/ miércoles 4 de octubre de 2023

Retratan la vida de Pedro Friedeberg, el último surrealista mexicano, en documental

La joven cineasta Liora Spilk presenta el documental Pedro, en el que narra el modo en que ella misma se lanzó en la búsqueda personal de la figura de Pedro Friedeberg

Después de jugar a una intrincada historia de detectives, llena de serpientes, escaleras, ninfas y otros seres fantásticos, la joven cineasta Liora Spilk presenta el documental Pedro, en el que narra el modo en que ella misma se lanzó en la búsqueda personal de la figura de Pedro Friedeberg, considerado muy a pesar de él, como “el último de los surrealistas mexicanos”.

“Creo que tenemos la idea de que la identidad de los grandes artistas debe ser forzosamente una cosa inmutable, mítica y totémica. Pero algo que es interesante en Pedro es que dentro de su vida y su obra hay muchos Pedros, el que está en esta película es el mío, el que yo he conocido, al que he tenido la oportunidad de acompañar tanto en sus presentaciones como en su día a día. Ese Pedro es mi persona favorita en el mundo, alguien que es una anomalía de la historia, que la supera, pero que también es un niño eterno, un gran padre, pintor de oficio y sobre todo un gran arquitecto de sueños”, comenta LioraSpilk, en entrevista con El Sol de México.

Puede interesarte: El documental que sigue los pasos de Gogol Bordello

El documental, cuenta el modo en que la cineasta tuvo conciencia de la obra de Friedeberg, al ver un cuadro en la colección de su abuela; y cómo busca el contacto del artista sin mucho éxito, hasta que un día, tras meses de insistencia decide abrir no sólo su taller, sino las puertas de su vida íntima, para mostrar un personaje distinto, al que suele verse en cápsulas televisivas o breves documentales biográficos.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

PEDRO EL INCLASIFICABLE

El documental representa la oportunidad de conocer cómo es que Friedeberg se ve a sí mismo como artista, aunque por momentos el espectador puede dudar al escucharlo, pues en su acento siempre se percibe un aire irónico e irreverente, al grado que él mismo se define en algún momento del filme, no surrealista, sino como un representante único del “Neokitsh-Barroco”. Lamentablemente, aunque la obra de Friedeberg ha tenido gran repercusión, principalmente en el extranjero, Spilk comenta que se trata de un artista que, por un momento calló en un cierto olvido.

“Pedro es inclasificable, no es pop-art, no es up art, no es surrealismo ni es fantasía. Esto creo que también ha afectado su reconocimiento, porque es mucho más fácil reconocer lo que podemos clasificar. Pero, yo pregunto, ¿qué necesidad de poner todo en compartimientos? Hoy estamos en una época donde la identidad tiene posibilidades enormes, pero en la que aún nos encasillamos en muchas cosas. Es claro que aún hay una necesidad de definición, pero Friedeberg nunca busco eso”, explica la artista.

El nombre de la muestra surge de Hypnerotomachia Poliphili, primera novela de la corriente de la conciencia / EFE


Esta visión indefinida, múltiple, poliédrica de Friedeberg, se puede sentir en la dirección de cámara de la película, la cual enfoca, a veces de forma individual y hasta conceptual elementos de la vida cotidiana del artista, que son, sin embargo, significativos en lo que se está comunicado. Sobre esto Spilk, comenta que se trata de una intención estética deliberada, en la que “el sujeto de un documental puede ser representado por sus objetos”, y que en el caso de Pedro “todo es congruente con él, al mismo tiempo que él es incongruente con todo lo demás”.

HOMENAJE A UNA GENERACIÓN

Apoyada de fotografías y documentos de archivo, así como de entrevistas con amigos de Pedro Friedeberg, entre ellos la escritora Elena Poniatowska, la pionera crítica de arte, Ida Rodríguez Prampolini, e incluso el fallecido pintor Jose Luis Cuevas; el documental es al mismo tiempo un álbum de recuerdos, que retrata al Friedeberg desde su nacimiento en Florencia, Italia, en 1936, hasta su llegada a México; desde sus estudios en la Universidad Iberoamericana, hasta la consolidación de su obra más conocida, la Mano-Silla y otras obras fundamentales.

