/ miércoles 20 de enero de 2016

Por los caminos del vino en Guanajuato

Por Ricardo Olivares Garciafigueroa y Hugo Velázquez

Staff:

D.G.: Brisa Leticia Arenas Rios.

Eduardo Ramírez Rodríguez.

Recuerde querido lector que estamos ubicados en el Bajío, realizando un recorrido relámpago por esta parte del país, y después de haber visitado la Parroquia de San Miguel Arcángel, de estilo gótico y símbolo de la ciudad de San Miguel de Allende, descripción que le platiqué la semana pasada, el equipo de Turismo Xplora abordó la camioneta Sprinter, junto con el personal de Eme Media, para dirigirnos hacia las inmediaciones de Guanajuato y a tan sólo 30 minutos de la ciudad en donde se celebra el Festival Cervantino cada año, pudimos acceder a la población cuyo nombre es Sangre de Cristo, aquí se ubica Caminos D’Vinos, un complejo vinícola que antiguamente era una hacienda de beneficio minero, única en su tipo y conocida como Jesús María, misma que recibía todo lo extraído de diversas minas situadas alrededor de la hacienda, procesando el oro y la plata, principalmente. En el viñedo se encuentra una explanada  llamada la Plaza de la Vendimia, en donde cada año se celebra el piso de la uva, que se ha vuelto toda una tradición y atracción para los visitantes y vinicultores. El año pasado este evento se celebró el 1 de agosto y hubo más de 850 asistentes.

Esta viña está a 2 mil 400 metros sobre el nivel del mar y es la quinta más alta del mundo. En esta altitud se crea un micro clima diferente a todas las regiones aledañas.

La característica de este viñedo es que posee una amplitud térmica que es favorable para el vino, ya que las uvas necesitan una diferencia de temperatura de por lo menos de 15 a 20 grados centígrados entre el día y la noche, al igual que entre las estaciones de invierno y verano.

Caminos D’Vinos tiene un restaurante llamado El Tinto, en donde lo antiguo y moderno convergen perfectamente en armonía, igual que su comida, fusión entre la gastronomía argentina y mexicana.

Atrévase a viajar al centro del país, aquí hay un excelente hotel boutique de 8 habitaciones, con hermosos detalles en su decoración y una comodidad de envidia, rodeado de paz y en medio de bellos paisajes con olor a vid. Caminos D’Vinos cultiva 8 cepas distintas, 6 de ellas son tintas y 2 blancas. Las tintas son: Merlot, Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo y Pinot Noir. Las cepas blancas son: Chardonnay y Semillón.

Por favor, amable lector, no deje de lado esta magnífica experiencia para que usted conozca más sobre las delicias eróticas del vino.

¿Cómo llegar?

Línea de autobús: ETN.

Terminal: Central del Norte.

Precio: $485.00.

Tiempo de recorrido: 4 Horas.

/parg

Por Ricardo Olivares Garciafigueroa y Hugo Velázquez

Staff:

D.G.: Brisa Leticia Arenas Rios.

Eduardo Ramírez Rodríguez.

Recuerde querido lector que estamos ubicados en el Bajío, realizando un recorrido relámpago por esta parte del país, y después de haber visitado la Parroquia de San Miguel Arcángel, de estilo gótico y símbolo de la ciudad de San Miguel de Allende, descripción que le platiqué la semana pasada, el equipo de Turismo Xplora abordó la camioneta Sprinter, junto con el personal de Eme Media, para dirigirnos hacia las inmediaciones de Guanajuato y a tan sólo 30 minutos de la ciudad en donde se celebra el Festival Cervantino cada año, pudimos acceder a la población cuyo nombre es Sangre de Cristo, aquí se ubica Caminos D’Vinos, un complejo vinícola que antiguamente era una hacienda de beneficio minero, única en su tipo y conocida como Jesús María, misma que recibía todo lo extraído de diversas minas situadas alrededor de la hacienda, procesando el oro y la plata, principalmente. En el viñedo se encuentra una explanada  llamada la Plaza de la Vendimia, en donde cada año se celebra el piso de la uva, que se ha vuelto toda una tradición y atracción para los visitantes y vinicultores. El año pasado este evento se celebró el 1 de agosto y hubo más de 850 asistentes.

Esta viña está a 2 mil 400 metros sobre el nivel del mar y es la quinta más alta del mundo. En esta altitud se crea un micro clima diferente a todas las regiones aledañas.

La característica de este viñedo es que posee una amplitud térmica que es favorable para el vino, ya que las uvas necesitan una diferencia de temperatura de por lo menos de 15 a 20 grados centígrados entre el día y la noche, al igual que entre las estaciones de invierno y verano.

Caminos D’Vinos tiene un restaurante llamado El Tinto, en donde lo antiguo y moderno convergen perfectamente en armonía, igual que su comida, fusión entre la gastronomía argentina y mexicana.

Atrévase a viajar al centro del país, aquí hay un excelente hotel boutique de 8 habitaciones, con hermosos detalles en su decoración y una comodidad de envidia, rodeado de paz y en medio de bellos paisajes con olor a vid. Caminos D’Vinos cultiva 8 cepas distintas, 6 de ellas son tintas y 2 blancas. Las tintas son: Merlot, Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo y Pinot Noir. Las cepas blancas son: Chardonnay y Semillón.

Por favor, amable lector, no deje de lado esta magnífica experiencia para que usted conozca más sobre las delicias eróticas del vino.

¿Cómo llegar?

Línea de autobús: ETN.

Terminal: Central del Norte.

Precio: $485.00.

Tiempo de recorrido: 4 Horas.

/parg