/ miércoles 15 de noviembre de 2017

Arbitros apenas alcanzan a "panzar" durante pruebas físicas

Sólo José Luis Camargo fue capaz de mostrar que está a la altura de las circunstancias

Que dijo mi mamá que siempre no. Las pruebas físicas realizadas ayer a los árbitros, no impedirán que éstos piten la Liguilla por el título. Después de que tres de los llamados “Cuatro Fantásticos” (Fantastic Four, según la versión original del comic) no pudieron pasar ni de “panzazo” en las instalaciones del “Tapatío” Méndez, la Liga MX reculó y dejó en simple exhibición el desgaste mostrado por los nazarenos.

Sólo José Luis Camargo -gracias a su buena forma física- fue capaz de mostrar que está a la altura de las circunstancias. El resto, encabezados por Francisco Chacón, evidenciaron problemas sobre la pista de tartán del inmueble universitario. Sin embargo, al percatarse de la presencia de Enrique Bonilla, titular de la Liga, los nazarenos interrogaron al dirigente respecto al valor de las pruebas y éste terminó por aplicar la reversa, al tiempo de confesarles que sólo pretendían saber cómo andan.

Fue hasta entonces que los hombres de negro explicaron a Bonilla que no era prudente hacerles exámenes a estas alturas del campeonato, por el cansancio que traían del torneo, ante el riesgo de acarrearles lesiones. La realidad es que muchos de ellos no están en condiciones deseables para dirigir.

El asunto es que la Liga tampoco parece muy dispuesta a afrontar otro lío con los nazarenos y menos cuando la Liguilla está a la vuelta de la esquina.

Eso sí, Paul Delgadillo -uno de los “Cuatro Fantásticos”-, no figurará en las designaciones arbitrales de la última jornada debido a que no clasificó tras su último trabajo. Este silbante, según distintas versiones, está condenado a perder su gafete FIFA. El que sí parece motivado es César Arturo Ramos Palazuelos, quien estará en la Copa Mundial de Rusia 2018. Durante los ensayos se le observó en buenas condiciones y concentrado en el trabajo de cara al próximo año.

Que dijo mi mamá que siempre no. Las pruebas físicas realizadas ayer a los árbitros, no impedirán que éstos piten la Liguilla por el título. Después de que tres de los llamados “Cuatro Fantásticos” (Fantastic Four, según la versión original del comic) no pudieron pasar ni de “panzazo” en las instalaciones del “Tapatío” Méndez, la Liga MX reculó y dejó en simple exhibición el desgaste mostrado por los nazarenos.

Sólo José Luis Camargo -gracias a su buena forma física- fue capaz de mostrar que está a la altura de las circunstancias. El resto, encabezados por Francisco Chacón, evidenciaron problemas sobre la pista de tartán del inmueble universitario. Sin embargo, al percatarse de la presencia de Enrique Bonilla, titular de la Liga, los nazarenos interrogaron al dirigente respecto al valor de las pruebas y éste terminó por aplicar la reversa, al tiempo de confesarles que sólo pretendían saber cómo andan.

Fue hasta entonces que los hombres de negro explicaron a Bonilla que no era prudente hacerles exámenes a estas alturas del campeonato, por el cansancio que traían del torneo, ante el riesgo de acarrearles lesiones. La realidad es que muchos de ellos no están en condiciones deseables para dirigir.

El asunto es que la Liga tampoco parece muy dispuesta a afrontar otro lío con los nazarenos y menos cuando la Liguilla está a la vuelta de la esquina.

Eso sí, Paul Delgadillo -uno de los “Cuatro Fantásticos”-, no figurará en las designaciones arbitrales de la última jornada debido a que no clasificó tras su último trabajo. Este silbante, según distintas versiones, está condenado a perder su gafete FIFA. El que sí parece motivado es César Arturo Ramos Palazuelos, quien estará en la Copa Mundial de Rusia 2018. Durante los ensayos se le observó en buenas condiciones y concentrado en el trabajo de cara al próximo año.