/ martes 3 de marzo de 2020

Sobre el Comité Técnico de Evaluación

El pasado viernes 28 de febrero se llevó a cabo la instalación del Comité Técnico de Evaluación (CTE), el cual está integrado por 7 personas de reconocido prestigio que fueron nombradas por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados (3), la CNDH(2) y el INAI (2), en apego a lo establecido en el artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).

La función del CTE es fundamental, pues propondrá a la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) la metodología de evaluación con base en la cual ésta emitirá los criterios específicos; y deberá valorar a las y los aspirantes atendiendo a esos criterios acordados por la JUCOPO, debiendo incluir, por lo menos, la evaluación específica de un ensayo, la evaluación de conocimientos en las materias constitucional, gubernamental y electoral, así como la realización de una entrevista pública.

A partir de la valoración de los perfiles de las personas aspirantes, el CTE seleccionará a las y los mejores evaluados y procederá a integrar una quinteta por cada consejería a ocupar, de las cuales, al menos 2 deben estar integradas únicamente por mujeres.

Desde 2014, cuando se llevó a cabo el primer procedimiento de selección de Consejeros y Consejeras del INE, se buscaron destacadas personalidades para la integración del primer CTE: José Antonio Lozano Díez, Tonatiuh Guillén López, Enrique Cárdenas Sánchez, María Soledad Loaeza Tovar, Jorge Moreno Collado, Alejandro González Alcocer y Ricardo Becerra Laguna.

Se procuró que los integrantes del CTE contaran con perfiles sólidos, que tuvieran la experiencia y las herramientas para evaluar a quienes aspiran a ocupar un espacio en el Consejo General; por ejemplo, en 2014, al momento en el que se llevó a cabo el proceso de selección de Consejeros y Consejeras Electorales, tanto José Antonio Lozano como Tonatiuh Guillén ocupaban cargos directivos en instituciones académicas (la Facultad de Derecho de la UP en la CDMX y el Colegio de la Frontera Norte, respectivamente).

De igual forma, Soledad Loaeza contaba con una amplia trayectoria académica especializada en procesos de democratización y Enrique Cárdenas formó parte de la SHCP, BANXICO, la Secretaría de la Función Pública, esto sumado a su práctica académica. Ricardo Becerra, además de académico y periodista, formó parte de la Secretaría Ejecutiva del entonces IFE y de la Secretaría de Desarrollo Económico del DF.

Jorge Moreno era Consejero del PJF y Presidente de la Comisión para la Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, y previamente, destacaron sus participaciones como Consultor Jurídico Legislativo del Senado de la República, Vicepresidente de la Fundación Colosio, y, durante la LVIII Legislatura, como Secretario Ejecutivo del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara Baja. Alejandro González, por su parte, fue nombrado Gobernador Sustituto de Baja California y Senador del mismo estado de 2006 a 2012, en ambas ocasiones por el PAN.

En el segundo proceso de selección, en 2017, las y los encargados de evaluar y seleccionar las quintetas para los 3 espacios que quedarían vacantes en el CG del INE, fueron Jorge Islas López, Humberto Aguilar Coronado, Luis Eduardo Medina Torres, Sergio López Ayllón, César Iván Astudillo Reyes, María Leoba Castañeda Rivas y José de Jesús Orozco Henríquez. Esta vez sobresalieron los perfiles académicos, pues María Castañeda, César Astudillo, Sergio López Ayllón y Luis Eduardo Medina son reconocidos especialistas y hasta ese momento se habían desempeñado como profesores o directivos de instituciones educativas como la UNAM, la UAM o el CIDE.

Por otro lado, José de Jesús Orozco, a la par de su labor de investigación, fue comisionado de la CIDH, magistrado de la Sala Superior del TEPJF y consejero del Consejo Consultivo de la CNDH. A su vez, Jorge Islas, además de su trabajo en la academia, era reconocido por ser promotor de los derechos ambientales, transparencia y acceso a la información pública.

En esta integración, el único miembro del CTE que había desempeñado un cargo de elección popular desde un partido político fue Humberto Aguilar, pues de 2006 a 2012 se desempeñó como Senador de la República postulado por el PAN y antes como Diputado en el Congreso de Puebla y en el Congreso de la Unión por el mismo estado, además de haber sido Secretario General Adjunto del PAN.

Como se puede advertir, el CTE ha estado conformado por personas que representan los diversos ámbitos de la vida pública, con diferentes perspectivas y corrientes de pensamiento, lo que permite evaluar de manera integral y desde diferentes criterios las capacidades y los méritos de quienes concursan por una Consejería dentro del INE. Siguiendo esta idea de pluralidad, para este proceso de selección, el CTE estará integrado por Diego Valadés Ríos, Silvia Giorguli Saucedo, Blanca Heredia Rubio, José Roldán Xopa, Ana Laura Magaloni Kerpel, Sara Lovera López y John Ackerman.

