/ martes 13 de septiembre de 2022

#LoMásVisto2022 | The Warning: Derribando mitos

Con su apabullante popularidad, esta banda está ayudando a derribar viejas ideas, como aquella de que el rock no es un género popular en nuestro país o que es un tipo de música que sólo escuchan los abuelitos

Más de medio millón de escuchas mensuales en Spotify, más de 300 mil seguidores en Instagram y más 95 millones de vistas en Youtube son algunos de los números que hablan de la popularidad de la banda mexicana The Warning.

El trío originario de Monterrey, Nuevo León, se mantiene subiendo como la espuma desde hace un par de años y derribando de paso algunos mitos, como aquel de que el rock no es un género popular en México.

Otra idea que gracias a grupos como este se tambalea es la de que el heavy rock es un estilo en el que sólo los hombres pueden triunfar o llegar lejos. En una época en la que Mon Laferte se queja de que es muy difícil entrar a la escena metalera, este trío de regias demuestra que se puede y además por la puerta grande.

Te puede interesar: Entrevista con Alice Cooper, el padrino del shock rock

Su singular historia, así como sus hazañas que las relacionan con gigantes como Foo Fighters, Metallica o Ellen Lee DeGeneres, ya están de sobra contados en cientos de páginas de internet.

Así que quizá un mejor punto de partida para explicar su aplastante popularidad sea un hecho ocurrido hace dos años, cuando el trío firmó un contrato discográfico con Lava, el sello estadounidense asociado con Republic Records, que a su vez pertenece a la multinacional Universal Music.

Esto por supuesto no le resta méritos a la banda, que ya venía sonando con fuerza antes de 2020, pero es un hecho que esta sociedad fue un parteaguas en su carrera y que vino a acelerar el ritmo al que venían creciendo, además de otros factores, como ellas mencionan:

“Sí, y sobre todo porque justo por la pandemia tuvimos que interactuar mucho más en las redes sociales, para no perder esa esencia y estuvimos mucho con nuestra comunidad por ahí, además de que participamos en la reedición del disco de Metallica, y eso también hizo bastante ruido”.

Este 2022, Daniela, Paulina y Alejandra Villarreal se la han pasado de gira prácticamente todo el año en Estados Unidos, algo que debe ser inaudito para tres chicas de 22, 20 y 17 años respectivamente.

“No hemos parado -confiesan- pero es que después de estar dos años sin tocar absolutamente nada. por la pandemia, pues nos venimos con todo… Este año lo más que hemos descansado han sido dos semanas… 14 días es lo más que he hemos estado en casa, pero no nos quejamos, estamos muy muy felices de estar en los escenarios nuevamente y especialmente con este nuevo álbum, que se llama Error y que estuvo guardado por dos años, así que aunque estas canciones ya no sean tan nuevas para nosotras, para el público sí lo son y eso es algo muy divertido que hace que cada canción se sienta como algo muy fresco”.

Te puede interesar: Cristal y Acero: Un sueño de cuatro décadas

¿Pero cómo se logra todo esto? Uno pensaría que hay detrás de ellas un ejército de managers, arreglistas, ejecutivos y todo tipo de empleados realizando diversas tareas y trabajando de sol a sol para llevarlas hasta donde están, lo cual ellas niegan:

“Es más bien un equipo bastante pequeño, como una familia… Somos como nueve personas en todo el equipo, pero eso sí, trabajando todos muy bien y con mucha pasión, lo cual se siente especialmente ahorita que hemos estado viajando tanto todos juntos, porque andar de gira puede ser algo muy desgastante emocional y físicamente, pero por lo mismo como que te vuelves muy cercano a las personas del equipo, todos nos apoyan muchísimo y estamos súper agradecidas por eso”.

Y aseguran que lo mismo sucede en la parte creativa, en la cual reciben apoyo, aunque las ideas son propias:

“Hemos trabajado con productores, pero nosotras somos las que escribimos todas las canciones… No haríamos lo que hacemos si no pudiéramos compartir nuestra visión, nuestros sentimientos, nuestras palabras y nuestro sonido con las personas”.

