/ miércoles 7 de junio de 2023

Amenaza acecha al Caribe mexicano: cambio climático podría cambiar su mar

Los pronósticos climáticos indican que el estrés por calentamiento del mar comenzará a ser más agresivo en los próximos años en la región del Caribe mexicano, una zona que había estado relativamente protegida de este fenómeno

Con motivo del Día Mundial de los Océanos, que se celebra este 8 de junio, el científico Lorenzo Álvarez Filip explica que desde finales de la década de los 90 del siglo pasado se comenzó a observar en la costa del Pacífico que los eventos de incremento de temperatura extrema eran un problema asociado al fenómeno del Niño, y que había años que se calentaba demasiado el mar, causando la muerte de corales a escalas considerables.

“En el caso del Caribe mexicano había estado relativamente protegido, donde el calor intenso no se había dado, pero lo que los pronósticos dicen, y lo que estamos viendo en los últimos años, es que ese estrés empezará a ser mucho más agresivo en estos años y los que vienen, porque el planeta se sigue calentando, la temperatura sigue subiendo y los sitios donde no había esta amenaza comenzará a verse”.

Puede interesarte: México cumple con el Plan de Acción para protección de la vaquita marina

Por lo anterior, los especialistas vaticinan eventos de olas de calor más frecuentes y, de continuar las tendencias, se observaría un incremento de 1.5 grados centígrados en la región del Caribe para el año 2100.

El principal reto es el crecimiento acelerado del desarrollo costero, el cual genera fenómenos como la contaminación del acuífero de agua dulce bajo la Península de Yucatán, donde los ríos subterráneos fluyen hacia las costas, llegan al mar, a los arrecifes, y causan gran cantidad de problemas.

Cada año, la Organización de las Naciones Unidas promueve el Día Mundial de los Océanos para recordar al mundo que cubren más de 70 por ciento del planeta, son fuente clave de la vida, sustento de la humanidad y el principal productor de proteínas para más de mil millones de personas, además de generar, al menos, 50 por ciento del oxígeno.

Álvarez Filip enfatiza que se trata de ecosistemas importantes desde el punto de vista de la biodiversidad, al albergar gran cantidad de especies y organismos, por lo que se necesita más apoyo que nunca, ya que actualmente registran 90 por ciento de las grandes especies marítimas de peces mermadas y 50 por ciento de los arrecifes de coral destruidos; es decir, se extrae más de lo que el Océano puede reponer.

Esta fuga, bautizada con el nombre de Oasis de Pythia y de la que incluso existe un video, se ubica en el fondo del océano. Foto: Pixabay

El especialista en estudio de corales y arrecifes recuerda que estos son considerados “canarios en la mina” porque son organismos y ecosistemas sensibles al cambio, y señales de alerta que surgieron hace más de 50 años cuando se empezó a observar que comenzaban a morir.

“Los seres humanos somos muy lentos para entender lo que le pasa al planeta, tardamos mucho en comprender que tenemos problemas serios en los sistemas naturales y eso nos va a repercutir. Desde los años setenta, los arrecifes comenzaron a prender esas ‘luces rojas’ de alerta de que algo estaba pasando en el ambiente; el agua se contamina, está cambiando todo y es hasta ahora que estamos un poco más alarmados”, destaca el universitario.

Aun cuando se decretaron Áreas Naturales Protegidas -donde existe regulación con el propósito de preservar los sistemas naturales, así como los bienes y servicios que se reciben de ellos- en el caso de los arrecifes existe demasiado turismo, buceo, pescadores quienes realizan actividades de snorkel. El problema es que estas herramientas protegen las acciones locales, pero no las amenazas globales como el aumento del nivel en los océanos debido al cambio climático.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

A lo anterior, argumenta Álvarez Filip, se suma que no se cuenta con los recursos humanos, económicos ni tecnológicos necesarios para operar de manera eficiente ante esta problemática.

El compromiso para preservar las cosas es muy grande, debe haber responsabilidad gubernamental en diferentes niveles, porque al final es donde fluye el dinero, las políticas que tenemos, las decisiones de grandes planes sexenales que afectan los sistemas naturales. También colaboración de la sociedad, que se dé cuenta que dependemos de la naturaleza y de los servicios de estos ecosistemas, destaca.

* Con información de la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM.


Con motivo del Día Mundial de los Océanos, que se celebra este 8 de junio, el científico Lorenzo Álvarez Filip explica que desde finales de la década de los 90 del siglo pasado se comenzó a observar en la costa del Pacífico que los eventos de incremento de temperatura extrema eran un problema asociado al fenómeno del Niño, y que había años que se calentaba demasiado el mar, causando la muerte de corales a escalas considerables.

