/ domingo 24 de febrero de 2019

Cuarón, Iñárritu y Del Toro... Las historias que han conquistado el mundo

En los últimos seis años, Los Tres Amigos han dominado la entrega de premios más mediática del mundo, los Oscar

Era el año 2007 cuando los llamados Tres amigos desfilaron juntos por la alfombra roja del Oscar. Era la primera vez que tres directores mexicanos se reunían en la misma edición de esta fiesta fílmica, algo inusual y un fenómeno que no se ha repetido con representantes de otras cinematografías del mundo.

Alejandro González Iñárritu, Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón llegaron esa noche con sus películas Babel, El laberinto del fauno y Los niños del hombre, respectivamente.

En conjunto tenían 16 nominaciones, algo que ni ellos hubieran imaginado cuando se conocieron en la década de los 80, Del Toro y Cuarón en la realización del programa La hora marcada y González Iñárritu se les unió gracias a su amigo en común, el cinefotógrafo Emmanuel Lubezki.

De las postulaciones a las que aspiraban, se quedaron sólo con cuatro, siendo la película El laberinto del fauno la que más premios se llevó: Fotografía (Guillermo Navarro), Dirección artística (Eugenio Caballero) y Maquillaje, mientras Babel se quedó con el galardón a Mejor Banda Sonora (Gustavo Santaolalla).


Así se empezó a gestar el impulso que fructificó siete años después cuando Alfonso Cuarón se llevó el Oscar a Mejor Director por Gravity. Desde ahí han estado imparables. En los últimos seis años las nominaciones al Oscar han estado plagadas de talento mexicano, logrando dominar la entrega de premios más sonada del mundo.

En 2014, 2015, 2016 y 2018, ganaron el Oscar a Mejor Director por Gravity, Birdman, El renacido y La forma del agua, destacando que González Iñárritu se lo llevó dos años de forma consecutiva. Fotos Reuters

Realmente amigos

El mote con el que fueron bautizados por los medios estadounidenses es fiel a la relación que han llevado a través de los años. Como lo ha reconocido Del Toro, cuando de opinar se trata sobre los proyectos individuales que han realizado, sin temor y sin tentarse el corazón se dicen sus verdades.

"Les digo si lo que veo es basura, para eso son los amigos", ha dicho el jalisciense, quien no tuvo empacho en trabajar con González Iñárritu en la edición de su ópera prima Amores perros, cinta que le dio una mirada mundial y con la que obtuvo su primera postulación al Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera en 2001.

Después vinieron Y tu mamá también para Cuarón, reconocido con una nominación a Mejor Guion Original y El espinazo del diablo para Del Toro, que aunque no logró colarse a la gran fiesta, le dio continuidad a su carrera como cineasta de terror.

Marca la pauta

Cada uno ha desarrollado un cine muy definido, González Iñárritu retrata el drama, Del Toro está enamorado de sus monstruos y Cuarón siempre ha querido ser vanguardista, es él quien a su manera siempre ha marcado tendencia. Fue el primero en llegar a Hollywood, donde debutó en 1995 con La princesita, dos años más tarde le alcanzó Del Toro con Mimic y muchos años después arribo el Negro González Iñárritu, quien después de Amores perros arribo al cine estadounidense con Babel.

Cuarón también fue el primero en ganar la famosa estatuilla como Mejor Director, pero su logro más grande lo obtuvo este año con las 10 nominaciones a Roma, una película en blanco y negro hablada en español y mixteco, el primer filme mexicano considerado en la categoría de Mejor Película.

González Iñárritu también tiene sus propios récords, él es el primer mexicano en ganar dos veces consecutivas el Oscar como Mejor Director y también el primero en recibir un Oscar honorífico por la instalación Carne y arena.


Cada uno a su manera ha sabido conquistar Hollywood y Guillermo del Toro lo hizo de la mano de sus inseparables criaturas fantásticas. Su película La forma del agua fue nominada en 13 categorías y se llevó cuatro, incluidas Mejor Película y Mejor Dirección, algo inusual tratándose de un cuento fantástico en una Academia que antes era caracterizada por ser predecible y poco audaz.

En la 91 edición del premio Oscar, Alfonso Cuarón tiene varias posibilidades para volver a marcar tendencia, al menos ya logró que miles voltearan a hablar del cine hecho en México.

Era el año 2007 cuando los llamados Tres amigos desfilaron juntos por la alfombra roja del Oscar. Era la primera vez que tres directores mexicanos se reunían en la misma edición de esta fiesta fílmica, algo inusual y un fenómeno que no se ha repetido con representantes de otras cinematografías del mundo.

Alejandro González Iñárritu, Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón llegaron esa noche con sus películas Babel, El laberinto del fauno y Los niños del hombre, respectivamente.

En conjunto tenían 16 nominaciones, algo que ni ellos hubieran imaginado cuando se conocieron en la década de los 80, Del Toro y Cuarón en la realización del programa La hora marcada y González Iñárritu se les unió gracias a su amigo en común, el cinefotógrafo Emmanuel Lubezki.

