6% y para 2025 serán de 9.6875%.



Lo importante de esta reforma es que el trabajador mantuvo el mismo nivel de aportación de 1.125%; sólo aumentaron las aportaciones que hace la empresa y el gobierno. Estas contribuciones aumentarán dependiendo del salario que reporte el trabajador; entre menos gane una persona, más aumenta la aportación del gobierno y la empresa aporta menos; y mientras más ingresos perciba una persona, mayor será la aportación de la empresa y menor será la aportación del gobierno.


Espero no haberlos hecho bolas, me disculpo si fue así. Pero si ya llegó hasta este punto, lo que trato de explicar es que si bien los patrones hacen la mayor aportación para las pensiones, la realidad es que, para reducir este costo, registran a los trabajadores con el salario mínimo, lo cual no solo ha afectado a los trabajadores en las bajas pensiones que reciben, sino también al sistema de seguridad social.


Aunque este gobierno ha aumentado los salarios mínimos y eliminó el outsourcing, la realidad es que no hay nada que evite que las empresas no sigan haciendo esta prácticas de registrar con el mínimo a los trabajadores para pagar menos.


Si AMLO habla de que las empresas no pagarán más, ojalá ponga sanciones o supervisiones para que las empresas registren bien a los trabajadores con el salario real que perciben.

TIP. Para saber si la empresa hace las aportaciones con base al salario que percibe recibiendo la aplicación móvil IMSS Digital.


El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que el 5 de febrero, Día de la Constitución, presentará una serie de reformas para cerrar con broche de oro su sexenio, y en este paquete incluye los cambios que propondrá en los sistemas de pensiones.


Para calmar los nervios de los empresarios, el mandatario dijo que si la pensión de los mexicanos aumenta, la responsabilidad caerá sobre el Estado y no sobre los patrones.


Actualmente, las empresas que afilian a sus trabajadores al IMSS realizan aportaciones al ahorro para el retiro y para la vivienda. Con la reforma de 1997 a la Ley del IMSS, las aportaciones a la seguridad social se fijaron en una cuota de 6.5% del salario base de cotización de cada trabajador.


Desde el 1 de julio de 1997 a diciembre de 2022, este 6.5% se conformaba de la siguiente manera:


  • Empresas: 5.150 puntos porcentuales
  • Trabajador: 1.125 puntos
  • Gobierno: 0.225 puntos


El 5.150 puntos que aportan los patrones se va a la famosa subcuenta de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez (RCV). Para el Retiro se van 2 puntos y para a Cesantía en Edad Avanzada y Vejez se van 3.150 puntos. Sí, qué relajo, pero así estaba.


Además, de estas aportaciones, el patrón también aporta a la subcuenta de vivienda con 5% del salario base de cotización del trabajador. Pero esa es otra historia con el Infonavit.


Este 6.5% se modificó en la reforma que se hizo en 2020 y en la que se aprobó que las aportaciones aumentarían a partir de 2023 para llegar al 15% en 2030. Es decir, en 2023 las aportaciones fueron de 7.5% y para este 2024 fueron de 8.6% y para 2025 serán de 9.6875%.



Lo importante de esta reforma es que el trabajador mantuvo el mismo nivel de aportación de 1.125%; sólo aumentaron las aportaciones que hace la empresa y el gobierno. Estas contribuciones aumentarán dependiendo del salario que reporte el trabajador; entre menos gane una persona, más aumenta la aportación del gobierno y la empresa aporta menos; y mientras más ingresos perciba una persona, mayor será la aportación de la empresa y menor será la aportación del gobierno.


Espero no haberlos hecho bolas, me disculpo si fue así. Pero si ya llegó hasta este punto, lo que trato de explicar es que si bien los patrones hacen la mayor aportación para las pensiones, la realidad es que, para reducir este costo, registran a los trabajadores con el salario mínimo, lo cual no solo ha afectado a los trabajadores en las bajas pensiones que reciben, sino también al sistema de seguridad social.


Aunque este gobierno ha aumentado los salarios mínimos y eliminó el outsourcing, la realidad es que no hay nada que evite que las empresas no sigan haciendo esta prácticas de registrar con el mínimo a los trabajadores para pagar menos.


Si AMLO habla de que las empresas no pagarán más, ojalá ponga sanciones o supervisiones para que las empresas registren bien a los trabajadores con el salario real que perciben.

TIP. Para saber si la empresa hace las aportaciones con base al salario que percibe recibiendo la aplicación móvil IMSS Digital.