/ domingo 7 de abril de 2024

El Punto G de Shakira

Ahora que Shakira menciona al Punto G en la letra de su canción “Puntería”, es inevitable pensar en el llamado “soft porn” al escuchar la canción y al ver el video

El Punto G no existe. Hay que empezar por explicar de dónde proviene este mito. En 1950, el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg describió una zona de mayor sensibilidad en la pared anterior de la vagina y lo publicó en la revista "International Journal of Sexology".

Gräfenberg jamás lo llamó “Punto G”, de eso se encargaron otras publicaciones sobre sexualidad y la cultura popular. Sin embargo, hacer referencia a que las mujeres tengan una especie de botón que detona orgasmos es bastante controversial.

Ahora que Shakira menciona al Punto G en la letra de su canción “Puntería” hay que dar contexto, porque desde que la colombiana hizo pública su ruptura con el exfutbolista español Gerard Piqué, sus declaraciones y sus lanzamientos son materia de educación en sexualidad.

En “Puntería” es inevitable pensar en el llamado “soft porn” al escuchar la canción y al ver el video. No pasa nada. El mercado del erotismo es muy amplio y Shakira quiere formar parte del mismo.

Cuando lanza una frase como: “A ti nunca te dirijo. Siempre llegas fijo hasta mi punto G”, hay que matizar e insistir en que cada persona es dueña de su propio placer. En los últimos años, los movimientos feministas y los educadores sexuales han insistido en que debemos desmontar el mito de que otra persona te dará el máximo placer de tu vida.

El patriarcado y el Punto G

En algún momento de la historia de la sociedad, se comenzó a alimentar la idea de que las mujeres no tenían sexualidad y de que tenían cancelada la posibilidad de sentir placer.

Luego el famoso psicoanalista Sigmund Freud se aventó la puntada de decir que el orgasmo vaginal era el resultado del desarrollo psicosexual normal en las mujeres maduras, pero que los orgasmos clitorianos eran parte de una "sexualidad inmadura". Una afirmación bastante polémica por atribuir a la penetración vaginal un estatus que no se puede generalizar.

La serie de Netflix “Los principios del placer” es una crítica documentada a por qué la ciencia ha tardado tanto tiempo en investigar la anatomía del clítoris. Fue hasta 1998, cuando la uróloga australiana Helen O'Connell desafió la visión tradicional de que el clítoris era simplemente una estructura pequeña y superficial, al revelar con imágenes de resonancia magnética que es una estructura anatómica interna bastante compleja.

Esta investigación ha sido fundamental para desmitificar y desterrar ideas erróneas sobre la sexualidad femenina, incluido el llamado Punto G; es decir, ya se descartó científicamente que exista una especie de interruptor para el éxtasis femenino.

Las animaciones tridimensionales han ayudado a entender que los organos reproductivos femeninos no son estáticos ni mucho menos planos como aparecen en las monografías de los años 80.

En “Los Principios del Placer” se explica que cuando el tejido erectil del clítoris se agranda por la exitación, puede presionar la pared frontal de la vagina. Así que lo que pensamos que es el Punto G, en realidad, es el clítoris estimulado desde adentro.

En la columna La ciencia del orgasmo escribí sobre por qué algunas mujeres no pueden llegar al orgasmo con la penetración vaginal, pero sí con la masturbación. Esto se debe a la distancia entre el clitoris y la uretra: A una distancia igual o inferior a 2,5 centímetros del tracto urinario, es posible llegar al orgasmo a través de la penetración. A mayor distancia, entonces será necesaria la estimulación directa sobre la zona genital.

Otro dato sobre el clítoris es que no es un punto pequeño, como supodría el pensar en el Punto G. Para nada. Aunque solo veamos la parte externa, en el interior hay un órgano con una longitud de entre 7 y 12 cm, incluyendo el cuerpo cavernoso. Ahora, imagine, que con la exitación sexual, el clítoris se llena de sangre, se agranda y es más sensible, por eso las presiones o vibraciones sobre esa zona, provocarán sensaciones placenteras.


*Delia Angélica Ortiz es periodista especializada en inclusión y diversidad.

delia angélica ortiz | LinkedIn

Deliareportera | Facebook

(5) angy ortiz (@angyortiz5) / X


El Punto G no existe. Hay que empezar por explicar de dónde proviene este mito. En 1950, el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg describió una zona de mayor sensibilidad en la pared anterior de la vagina y lo publicó en la revista "International Journal of Sexology".

Gräfenberg jamás lo llamó “Punto G”, de eso se encargaron otras publicaciones sobre sexualidad y la cultura popular. Sin embargo, hacer referencia a que las mujeres tengan una especie de botón que detona orgasmos es bastante controversial.

