/ jueves 11 de enero de 2024

Muestran la parte "oculta" de las grandes pinturas

Revelar la cara oculta de varios cuadros es la promesa de "Reversos", la nueva exposición del Museo del Prado de Madrid, que permite asomarse a reconocidas obras desde otra perspectiva

"Las Meninas" de Velázquez es la obra más célebre del popular museo español y la que inspiró esta nueva exposición, con su autor apareciendo en ella, haciendo frente al espectador, de pie con su caballete, provocando un efecto espejo que alimentó mucho debate en el mundo de la pintura.

El público es recibido por una reproducción fiel del reverso de la obra, un enorme marco de madera de 3.6 por 3.2 metros, colocado en el suelo, que intensifica la impresión de tamaño gigantesco del lienzo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre bandas de culto

"Esta exposición no se limita a voltear los cuadros y ponerlos contra la pared", explicó el comisario de la exposición, Miguel Ángel Blanco.

Blanco inspeccionó durante siete años los fondos del museo madrileño y vio "la mayoría de los cuadros. Por delante y por detrás". A las obras del Prado se le añadieron 29 préstamos de otros museos y colecciones internacionales.

Entre ellos, un autorretrato de Vincent Van Gogh, expuesto por primera vez en el museo español, con su caballete en primer plano. La escena es similar a la de "El pintor en su estudio", de Rembrandt, que también se expone aquí. Tiziano, Magritte, Goya y, más recientemente, Sophie Calle, completan la muestra.

Las obras pueden examinarse desde todos los ángulos, invitando al visitante a librarse a algo tan raro en un gran museo como es la indiscreción, y a descubrir trampas, garabatos ocultos y hasta mensajes del artista.

En las salas con paredes totalmente negras, otras obras se exponen como joyas en vitrinas. Los cuadros se convierten en objetos para ser contemplados en su totalidad, sin mayores secretos.

Se trata de cambiar el punto de vista del espectador y llevarlo entre bambalinas de la creación artística y del museo, abrirle una "puerta dimensional hacia los secretos del arte", añade Blanco.

La cara B del arte

Varios de los cuadros revelan bocetos tachados o proyectos inacabados, mientras que el anverso está perfectamente ejecutado.

También se presenta el bastidor original de uno de los cuadros más conocidos del mundo, el Guernica de Picasso, que se encontró hace dos años en los almacenes del MOMA de Nueva York.

"Descubrieron estos travesaños y vieron que había una etiqueta que pone 'Picasso-San Francisco', porque (el cuadro) viajó por 30 ciudades, fue clavado y desclavado 45 veces", explica el comisario sobre esta obra que, desde 1981, se encuentra en Madrid.

En el bastidor hay una pincelada negra, "la pincelada desconocida del 'Guernica', que se le escapó a Picasso", agrega Blanco con entusiasmo.

Una obra del siglo XVIII, "Monja arrodillada", del sueco Martin van Meytens, provoca sonrisas, pues en el anverso aparece una monja rezando con rostro piadoso, pero cuando se le da la vuelta al cuadro se ve a la misma monja de espaldas con el trasero al aire.

Las pícaras instantáneas de Eliott Erwitt, uno de los fotógrafos de la agencia Magnum fallecido en marzo pasado e inmortalizando a los espectadores del Prado, alegran la exposición.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En una de ellas, un grupo de hombres se agolpa ante un desnudo femenino, junto a un lienzo que presenta a una mujer vestida frente a la que se sitúa una única espectadora.

La muestra se inauguró en noviembre y permanecerá abierta hasta el 3 de marzo de 2024.



"Las Meninas" de Velázquez es la obra más célebre del popular museo español y la que inspiró esta nueva exposición, con su autor apareciendo en ella, haciendo frente al espectador, de pie con su caballete, provocando un efecto espejo que alimentó mucho debate en el mundo de la pintura.