Sobre el papel que juega su padre Luis Villarreal en el grupo, aseguran que si bien él fue quien las ayudó a armar la banda y las apoyó mucho desde el principio, tampoco se trata de una mano mágica que esté moviendo todos los hilos desde atrás, como algunos han sugerido:

“Mi papá fue el que nos apoyó mucho a la hora de decidir hacer esto… Creo que él fue socio de un estudio de música o que tenía un estudio de audio a donde la gente iba, porque él tiene muy buen oído… Es un gran amante de la música y nos apoyan en todo, pero tampoco es así que tú digas… Porque hemos visto a mucha gente que dice que es un súper productor… Lo cual estaría con ganas, pero no”.

Algunos retos

Para ellas lo más difícil hasta el momento ha sido mantener la calidad durante sus presentaciones en vivo, porque aunque llevan muchos años tocando juntas, no siempre es fácil transmitir lo que se quiere y conectar con el público.

Cuentan que en algún momento de sus vidas, antes de terminar la prepa, también compaginaban la música con los estudios:

“Es chistoso pensar que estábamos estudiando mientras trabajábamos, pero sí, o sea, empezamos a trabajar cuando estábamos muy chicas y era algo raro no estar en casa por meses y de repente llegar y ver que tienes cinco exámenes, pero nos pudimos adaptar muy bien”.


¿Música para cincuentones?

Hay otro mito que The Warning ha ayudado a derribar: El de que el heavy rock o el rock clásico son estilos que sólo consume un público mayor de cuarenta o cincuenta años.

Si bien muchos padres de familia de la actualidad son felices testigos de cómo a corta edad sus hijos ya tararean canciones de AC/DC, Led Zeppelin o Queen, en muchos círculos aún permea la idea de que el rock clásico es cosa del pasado.

Las integrantes de la banda aceptan que en sus inicios sí las escuchaban principalmente oyentes de la edad de sus padres, aunque dicen que eso ha ido cambiando:

Te puede interesar: Thunder: La frescura de seguir siendo heavy

“Sinceramente sí, al principio nos escuchaba una audiencia mucho mayor, de entre 40 y 50… Sobre todo señores, pero ahora justo eso se ha empezado a abrir, sobre todo aquí en México, que va tanta gente joven a nuestros conciertos, así que más bien se convierte en un evento familiar… Es muy lindo ver como también las chavitas empiezan a ir a nuestros conciertos y eso es algo que nos motiva mucho, porque nosotras alguna vez estuvimos ahí, alguna vez fuimos esas chavitas que iban por primera vez a un concierto de rock”.

Todo esto fue un proceso normal para ellas, ya que crecieron escuchando precisamente ese tipo de música:

“Crecimos escuchando diferentes tipos de música, sobre todo el rock, que era lo que más se escuchaba en casa, como Pink Floyd y Queen… Después ya nos gustaron otros grupos como My Chemical Romance…Siempre estamos descubriendo nuevas bandas dentro de este género que es el que nos apasiona”.

Y justo para reforzar su fuerte influencia del rock clásico, la mayoría de las canciones del grupo están grabadas en inglés, algo que dicen que podría empezar a cambiar con el tiempo:

“Sí, sólo tenemos dos en español… Es que crecimos escuchando rock en inglés, y como que al momento de empezar a componer pues fue lo primero que nos salió naturalmente, como que así se dio… Aunque ahora llegamos a un punto en el que también queremos hacer música en español, para poder tocar en nuestro país y que la gente cante con nosotras, en nuestro idioma… Sabemos que es más exigente hacerlo en español, por eso no hay tantas canciones, pero cuando sale una es porque realmente estamos enamoradas de esa canción”.


Alternando con las vacas sagradas

Apenas hace unos meses, el trío se encontraba abriendo un recital de Foo Fighters en el Foro Sol de la Ciudad de México, una experiencia que recuerdan como algo increíble y uno de los conciertos en los que se han sentido más nerviosas, por la cantidad de gente que había en el sitio.

Ya con las tablas adquiridas durante el resto de su gira por Estados Unidos, la banda volverá a México para abrir el concierto de Guns N’ Roses en su natal Monterrey, lo cual consideran igualmente fascinante.

