/ sábado 31 de octubre de 2020

Les picó la cresta

Como a todos los que difieren de las políticas de la 4T, AMLO se fue encima de los gobernadores, que forman la “Alianza Federalista”, por sus reclamos de una mayor equidad en el presupuesto. Con su característica sorna, los humilló, ninguneó y rechazó su propuesta de diálogo, aduciendo que “iba contra la investidura presidencial”.

¿Investidura presidencial? El que la rebaja en cada mañanera es el que, precisamente, debería saber lo que es y cómo no “ensuciarla” –de acuerdo a sus palabras-. El utilizar la tribuna para insultar (Como bien lo dijo el maestro Roger Bartra), denigra y agravia la figura de quien tendría que gobernar para todos y no solamente para aquellos que aplauden sus excentricidades.

El reclamo de 14 gobernadores, es justificado. Los recortes a los presupuestos estatales –por supuesto, de quienes militan en la oposición-, cancelan la posibilidad de invertir recursos en infraestructura, en la ciencia, en el deporte y aducen, renglón esencial, al de la salud. Hasta ahora, varios de ellos han tenido que rascarse con sus propias uñas, por la pandemia, en vista de que la federación los abandonó

Harta escuchar desde las mañaneras, el que “no se lleva” con Javier Corral, de Chihuahua, o Enrique Alfaro de Jalisco. Inaudito el que, un Presidente desconozca el carácter constitucional de quienes son sus pares, a nivel local. O, ¿no somos una federación en la que ellos ostentan la máxima autoridad y recaen los Poderes locales?

Tratarlos como a monigotes es una aberración e intentar someterlos, con base a negarles los recursos a los que tienen derecho, aún peor. Argumenta que “no se les debe nada y algunos tienen deudas fuertes con el centro, por el no pago de impuestos. Tan es falso, que, por debajo del agua mandó al Secretario de Hacienda, a instalar mesas de trabajo con los encargados de las finanzas estatales en conflicto.

Herrera sostuvo que se procurará un mejor reparto, aunque, el presupuesto que se envió al Congreso, les hace reducciones sustanciales difíciles de remontar. Si nos atenemos a esos números, perderán entre un 1.8 por ciento y un 14.5, el próximo año.

En promedio se les baja, a Chihuahua, un 8.5; a Coahuila, 6.8; a Colima, 8.2 Jalisco saldrá perjudicado en menos 8.4, Nuevo León igual y Tamaulipas en un 5.8 No son cantidades menores las que los orillaron a pelear por lo que les corresponde.

En la otra cara de la moneda, Pemex sigue perdiendo una millonada mensual y nadie ve que, la archimentada refinería de Dos Bocas, vaya a volverlo más productivo. Tampoco hay confianza en lo redituable del tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía pasará a la historia, como una aberración (Junto a lo que pudo ser obra del primer mundo).

Las Cámaras le aprobaron el apropiarse de 33 mil millones de pesos, del Fondo de Salud, que sólo él sabe a dónde irán, aunque el “sospechosismo” remite al cochinito para el 21, elecciones que está dispuesto a ganar, como sea.

Un fondo esencial para enfermedades que afectan a miles de personas, sin que muestre la mínima empatía por uno de los Derechos Humanos más importantes: el de la salud.

Acusa a los gobernadores rebeldes, en pocas palabras, de corruptos y de desapego a sus ordenamientos de austeridad (“Austericidio”). Ni quien niegue que podrá haber manzanas podridas entre ellos, pero, para señalar hay que probar.

Sigue dividiendo a la sociedad y polarizando. Bien por los gobernadores que le dicen un ¡Ya Basta!


catalinanq@hotmail.com

@catalinanq


Como a todos los que difieren de las políticas de la 4T, AMLO se fue encima de los gobernadores, que forman la “Alianza Federalista”, por sus reclamos de una mayor equidad en el presupuesto. Con su característica sorna, los humilló, ninguneó y rechazó su propuesta de diálogo, aduciendo que “iba contra la investidura presidencial”.

