/ jueves 19 de octubre de 2023

Cómo (y por qué) evolucionó el comportamiento homosexual

Dado que las parejas homosexuales tienen menos hijos, la alta frecuencia de relaciones entre personas del mismo sexo en humanos es desconcertante desde un punto de vista evolutivo.

Un grupo de investigadores españoles ha estudiado el comportamiento sexual y las relaciones sociales entre personas del mismo sexo en más de 250 especies de mamíferos y, en un artículo reciente de Nature Communications, concluyen que surgió de forma independiente muchas veces y que está relacionado con otros tipos de comportamiento social.

Las investigaciones han demostrado que la base de la homosexualidad masculina en los seres humanos es, al menos en parte, genética. Pero no se conoce ningún trabajo sobre una base genética para el comportamiento sexual entre mujeres.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

¿Por qué entonces es tan común el comportamiento sexual entre hombres? Se podría pensar que, debido a que las parejas homosexuales tienen menos hijos, estas variantes genéticas rara vez se transmitirían y que su frecuencia disminuiría con el tiempo.

Genetistas, sociólogos y psicólogos han propuesto muchas explicaciones posibles para este enigma.

Una es que los genes homosexuales son en realidad “genes amantes de los hombres”. En este caso, aunque los hombres homosexuales tienen menos hijos, sus parientes femeninas que comparten estas variantes genéticas pueden estar más inclinadas a aparearse antes y tener más hijos, lo que compensa el déficit.

Otras hipótesis a las que se hace referencia en el nuevo artículo propone que el comportamiento entre personas del mismo sexo tiene efectos beneficiosos para los grupos humanos. Una idea es que las relaciones entre personas del mismo sexo son importantes para formar y mantener vínculos y alianzas dentro del grupo. Esto predice que el comportamiento entre personas del mismo sexo debería ser más frecuente en especies sociales que en especies no sociales.

Alternativamente, el comportamiento entre personas del mismo sexo puede ayudar a disminuir los conflictos entre miembros del mismo sexo y contribuir al establecimiento de jerarquías sociales. Si esto es así, esperaríamos que el comportamiento entre personas del mismo sexo fuera más común en especies donde la agresión y el asesinato entre miembros también son comunes.


Sucede entre muchos mamíferos

Los humanos no son los únicos mamíferos que muestran una alta frecuencia de relaciones entre personas del mismo sexo. Hay informes de comportamiento entre animales del mismo sexo (cortejo, montaje, contacto genital y cópula, vínculos de pareja) en 261 de 5 mil 747 especies de mamíferos.

En su mayoría, este comportamiento es frecuente y abierto, ocurre en la naturaleza y en la mitad de las especies lo muestran ambos sexos. Está muy extendido.

Los primates están fuertemente representados. 51 especies, desde lémures hasta grandes simios, muestran comportamiento sexual entre animales del mismo sexo.

Un panorama aún más amplio lo dan los estudios realizados en muchos otros animales, que revelan comportamientos homosexuales en aves, reptiles, ranas y peces, así como en muchos invertebrados.

La mayoría de los estudios sobre relaciones entre especies del mismo sexo se centran en una especie en particular, lo que dificulta probar estas hipótesis en competencia.

La nueva investigación explora las relaciones entre personas del mismo sexo en una amplia gama de mamíferos. Se pregunta si este comportamiento era ancestral de todos los mamíferos o si evolucionó de forma independiente en respuesta al establecimiento de diferentes sistemas sociales.

Un comportamiento que evolucionó

Se ha propuesto que el ancestro común de los mamíferos se entregaba a un comportamiento sexual indiscriminado, que se manifestaba como una mezcla de relaciones heterosexuales y entre personas del mismo sexo, pero el nuevo estudio lo contradice.

La frecuencia del comportamiento sexual entre hombres del mismo sexo, pero no entre mujeres, también se correlacionó con la frecuencia con la que los animales del mismo sexo se atacaban y mataban entre sí. Esto apoya la hipótesis de que la homosexualidad evolucionó para mitigar la agresión entre machos en los mamíferos.

De este estudio concluimos que el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo, tanto en hombres como en mujeres, evolucionó a medida que las especies pasaron de una vida solitaria a una vida social. Ayuda a establecer y mantener relaciones y alianzas sociales, resolver conflictos y evitar agresiones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes del suplemento #SOY

La alta frecuencia del comportamiento sexual entre personas del mismo sexo en simios y especies de monos sugiere que estuvo presente en un ancestro social de los grandes simios y se mantiene en las especies sociales actuales, incluidos los humanos.

* Profesora de genética de La Trobe University.


Un grupo de investigadores españoles ha estudiado el comportamiento sexual y las relaciones sociales entre personas del mismo sexo en más de 250 especies de mamíferos y, en un artículo reciente de Nature Communications, concluyen que surgió de forma independiente muchas veces y que está relacionado con otros tipos de comportamiento social.

