/ miércoles 8 de julio de 2020

Proponen esparcir olivina en playas para combatir el CO2

Una ONG propone esparcir olivina para que su interacción con el mar elimine el exceso de CO2


Existe una gran cantidad de científicos que coinciden en afirmar que la causa de las actuales alteraciones del clima de en la planeta (cambio climático) es la emisión, como resultado de la actividad humana, de una serie de gases de efecto invernadero (GEI), que aumentan la capacidad de la atmósfera terrestre para retener calor, originando así el fenómeno conocido como calentamiento global.

Es grande la cantidad de iniciativas destinadas a extraer de la atmósfera el dióxido de carbono (CO2), considerado como el principal gas de efecto invernadero: desde la reforestación a gran escala, hasta los acuerdos internacionales, pasando por las tecnologías de ingeniería climática.

Una de las más recientes es el Proyecto Vesta (PV), consistente en acelerar uno de los procesos naturales, en el cual la Tierra retira el CO2 de la atmósfera, moliendo y sembrando sobre la arena de las playas un mineral verde denominado olivina, para que las olas lo descompongan iniciando un proceso que extrae el CO2 del aire.

Este proceso se llama meteorización, es la descomposición de las rocas por contacto con el CO2 del aire, el agua y los organismos oceánicos, que durante miles de millones de años ha servido para capturar este gas liberado por la actividad volcánica, manteniendo en equilibrio su presencia en la atmósfera, que ahora está desequilibrada por la actividad humana.

PV se propone activar este proceso natural distribuyendo olivina, roca volcánica que se meteoriza muy rápido y que es abundante en el planeta, en diversas playas y zonas ecuatoriales.

Las playas que se sumen a la iniciativa cambiarían a un color verde, que corresponde a la olivina. Hoy solo una playa en el Mar Caribe tiene este aspecto de forma artificial y forma parte del Proyecto Vesta / Foto: EFE

BALANCEO Y METEORIZACIÓN

Esta reacción química produce una solución alcalina que desacidifica el océano, beneficiando así la vida marina, apuntan.

El plan del Proyecto Vesta para eliminar el dióxido de carbono a escala global, abarca cinco fases que comienzan con pruebas piloto de ‘siembra’ de olivina en pequeñas playas para demostrar la seguridad de este mineral y la efectividad del proceso, hasta su despliegue en las costas de países de todo el mundo.

Esta innovadora iniciativa ha surgido del grupo de expertos medioambientales Climitigation y comenzará a ensayarse en una playa del mar Caribe.

La organización sin fines de lucro aspira a ayudar a revertir el cambio climático “convirtiendo millones de toneladas de dióxido de carbono en roca”, señaló Tom Green, director del Proyecto Vesta.

Foto: EFE

La idea básica del proyecto consiste en acelerar un proceso geológico natural que normalmente ocurre muy lentamente, a lo largo de millones de años, denominado meteorización y que consiste en la descomposición de las rocas por su contacto con el dióxido de carbono, el agua y los organismos oceánicos.

Cuando la lluvia cae sobre las rocas volcánicas, éstas se disuelven parcialmente y se desencadena una reacción química que extrae el CO2 de la atmósfera y lo transforma en el material alcalino que utilizan en el agua los corales, las diatomeas y otros seres marinos para construir sus esqueletos y caparazones, y que finalmente se convierte en una especie de piedra caliza en el fondo oceánico.

Moler la olivina y sembrarla en las playas donde las olas pueden descomponer este mineral en mayor medida, puede desencadenar y acelerar la misma meteorización que extrae el CO2 del aire, añadió el especialista Tom Green.

Esta tecnología tiene potencial a gran escala para revertir el cambio climático pero hasta ahora había recibido poca inversión, según Climitigation, y ahora el Proyecto Vesta está recabando recursos financieros para efectuar realizar sus primeros experimentos en las playas.

“El proceso comenzará a probarse en dos calas de una isla caribeña próximas entre sí. Una de las playas será sembrada con olivina, mientras que la otra permanecerá sin tratamiento, para después comparar los resultados”, dijo Green a la revista Fast Company.

Este estudio piloto analizará los posibles impactos de propagar la olivina, que puede contener níquel, en playas donde no existiría de forma natural, señalan.

Tom Green señala que el níquel liberado en el agua no está biodisponible (no puede penetrar en los tejidos de los seres vivos) por lo que no debería afectar de alguna forma a las especies marinas.

Foto: EFE

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Existe una gran cantidad de científicos que coinciden en afirmar que la causa de las actuales alteraciones del clima de en la planeta (cambio climático) es la emisión, como resultado de la actividad humana, de una serie de gases de efecto invernadero (GEI), que aumentan la capacidad de la atmósfera terrestre para retener calor, originando así el fenómeno conocido como calentamiento global.

Es grande la cantidad de iniciativas destinadas a extraer de la atmósfera el dióxido de carbono (CO2), considerado como el principal gas de efecto invernadero: desde la reforestación a gran escala, hasta los acuerdos internacionales, pasando por las tecnologías de ingeniería climática.

Una de las más recientes es el Proyecto Vesta (PV), consistente en acelerar uno de los procesos naturales, en el cual la Tierra retira el CO2 de la atmósfera, moliendo y sembrando sobre la arena de las playas un mineral verde denominado olivina, para que las olas lo descompongan iniciando un proceso que extrae el CO2 del aire.