¿Investidura presidencial? El que la rebaja en cada mañanera es el que, precisamente, debería saber lo que es y cómo no “ensuciarla” –de acuerdo a sus palabras-. El utilizar la tribuna para insultar (Como bien lo dijo el maestro Roger Bartra), denigra y agravia la figura de quien tendría que gobernar para todos y no solamente para aquellos que aplauden sus excentricidades.

El reclamo de 14 gobernadores, es justificado. Los recortes a los presupuestos estatales –por supuesto, de quienes militan en la oposición-, cancelan la posibilidad de invertir recursos en infraestructura, en la ciencia, en el deporte y aducen, renglón esencial, al de la salud. Hasta ahora, varios de ellos han tenido que rascarse con sus propias uñas, por la pandemia, en vista de que la federación los abandonó

Harta escuchar desde las mañaneras, el que “no se lleva” con Javier Corral, de Chihuahua, o Enrique Alfaro de Jalisco. Inaudito el que, un Presidente desconozca el carácter constitucional de quienes son sus pares, a nivel local. O, ¿no somos una federación en la que ellos ostentan la máxima autoridad y recaen los Poderes locales?

Tratarlos como a monigotes es una aberración e intentar someterlos, con base a negarles los recursos a los que tienen derecho, aún peor. Argumenta que “no se les debe nada y algunos tienen deudas fuertes con el centro, por el no pago de impuestos. Tan es falso, que, por debajo del agua mandó al Secretario de Hacienda, a instalar mesas de trabajo con los encargados de las finanzas estatales en conflicto.

Herrera sostuvo que se procurará un mejor reparto, aunque, el presupuesto que se envió al Congreso, les hace reducciones sustanciales difíciles de remontar. Si nos atenemos a esos números, perderán entre un 1.8 por ciento y un 14.5, el próximo año.

En promedio se les baja, a Chihuahua, un 8.5; a Coahuila, 6.8; a Colima, 8.2 Jalisco saldrá perjudicado en menos 8.4, Nuevo León igual y Tamaulipas en un 5.8 No son cantidades menores las que los orillaron a pelear por lo que les corresponde.

En la otra cara de la moneda, Pemex sigue perdiendo una millonada mensual y nadie ve que, la archimentada refinería de Dos Bocas, vaya a volverlo más productivo. Tampoco hay confianza en lo redituable del tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía pasará a la historia, como una aberración (Junto a lo que pudo ser obra del primer mundo).

Las Cámaras le aprobaron el apropiarse de 33 mil millones de pesos, del Fondo de Salud, que sólo él sabe a dónde irán, aunque el “sospechosismo” remite al cochinito para el 21, elecciones que está dispuesto a ganar, como sea.

Un fondo esencial para enfermedades que afectan a miles de personas, sin que muestre la mínima empatía por uno de los Derechos Humanos más importantes: el de la salud.

Acusa a los gobernadores rebeldes, en pocas palabras, de corruptos y de desapego a sus ordenamientos de austeridad (“Austericidio”). Ni quien niegue que podrá haber manzanas podridas entre ellos, pero, para señalar hay que probar.

Sigue dividiendo a la sociedad y polarizando. Bien por los gobernadores que le dicen un ¡Ya Basta!


catalinanq@hotmail.com

@catalinanq


ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 21 de noviembre de 2020

¡Como el cohetero!

Catalina Noriega

miércoles 18 de noviembre de 2020

El verdadero tumor

Catalina Noriega

miércoles 11 de noviembre de 2020

¡Se quemó!

Catalina Noriega

miércoles 04 de noviembre de 2020

¡Vaya con Dios, Durazo...!

Catalina Noriega

sábado 31 de octubre de 2020

Les picó la cresta

Catalina Noriega

miércoles 28 de octubre de 2020

¡Con los pelos de punta!

Catalina Noriega

Cargar Más