Sobre cómo se visualizan dentro de 20 años, Daniela y Paulina se apresuran a contestar que definitivamente tocando y que les encantaría estar haciendo alguna gira mundial, para poder seguir haciendo esto que tanto les llena.

Durante casi toda la charla, Alejandra, que es la menor de las tres, apenas tiene oportunidad de hablar, por lo que le pedimos que también intervenga:

“Sí, ojalá que podamos seguir haciendo esto… Yo ya voy a tener 37 años, así que espero que nos sigamos divirtiendo haciendo esto… y que no me duela la espalda o algo así”.

Antes de concluir, les preguntamos hasta dónde estarían dispuestas a llegar para concretar sus sueños, a lo que responden:

“Bueno, no sacrificaríamos nuestro bienestar físico ni mental, porque es algo que pasa mucho, y se entiende, pero sí nos gustaría encontrar un balance, sobre todo para poder dar lo mejor de nosotras cada vez que nos presentemos”.

Y en la misma idea de averiguar hasta dónde llegarían, cuentan que se encuentran muy abiertas a experimentar con otros estilos o hacer duetos con otros artistas, porque consideran que es algo que también les podría dejar algún tipo de aprendizaje.

Ante el cuestionamiento de si sus seguidores más rockeros no se molestarían por alguna fusión insospechada o alejada del género que las dio a conocer, ellas dicen que hoy en día eso ya no sucede:

“Especialmente con nuestra generación, eso ya no aplica tanto. Estamos tan abiertos a ver propuestas nuevas, que no pasa nada”, aseguran.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Más de medio millón de escuchas mensuales en Spotify, más de 300 mil seguidores en Instagram y más 95 millones de vistas en Youtube son algunos de los números que hablan de la popularidad de la banda mexicana The Warning.

El trío originario de Monterrey, Nuevo León, se mantiene subiendo como la espuma desde hace un par de años y derribando de paso algunos mitos, como aquel de que el rock no es un género popular en México.

Otra idea que gracias a grupos como este se tambalea es la de que el heavy rock es un estilo en el que sólo los hombres pueden triunfar o llegar lejos. En una época en la que Mon Laferte se queja de que es muy difícil entrar a la escena metalera, este trío de regias demuestra que se puede y además por la puerta grande.

Te puede interesar: Entrevista con Alice Cooper, el padrino del shock rock

Su singular historia, así como sus hazañas que las relacionan con gigantes como Foo Fighters, Metallica o Ellen Lee DeGeneres, ya están de sobra contados en cientos de páginas de internet.

Así que quizá un mejor punto de partida para explicar su aplastante popularidad sea un hecho ocurrido hace dos años, cuando el trío firmó un contrato discográfico con Lava, el sello estadounidense asociado con Republic Records, que a su vez pertenece a la multinacional Universal Music.

Esto por supuesto no le resta méritos a la banda, que ya venía sonando con fuerza antes de 2020, pero es un hecho que esta sociedad fue un parteaguas en su carrera y que vino a acelerar el ritmo al que venían creciendo, además de otros factores, como ellas mencionan:

“Sí, y sobre todo porque justo por la pandemia tuvimos que interactuar mucho más en las redes sociales, para no perder esa esencia y estuvimos mucho con nuestra comunidad por ahí, además de que participamos en la reedición del disco de Metallica, y eso también hizo bastante ruido”.

Este 2022, Daniela, Paulina y Alejandra Villarreal se la han pasado de gira prácticamente todo el año en Estados Unidos, algo que debe ser inaudito para tres chicas de 22, 20 y 17 años respectivamente.

“No hemos parado -confiesan- pero es que después de estar dos años sin tocar absolutamente nada. por la pandemia, pues nos venimos con todo… Este año lo más que hemos descansado han sido dos semanas… 14 días es lo más que he hemos estado en casa, pero no nos quejamos, estamos muy muy felices de estar en los escenarios nuevamente y especialmente con este nuevo álbum, que se llama Error y que estuvo guardado por dos años, así que aunque estas canciones ya no sean tan nuevas para nosotras, para el público sí lo son y eso es algo muy divertido que hace que cada canción se sienta como algo muy fresco”.