En ese recorrido memorioso ―que sucede al mismo tiempo que el artista va recorriendo algunas de sus últimas exposiciones tanto en México como en el extranjero, de la mano de Spilk― también se habla de cómo tuvo la oportunidad de entablar amistad con grandes artistas como Mathias Goeritz, Leonorra Carrington, Alicia Rahon, entre otros.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Otra de las intenciones de esta película es brindar un homenaje a una generación de artistas que han marcado infinitamente la historia moderna de México, pero a los que lamentablemente, en muchas ocasiones pareciese que no tenemos sus nombre siempre presentes. Ida Rodríguez Prampolini, es un ejemplo, que fue una de las personas encargadas, en gran medida. de hacer famosos a Mathias Goeritz, José Luis Cuevas, al mismo Pedro y a muchos otros personajes que ahora son parte integral del paisaje artístico y urbano de México. Creo que como generación tenemos una obligación histórica de cerrar la brecha entre la vejez y la juventud, para hacer honor a nuestras genealogías”, agrega la directora.

Con funciones en el Metro Zapata, la Fundación Elena Poniatowska y el Museo Franz Mayer, el documental Pedro, regresa a la cartelera los días 5, 6 y martes 10 de octubre, respectivamente.

Después de jugar a una intrincada historia de detectives, llena de serpientes, escaleras, ninfas y otros seres fantásticos, la joven cineasta Liora Spilk presenta el documental Pedro, en el que narra el modo en que ella misma se lanzó en la búsqueda personal de la figura de Pedro Friedeberg, considerado muy a pesar de él, como “el último de los surrealistas mexicanos”.

“Creo que tenemos la idea de que la identidad de los grandes artistas debe ser forzosamente una cosa inmutable, mítica y totémica. Pero algo que es interesante en Pedro es que dentro de su vida y su obra hay muchos Pedros, el que está en esta película es el mío, el que yo he conocido, al que he tenido la oportunidad de acompañar tanto en sus presentaciones como en su día a día. Ese Pedro es mi persona favorita en el mundo, alguien que es una anomalía de la historia, que la supera, pero que también es un niño eterno, un gran padre, pintor de oficio y sobre todo un gran arquitecto de sueños”, comenta LioraSpilk, en entrevista con El Sol de México.

Puede interesarte: El documental que sigue los pasos de Gogol Bordello

El documental, cuenta el modo en que la cineasta tuvo conciencia de la obra de Friedeberg, al ver un cuadro en la colección de su abuela; y cómo busca el contacto del artista sin mucho éxito, hasta que un día, tras meses de insistencia decide abrir no sólo su taller, sino las puertas de su vida íntima, para mostrar un personaje distinto, al que suele verse en cápsulas televisivas o breves documentales biográficos.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

PEDRO EL INCLASIFICABLE

El documental representa la oportunidad de conocer cómo es que Friedeberg se ve a sí mismo como artista, aunque por momentos el espectador puede dudar al escucharlo, pues en su acento siempre se percibe un aire irónico e irreverente, al grado que él mismo se define en algún momento del filme, no surrealista, sino como un representante único del “Neokitsh-Barroco”. Lamentablemente, aunque la obra de Friedeberg ha tenido gran repercusión, principalmente en el extranjero, Spilk comenta que se trata de un artista que, por un momento calló en un cierto olvido.

“Pedro es inclasificable, no es pop-art, no es up art, no es surrealismo ni es fantasía. Esto creo que también ha afectado su reconocimiento, porque es mucho más fácil reconocer lo que podemos clasificar. Pero, yo pregunto, ¿qué necesidad de poner todo en compartimientos? Hoy estamos en una época donde la identidad tiene posibilidades enormes, pero en la que aún nos encasillamos en muchas cosas. Es claro que aún hay una necesidad de definición, pero Friedeberg nunca busco eso”, explica la artista.