El pasado viernes 28 de febrero se llevó a cabo la instalación del Comité Técnico de Evaluación (CTE), el cual está integrado por 7 personas de reconocido prestigio que fueron nombradas por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados (3), la CNDH(2) y el INAI (2), en apego a lo establecido en el artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).

La función del CTE es fundamental, pues propondrá a la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) la metodología de evaluación con base en la cual ésta emitirá los criterios específicos; y deberá valorar a las y los aspirantes atendiendo a esos criterios acordados por la JUCOPO, debiendo incluir, por lo menos, la evaluación específica de un ensayo, la evaluación de conocimientos en las materias constitucional, gubernamental y electoral, así como la realización de una entrevista pública.

A partir de la valoración de los perfiles de las personas aspirantes, el CTE seleccionará a las y los mejores evaluados y procederá a integrar una quinteta por cada consejería a ocupar, de las cuales, al menos 2 deben estar integradas únicamente por mujeres.

Desde 2014, cuando se llevó a cabo el primer procedimiento de selección de Consejeros y Consejeras del INE, se buscaron destacadas personalidades para la integración del primer CTE: José Antonio Lozano Díez, Tonatiuh Guillén López, Enrique Cárdenas Sánchez, María Soledad Loaeza Tovar, Jorge Moreno Collado, Alejandro González Alcocer y Ricardo Becerra Laguna.

Se procuró que los integrantes del CTE contaran con perfiles sólidos, que tuvieran la experiencia y las herramientas para evaluar a quienes aspiran a ocupar un espacio en el Consejo General; por ejemplo, en 2014, al momento en el que se llevó a cabo el proceso de selección de Consejeros y Consejeras Electorales, tanto José Antonio Lozano como Tonatiuh Guillén ocupaban cargos directivos en instituciones académicas (la Facultad de Derecho de la UP en la CDMX y el Colegio de la Frontera Norte, respectivamente).

De igual forma, Soledad Loaeza contaba con una amplia trayectoria académica especializada en procesos de democratización y Enrique Cárdenas formó parte de la SHCP, BANXICO, la Secretaría de la Función Pública, esto sumado a su práctica académica. Ricardo Becerra, además de académico y periodista, formó parte de la Secretaría Ejecutiva del entonces IFE y de la Secretaría de Desarrollo Económico del DF.

Jorge Moreno era Consejero del PJF y Presidente de la Comisión para la Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, y previamente, destacaron sus participaciones como Consultor Jurídico Legislativo del Senado de la República, Vicepresidente de la Fundación Colosio, y, durante la LVIII Legislatura, como Secretario Ejecutivo del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara Baja. Alejandro González, por su parte, fue nombrado Gobernador Sustituto de Baja California y Senador del mismo estado de 2006 a 2012, en ambas ocasiones por el PAN.

En el segundo proceso de selección, en 2017, las y los encargados de evaluar y seleccionar las quintetas para los 3 espacios que quedarían vacantes en el CG del INE, fueron Jorge Islas López, Humberto Aguilar Coronado, Luis Eduardo Medina Torres, Sergio López Ayllón, César Iván Astudillo Reyes, María Leoba Castañeda Rivas y José de Jesús Orozco Henríquez. Esta vez sobresalieron los perfiles académicos, pues María Castañeda, César Astudillo, Sergio López Ayllón y Luis Eduardo Medina son reconocidos especialistas y hasta ese momento se habían desempeñado como profesores o directivos de instituciones educativas como la UNAM, la UAM o el CIDE.

Por otro lado, José de Jesús Orozco, a la par de su labor de investigación, fue comisionado de la CIDH, magistrado de la Sala Superior del TEPJF y consejero del Consejo Consultivo de la CNDH. A su vez, Jorge Islas, además de su trabajo en la academia, era reconocido por ser promotor de los derechos ambientales, transparencia y acceso a la información pública.

En esta integración, el único miembro del CTE que había desempeñado un cargo de elección popular desde un partido político fue Humberto Aguilar, pues de 2006 a 2012 se desempeñó como Senador de la República postulado por el PAN y antes como Diputado en el Congreso de Puebla y en el Congreso de la Unión por el mismo estado, además de haber sido Secretario General Adjunto del PAN.

Como se puede advertir, el CTE ha estado conformado por personas que representan los diversos ámbitos de la vida pública, con diferentes perspectivas y corrientes de pensamiento, lo que permite evaluar de manera integral y desde diferentes criterios las capacidades y los méritos de quienes concursan por una Consejería dentro del INE. Siguiendo esta idea de pluralidad, para este proceso de selección, el CTE estará integrado por Diego Valadés Ríos, Silvia Giorguli Saucedo, Blanca Heredia Rubio, José Roldán Xopa, Ana Laura Magaloni Kerpel, Sara Lovera López y John Ackerman.