Te puede interesar: Cristal y Acero: Un sueño de cuatro décadas

¿Pero cómo se logra todo esto? Uno pensaría que hay detrás de ellas un ejército de managers, arreglistas, ejecutivos y todo tipo de empleados realizando diversas tareas y trabajando de sol a sol para llevarlas hasta donde están, lo cual ellas niegan:

“Es más bien un equipo bastante pequeño, como una familia… Somos como nueve personas en todo el equipo, pero eso sí, trabajando todos muy bien y con mucha pasión, lo cual se siente especialmente ahorita que hemos estado viajando tanto todos juntos, porque andar de gira puede ser algo muy desgastante emocional y físicamente, pero por lo mismo como que te vuelves muy cercano a las personas del equipo, todos nos apoyan muchísimo y estamos súper agradecidas por eso”.

Y aseguran que lo mismo sucede en la parte creativa, en la cual reciben apoyo, aunque las ideas son propias:

“Hemos trabajado con productores, pero nosotras somos las que escribimos todas las canciones… No haríamos lo que hacemos si no pudiéramos compartir nuestra visión, nuestros sentimientos, nuestras palabras y nuestro sonido con las personas”.

Sobre el papel que juega su padre Luis Villarreal en el grupo, aseguran que si bien él fue quien las ayudó a armar la banda y las apoyó mucho desde el principio, tampoco se trata de una mano mágica que esté moviendo todos los hilos desde atrás, como algunos han sugerido:

“Mi papá fue el que nos apoyó mucho a la hora de decidir hacer esto… Creo que él fue socio de un estudio de música o que tenía un estudio de audio a donde la gente iba, porque él tiene muy buen oído… Es un gran amante de la música y nos apoyan en todo, pero tampoco es así que tú digas… Porque hemos visto a mucha gente que dice que es un súper productor… Lo cual estaría con ganas, pero no”.

Algunos retos

Para ellas lo más difícil hasta el momento ha sido mantener la calidad durante sus presentaciones en vivo, porque aunque llevan muchos años tocando juntas, no siempre es fácil transmitir lo que se quiere y conectar con el público.

Cuentan que en algún momento de sus vidas, antes de terminar la prepa, también compaginaban la música con los estudios:

“Es chistoso pensar que estábamos estudiando mientras trabajábamos, pero sí, o sea, empezamos a trabajar cuando estábamos muy chicas y era algo raro no estar en casa por meses y de repente llegar y ver que tienes cinco exámenes, pero nos pudimos adaptar muy bien”.


¿Música para cincuentones?

Hay otro mito que The Warning ha ayudado a derribar: El de que el heavy rock o el rock clásico son estilos que sólo consume un público mayor de cuarenta o cincuenta años.

Si bien muchos padres de familia de la actualidad son felices testigos de cómo a corta edad sus hijos ya tararean canciones de AC/DC, Led Zeppelin o Queen, en muchos círculos aún permea la idea de que el rock clásico es cosa del pasado.

Las integrantes de la banda aceptan que en sus inicios sí las escuchaban principalmente oyentes de la edad de sus padres, aunque dicen que eso ha ido cambiando:

Te puede interesar: Thunder: La frescura de seguir siendo heavy

“Sinceramente sí, al principio nos escuchaba una audiencia mucho mayor, de entre 40 y 50… Sobre todo señores, pero ahora justo eso se ha empezado a abrir, sobre todo aquí en México, que va tanta gente joven a nuestros conciertos, así que más bien se convierte en un evento familiar… Es muy lindo ver como también las chavitas empiezan a ir a nuestros conciertos y eso es algo que nos motiva mucho, porque nosotras alguna vez estuvimos ahí, alguna vez fuimos esas chavitas que iban por primera vez a un concierto de rock”.

Todo esto fue un proceso normal para ellas, ya que crecieron escuchando precisamente ese tipo de música:

“Crecimos escuchando diferentes tipos de música, sobre todo el rock, que era lo que más se escuchaba en casa, como Pink Floyd y Queen… Después ya nos gustaron otros grupos como My Chemical Romance…Siempre estamos descubriendo nuevas bandas dentro de este género que es el que nos apasiona”.

