/ viernes 29 de octubre de 2021

Espíritus, fantasmas y otras apariciones

En las noches de Luna Llena, espeluznantes visiones del más allá aparecen ante nosotros. ¿Puede la ciencia explicar las apariciones fantasmales que tanto nos aterran?

Desde hace milenios, entes translúcidos deambulan pantanos y cementerios, moviéndose entre fuegos que nadie encendió. Almas en pena era la explicación lógica.

Llamados fuegos fatuos, o ignis fatuus en latín, son llamas sobre pantanos y cementerios. Alessandro Volta, Jason Prietley y Pierre Bertholon de Sain-Lazare, intuyeron que estaban relacionados con la emanación de gas. El mayor Louis Blesson publicó en 1832 un amplio análisis basado en sus experiencias. Él recorrió varios pantanos y notó que, bajo las llamas, había burbujas de gas que reventaban. Las llamas diferían en color y temperatura, y se desplazaban por las corrientes de aire al aproximarse a ellas.

Los gases de los cementerios explican los fantasmas. Foto: Pixabay

En los cementerios y sobretodo en aquellos sin ataúdes herméticos, es posible percibir a la luz de la Luna llena o en el claroscuro del anochecer, algo translucido flotando sobre las tumbas. Espíritus, aseguraban los videntes, antes de conocer que la descomposición natural de los cuerpos desprende gas.

En la Edad Media, en los cementerios con fosas comunes para los caídos en batallas y pandemias, la emanación de gas era mayor. Las formas del gas emanando originó la figura del fantasma, que hoy simulamos colocándonos una sábana encima.

Entre los gases emanados, está el metano, fosfano y difosfano, estos dos últimos prenden al entrar en contacto con el oxígeno del aire. En 1993 Gunter Gassmann y Dieter Glindemann encontraron la bioquímica de cómo el fosfato se convertía en difosfano. El secreto, microorganismos anaeróbicos en los seres vivos.

Pero no hay que visitar cementerios para ver fantasmas, puede encontrarlos deambulando en su casa.

Es común en el ritmo de vida actual experimentar: estrés, ansiedad, falta de sueño, cansancio mental y físico e indigestión. Además, hay personas que abusan del alcohol o de sustancias legales o ilegales, otros tendrán enfermedades con fiebres altas o daños en el cerebro o algunos estarán en shock por un accidente. Todo esto ocasiona, alucinaciones.

Pareidolia ¿Puede ver los rostros? Foto: Especial

A MITAD DE LA NOCHE

Muchas historias de fantasmas, espíritus e incluso extraterrestres, inician con la frase "Estaba durmiendo, cuando me desperté y ..."

En algunos casos no despertó, seguía soñando. En otros, son alucinaciones hípnicas. Suceden en personas sanas, con mayor frecuencia en la niñez y adolescencia y en menor medida en la edad adulta. Son alucinaciones visuales, auditivas, táctiles, olfativas o gustativas. Se calcula que el 50% de la población las ha experimentado.

Las alucinaciones hípnicas se dividen en hipnagógicas e hipnopómpicas. Las primeras suceden al pasar de la vigila al sueño, cuando nos vamos a dormir, mientras que las otras, cuando estamos despertando.

Las alucinaciones hípnicas son alimentadas por nosotros mismos, por vivencias del día o fuertes creencias. De ahí que las personas muy religiosas, si experimentan alucinaciones, verían divinidades. Quienes crean en fantasmas, hadas, duendes y demonios, es más probable que los vean, o quienes crean que los extraterrestres entran en su habitación a secuestrarlo, los verían.

Las alucinaciones hipnopómpicas explican las apariciones que algunos ven al despertarse a mitad de la noche e ir al baño.

Un caso relacionado con las alucinaciones hípnicas es la parálisis del sueño.

En la parálisis del sueño, imaginamos lo peor. | Gráfico: Flood G.

En algún momento de la noche, al estar durmiendo, algunas personas abren los ojos, están conscientes pero imposibilitadas para moverse, sienten un pavor enorme y pueden tener alucinaciones.

Al dormir, en el estado de movimiento ocular rápido MOR (REM en inglés), la mente y el cuerpo están desconectados. Si la persona despierta en ese momento no tendrá capacidad de moverse, por mucho que lo desee. Lo que se interpreta como un ser del más allá posado sobre uno, le llaman "se subió el muerto".

CANSANCIO, SUGESTIÓN Y ENVENENAMIENTO

La mente es maravillosa, busca explicaciones por increíbles que sean y rellena los huecos para mantener la historia coherente.

Es normal en personas sanas, con cansancio y en actividades monótonas, como limpiando, acomodando cosas o conduciendo, ver una sombra en el rabillo del ojo y al voltearse, el cerebro le dará explicación, imaginando a una dama de blanco flotar, un soldado de una guerra histórica o una presencia demoniaca, que pronto desaparecen.

