/ jueves 7 de diciembre de 2023

Los juegos de rol ayudan a mejorar la imagen que tenemos de nosotros mismos

Dentro del mundo de las subculturas kinky, una de las formas de juego que más se malinterpreta es el llamado pup play o “juego de cachorros”

En los últimos años, las subculturas kinky han ganado mucha atención. El término, que incluye diversas expresiones de deseos sexuales no convencionales o no tradicionales se relaciona con una amplia gama de prácticas que incluyen desde dinámicas de poder hasta juegos de roles, entre otras.

Una de las formas de juego de rol que a menudo se malinterpretan es el llamado pup play o juego de cachorros, en los que se involucran adultos que dan su consentimiento y juegan roles vistiéndose y actuando como caninos jóvenes.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Como investigadores con un enfoque en diversos géneros y sexualidades, buscamos comprender más profundamente cómo se construyen socialmente los significados atribuidos a los cuerpos para los hombres homosexuales, bisexuales, transgénero y queer dentro de las comunidades llamadas “Puppy Philms”.

Para el proyecto utilizamos un método llamado “cellphilming”, que se refiere a las películas realizadas con teléfonos móviles. Trabajamos con cachorros que crearon películas para aprender más sobre su comunidad y en particular sobre cómo ser un cachorro podría ayudar a las personas a afrontar las preocupaciones sobre la imagen corporal.

Reclutamos a 17 hombres que se identificaban como homosexuales, bisexuales, transgénero y queer, todos identificados con el rol de cachorros. Asistieron a tres talleres y cada uno de ellos creó una película celular en la que hablaban sobre ser un cachorro y cómo se moldea su imagen corporal en dicha comunidad.


¿Qué es el juego de cachorros?

El juego tiene sus raíces en las comunidades kinky, y en la subcultura del cuero y el BDSM gay. Además del componente sexual, muchos consideran que el juego de cachorros es una actividad social.

Los estudios han demostrado muchas razones por las que las personas pueden participar en actividades de este tipo. Por ejemplo, el desarrollo personal, la autoexpresión, la superación de la ansiedad, la relajación y estar más cómodos socialmente.

La comunidad de cachorros fomenta conexiones y se reúne en varios eventos que incluyen competencias donde un “espacio de juego” designado les permite abrazarse, menear la cola y ladrar.

Los cachorros suelen usar ropa para cachorros, como collares y máscaras o capuchas para cachorros. Algunos individuos dentro de las comunidades de cachorros asumen el papel de “cuidadores” de cachorros, lo que significa que asumen un papel más dominante dentro del juego de cachorros.

El proyecto “Puppy Philms”

Nuestro trabajo encontró que muchos hombres homosexuales navegan por las tensiones de la imagen corporal, identificándose dentro de subculturas que celebran cuerpos que son más diversos que los estándares dominantes de cuerpos delgados y musculosos. También descubrimos que desafiar y alterar las ideas dominantes sobre la masculinidad puede ser útil para algunos hombres que enfrentan preocupaciones sobre su imagen corporal.

Sin embargo, ningún estudio ha analizado las relaciones entre la imagen corporal y las comunidades de cachorros. Con Puppy Philms buscamos obtener una visión más profunda de esta relación a través del cellphilm.

De nuestra investigación surgieron tres hallazgos sobre el juego de los cachorros y la imagen corporal. Primero, los participantes discutieron cómo la comunidad de cachorros puede reforzar los estándares corporales de los hombres. Como dijo un participante, “las expectativas corporales de las comunidades de cachorros no son realmente diferentes de las expectativas corporales de la cultura del hombre gay cis”.

Sin embargo, muchos también sintieron que las comunidades de cachorros eran espacios donde las ideas dominantes sobre los estándares corporales de los hombres y la masculinidad cambiaban, disminuían o desaparecían por completo. Como señaló otro participante, “la imagen corporal realmente no importa en la comunidad de cachorros, y ese es el punto. Sólo sé un cachorro”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes del suplemento #SOY

El espacio mental del cachorro, un estado de relajación y atención plena, también se ha asociado con beneficios terapéuticos. Los participantes reflexionaron sobre cómo el proceso de convertirse en cachorro les ayudó a cambiar sus sentimientos sobre sus cuerpos y superar sus preocupaciones sobre la imagen corporal.

Nuestro estudio arroja luz sobre los aspectos positivos de la comunidad de cachorros como un espacio social y de aceptación, donde identificarse como cachorro representa un signo de resiliencia y desafío a las normas sociales.


* Académicos de la Universidad Mount Saint Vincent.


En los últimos años, las subculturas kinky han ganado mucha atención. El término, que incluye diversas expresiones de deseos sexuales no convencionales o no tradicionales se relaciona con una amplia gama de prácticas que incluyen desde dinámicas de poder hasta juegos de roles, entre otras.

Una de las formas de juego de rol que a menudo se malinterpretan es el llamado pup play o juego de cachorros, en los que se involucran adultos que dan su consentimiento y juegan roles vistiéndose y actuando como caninos jóvenes.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Como investigadores con un enfoque en diversos géneros y sexualidades, buscamos comprender más profundamente cómo se construyen socialmente los significados atribuidos a los cuerpos para los hombres homosexuales, bisexuales, transgénero y queer dentro de las comunidades llamadas “Puppy Philms”.

