/ miércoles 26 de abril de 2017

La Volpe reconoce que América juega feo, pero suma

Contrariado, Ricardo La Volpe reconoció por primera vez que sus Águilas desagradan y están lejos de ser el equipo que soñaba para la afición más exigente del país. Sin embargo, aseguró que ha tenido que adaptarse a las circunstancias, de ahí que haya logrado repuntar sin ofrecer espectáculo en la cancha.

En esa misma línea, el director técnico azulcrema se comprometió a dar pelea “con lo que tengo, guste o no guste”.

Recordado y asociado a un concepto ofensivo y vistoso en el futbol, La Volpe admitió que en esta etapa con América, no ha terminado por encontrar ese estilo que tanto le agrada de sus equipos y esto se debe a factores como la falta de jugadores con determinadas características para hacerlo, lesiones y ausencias, por lo que hoy pondera el resultado por el hecho de tener que colocar a las Águilas en los primeros planos a costa de todo.

“Me siento mal. Me llamaron del mejor equipo que hay, el número uno, más que el otro, sin ninguna duda. Me hablaron por una situación mala, tuve que dar la solución como sea, yo no podía seguir perdiendo. No se pudo conformar el plantel y tengo que luchar con lo que hay”, dijo el “Bigotón”, al tiempo de agregar que sus jugadores asimilaron que tenían que enderezar el rumbo de la forma que fuera, pese a que no gustara.

“Los futbolistas lo entendieron como lo hizo Marchesín -que me empieza ayudar-, Valdez, Pablo (Aguilar). Ellos saben que yo era un estratega agresivo y ofensivo, no son tontos; saben que entramos en un inicio de campeonato sin pretemporada, sin refuerzos, con lesionados y teníamos que sacar el barco, naufragábamos en altamar y nos íbamos a ahogar”, reconoció en entrevista con TDN. Para ejemplificar esto, el entrenador azulcrema abordó el tema de Diego Lainez, a quien ha tenido que utilizar recurrentemente debido a la baja de Renato Ibarra por fractura.

“Yo no vi en el cuadro a un chico de 16 años jugando en Primera División. A eso tuve que recurrir. Había una bomba de tiempo, porque tenía que sacar los resultados, porque si no calificamos me matan”, afirmó. Y es que la autocrítica fue inevitable para Ricardo, ya que aceptó que su escuadra no practica un futbol agradable, pero aún así pelearán por llegar al título con todo lo que tengan a la mano.

“Soy el primero que sé que el cuadro no es vistoso, me  gustaría ganar por tres tantos porque esto es América. Mando una pequeña información: se lesionaron elementos, hombres importantes. Hoy si los azulcremas  tienen que pelear el campeonato lo va a hacer con las armas que tenemos, guste o no guste. Voy a seguir peleando”, dijo con seguridad.

Finalmente, el instructor americanista dejó entrever lo que podría pasar con su futuro, ya que si se le presentara un proyecto bien sustentado y largo plazo para desarrollo de fuerzas básicas, lo tomaría.

“Tengo ganas todavía, pero si mañana me dicen que quieren hacer un programa de cuatro o cinco años; no un invento en el que en un año quieras hacer visorías, hacer muchas cosas, poner técnico y visores, no sirve. Si es algo serio, estoy más allá que acá”, sentenció.


Silvio, extrañado por las críticas


Cuestionado y criticado ha sido el nivel futbolístico mostrado por América en las últimas semanas con todo y que la mayoría de los resultados les favorecieron. Al respecto, Silvio Romero se dijo extrañado por el hecho de que esto señalamientos vinieron con todo y que pudieron ponerse a un punto del líder general de haber ganado ante Santos, y desde su perspectiva, bajo este criterio, otros equipos deberían ser señalados.

“Si se habla mal del nivel, ¿qué queda para el resto?, con nosotros, que estuvimos tan cerca del primer lugar supuestamente con un mal nivel”, expresó el delantero argentino a su salida de Coapa.

Aunado a esto,  “El Chino” dejó todo el análisis sobre el trabajo de la actual directiva a los números que han cosechado en su gestión, mismos que calificó como positivos. “Los resultados hablan por sí solos, la directiva lleva más de un título, muchas Liguillas consecutivas. Hoy en el futbol los resultados mandan y en América la directiva los ha reflejado”, aseveró el ex jugador de Jaguares de Chiapas.


Da Silva está convencido de que clasificarán


Convencido de que la derrota en La Comarca frente a Santos fue solamente un tropiezo en medio de una buena racha de resultados, William da Silva mostró abiertamente su fe en el trabajo que hacen en América, por lo que no tiene duda de que cuentan con los argumentos suficientes para amarrar el fin de semana el pase a la fiesta grande.

“Yo creo en mis compañeros, creo en el trabajo que hacemos y hay que demostrarlo en la cancha. Por un partido no vamos a decir que no podemos lograr lo que tenemos en mente, que es meternos de lleno en Liguilla y pelear por el campeonato”, comentó.

Y es que a decir del volante brasileño, en el seno azulcrema han hecho conciencia de la responsabilidad que tienen de colocar a su club en la fase final, esto al margen de que haya o no críticas a su desempeño futbolístico dentro del campo de juego.

“Sabemos que tenemos la responsabilidad de meter a este equipo en la Liguilla y pelear por el título. Por más que todos hablen, entendemos que tenemos que hacer mejor las cosas en el terreno de juego”, señaló.