Onirismo y las alucinaciones hípnicas, son alimentadas por nuestra mente. Foto: Pixabay

Además, la sugestión juega un papel importante en las apariciones. Es más probable ver o escuchar algo de ultratumba en una casa que dicen está encantada, que en una conferencia empresarial. Nadie entra espantado a la conferencia, pero sí a la casa embrujada. Cualquier chirrido será interpretado como una presencia del más allá.

También, tenemos la capacidad de ver rostros y figuras humanas en las sombras y cosas, la pareidolia es normal y la experimentamos todos. Es el origen de los bosques encantados, de las figuras en las nubes, de los fantasmas en fotografías antiguas, de las divinidades en manchas de aceite o las formas en las nebulosas.

Se ha documentado que malas conexiones de gas, crean casas encantadas, intoxica a los residentes, quienes ven o escuchan cosas, sufren mareos y dolor de cabeza. Las casas y edificios abandonados al permanecer cerrados tienen el aire enrarecido, con poco oxígeno. Incluso sonidos inaudibles, que nuestro ojo y oídos sienten, como de ventiladores, explican muchas apariciones fugaces.

Los seres humanos tenemos dificultad en entender la finitud de la vida. Separamos el cuerpo de algo, que llamamos alma, espíritu o ánima y consideramos su existencia independiente del cuerpo. Al mismo tiempo, nuestro pensamiento prelógico y primitivo es incapaz de distinguir entre lo real y lo imaginario. Esto favorece la interpretación de las alucinaciones.

¿Cuántas historias de fantasmas y espíritus que se han contado, tienen una explicación lógica y racional? Para la ciencia, todas.


german@astropuebla.org


Desde hace milenios, entes translúcidos deambulan pantanos y cementerios, moviéndose entre fuegos que nadie encendió. Almas en pena era la explicación lógica.

Llamados fuegos fatuos, o ignis fatuus en latín, son llamas sobre pantanos y cementerios. Alessandro Volta, Jason Prietley y Pierre Bertholon de Sain-Lazare, intuyeron que estaban relacionados con la emanación de gas. El mayor Louis Blesson publicó en 1832 un amplio análisis basado en sus experiencias. Él recorrió varios pantanos y notó que, bajo las llamas, había burbujas de gas que reventaban. Las llamas diferían en color y temperatura, y se desplazaban por las corrientes de aire al aproximarse a ellas.

Los gases de los cementerios explican los fantasmas. Foto: Pixabay

En los cementerios y sobretodo en aquellos sin ataúdes herméticos, es posible percibir a la luz de la Luna llena o en el claroscuro del anochecer, algo translucido flotando sobre las tumbas. Espíritus, aseguraban los videntes, antes de conocer que la descomposición natural de los cuerpos desprende gas.

En la Edad Media, en los cementerios con fosas comunes para los caídos en batallas y pandemias, la emanación de gas era mayor. Las formas del gas emanando originó la figura del fantasma, que hoy simulamos colocándonos una sábana encima.

Entre los gases emanados, está el metano, fosfano y difosfano, estos dos últimos prenden al entrar en contacto con el oxígeno del aire. En 1993 Gunter Gassmann y Dieter Glindemann encontraron la bioquímica de cómo el fosfato se convertía en difosfano. El secreto, microorganismos anaeróbicos en los seres vivos.

Pero no hay que visitar cementerios para ver fantasmas, puede encontrarlos deambulando en su casa.

Es común en el ritmo de vida actual experimentar: estrés, ansiedad, falta de sueño, cansancio mental y físico e indigestión. Además, hay personas que abusan del alcohol o de sustancias legales o ilegales, otros tendrán enfermedades con fiebres altas o daños en el cerebro o algunos estarán en shock por un accidente. Todo esto ocasiona, alucinaciones.

Pareidolia ¿Puede ver los rostros? Foto: Especial

A MITAD DE LA NOCHE

Muchas historias de fantasmas, espíritus e incluso extraterrestres, inician con la frase "Estaba durmiendo, cuando me desperté y ..."

En algunos casos no despertó, seguía soñando. En otros, son alucinaciones hípnicas. Suceden en personas sanas, con mayor frecuencia en la niñez y adolescencia y en menor medida en la edad adulta. Son alucinaciones visuales, auditivas, táctiles, olfativas o gustativas. Se calcula que el 50% de la población las ha experimentado.

Las alucinaciones hípnicas se dividen en hipnagógicas e hipnopómpicas. Las primeras suceden al pasar de la vigila al sueño, cuando nos vamos a dormir, mientras que las otras, cuando estamos despertando.

Las alucinaciones hípnicas son alimentadas por nosotros mismos, por vivencias del día o fuertes creencias. De ahí que las personas muy religiosas, si experimentan alucinaciones, verían divinidades. Quienes crean en fantasmas, hadas, duendes y demonios, es más probable que los vean, o quienes crean que los extraterrestres entran en su habitación a secuestrarlo, los verían.