Las investigaciones han demostrado que la base de la homosexualidad masculina en los seres humanos es, al menos en parte, genética. Pero no se conoce ningún trabajo sobre una base genética para el comportamiento sexual entre mujeres.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

¿Por qué entonces es tan común el comportamiento sexual entre hombres? Se podría pensar que, debido a que las parejas homosexuales tienen menos hijos, estas variantes genéticas rara vez se transmitirían y que su frecuencia disminuiría con el tiempo.

Genetistas, sociólogos y psicólogos han propuesto muchas explicaciones posibles para este enigma.

Una es que los genes homosexuales son en realidad “genes amantes de los hombres”. En este caso, aunque los hombres homosexuales tienen menos hijos, sus parientes femeninas que comparten estas variantes genéticas pueden estar más inclinadas a aparearse antes y tener más hijos, lo que compensa el déficit.

Otras hipótesis a las que se hace referencia en el nuevo artículo propone que el comportamiento entre personas del mismo sexo tiene efectos beneficiosos para los grupos humanos. Una idea es que las relaciones entre personas del mismo sexo son importantes para formar y mantener vínculos y alianzas dentro del grupo. Esto predice que el comportamiento entre personas del mismo sexo debería ser más frecuente en especies sociales que en especies no sociales.

Alternativamente, el comportamiento entre personas del mismo sexo puede ayudar a disminuir los conflictos entre miembros del mismo sexo y contribuir al establecimiento de jerarquías sociales. Si esto es así, esperaríamos que el comportamiento entre personas del mismo sexo fuera más común en especies donde la agresión y el asesinato entre miembros también son comunes.


Sucede entre muchos mamíferos

Los humanos no son los únicos mamíferos que muestran una alta frecuencia de relaciones entre personas del mismo sexo. Hay informes de comportamiento entre animales del mismo sexo (cortejo, montaje, contacto genital y cópula, vínculos de pareja) en 261 de 5 mil 747 especies de mamíferos.

En su mayoría, este comportamiento es frecuente y abierto, ocurre en la naturaleza y en la mitad de las especies lo muestran ambos sexos. Está muy extendido.

Los primates están fuertemente representados. 51 especies, desde lémures hasta grandes simios, muestran comportamiento sexual entre animales del mismo sexo.

Un panorama aún más amplio lo dan los estudios realizados en muchos otros animales, que revelan comportamientos homosexuales en aves, reptiles, ranas y peces, así como en muchos invertebrados.

La mayoría de los estudios sobre relaciones entre especies del mismo sexo se centran en una especie en particular, lo que dificulta probar estas hipótesis en competencia.

La nueva investigación explora las relaciones entre personas del mismo sexo en una amplia gama de mamíferos. Se pregunta si este comportamiento era ancestral de todos los mamíferos o si evolucionó de forma independiente en respuesta al establecimiento de diferentes sistemas sociales.

Un comportamiento que evolucionó

Se ha propuesto que el ancestro común de los mamíferos se entregaba a un comportamiento sexual indiscriminado, que se manifestaba como una mezcla de relaciones heterosexuales y entre personas del mismo sexo, pero el nuevo estudio lo contradice.

La frecuencia del comportamiento sexual entre hombres del mismo sexo, pero no entre mujeres, también se correlacionó con la frecuencia con la que los animales del mismo sexo se atacaban y mataban entre sí. Esto apoya la hipótesis de que la homosexualidad evolucionó para mitigar la agresión entre machos en los mamíferos.

De este estudio concluimos que el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo, tanto en hombres como en mujeres, evolucionó a medida que las especies pasaron de una vida solitaria a una vida social. Ayuda a establecer y mantener relaciones y alianzas sociales, resolver conflictos y evitar agresiones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes del suplemento #SOY

La alta frecuencia del comportamiento sexual entre personas del mismo sexo en simios y especies de monos sugiere que estuvo presente en un ancestro social de los grandes simios y se mantiene en las especies sociales actuales, incluidos los humanos.

* Profesora de genética de La Trobe University.


Elecciones 2024

Con el cartel inmobiliario al centro, candidatos por CDMX discuten sobre corrupción

Los temas a debatir son: agua, transparencia y combate a la corrupción.

CDMX

CDMX sufre inundaciones en las calles y el Metro por las lluvias

Varios puntos de la CDMX se vieron severamente afectados por la lluvia de este domingo

Elecciones 2024

Capturan a presunto asesino de candidato del PAN a la alcaldía de Ciudad Mante, Tamaulipas

Será puesto a disposición de la autoridad jurisdiccional correspondiente que determinará su situación jurídica

CDMX

Balacera afuera del Hospital Balbuena deja al menos un muerto

Presuntamente una mujer resultó lesionada durante el ataque; los responsables se dieron a la fuga

Sociedad

Más de 50 heridos por volcadura de autobús en Nuevo León

Al parecer, el chofer del autobús perdió el control al dormitar y la unidad terminó volcada

Política

INAI pide a Semarnat dar a conocer el impacto ambiental de Hoteles Tren Maya

El INAI informó que la Semarnat no entregó completa la información del impacto ambiental de la cadena de Hoteles Tren Maya a la persona solicitante