/ viernes 19 de febrero de 2021

Mi mamá y el sexo | ¿Cómo se hace un bebé?

Las dudas de los más pequeños sobre el embarazo aparecen desde que son muy pequeños, por ahí de los 3 años ya preguntan cómo nacieron

¿Sabías que cuando le dices a un niño que debe bañarse y lavarse los dientes, ya estás educando en sexualidad? ¿Sabías que cuando le explicas a un niño cómo controlar su enojo, también le estás dando herramientas para evitar la violencia sexual? Hay que poner un alto a esa violencia que se reporta todos los días con desapariciones de mujeres, embarazos adolescentes por violación y ataques de depredadores sexuales que rondan el ciberespacio.

Hace unos meses, entrevisté a una madre en Tabasco, cuya hija de 12 años había sido víctima de violación a inicio de la pandemia. El líder de la pandilla de la cuadra, tenía meses molestándola hasta que se concretó la violación. La niña no dijo nada. Vivió en silencio los malestares de un embarazo. Lo más dramático es que ella misma no sabía que se estaba gestando vida dentro de su cuerpo.

Cuando el crecimiento del abdomen hizo sospechar a la familia que algo no estaba bien, la niña ya llevaba 5 meses de embarazo. “Hay que dar educación sexual”, me dijo su mamá. Llorando. “Hablar de la menstruación es un tabú. Así que ni hablar de embarazo. Pero por esa falta de información, mi hija no sabía qué era lo que le había pasado”.

Acabo de comprar la versión electrónica de “¿Cómo se hace un bebé?”, ilustrado por Fiona Smyth y escrito por Cory Silverberg. Afortunadamente, ya tenemos la versión en español de este libro canadiense que funciona muy bien para padres y maestros necesitados de material para resolver a los niños preguntas sobre la gestación.

▶️Así cambia el cerebro después de tu “primera vez”

Las dudas de los más pequeños sobre el embarazo aparecen desde que son muy pequeños, por ahí de los 3 años ya preguntan cómo nacieron. Es un error pensar que lo preguntarán en la pubertad. Los educadores sexuales explican que hay que resolver esas inquietudes con respuestas adecuadas a la edad de cada niño, precisamente para evitar que sean presa de la desinformación. No responda que lo trajo la cigüeña, porque manda el mensaje de que hablar de la sexualidad es algo negativo.

La falta de información también provoca que los niños aprendan de los peores maestros, es decir, de los comerciales de la televisión y de las películas para adultos. Se trata de referentes que provocan ideas equivocadas sobre las relaciones de pareja y los roles de género.

Foto: cortesía

Desde hace al menos dos décadas, los educadores sexuales han insistido en que es un error esperar a que los niños lleguen a quinto de primaria para que vean las primeras imágenes de los órganos reproductivos.

Debra W. Haffner es una educadora sexual estadounidense que, en 1998, publicó la primera edición de un manual de sexualidad para padres: “De los pañales a la primera cita”. En su versión original, en inglés, el libro está disponible en e-book. Sin embargo, las versiones en otros idiomas dejaron de editarse hace tiempo. Lamentable. En los países latinoamericanos, la educación sexual a padres, docentes y niños es fundamental para evitar situaciones de abuso.

Foto: cortesía

Haffner incluye temas como la masturbación infantil y el abuso sexual para explicar por qué es mejor hablar sobre sexualidad a edades tempranas haciendo una analogía sobre cómo enseñamos a cruzar la calle. A los niños les pedimos mirar a los dos lados, antes de atravesar. Les explicamos el significado del color de las luces de los semáforos. Les damos todas estas recomendaciones sin esperar a que ellos pregunten. Lo hacemos para evitar accidentes. ¿Por qué la sexualidad debía ser diferente?

Haffner ha enfocado su trabajo a las iglesias de distintos orígenes para que las familias con convicciones profundamente religiosas ofrezcan educación oportunamente. Incluso para esas comunidades conservadoras, la sexóloga estadounidense hace una propuesta bastante temeraria: Hablar sobre el “acto sexual” en la primera infancia, esto es entre los 5 y 8 años.

Foto: cortesía

La traducción del inglés “intercourse” es “coito” en el sentido más técnico. Hay quienes hablarán de “hacer el amor” en la acepción romántica. No se asuste. Hay materiales diseñados exclusivamente para los niños con imágenes adecuadas al entorno familiar y para el aula, especialmente si usted es un padre o un maestro que aún no siente tanta confianza para hablar de estos temas. Es justo ahí, donde le será de mucha utilidad el libro “¿Cómo se hace un bebé?”, editado por Siete Cuentos o Seven Stories Press.