El nombre de la muestra surge de Hypnerotomachia Poliphili, primera novela de la corriente de la conciencia / EFE


Esta visión indefinida, múltiple, poliédrica de Friedeberg, se puede sentir en la dirección de cámara de la película, la cual enfoca, a veces de forma individual y hasta conceptual elementos de la vida cotidiana del artista, que son, sin embargo, significativos en lo que se está comunicado. Sobre esto Spilk, comenta que se trata de una intención estética deliberada, en la que “el sujeto de un documental puede ser representado por sus objetos”, y que en el caso de Pedro “todo es congruente con él, al mismo tiempo que él es incongruente con todo lo demás”.

HOMENAJE A UNA GENERACIÓN

Apoyada de fotografías y documentos de archivo, así como de entrevistas con amigos de Pedro Friedeberg, entre ellos la escritora Elena Poniatowska, la pionera crítica de arte, Ida Rodríguez Prampolini, e incluso el fallecido pintor Jose Luis Cuevas; el documental es al mismo tiempo un álbum de recuerdos, que retrata al Friedeberg desde su nacimiento en Florencia, Italia, en 1936, hasta su llegada a México; desde sus estudios en la Universidad Iberoamericana, hasta la consolidación de su obra más conocida, la Mano-Silla y otras obras fundamentales.

En ese recorrido memorioso ―que sucede al mismo tiempo que el artista va recorriendo algunas de sus últimas exposiciones tanto en México como en el extranjero, de la mano de Spilk― también se habla de cómo tuvo la oportunidad de entablar amistad con grandes artistas como Mathias Goeritz, Leonorra Carrington, Alicia Rahon, entre otros.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Otra de las intenciones de esta película es brindar un homenaje a una generación de artistas que han marcado infinitamente la historia moderna de México, pero a los que lamentablemente, en muchas ocasiones pareciese que no tenemos sus nombre siempre presentes. Ida Rodríguez Prampolini, es un ejemplo, que fue una de las personas encargadas, en gran medida. de hacer famosos a Mathias Goeritz, José Luis Cuevas, al mismo Pedro y a muchos otros personajes que ahora son parte integral del paisaje artístico y urbano de México. Creo que como generación tenemos una obligación histórica de cerrar la brecha entre la vejez y la juventud, para hacer honor a nuestras genealogías”, agrega la directora.

Con funciones en el Metro Zapata, la Fundación Elena Poniatowska y el Museo Franz Mayer, el documental Pedro, regresa a la cartelera los días 5, 6 y martes 10 de octubre, respectivamente.

Sociedad

Embajada en Haití pide a mexicanos no viajar a la isla por violencia

Ante el clima de violencia que se desató este fin de semana en Haití, la Embajada de México en ese país, puso en alerta a la comunidad mexicana

Finanzas

SRE descarta que México busque unirse a los BRICS

La Cancillería aseguró que México sigue el desarrollo de los BRICS por el peso económico y los intercambios bilaterales que mantiene con los integrantes del bloque

Sociedad

Iglesia: el peor escenario es que crimen organizado intervenga en elecciones

Episcopado Mexicano solicita a Gobierno de México que las elecciones del próximo 2 de junio sean seguras y alejadas del crimen organizado

Sociedad

Asesinan a dos agentes de tránsito en Irapuato

No se tiene claro qué desencadenó la agresión contra los elementos viales, pero el ataque fue tan rápido que no tuvieron oportunidad de repeler la agresión

Elecciones 2024

Santiago Taboada firma compromisos para las mujeres capitalinas

Santiago Taboada firmó la agenda política “El México que Queremos las Mujeres” presentada por la organización Todas México

Mundo

Pandillas liberan a casi todos los presos de una cárcel en Haití, sólo quedaron 99

Entre los presos que decidieron quedarse en la cárcel se encuentran los colombianos acusados de participar en el asesinato de presidente haitiano, Jovenel Moise