De las postulaciones a las que aspiraban, se quedaron sólo con cuatro, siendo la película El laberinto del fauno la que más premios se llevó: Fotografía (Guillermo Navarro), Dirección artística (Eugenio Caballero) y Maquillaje, mientras Babel se quedó con el galardón a Mejor Banda Sonora (Gustavo Santaolalla).


Así se empezó a gestar el impulso que fructificó siete años después cuando Alfonso Cuarón se llevó el Oscar a Mejor Director por Gravity. Desde ahí han estado imparables. En los últimos seis años las nominaciones al Oscar han estado plagadas de talento mexicano, logrando dominar la entrega de premios más sonada del mundo.

En 2014, 2015, 2016 y 2018, ganaron el Oscar a Mejor Director por Gravity, Birdman, El renacido y La forma del agua, destacando que González Iñárritu se lo llevó dos años de forma consecutiva. Fotos Reuters

Realmente amigos

El mote con el que fueron bautizados por los medios estadounidenses es fiel a la relación que han llevado a través de los años. Como lo ha reconocido Del Toro, cuando de opinar se trata sobre los proyectos individuales que han realizado, sin temor y sin tentarse el corazón se dicen sus verdades.

"Les digo si lo que veo es basura, para eso son los amigos", ha dicho el jalisciense, quien no tuvo empacho en trabajar con González Iñárritu en la edición de su ópera prima Amores perros, cinta que le dio una mirada mundial y con la que obtuvo su primera postulación al Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera en 2001.

Después vinieron Y tu mamá también para Cuarón, reconocido con una nominación a Mejor Guion Original y El espinazo del diablo para Del Toro, que aunque no logró colarse a la gran fiesta, le dio continuidad a su carrera como cineasta de terror.

Marca la pauta

Cada uno ha desarrollado un cine muy definido, González Iñárritu retrata el drama, Del Toro está enamorado de sus monstruos y Cuarón siempre ha querido ser vanguardista, es él quien a su manera siempre ha marcado tendencia. Fue el primero en llegar a Hollywood, donde debutó en 1995 con La princesita, dos años más tarde le alcanzó Del Toro con Mimic y muchos años después arribo el Negro González Iñárritu, quien después de Amores perros arribo al cine estadounidense con Babel.

Cuarón también fue el primero en ganar la famosa estatuilla como Mejor Director, pero su logro más grande lo obtuvo este año con las 10 nominaciones a Roma, una película en blanco y negro hablada en español y mixteco, el primer filme mexicano considerado en la categoría de Mejor Película.

González Iñárritu también tiene sus propios récords, él es el primer mexicano en ganar dos veces consecutivas el Oscar como Mejor Director y también el primero en recibir un Oscar honorífico por la instalación Carne y arena.


Cada uno a su manera ha sabido conquistar Hollywood y Guillermo del Toro lo hizo de la mano de sus inseparables criaturas fantásticas. Su película La forma del agua fue nominada en 13 categorías y se llevó cuatro, incluidas Mejor Película y Mejor Dirección, algo inusual tratándose de un cuento fantástico en una Academia que antes era caracterizada por ser predecible y poco audaz.

En la 91 edición del premio Oscar, Alfonso Cuarón tiene varias posibilidades para volver a marcar tendencia, al menos ya logró que miles voltearan a hablar del cine hecho en México.

Finanzas

Quintana Roo reactiva la recepción de turistas

Autoridades y empresarios calculan que el 8 de junio el semáforo epidemiológico ya se encuentre en naranja

Finanzas

Empresas improvisan para ganar contratos públicos de vigilancia

Actualmente, Insumos y Servicios en General LACG cuenta con el contrato más valioso entre 98 que distintas dependencias

Política

Secretaría de Economía busca evaluar al INE

El Instituto Nacional Electoral se pronunció en contra de dicha consulta al afirmar que esto viola sus atribuciones como organizador de las elecciones

CDMX

Regresarán a labores 150 mil trabajadores de la construcción

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en la capital del país, ve con optimismo la reactivación

Finanzas

Quintana Roo reactiva la recepción de turistas

Autoridades y empresarios calculan que el 8 de junio el semáforo epidemiológico ya se encuentre en naranja

Finanzas

Empresas improvisan para ganar contratos públicos de vigilancia

Actualmente, Insumos y Servicios en General LACG cuenta con el contrato más valioso entre 98 que distintas dependencias

Mundo

Ola de calor agravará crisis sanitaria por Covid-19, advierten

OPS anticipa semanas "muy duras" para América Latina, ya encaminada a ser el nuevo epicentro del nuevo coronavirus

Mundo

Recesión histórica se avecina en Brasil

Con imagen exterior arañada, sufre fuga récord de capital extranjero; temen 125 mil muertos en agosto

Mundo

Aumentan asesinatos de líderes sociales en Colombia

Entre enero y abril de este año se reportó la muerte de 49 activistas en Colombia, lo que representa un alza de 53% respecto a 2019