/ martes 1 de agosto de 2023

¿Cómo llueve en otros planetas? En vez de agua, Urano y Neptuno podrían crear diamantes 

Estudiando estos planetas para comprender mejor su atmósfera, descubrieron su increíble capacidad

La lluvia es un fenómeno tan natural para el humano que posiblemente no se cuestiona si en otros planetas también cae agua o hielo (granizo) del cielo. La respuesta es mucho más interesante, pues en algunos de ellos caen piedras preciosas como diamantes.

Científicos se interesan por las precipitaciones en los planetas dentro y fuera del Sistema Solar para comprender mejor su atmósfera y conocer su posible viabilidad como un lugar potencialmente habitable.

Puedes leer también: ¡Barbie llegó al espacio! Telescopio James Webb muestra imágenes de una galaxia rosa

Pero en la búsqueda de estos datos se ha llegado a la conclusión de que en algunos planetas es posible que las precipitaciones sean de materiales que en la Tierra tienen un inmenso valor.

Durante Gravity Assist, un podcast de la NASA, la astrofísica Naomi Rowe-Gurney explica las cualidades de Urano y Neptuno, planetas que estará estudiando con el Telescopio James Webb, pues tienen altos niveles de metano en su atmósfera.

Ese gas natural es la clave para que ambos astros puedan crear este fenómeno tan inusual, pues al interactuar con el Sol se descompone en muchos hidrocarburos diferentes como el hidrógeno y el carbono.

 

 

Rowe-Gurney explica que hay estudios que sugieren que “que el carbono se endurece, casi hasta el punto, o tal vez hasta el punto de convertirse en diamantes”, que puede suceder por las inmensas presiones que ocurren.

“Dentro del planeta, cuando hace mucho calor y es muy denso, estos diamantes se forman y acumulan, y luego se vuelven aún más pesados. Y eso significa que llueven en la atmósfera”, explicó la experta.

Una fortuna inalcanzable

Pensar en las piedras preciosas cayendo del cielo resulta tentador para los humanos, pero la realidad es que no es como la lluvia que vemos en nuestro planeta, además de que las condiciones en ambos planetas son extremas.

Así que Rowe-Gurney detiene esa ilusión: “nunca podrás llegar allí como ser humano. Entonces, incluso si estos diamantes existen, nunca podríamos ir y agarrarlos... por desgracia”.

Urano y Neptuno son planetas todavía con muchas incógnitas. Son llamados de hielo, pero todavía está el debate de si deberían llamarse rocosos porque no se sabe realmente qué tienen en su interior. La experta seguirá con su estudio a través de los telescopios más importantes de la NASA.

La lluvia es un fenómeno tan natural para el humano que posiblemente no se cuestiona si en otros planetas también cae agua o hielo (granizo) del cielo. La respuesta es mucho más interesante, pues en algunos de ellos caen piedras preciosas como diamantes.

Científicos se interesan por las precipitaciones en los planetas dentro y fuera del Sistema Solar para comprender mejor su atmósfera y conocer su posible viabilidad como un lugar potencialmente habitable.

Puedes leer también: ¡Barbie llegó al espacio! Telescopio James Webb muestra imágenes de una galaxia rosa

Pero en la búsqueda de estos datos se ha llegado a la conclusión de que en algunos planetas es posible que las precipitaciones sean de materiales que en la Tierra tienen un inmenso valor.

Durante Gravity Assist, un podcast de la NASA, la astrofísica Naomi Rowe-Gurney explica las cualidades de Urano y Neptuno, planetas que estará estudiando con el Telescopio James Webb, pues tienen altos niveles de metano en su atmósfera.

Ese gas natural es la clave para que ambos astros puedan crear este fenómeno tan inusual, pues al interactuar con el Sol se descompone en muchos hidrocarburos diferentes como el hidrógeno y el carbono.

 

 

Rowe-Gurney explica que hay estudios que sugieren que “que el carbono se endurece, casi hasta el punto, o tal vez hasta el punto de convertirse en diamantes”, que puede suceder por las inmensas presiones que ocurren.

“Dentro del planeta, cuando hace mucho calor y es muy denso, estos diamantes se forman y acumulan, y luego se vuelven aún más pesados. Y eso significa que llueven en la atmósfera”, explicó la experta.

Una fortuna inalcanzable

Pensar en las piedras preciosas cayendo del cielo resulta tentador para los humanos, pero la realidad es que no es como la lluvia que vemos en nuestro planeta, además de que las condiciones en ambos planetas son extremas.

Así que Rowe-Gurney detiene esa ilusión: “nunca podrás llegar allí como ser humano. Entonces, incluso si estos diamantes existen, nunca podríamos ir y agarrarlos... por desgracia”.

Urano y Neptuno son planetas todavía con muchas incógnitas. Son llamados de hielo, pero todavía está el debate de si deberían llamarse rocosos porque no se sabe realmente qué tienen en su interior. La experta seguirá con su estudio a través de los telescopios más importantes de la NASA.

Finanzas

Aeroméxico suspende los vuelos entre CDMX y Ecuador; esto puedes hacer

Desde abril, cuando México rompió relaciones diplomáticas con Ecuador, Aeroméxico disminuyó el número de vuelos que salían a ese país

Sociedad

CNTE toma plazas comerciales en Oaxaca

Los maestros de la Sección 22 realizará una consulta con sus líderes y el 28 de mayo definirán qué acciones siguen en su movimiento

Finanzas

Tasa de desocupación alcanza el nivel más bajo desde que hay registro

En el primer trimestre la tasa de desocupación alcanzó un nivel de 2.54 %, de acuerdo con el Inegi

Mundo

Las imágenes son horribles, dice la ONU sobre ataque de Israel a campo de desplazados en Gaza

Volker Türk, el jefe de Derechos Humanos de la ONU, pidió que Israel cumpla con la orden de la Corte Internacional de Justicia y que detenga su ofensiva militar en Gaza

CDMX

La Comar ya no se mudará a la Anzures y busca otras opciones

Desde el domingo, vecinos de la colonia Verónica Anzures realizaron una protesta para que la Comar no mude a esa zona sus oficinas de atención a migrantes

Finanzas

Acciones del América se disparan en Bolsa tras ganar bicampeonato

El Club América consiguió el bicampeonato en la Liga MX y su estrella número 15, pero también tuvo un alza de 13.48 % en la BMV