Este proceso se llama meteorización, es la descomposición de las rocas por contacto con el CO2 del aire, el agua y los organismos oceánicos, que durante miles de millones de años ha servido para capturar este gas liberado por la actividad volcánica, manteniendo en equilibrio su presencia en la atmósfera, que ahora está desequilibrada por la actividad humana.

PV se propone activar este proceso natural distribuyendo olivina, roca volcánica que se meteoriza muy rápido y que es abundante en el planeta, en diversas playas y zonas ecuatoriales.

Las playas que se sumen a la iniciativa cambiarían a un color verde, que corresponde a la olivina. Hoy solo una playa en el Mar Caribe tiene este aspecto de forma artificial y forma parte del Proyecto Vesta / Foto: EFE

BALANCEO Y METEORIZACIÓN

Esta reacción química produce una solución alcalina que desacidifica el océano, beneficiando así la vida marina, apuntan.

El plan del Proyecto Vesta para eliminar el dióxido de carbono a escala global, abarca cinco fases que comienzan con pruebas piloto de ‘siembra’ de olivina en pequeñas playas para demostrar la seguridad de este mineral y la efectividad del proceso, hasta su despliegue en las costas de países de todo el mundo.

Esta innovadora iniciativa ha surgido del grupo de expertos medioambientales Climitigation y comenzará a ensayarse en una playa del mar Caribe.

La organización sin fines de lucro aspira a ayudar a revertir el cambio climático “convirtiendo millones de toneladas de dióxido de carbono en roca”, señaló Tom Green, director del Proyecto Vesta.

Foto: EFE

La idea básica del proyecto consiste en acelerar un proceso geológico natural que normalmente ocurre muy lentamente, a lo largo de millones de años, denominado meteorización y que consiste en la descomposición de las rocas por su contacto con el dióxido de carbono, el agua y los organismos oceánicos.

Cuando la lluvia cae sobre las rocas volcánicas, éstas se disuelven parcialmente y se desencadena una reacción química que extrae el CO2 de la atmósfera y lo transforma en el material alcalino que utilizan en el agua los corales, las diatomeas y otros seres marinos para construir sus esqueletos y caparazones, y que finalmente se convierte en una especie de piedra caliza en el fondo oceánico.

Moler la olivina y sembrarla en las playas donde las olas pueden descomponer este mineral en mayor medida, puede desencadenar y acelerar la misma meteorización que extrae el CO2 del aire, añadió el especialista Tom Green.

Esta tecnología tiene potencial a gran escala para revertir el cambio climático pero hasta ahora había recibido poca inversión, según Climitigation, y ahora el Proyecto Vesta está recabando recursos financieros para efectuar realizar sus primeros experimentos en las playas.

“El proceso comenzará a probarse en dos calas de una isla caribeña próximas entre sí. Una de las playas será sembrada con olivina, mientras que la otra permanecerá sin tratamiento, para después comparar los resultados”, dijo Green a la revista Fast Company.

Este estudio piloto analizará los posibles impactos de propagar la olivina, que puede contener níquel, en playas donde no existiría de forma natural, señalan.

Tom Green señala que el níquel liberado en el agua no está biodisponible (no puede penetrar en los tejidos de los seres vivos) por lo que no debería afectar de alguna forma a las especies marinas.

Foto: EFE

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Metrópoli

Gaseros inician paro en CDMX y Edomex

Al menos 8 mil pipas distribuidoras de Gas LP dejarán de dar servicio a clientes no prioritarios; alistan acciones en Tlaxcala, Veracruz, Puebla e Hidalgo

Justicia

Denuncian a 25 jueces y magistrados y solo uno pisa la cárcel

Son acusados de actos de corrupción y enriquecimiento ilícito, pero sólo uno ha pisado la cárcel por posibles nexos con Jalisco Nueva Generación

Finanzas

Precios bajos permitieron consolidar a Volaris: Enrique Beltranena

El CEO de la firma dice que la sostenibilidad financiera es la clave para sostener sus actividades

Mundo

Grecia registra 46 grados de calor, su pico histórico por la ola de calor

El Servicio Meteorológico Nacional mencionó que las temperaturas se mantendrán altas durante toda la semana

Metrópoli

Gaseros inician paro en CDMX y Edomex

Al menos 8 mil pipas distribuidoras de Gas LP dejarán de dar servicio a clientes no prioritarios; alistan acciones en Tlaxcala, Veracruz, Puebla e Hidalgo

Mundo

Covid-19 regresa a Wuhan, ciudad donde surgió la pandemia

Tras el nuevo brote, las autoridades decidieron aplicar pruebas Covid a las 11 millones de personas que habitan en esta ciudad de China

Política

Le pese a quien le pese, hay INE para rato: Lorenzo Córdova

Córdova dijo que la democracia mexicana se ha fortalecido con la consulta popular

Sociedad

Bajo Observación | Covid estalla en Japón con las Olimpiadas

El gobierno nipón declaró el estado de emergencia el pasado 12 de julio debido al repunte de casos covid

Finanzas

#Data | ¿En qué no gastamos el dinero?

Según datos a 2020 del INEGI, trimestralmente los mexicanos gastamos en la compra de carne 632 pesos en promedio, lo que le convierte en el principal rubro de gasto