Contrariado, Ricardo La Volpe reconoció por primera vez que sus Águilas desagradan y están lejos de ser el equipo que soñaba para la afición más exigente del país. Sin embargo, aseguró que ha tenido que adaptarse a las circunstancias, de ahí que haya logrado repuntar sin ofrecer espectáculo en la cancha.

En esa misma línea, el director técnico azulcrema se comprometió a dar pelea “con lo que tengo, guste o no guste”.

Recordado y asociado a un concepto ofensivo y vistoso en el futbol, La Volpe admitió que en esta etapa con América, no ha terminado por encontrar ese estilo que tanto le agrada de sus equipos y esto se debe a factores como la falta de jugadores con determinadas características para hacerlo, lesiones y ausencias, por lo que hoy pondera el resultado por el hecho de tener que colocar a las Águilas en los primeros planos a costa de todo.

“Me siento mal. Me llamaron del mejor equipo que hay, el número uno, más que el otro, sin ninguna duda. Me hablaron por una situación mala, tuve que dar la solución como sea, yo no podía seguir perdiendo. No se pudo conformar el plantel y tengo que luchar con lo que hay”, dijo el “Bigotón”, al tiempo de agregar que sus jugadores asimilaron que tenían que enderezar el rumbo de la forma que fuera, pese a que no gustara.

“Los futbolistas lo entendieron como lo hizo Marchesín -que me empieza ayudar-, Valdez, Pablo (Aguilar). Ellos saben que yo era un estratega agresivo y ofensivo, no son tontos; saben que entramos en un inicio de campeonato sin pretemporada, sin refuerzos, con lesionados y teníamos que sacar el barco, naufragábamos en altamar y nos íbamos a ahogar”, reconoció en entrevista con TDN. Para ejemplificar esto, el entrenador azulcrema abordó el tema de Diego Lainez, a quien ha tenido que utilizar recurrentemente debido a la baja de Renato Ibarra por fractura.

“Yo no vi en el cuadro a un chico de 16 años jugando en Primera División. A eso tuve que recurrir. Había una bomba de tiempo, porque tenía que sacar los resultados, porque si no calificamos me matan”, afirmó. Y es que la autocrítica fue inevitable para Ricardo, ya que aceptó que su escuadra no practica un futbol agradable, pero aún así pelearán por llegar al título con todo lo que tengan a la mano.

“Soy el primero que sé que el cuadro no es vistoso, me  gustaría ganar por tres tantos porque esto es América. Mando una pequeña información: se lesionaron elementos, hombres importantes. Hoy si los azulcremas  tienen que pelear el campeonato lo va a hacer con las armas que tenemos, guste o no guste. Voy a seguir peleando”, dijo con seguridad.

Finalmente, el instructor americanista dejó entrever lo que podría pasar con su futuro, ya que si se le presentara un proyecto bien sustentado y largo plazo para desarrollo de fuerzas básicas, lo tomaría.

“Tengo ganas todavía, pero si mañana me dicen que quieren hacer un programa de cuatro o cinco años; no un invento en el que en un año quieras hacer visorías, hacer muchas cosas, poner técnico y visores, no sirve. Si es algo serio, estoy más allá que acá”, sentenció.


Silvio, extrañado por las críticas


Cuestionado y criticado ha sido el nivel futbolístico mostrado por América en las últimas semanas con todo y que la mayoría de los resultados les favorecieron. Al respecto, Silvio Romero se dijo extrañado por el hecho de que esto señalamientos vinieron con todo y que pudieron ponerse a un punto del líder general de haber ganado ante Santos, y desde su perspectiva, bajo este criterio, otros equipos deberían ser señalados.

“Si se habla mal del nivel, ¿qué queda para el resto?, con nosotros, que estuvimos tan cerca del primer lugar supuestamente con un mal nivel”, expresó el delantero argentino a su salida de Coapa.

Aunado a esto,  “El Chino” dejó todo el análisis sobre el trabajo de la actual directiva a los números que han cosechado en su gestión, mismos que calificó como positivos. “Los resultados hablan por sí solos, la directiva lleva más de un título, muchas Liguillas consecutivas. Hoy en el futbol los resultados mandan y en América la directiva los ha reflejado”, aseveró el ex jugador de Jaguares de Chiapas.


Da Silva está convencido de que clasificarán


Convencido de que la derrota en La Comarca frente a Santos fue solamente un tropiezo en medio de una buena racha de resultados, William da Silva mostró abiertamente su fe en el trabajo que hacen en América, por lo que no tiene duda de que cuentan con los argumentos suficientes para amarrar el fin de semana el pase a la fiesta grande.

“Yo creo en mis compañeros, creo en el trabajo que hacemos y hay que demostrarlo en la cancha. Por un partido no vamos a decir que no podemos lograr lo que tenemos en mente, que es meternos de lleno en Liguilla y pelear por el campeonato”, comentó.

Y es que a decir del volante brasileño, en el seno azulcrema han hecho conciencia de la responsabilidad que tienen de colocar a su club en la fase final, esto al margen de que haya o no críticas a su desempeño futbolístico dentro del campo de juego.

“Sabemos que tenemos la responsabilidad de meter a este equipo en la Liguilla y pelear por el título. Por más que todos hablen, entendemos que tenemos que hacer mejor las cosas en el terreno de juego”, señaló.