El público es recibido por una reproducción fiel del reverso de la obra, un enorme marco de madera de 3.6 por 3.2 metros, colocado en el suelo, que intensifica la impresión de tamaño gigantesco del lienzo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre bandas de culto

"Esta exposición no se limita a voltear los cuadros y ponerlos contra la pared", explicó el comisario de la exposición, Miguel Ángel Blanco.

Blanco inspeccionó durante siete años los fondos del museo madrileño y vio "la mayoría de los cuadros. Por delante y por detrás". A las obras del Prado se le añadieron 29 préstamos de otros museos y colecciones internacionales.

Entre ellos, un autorretrato de Vincent Van Gogh, expuesto por primera vez en el museo español, con su caballete en primer plano. La escena es similar a la de "El pintor en su estudio", de Rembrandt, que también se expone aquí. Tiziano, Magritte, Goya y, más recientemente, Sophie Calle, completan la muestra.

Las obras pueden examinarse desde todos los ángulos, invitando al visitante a librarse a algo tan raro en un gran museo como es la indiscreción, y a descubrir trampas, garabatos ocultos y hasta mensajes del artista.

En las salas con paredes totalmente negras, otras obras se exponen como joyas en vitrinas. Los cuadros se convierten en objetos para ser contemplados en su totalidad, sin mayores secretos.

Se trata de cambiar el punto de vista del espectador y llevarlo entre bambalinas de la creación artística y del museo, abrirle una "puerta dimensional hacia los secretos del arte", añade Blanco.

La cara B del arte

Varios de los cuadros revelan bocetos tachados o proyectos inacabados, mientras que el anverso está perfectamente ejecutado.

También se presenta el bastidor original de uno de los cuadros más conocidos del mundo, el Guernica de Picasso, que se encontró hace dos años en los almacenes del MOMA de Nueva York.

"Descubrieron estos travesaños y vieron que había una etiqueta que pone 'Picasso-San Francisco', porque (el cuadro) viajó por 30 ciudades, fue clavado y desclavado 45 veces", explica el comisario sobre esta obra que, desde 1981, se encuentra en Madrid.

En el bastidor hay una pincelada negra, "la pincelada desconocida del 'Guernica', que se le escapó a Picasso", agrega Blanco con entusiasmo.

Una obra del siglo XVIII, "Monja arrodillada", del sueco Martin van Meytens, provoca sonrisas, pues en el anverso aparece una monja rezando con rostro piadoso, pero cuando se le da la vuelta al cuadro se ve a la misma monja de espaldas con el trasero al aire.

Las pícaras instantáneas de Eliott Erwitt, uno de los fotógrafos de la agencia Magnum fallecido en marzo pasado e inmortalizando a los espectadores del Prado, alegran la exposición.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En una de ellas, un grupo de hombres se agolpa ante un desnudo femenino, junto a un lienzo que presenta a una mujer vestida frente a la que se sitúa una única espectadora.

La muestra se inauguró en noviembre y permanecerá abierta hasta el 3 de marzo de 2024.



Sociedad

Rescatan a más de 100 migrantes en Zacatecas; hay dos detenidos

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas rescató a 116 personas de Guatemala, Ecuador, Honduras, El Salvador y Nicaragua

Elecciones 2024

Nos vamos a responsabilizar de los huérfanos de la violencia: Xóchitl Gálvez

Xóchitl Gálvez se reunió con madres buscadoras en Morelia durante un performance sobre los huérfanos que dejó la violencia

Elecciones 2024

Políticos registran su nombre como marca registrada

Algunos políticos no sólo registran su nombre, sino algún signo distintivo de ellos, “algo de su atuendo, una corbata, un moño"

Elecciones 2024

Candidatos por la CDMX refuerzan discursos sobre seguridad y agua

Candidatos capitalinos olvidan previo a debate el tema de la corrupción, uno de los dos tópicos a tratar hoy

Política

Reforma a Ley de Amparo saturará el Poder Judicial

La reforma a la Ley de Amparo que impulsa Morena le pegará significativamente al bolsillo de los mexicanos

Metrópoli

2023, el año con más hospitalizaciones por accidentes viales

Las cifras consideran a peatones lesionados y personas que viajaban en algún vehículo motorizado