Las ilustraciones no presentan el “acto carnal” que le podría incomodar, pero da una primera aproximación para entender por qué los seres humanos somos mamíferos que nos gestamos en el vientre materno. Además, muestra la diversidad de manera visual y aborda la sexualidad más allá del género binario. Eso es bastante bueno para esos niños que tienen dos mamás o dos papás o fueron concebidos con técnicas de reproducción asistida.

Foto: cortesía

Mis juguetes sexuales

La recomendación de esta semana es para los maestros de quinto grado de primaria que, de acuerdo con el temario, deben explicar el funcionamiento y cuidado de los órganos reproductivos. No se limiten a utilizar las monografías de los libros de texto, con esas trompas uterinas fijas y rígidas, que dejan una idea muy lejana de la realidad.

La Fundación Ave de México distribuye un modelo artesanal, en tela, de los órganos pélvicos femeninos. Están elaborados con distintas texturas y rellenos de esponja, pues fueron diseñados como herramientas de educación sexual para personas invidentes. Son tan bonitos que permiten mostrar de manera lúdica, tridimensional y respetuosa, la anatomía.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Están inspirados en una flor. Unos pétalos violetas muestran los labios mayores de la vulva y otros de color rosa, los labios menores. Un botón rojo de terciopelo es el clítoris. El orificio vaginal y la vagina están confeccionados con peluche azul y, con esa misma textura afelpada, también incluyeron el útero y las trompas uterinas. Estos órganos tienen movimiento, por lo que este modelo es más cercano a la realidad y la tridimensionalidad permite explicar, de manera clara y sencilla, las medidas de higiene y autocuidado que las púberes deben reforzar.

*Periodista y divulgadora en sexualidad saludable

Facebook: @mimamayelsekso

¿Sabías que cuando le dices a un niño que debe bañarse y lavarse los dientes, ya estás educando en sexualidad? ¿Sabías que cuando le explicas a un niño cómo controlar su enojo, también le estás dando herramientas para evitar la violencia sexual? Hay que poner un alto a esa violencia que se reporta todos los días con desapariciones de mujeres, embarazos adolescentes por violación y ataques de depredadores sexuales que rondan el ciberespacio.

Hace unos meses, entrevisté a una madre en Tabasco, cuya hija de 12 años había sido víctima de violación a inicio de la pandemia. El líder de la pandilla de la cuadra, tenía meses molestándola hasta que se concretó la violación. La niña no dijo nada. Vivió en silencio los malestares de un embarazo. Lo más dramático es que ella misma no sabía que se estaba gestando vida dentro de su cuerpo.

Cuando el crecimiento del abdomen hizo sospechar a la familia que algo no estaba bien, la niña ya llevaba 5 meses de embarazo. “Hay que dar educación sexual”, me dijo su mamá. Llorando. “Hablar de la menstruación es un tabú. Así que ni hablar de embarazo. Pero por esa falta de información, mi hija no sabía qué era lo que le había pasado”.

Acabo de comprar la versión electrónica de “¿Cómo se hace un bebé?”, ilustrado por Fiona Smyth y escrito por Cory Silverberg. Afortunadamente, ya tenemos la versión en español de este libro canadiense que funciona muy bien para padres y maestros necesitados de material para resolver a los niños preguntas sobre la gestación.

▶️Así cambia el cerebro después de tu “primera vez”

Las dudas de los más pequeños sobre el embarazo aparecen desde que son muy pequeños, por ahí de los 3 años ya preguntan cómo nacieron. Es un error pensar que lo preguntarán en la pubertad. Los educadores sexuales explican que hay que resolver esas inquietudes con respuestas adecuadas a la edad de cada niño, precisamente para evitar que sean presa de la desinformación. No responda que lo trajo la cigüeña, porque manda el mensaje de que hablar de la sexualidad es algo negativo.

La falta de información también provoca que los niños aprendan de los peores maestros, es decir, de los comerciales de la televisión y de las películas para adultos. Se trata de referentes que provocan ideas equivocadas sobre las relaciones de pareja y los roles de género.

Foto: cortesía

Desde hace al menos dos décadas, los educadores sexuales han insistido en que es un error esperar a que los niños lleguen a quinto de primaria para que vean las primeras imágenes de los órganos reproductivos.

Debra W. Haffner es una educadora sexual estadounidense que, en 1998, publicó la primera edición de un manual de sexualidad para padres: “De los pañales a la primera cita”. En su versión original, en inglés, el libro está disponible en e-book. Sin embargo, las versiones en otros idiomas dejaron de editarse hace tiempo. Lamentable. En los países latinoamericanos, la educación sexual a padres, docentes y niños es fundamental para evitar situaciones de abuso.