Las alucinaciones hipnopómpicas explican las apariciones que algunos ven al despertarse a mitad de la noche e ir al baño.

Un caso relacionado con las alucinaciones hípnicas es la parálisis del sueño.

En la parálisis del sueño, imaginamos lo peor. | Gráfico: Flood G.

En algún momento de la noche, al estar durmiendo, algunas personas abren los ojos, están conscientes pero imposibilitadas para moverse, sienten un pavor enorme y pueden tener alucinaciones.

Al dormir, en el estado de movimiento ocular rápido MOR (REM en inglés), la mente y el cuerpo están desconectados. Si la persona despierta en ese momento no tendrá capacidad de moverse, por mucho que lo desee. Lo que se interpreta como un ser del más allá posado sobre uno, le llaman "se subió el muerto".

CANSANCIO, SUGESTIÓN Y ENVENENAMIENTO

La mente es maravillosa, busca explicaciones por increíbles que sean y rellena los huecos para mantener la historia coherente.

Es normal en personas sanas, con cansancio y en actividades monótonas, como limpiando, acomodando cosas o conduciendo, ver una sombra en el rabillo del ojo y al voltearse, el cerebro le dará explicación, imaginando a una dama de blanco flotar, un soldado de una guerra histórica o una presencia demoniaca, que pronto desaparecen.

Onirismo y las alucinaciones hípnicas, son alimentadas por nuestra mente. Foto: Pixabay

Además, la sugestión juega un papel importante en las apariciones. Es más probable ver o escuchar algo de ultratumba en una casa que dicen está encantada, que en una conferencia empresarial. Nadie entra espantado a la conferencia, pero sí a la casa embrujada. Cualquier chirrido será interpretado como una presencia del más allá.

También, tenemos la capacidad de ver rostros y figuras humanas en las sombras y cosas, la pareidolia es normal y la experimentamos todos. Es el origen de los bosques encantados, de las figuras en las nubes, de los fantasmas en fotografías antiguas, de las divinidades en manchas de aceite o las formas en las nebulosas.

Se ha documentado que malas conexiones de gas, crean casas encantadas, intoxica a los residentes, quienes ven o escuchan cosas, sufren mareos y dolor de cabeza. Las casas y edificios abandonados al permanecer cerrados tienen el aire enrarecido, con poco oxígeno. Incluso sonidos inaudibles, que nuestro ojo y oídos sienten, como de ventiladores, explican muchas apariciones fugaces.

Los seres humanos tenemos dificultad en entender la finitud de la vida. Separamos el cuerpo de algo, que llamamos alma, espíritu o ánima y consideramos su existencia independiente del cuerpo. Al mismo tiempo, nuestro pensamiento prelógico y primitivo es incapaz de distinguir entre lo real y lo imaginario. Esto favorece la interpretación de las alucinaciones.

¿Cuántas historias de fantasmas y espíritus que se han contado, tienen una explicación lógica y racional? Para la ciencia, todas.


german@astropuebla.org


Finanzas

Temor a recesión derrumba petróleo, euro y bolsas europeas; Wall Street resiste

El petróleo se desplomó casi 12 dólares por barril este martes, su mayor baja porcentual desde marzo

Sociedad

México registra más de 27 mil casos de Covid-19

La Secretaría de Salud detalló que con los nuevos casos reportados México llegó a las seis millones 121 mil 808 infecciones totales desde el inicio de la pandemia

Mundo

Gobierno de Biden desconfía de Ken Salazar por su cercanía con AMLO: NYT

El embajador de EU en México podría estar poniendo en riesgo los intereses de su país, según funcionarios citados por el diario

Doble Vía

¿Cuál es el castigo por colgarse de la luz? Esto pasa si te descubren con diablito

Se sabe que el uso de los 'diablitos' podría ser contraproducente, ya que es muy probable que provoquen incendios y explosiones en el hogar

Doble Vía

Jazmín Chi, la tamaulipeca que figura junto a Michelle Obama y Angelia Jolie

Originaria de Tampico, logró destacar entre las 120 mujeres más innovadoras del mundo

Sociedad

Refinería Olmeca: ¿Cuándo estará concluida? Trabajadores responden

Personal de las distintas empresas que laboran en la Refinería Olmeca señalan que aún están realizando actividades de construcción dentro del complejo

Valle de México

Granizada en la Marquesa y otras zonas del valle de Toluca (VIDEO)

Automovilistas reportan severos encharcamientos y presencia de hielo en la carretera México-Toluca

Sociedad

Ruta del Chepe Express será promocionada por National Geographic

National Geographic busca profundizar y promocionar sobre el turismo sostenible tanto en Chihuahua, como en otras partes del mundo

Mundo

Los escándalos que han acorralado a Boris Johnson y que lo tienen en la cuerda floja

El primer ministro británico ha perdido la confianza luego de los escándalos en los que se ha visto envuelto, te dejamos un recuento