/ sábado 1 de junio de 2019

Futbolistas y políglotas, aunque usted no lo crea

La necesidad de competir en lo profesional y ofrecer otras cualidades para ser elegido entre otros candidatos es una situación que se da en distintos ámbitos laborales y el futbol no es la excepción

Hablar más de un idioma ya no es un lujo. La necesidad de competir en lo profesional y ofrecer otras cualidades para ser elegido entre otros candidatos es una situación que se da en distintos ámbitos laborales y el futbol no es la excepción.

Ya sea por la necesidad de comunicarse en las Ligas extranjeras donde militan o porque estudiaron desde pequeños, en la actualidad, muchos futbolistas hablan más de un idioma. Algunos, incluso, son políglotas.

En 1958, José el "Jamaicón" Villegas habría sido víctima de la nostalgia, la melancolía que acabó de golpe con la fama y la carrera que se había construido en México y el extranjero, luego de ser uno de los mejores extremos en el mundo.

Para contrarrestar este síndrome, jugadores como Guillermo Ochoa, Javier Hernández, Marco Fabián o Héctor Herrera se han convertido en verdaderos expertos en lenguas como el inglés, alemán o portugués.

Algunos lo sabían desde antes de ser fichados por sus equipos y otros fueron aprendiendo sobre la marcha.

Esta situación cada vez es más común a nivel mundial, que muchos clubes invierten en apoyar a sus jugadores en ese sentido.

Regularmente, cuando un jugador es contratado en un nuevo equipo se pone a su disposición una persona que ayude a su adaptación y que esté disponible a colaborar en las necesidades básicas diarias de los primeros días del futbolista en su nuevo sitio de trabajo.

Junto a esta persona, se le contrata a un profesor de idiomas, que incluso en algunas ocasiones va a la sede deportiva del club a impartir lecciones individuales o colectivas.

Mas algunos deportistas se aplican más. La fama y el cariño que muchas veces se gana el futbolista le ayudan y juega a su favor.

Así, a veces los aficionados de sus equipos en el extranjero aprender lo básico del español para comunicarse con sus ídolos.

El caso más actual es el de Raúl Jiménez en el Wolverhampton, equipo que a raíz de la llegada del delantero del Tricolor también comenzó a adaptarse al español. El departamento comercial del club comenzó a introducir comentarios en este idioma para sus juegos por Internet, pues más de 3 millones de seguidores del futbolista lo pidieron con insistencia en su cuenta de Twitter.

Rafael Márquez y Pável Pardo fueron de los primeros mexicanos en emprender su aventura por Europa y se vieron en la necesidad de aprender más de un idioma. El “Káiser de Michoacán” es de los jugadores mejor preparados, pues habla catalán, francés, inglés e italiano; mientras que Pardo domina el inglés y el alemán.

NO SIEMPRE ES FÁCIL

No para todos es igual de fácil aprender un nuevo idioma. Unos sufren más que otros y eso, cuando estás en un país nuevo, complica la estadía.

Carlos Salcido emigró en el 2006 a Holanda, un país que ni siquiera tenía bien ubicado en el mapa. Al zaguero le costó demasiado trabajo la adaptación, pues no sabía holandés y no podía comunicarse con gran parte del equipo.

Hablar más de un idioma ya no es un lujo. La necesidad de competir en lo profesional y ofrecer otras cualidades para ser elegido entre otros candidatos es una situación que se da en distintos ámbitos laborales y el futbol no es la excepción.

Ya sea por la necesidad de comunicarse en las Ligas extranjeras donde militan o porque estudiaron desde pequeños, en la actualidad, muchos futbolistas hablan más de un idioma. Algunos, incluso, son políglotas.

En 1958, José el "Jamaicón" Villegas habría sido víctima de la nostalgia, la melancolía que acabó de golpe con la fama y la carrera que se había construido en México y el extranjero, luego de ser uno de los mejores extremos en el mundo.

Para contrarrestar este síndrome, jugadores como Guillermo Ochoa, Javier Hernández, Marco Fabián o Héctor Herrera se han convertido en verdaderos expertos en lenguas como el inglés, alemán o portugués.