“En el caso del Caribe mexicano había estado relativamente protegido, donde el calor intenso no se había dado, pero lo que los pronósticos dicen, y lo que estamos viendo en los últimos años, es que ese estrés empezará a ser mucho más agresivo en estos años y los que vienen, porque el planeta se sigue calentando, la temperatura sigue subiendo y los sitios donde no había esta amenaza comenzará a verse”.

Puede interesarte: México cumple con el Plan de Acción para protección de la vaquita marina

Por lo anterior, los especialistas vaticinan eventos de olas de calor más frecuentes y, de continuar las tendencias, se observaría un incremento de 1.5 grados centígrados en la región del Caribe para el año 2100.

El principal reto es el crecimiento acelerado del desarrollo costero, el cual genera fenómenos como la contaminación del acuífero de agua dulce bajo la Península de Yucatán, donde los ríos subterráneos fluyen hacia las costas, llegan al mar, a los arrecifes, y causan gran cantidad de problemas.

Cada año, la Organización de las Naciones Unidas promueve el Día Mundial de los Océanos para recordar al mundo que cubren más de 70 por ciento del planeta, son fuente clave de la vida, sustento de la humanidad y el principal productor de proteínas para más de mil millones de personas, además de generar, al menos, 50 por ciento del oxígeno.

Álvarez Filip enfatiza que se trata de ecosistemas importantes desde el punto de vista de la biodiversidad, al albergar gran cantidad de especies y organismos, por lo que se necesita más apoyo que nunca, ya que actualmente registran 90 por ciento de las grandes especies marítimas de peces mermadas y 50 por ciento de los arrecifes de coral destruidos; es decir, se extrae más de lo que el Océano puede reponer.

Esta fuga, bautizada con el nombre de Oasis de Pythia y de la que incluso existe un video, se ubica en el fondo del océano. Foto: Pixabay

El especialista en estudio de corales y arrecifes recuerda que estos son considerados “canarios en la mina” porque son organismos y ecosistemas sensibles al cambio, y señales de alerta que surgieron hace más de 50 años cuando se empezó a observar que comenzaban a morir.

“Los seres humanos somos muy lentos para entender lo que le pasa al planeta, tardamos mucho en comprender que tenemos problemas serios en los sistemas naturales y eso nos va a repercutir. Desde los años setenta, los arrecifes comenzaron a prender esas ‘luces rojas’ de alerta de que algo estaba pasando en el ambiente; el agua se contamina, está cambiando todo y es hasta ahora que estamos un poco más alarmados”, destaca el universitario.

Aun cuando se decretaron Áreas Naturales Protegidas -donde existe regulación con el propósito de preservar los sistemas naturales, así como los bienes y servicios que se reciben de ellos- en el caso de los arrecifes existe demasiado turismo, buceo, pescadores quienes realizan actividades de snorkel. El problema es que estas herramientas protegen las acciones locales, pero no las amenazas globales como el aumento del nivel en los océanos debido al cambio climático.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

A lo anterior, argumenta Álvarez Filip, se suma que no se cuenta con los recursos humanos, económicos ni tecnológicos necesarios para operar de manera eficiente ante esta problemática.

El compromiso para preservar las cosas es muy grande, debe haber responsabilidad gubernamental en diferentes niveles, porque al final es donde fluye el dinero, las políticas que tenemos, las decisiones de grandes planes sexenales que afectan los sistemas naturales. También colaboración de la sociedad, que se dé cuenta que dependemos de la naturaleza y de los servicios de estos ecosistemas, destaca.

* Con información de la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM.


Política

Aprueban diputados en comisiones creación del Fondo de Pensiones para el Bienestar

La Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados aprobó la reforma para crear el Fondo de Pensiones para el Bienestar propuesta por Morena

Elecciones 2024

INE presentaría más de 18 mil denuncias por irregularidades en lista nominal para votar en el extranjero

Las denuncias por irregularidades en registros del INE no irían precisamente en contra de las personas registradas

Elecciones 2024

Empresarios se alinean con Claudia Sheinbaum y la 4T

Claudia Sheinbaum prometió a los empresarios que de llegar al poder, habrá “solidez económica” y va a mantener finanzas sanas y responsables

Sociedad

CNTE inicia mesa de negociación con AMLO

Mientras se realiza la mesa de diálogo con el presidente, un contingente de maestros de la CNTE marcha con dirección al Zócalo de la CDMX

Sociedad

Madres buscadoras toman alcaldía de Fresnillo, Zacatecas, ante aumento de desaparecidos

El grupo de 50 mujeres buscadoras denunciaron que tan sólo una semana se ha registrado la desaparición de cerca de 30 personas en el municipio

Política

AMLO acusa persecución política contra Arturo Zaldívar

En su conferencia matutina, el presidente descalificó a los ministros de la Corte por iniciar la investigación a la denuncia anónima en contra de Zaldívar