/ lunes 5 de febrero de 2018

Descubren una extraña y antigua araña con cola

El nuevo insecto se parece a una araña al contar con colmillos, pedipalpos, cuatro patas para caminar y pinzones hiladores en la parte posterior

Una nueva especie de arácnido de hace cien millones de años, similar a una araña con cola y correspondiente al Cretáceo medio, ha sido descubierta en ámbar de Myanmar (Birmania), informa hoy la revista Nature Ecology & Evolution.

El hallazgo lo hizo un equipo internacional encabezado por Paul Selden, del Instituto de Paleontología y del Departamento de Geología de la Universidad de Kansas, Estados Unidos junto con colegas de China, Alemania y Estados Unidos.

"Había mucho ámbar en el norte de Myanmar y su interés aumentó hace diez años cuando se descubrió que este ámbar corresponde al Cretáceo medio; por lo tanto, todos los insectos hallados en él eran más antiguos de lo que se pensó en un principio", dijo Selden.

El nuevo insecto se parece a una araña al contar con colmillos, pedipalpos (el segundo par de apéndices de los arácnidos), cuatro patas para caminar y pinzones hiladores en la parte posterior, explican los expertos.

No obstante, agregan, también tiene un cola larga, algo inexistente en las arañas vivas, si bien algunos parientes de las arañas, las vinegaroons, tienen un flagelo anal.

Este nuevo hallazgo confirma las predicciones hechas hace unos años por Selden y sus colegas al describir un arácnido similar, parecido a una araña pero sin pinzones hiladores.

"Los que habíamos reconocido anteriormente eran diferentes, en el sentido de que tenían una cola pero no pinzones hiladores", señaló Selden en la revista científica británica.

"Es por ello que la nueva -especie- es realmente interesante, además de que es más joven (...). En nuestro análisis, estaría entre la más vieja que no desarrolló pinzones y la araña moderna que perdió la cola", agrega.

Este nuevo arácnido ha sido denominado Chimerarachne y, según los investigadores, es difícil determinar su comportamiento diario.

"Solo podemos especular que, debido a que quedó atrapada en ámbar, asumimos que vivía entre troncos de árboles", afirmó el investigador.

Si bien este arácnido con cola era capaz de producir seda debido a sus pinzones hiladores, es poco probable que haya construido telas de araña para atrapar insectos como las especies modernas.

El experto subraya que, debido al hábitat remoto de esta araña, es posible que tenga descendientes en Myanmar.

"Nos hace pensar sobre si estas (arañas) viven hoy. No las hemos encontrado, pero algunos de estos bosques no están bien estudiados, y se trata de una criatura diminuta", recalcó.

Una nueva especie de arácnido de hace cien millones de años, similar a una araña con cola y correspondiente al Cretáceo medio, ha sido descubierta en ámbar de Myanmar (Birmania), informa hoy la revista Nature Ecology & Evolution.

El hallazgo lo hizo un equipo internacional encabezado por Paul Selden, del Instituto de Paleontología y del Departamento de Geología de la Universidad de Kansas, Estados Unidos junto con colegas de China, Alemania y Estados Unidos.

"Había mucho ámbar en el norte de Myanmar y su interés aumentó hace diez años cuando se descubrió que este ámbar corresponde al Cretáceo medio; por lo tanto, todos los insectos hallados en él eran más antiguos de lo que se pensó en un principio", dijo Selden.

El nuevo insecto se parece a una araña al contar con colmillos, pedipalpos (el segundo par de apéndices de los arácnidos), cuatro patas para caminar y pinzones hiladores en la parte posterior, explican los expertos.

No obstante, agregan, también tiene un cola larga, algo inexistente en las arañas vivas, si bien algunos parientes de las arañas, las vinegaroons, tienen un flagelo anal.

Este nuevo hallazgo confirma las predicciones hechas hace unos años por Selden y sus colegas al describir un arácnido similar, parecido a una araña pero sin pinzones hiladores.

"Los que habíamos reconocido anteriormente eran diferentes, en el sentido de que tenían una cola pero no pinzones hiladores", señaló Selden en la revista científica británica.

"Es por ello que la nueva -especie- es realmente interesante, además de que es más joven (...). En nuestro análisis, estaría entre la más vieja que no desarrolló pinzones y la araña moderna que perdió la cola", agrega.

Este nuevo arácnido ha sido denominado Chimerarachne y, según los investigadores, es difícil determinar su comportamiento diario.

"Solo podemos especular que, debido a que quedó atrapada en ámbar, asumimos que vivía entre troncos de árboles", afirmó el investigador.

Si bien este arácnido con cola era capaz de producir seda debido a sus pinzones hiladores, es poco probable que haya construido telas de araña para atrapar insectos como las especies modernas.

El experto subraya que, debido al hábitat remoto de esta araña, es posible que tenga descendientes en Myanmar.

"Nos hace pensar sobre si estas (arañas) viven hoy. No las hemos encontrado, pero algunos de estos bosques no están bien estudiados, y se trata de una criatura diminuta", recalcó.

CDMX

Levantan contingencia ambiental tras 72 horas

A partir de las 3 de la tarde, los vehículos afectados por el Hoy No Circula qudedaron libres de restricciones

Justicia

Sólo se ve que lo amenacé: Tomás Zerón sobre supuesta tortura a "El Cepillo" por Caso Ayotzinapa

Tomás Zerón de Lucio, actualmente se encuentra en Israel, pese a las peticiones de México al gobierno de ese país para que lo detenga y extradite

CDMX

Explosión de tanque de gas provoca incendio en Tepito

Al lugar han arribado elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX y bomberos

Política

Premia Morena a 34 políticos “chapulines” con candidaturas

Militaban en el PRI, PAN, PRD o Movimiento Ciudadano, hoy buscan una diputación federal bajo la marca de Morena

Sociedad

Grupo armado ataca a policías de Tulancingo, Hidalgo

Sujetos armados a bordo de una camioneta blindada dispararon contra uniformados de Seguridad Pública de Tulancingo, los agresores huyeron 

Mundo

Marcha en favor de Bolsonaro tras acusaciones de golpismo

La marcha fue convocada por el propio Jair Bolsonaro, en Sao Paulo