Ahora que Shakira menciona al Punto G en la letra de su canción “Puntería” hay que dar contexto, porque desde que la colombiana hizo pública su ruptura con el exfutbolista español Gerard Piqué, sus declaraciones y sus lanzamientos son materia de educación en sexualidad.

En “Puntería” es inevitable pensar en el llamado “soft porn” al escuchar la canción y al ver el video. No pasa nada. El mercado del erotismo es muy amplio y Shakira quiere formar parte del mismo.

Cuando lanza una frase como: “A ti nunca te dirijo. Siempre llegas fijo hasta mi punto G”, hay que matizar e insistir en que cada persona es dueña de su propio placer. En los últimos años, los movimientos feministas y los educadores sexuales han insistido en que debemos desmontar el mito de que otra persona te dará el máximo placer de tu vida.

El patriarcado y el Punto G

En algún momento de la historia de la sociedad, se comenzó a alimentar la idea de que las mujeres no tenían sexualidad y de que tenían cancelada la posibilidad de sentir placer.

Luego el famoso psicoanalista Sigmund Freud se aventó la puntada de decir que el orgasmo vaginal era el resultado del desarrollo psicosexual normal en las mujeres maduras, pero que los orgasmos clitorianos eran parte de una "sexualidad inmadura". Una afirmación bastante polémica por atribuir a la penetración vaginal un estatus que no se puede generalizar.

La serie de Netflix “Los principios del placer” es una crítica documentada a por qué la ciencia ha tardado tanto tiempo en investigar la anatomía del clítoris. Fue hasta 1998, cuando la uróloga australiana Helen O'Connell desafió la visión tradicional de que el clítoris era simplemente una estructura pequeña y superficial, al revelar con imágenes de resonancia magnética que es una estructura anatómica interna bastante compleja.

Esta investigación ha sido fundamental para desmitificar y desterrar ideas erróneas sobre la sexualidad femenina, incluido el llamado Punto G; es decir, ya se descartó científicamente que exista una especie de interruptor para el éxtasis femenino.

Las animaciones tridimensionales han ayudado a entender que los organos reproductivos femeninos no son estáticos ni mucho menos planos como aparecen en las monografías de los años 80.

En “Los Principios del Placer” se explica que cuando el tejido erectil del clítoris se agranda por la exitación, puede presionar la pared frontal de la vagina. Así que lo que pensamos que es el Punto G, en realidad, es el clítoris estimulado desde adentro.

En la columna La ciencia del orgasmo escribí sobre por qué algunas mujeres no pueden llegar al orgasmo con la penetración vaginal, pero sí con la masturbación. Esto se debe a la distancia entre el clitoris y la uretra: A una distancia igual o inferior a 2,5 centímetros del tracto urinario, es posible llegar al orgasmo a través de la penetración. A mayor distancia, entonces será necesaria la estimulación directa sobre la zona genital.

Otro dato sobre el clítoris es que no es un punto pequeño, como supodría el pensar en el Punto G. Para nada. Aunque solo veamos la parte externa, en el interior hay un órgano con una longitud de entre 7 y 12 cm, incluyendo el cuerpo cavernoso. Ahora, imagine, que con la exitación sexual, el clítoris se llena de sangre, se agranda y es más sensible, por eso las presiones o vibraciones sobre esa zona, provocarán sensaciones placenteras.


*Delia Angélica Ortiz es periodista especializada en inclusión y diversidad.

delia angélica ortiz | LinkedIn

Deliareportera | Facebook

(5) angy ortiz (@angyortiz5) / X


CDMX

Mantienen contingencia ambiental el domingo 26 de mayo

El Valle de México está otra vez bajo contingencia ambiental, la número 11 en lo que va el año, con lo que supera el récord que se tenía con 10 desde 2016

Elecciones 2024

Escala violencia política a una semana de los comicios

Asesinan a dos en Chiapas y Guerrero, otros son agredidos en Oaxaca, Edomex y Guanajuato

Elecciones 2024

Episcopado Mexicano llama al voto "consciente y razonado" y revisar promesas falsas y reales

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) invitó a los ciudadanos o no tener miedo de salir a votar y no dejarse coaccionar por nadie

Elecciones 2024

Prometen 250 mil asistentes para el cierre de Sheinbaum

Fuentes de Morena señalan que hay una cuota de gente o camiones que los comités territoriales deben cumplir

Elecciones 2024

Oposición concentra gasto electoral en alcaldías gobernadas por Morena

La coalición Va x la CdMx destina más recursos de campaña a seis alcaldías gobernadas por Morena

Política

Debemos replantear la relación México-EU con visión joven: Roberta Jacobson

La idea de que “el actual es el peor momento de la relación bilateral” se ha repetido por 30 años, dice