Y justo para reforzar su fuerte influencia del rock clásico, la mayoría de las canciones del grupo están grabadas en inglés, algo que dicen que podría empezar a cambiar con el tiempo:

“Sí, sólo tenemos dos en español… Es que crecimos escuchando rock en inglés, y como que al momento de empezar a componer pues fue lo primero que nos salió naturalmente, como que así se dio… Aunque ahora llegamos a un punto en el que también queremos hacer música en español, para poder tocar en nuestro país y que la gente cante con nosotras, en nuestro idioma… Sabemos que es más exigente hacerlo en español, por eso no hay tantas canciones, pero cuando sale una es porque realmente estamos enamoradas de esa canción”.


Alternando con las vacas sagradas

Apenas hace unos meses, el trío se encontraba abriendo un recital de Foo Fighters en el Foro Sol de la Ciudad de México, una experiencia que recuerdan como algo increíble y uno de los conciertos en los que se han sentido más nerviosas, por la cantidad de gente que había en el sitio.

Ya con las tablas adquiridas durante el resto de su gira por Estados Unidos, la banda volverá a México para abrir el concierto de Guns N’ Roses en su natal Monterrey, lo cual consideran igualmente fascinante.

Sobre cómo se visualizan dentro de 20 años, Daniela y Paulina se apresuran a contestar que definitivamente tocando y que les encantaría estar haciendo alguna gira mundial, para poder seguir haciendo esto que tanto les llena.

Durante casi toda la charla, Alejandra, que es la menor de las tres, apenas tiene oportunidad de hablar, por lo que le pedimos que también intervenga:

“Sí, ojalá que podamos seguir haciendo esto… Yo ya voy a tener 37 años, así que espero que nos sigamos divirtiendo haciendo esto… y que no me duela la espalda o algo así”.

Antes de concluir, les preguntamos hasta dónde estarían dispuestas a llegar para concretar sus sueños, a lo que responden:

“Bueno, no sacrificaríamos nuestro bienestar físico ni mental, porque es algo que pasa mucho, y se entiende, pero sí nos gustaría encontrar un balance, sobre todo para poder dar lo mejor de nosotras cada vez que nos presentemos”.

Y en la misma idea de averiguar hasta dónde llegarían, cuentan que se encuentran muy abiertas a experimentar con otros estilos o hacer duetos con otros artistas, porque consideran que es algo que también les podría dejar algún tipo de aprendizaje.

Ante el cuestionamiento de si sus seguidores más rockeros no se molestarían por alguna fusión insospechada o alejada del género que las dio a conocer, ellas dicen que hoy en día eso ya no sucede:

“Especialmente con nuestra generación, eso ya no aplica tanto. Estamos tan abiertos a ver propuestas nuevas, que no pasa nada”, aseguran.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Justicia

Prisión domiciliaria de Murillo Karam manda un mensaje de impunidad: CoVAJ

La FGR afirma que Murillo Karam autorizó actos de tortura contra "El Cepillo", presunto integrante de Guerreros Unidos, grupo vinculado al caso Ayotzinapa

Metrópoli

Indagan violento intento de desalojo en la colonia Buenavista

Al menos 24 familias fueron amedrentadas para dejar sus viviendas

Mundo

EU prepara buques de guerra para defender a Israel en caso de ataque iraní

Estas medidas de Estados Unidos se produjeron después de una filtración sobre el momento y ubicación del posible ataque iraní

Sociedad

Aumentan en un año 29% los tratamientos por adicción de fentanilo en México

La CDC estima que cada día al menos 150 personas mueren por sobredosis de fentanilo en todo el mundo

CDMX

Alcaldes exigen activar Plan DN-III por agua contaminada en la alcaldía Benito Juárez

Los alcaldes de Benito Juárez, Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo exigen que se declare emergencia sanitaria en todas las colonias con registro de agua contaminada

Sociedad

México denuncia ante ONU las violaciones a su Embajada en Ecuador

Con sustento en evidencia fotográfica y una relatoría técnica de los hechos, México presentó las acciones que constituyen la "flagrante violación al derecho internacional"