Algunos lo sabían desde antes de ser fichados por sus equipos y otros fueron aprendiendo sobre la marcha.

Esta situación cada vez es más común a nivel mundial, que muchos clubes invierten en apoyar a sus jugadores en ese sentido.

Regularmente, cuando un jugador es contratado en un nuevo equipo se pone a su disposición una persona que ayude a su adaptación y que esté disponible a colaborar en las necesidades básicas diarias de los primeros días del futbolista en su nuevo sitio de trabajo.

Junto a esta persona, se le contrata a un profesor de idiomas, que incluso en algunas ocasiones va a la sede deportiva del club a impartir lecciones individuales o colectivas.

Mas algunos deportistas se aplican más. La fama y el cariño que muchas veces se gana el futbolista le ayudan y juega a su favor.

Así, a veces los aficionados de sus equipos en el extranjero aprender lo básico del español para comunicarse con sus ídolos.

El caso más actual es el de Raúl Jiménez en el Wolverhampton, equipo que a raíz de la llegada del delantero del Tricolor también comenzó a adaptarse al español. El departamento comercial del club comenzó a introducir comentarios en este idioma para sus juegos por Internet, pues más de 3 millones de seguidores del futbolista lo pidieron con insistencia en su cuenta de Twitter.

Rafael Márquez y Pável Pardo fueron de los primeros mexicanos en emprender su aventura por Europa y se vieron en la necesidad de aprender más de un idioma. El “Káiser de Michoacán” es de los jugadores mejor preparados, pues habla catalán, francés, inglés e italiano; mientras que Pardo domina el inglés y el alemán.

NO SIEMPRE ES FÁCIL

No para todos es igual de fácil aprender un nuevo idioma. Unos sufren más que otros y eso, cuando estás en un país nuevo, complica la estadía.

Carlos Salcido emigró en el 2006 a Holanda, un país que ni siquiera tenía bien ubicado en el mapa. Al zaguero le costó demasiado trabajo la adaptación, pues no sabía holandés y no podía comunicarse con gran parte del equipo.

Política

Monreal ya cuenta con Proyecto de Nación en caso de ganar la Presidencia

Insistió en que una vez que el partido lance la convocatoria se inscribirá para contender y convencer a los militantes y simpatizantes de que es el mejor candidato

Sociedad

Migrante detenida injustificadamente en México ya viaja a Guatemala

Juana Alonso Santizo recuperó su libertad pues ella fue detenida de manera arbitraria desde 2014 y puesta en una cárcel de Reynosa, Tamaulipas

CDMX

Activan Alerta Amarilla por lluvias y fuertes vientos en la CDMX

En algunos puntos de la Ciudad se han registrado caída de árboles, espectaculares y zonas sin luz

Mundo

Reporta Argentina primer caso de viruela del mono

Al parecer, el hombre estuvo en España y presenta varios síntomas de la viruela por lo que está bajo observación, sin embargo, señalan que tiene buen estado de salud

Política

Monreal señala que ya cuenta con Proyecto de Nación en caso de ganar la Presidencia

Insistió en que una vez que el partido lance la convocatoria se inscribirá para contender y convencer a los militantes y simpatizantes de que es el mejor candidato

Mundo

Viruela del mono: rastrean posible origen en sauna de Madrid y fiesta masiva en Islas Canarias

España detectó dos posibles focos de contagios que involucran a la comunidad gay, por lo que Onusida dijo que una retórica estigmatizadora puede crear un clima de miedo y racismo

Sociedad

Migrante detenida injustificadamente en México ya viaja a Guatemala

Juana Alonso Santizo recuperó su libertad pues ella fue detenida de manera arbitraria desde 2014 y puesta en una cárcel de Reynosa, Tamaulipas

Celebridades

Kourtney Kardashian y Travis Barker tienen boda millonaria en Italia

No escatimaron en los detalles más lujosos para celebrar en Europa ya que la firma Dolce & Gabbana se encargó de gran parte de los gastos de la boda

Gossip

Exigen que prendas históricas no sean prestadas a socialités

Kim Kardashian uso el vestido de Marylin Monroe que se encontraba en el museo de Ripley’s Believe It or Not, de Florida, dicho vestido está valuado en 5 millones de dólares