Para el proyecto utilizamos un método llamado “cellphilming”, que se refiere a las películas realizadas con teléfonos móviles. Trabajamos con cachorros que crearon películas para aprender más sobre su comunidad y en particular sobre cómo ser un cachorro podría ayudar a las personas a afrontar las preocupaciones sobre la imagen corporal.

Reclutamos a 17 hombres que se identificaban como homosexuales, bisexuales, transgénero y queer, todos identificados con el rol de cachorros. Asistieron a tres talleres y cada uno de ellos creó una película celular en la que hablaban sobre ser un cachorro y cómo se moldea su imagen corporal en dicha comunidad.


¿Qué es el juego de cachorros?

El juego tiene sus raíces en las comunidades kinky, y en la subcultura del cuero y el BDSM gay. Además del componente sexual, muchos consideran que el juego de cachorros es una actividad social.

Los estudios han demostrado muchas razones por las que las personas pueden participar en actividades de este tipo. Por ejemplo, el desarrollo personal, la autoexpresión, la superación de la ansiedad, la relajación y estar más cómodos socialmente.

La comunidad de cachorros fomenta conexiones y se reúne en varios eventos que incluyen competencias donde un “espacio de juego” designado les permite abrazarse, menear la cola y ladrar.

Los cachorros suelen usar ropa para cachorros, como collares y máscaras o capuchas para cachorros. Algunos individuos dentro de las comunidades de cachorros asumen el papel de “cuidadores” de cachorros, lo que significa que asumen un papel más dominante dentro del juego de cachorros.

El proyecto “Puppy Philms”

Nuestro trabajo encontró que muchos hombres homosexuales navegan por las tensiones de la imagen corporal, identificándose dentro de subculturas que celebran cuerpos que son más diversos que los estándares dominantes de cuerpos delgados y musculosos. También descubrimos que desafiar y alterar las ideas dominantes sobre la masculinidad puede ser útil para algunos hombres que enfrentan preocupaciones sobre su imagen corporal.

Sin embargo, ningún estudio ha analizado las relaciones entre la imagen corporal y las comunidades de cachorros. Con Puppy Philms buscamos obtener una visión más profunda de esta relación a través del cellphilm.

De nuestra investigación surgieron tres hallazgos sobre el juego de los cachorros y la imagen corporal. Primero, los participantes discutieron cómo la comunidad de cachorros puede reforzar los estándares corporales de los hombres. Como dijo un participante, “las expectativas corporales de las comunidades de cachorros no son realmente diferentes de las expectativas corporales de la cultura del hombre gay cis”.

Sin embargo, muchos también sintieron que las comunidades de cachorros eran espacios donde las ideas dominantes sobre los estándares corporales de los hombres y la masculinidad cambiaban, disminuían o desaparecían por completo. Como señaló otro participante, “la imagen corporal realmente no importa en la comunidad de cachorros, y ese es el punto. Sólo sé un cachorro”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes del suplemento #SOY

El espacio mental del cachorro, un estado de relajación y atención plena, también se ha asociado con beneficios terapéuticos. Los participantes reflexionaron sobre cómo el proceso de convertirse en cachorro les ayudó a cambiar sus sentimientos sobre sus cuerpos y superar sus preocupaciones sobre la imagen corporal.

Nuestro estudio arroja luz sobre los aspectos positivos de la comunidad de cachorros como un espacio social y de aceptación, donde identificarse como cachorro representa un signo de resiliencia y desafío a las normas sociales.


* Académicos de la Universidad Mount Saint Vincent.


Política

México se distancia de la OEA y rechaza condenar a Rusia por invasión a Ucrania

México, Brasil, Colombia, Bolivia, Honduras, El Salvador y San Vicente y las Granadinas fueron las naciones que rechazaron el pronunciamiento

Política

Morena manda al Senado a Poniatowska, Jesús Ramírez, Taibo II y hermano de AMLO

Otros de los inscritos son Adán Augusto, Bernardo Bátiz, Epigmenio Ibarra, Tey Mollinedo Cano, sobrina de chofer de AMLO; Rafael Barajas “El Fisgón” y el historiador Enrique Semo

Finanzas

Industriales aseguran transparencia en ventas de aluminio a EU

"Existe disposición de apoyar a la SE para demostrar que los industriales del aluminio mexicanos ejercen acciones para combatir la triangulación", dijo el presidente de Canalum

Sociedad

Barra de Abogados acusa a Zaldívar de conflicto de interés por injerencias de AMLO

La Barra de Abogados acusó que la injerencia del presidente López Obrador en la decisiones del Poder Judicial representa un ataque deliberado a su autonomía

Política

TEPJF perfila crear registro público de las infracciones del Ejecutivo a la Ley electoral

La magistrada Janine Otálora explicó que su propuesta está motivada porque el presidente o los gobernadores no pueden ser sancionados por el TEPJF

CDMX

Tarjeta de Movilidad se podrá recargar desde el celular: CDMX presenta app

El nuevo servicio del Módulo de Movilidad Integrada de la Aplicación Ciudad de México será gratuito y permitirá a los usuarios ahorrar tiempo al realizar sus recargas