Foto: cortesía

Haffner incluye temas como la masturbación infantil y el abuso sexual para explicar por qué es mejor hablar sobre sexualidad a edades tempranas haciendo una analogía sobre cómo enseñamos a cruzar la calle. A los niños les pedimos mirar a los dos lados, antes de atravesar. Les explicamos el significado del color de las luces de los semáforos. Les damos todas estas recomendaciones sin esperar a que ellos pregunten. Lo hacemos para evitar accidentes. ¿Por qué la sexualidad debía ser diferente?

Haffner ha enfocado su trabajo a las iglesias de distintos orígenes para que las familias con convicciones profundamente religiosas ofrezcan educación oportunamente. Incluso para esas comunidades conservadoras, la sexóloga estadounidense hace una propuesta bastante temeraria: Hablar sobre el “acto sexual” en la primera infancia, esto es entre los 5 y 8 años.

Foto: cortesía

La traducción del inglés “intercourse” es “coito” en el sentido más técnico. Hay quienes hablarán de “hacer el amor” en la acepción romántica. No se asuste. Hay materiales diseñados exclusivamente para los niños con imágenes adecuadas al entorno familiar y para el aula, especialmente si usted es un padre o un maestro que aún no siente tanta confianza para hablar de estos temas. Es justo ahí, donde le será de mucha utilidad el libro “¿Cómo se hace un bebé?”, editado por Siete Cuentos o Seven Stories Press.

Las ilustraciones no presentan el “acto carnal” que le podría incomodar, pero da una primera aproximación para entender por qué los seres humanos somos mamíferos que nos gestamos en el vientre materno. Además, muestra la diversidad de manera visual y aborda la sexualidad más allá del género binario. Eso es bastante bueno para esos niños que tienen dos mamás o dos papás o fueron concebidos con técnicas de reproducción asistida.

Foto: cortesía

Mis juguetes sexuales

La recomendación de esta semana es para los maestros de quinto grado de primaria que, de acuerdo con el temario, deben explicar el funcionamiento y cuidado de los órganos reproductivos. No se limiten a utilizar las monografías de los libros de texto, con esas trompas uterinas fijas y rígidas, que dejan una idea muy lejana de la realidad.

La Fundación Ave de México distribuye un modelo artesanal, en tela, de los órganos pélvicos femeninos. Están elaborados con distintas texturas y rellenos de esponja, pues fueron diseñados como herramientas de educación sexual para personas invidentes. Son tan bonitos que permiten mostrar de manera lúdica, tridimensional y respetuosa, la anatomía.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Están inspirados en una flor. Unos pétalos violetas muestran los labios mayores de la vulva y otros de color rosa, los labios menores. Un botón rojo de terciopelo es el clítoris. El orificio vaginal y la vagina están confeccionados con peluche azul y, con esa misma textura afelpada, también incluyeron el útero y las trompas uterinas. Estos órganos tienen movimiento, por lo que este modelo es más cercano a la realidad y la tridimensionalidad permite explicar, de manera clara y sencilla, las medidas de higiene y autocuidado que las púberes deben reforzar.

*Periodista y divulgadora en sexualidad saludable

Facebook: @mimamayelsekso

Sociedad

Aumentan contagios de Covid-19 en el norte del país

La autoridad sanitaria dice que la mayoría tiene entre 30 y 47 años de edad

Sociedad

"No me vacuné por miedo e ignorancia", el Covid alcanzó a Tere

Deberá esperar un mes, luego de que concluyan los síntomas, para buscar un lugar donde pueda aplicarse la vacuna contra el coronavirus que produce Covid

Justicia

Ratifican proceso contra exsenador panista por caso Odebrecht

La decisión se dio luego de que el magistrado José Alfonso Montalvo Martínez desestimó los argumentos que presentó el exsenador

Sociedad

Aumentan contagios de Covid-19 en el norte del país

La autoridad sanitaria dice que la mayoría tiene entre 30 y 47 años de edad

Sociedad

"No me vacuné por miedo e ignorancia", el Covid alcanzó a Tere

Deberá esperar un mes, luego de que concluyan los síntomas, para buscar un lugar donde pueda aplicarse la vacuna contra el coronavirus que produce Covid

Finanzas

Comercio en CDMX esperan ventas por Día del Padre

El comercio en pequeño prevé que al menos sean de 50% con respecto a 2019, debido a la situación económica inestable de la ciudad

Justicia

Ratifican proceso contra exsenador panista por caso Odebrecht

La decisión se dio luego de que el magistrado José Alfonso Montalvo Martínez desestimó los argumentos que presentó el exsenador

Mundo

Elección en Irán tensa futuro con Occidente

Raisi será el nuevo presidente de la República Islámica, acusado de violaciones a los derechos humanos

Mundo

EU se une en festejo contra la esclavitud

Celebran en varias ciudades el primer “Juneteenth” como un día feriado nacional