/ miércoles 20 de febrero de 2019

Huawei instalará fibra óptica submarina en BC

La empresa china, señalada por el gobierno de Trump de presunto robo de secretos comerciales, desplegará la red entre Topolobampo y La Paz

Huawei, el gigante de telecomunicaciones chino acusado por Estados Unidos de fraude bancario por la presunta violación de las sanciones a Irán y de robo de secretos comerciales, cuenta con el permiso para instalar un cable de fibra óptica submarino para conectar Topolobampo, en Sinaloa, con La Paz, en Baja California Sur. La inversión estimada es de 14 millones de dólares.

“La demanda de transmisión de voz y datos, que se presenta a nivel regional, nacional e internacional, constituye uno de los principales motores de desarrollo y competitividad de las naciones por el impulso y crecimiento de las tecnologías de información y comunicación”, señala en el proyecto Megacable, presidida por Francisco Javier R. Bours Castelo.

Juan Carlos Zamora, director de Comunicación y Medios de Huawei, dijo desconocer el proyecto. Al cierre de esta edición no hubo comentarios sobre este contrato que en primera instancia conectará a Topolobampo con La Paz, pero que abre la posibilidad de enlazar desde Chile hasta Shanghái.

La semana pasada, el Financial Times informó que funcionarios de seguridad británicos no apoyan la restricción total para Huawei en las redes nacionales de telecomunicaciones, a pesar de las acusaciones de Estados Unidos de que la firma china y sus productos podrían ser utilizados por Pekín para espiar. La agencia de noticias Reuters recuerda frecuentemente que el mayor productor de equipos de telecomunicaciones del mundo se enfrenta a un intenso escrutinio en Occidente por su relación con el gobierno chino y las acusaciones de permitir el espionaje estatal, que han llevado a EU a pedir a sus aliados que no utilicen su tecnología.

Foto: Especial

Aunque no se han presentado pruebas públicamente y Huawei ha negado las acusaciones, varios países occidentales han restringido el acceso de la empresa a sus mercados. México no.

Megacable, la compañía mexicana que recibió autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para edificar, con algunas condicionantes, el proyecto en el último día del gobierno de Enrique Peña Nieto, señala que el avance tecnológico de aplicaciones basadas en internet hace que el tráfico de las telecomunicaciones crezca a un paso incesante. En una zona ambientalmente sensible, como la Península de Baja California, se requiere contar con sistemas seguros, que permitan a la población y las autoridades, mantener sistemas de comunicación efectivos, dice el documento al que tuvo acceso El Sol de México.

“La presente autorización tendrá una vigencia de seis meses para llevar a cabo las etapas de preparación del sitio y construcción de las obras del proyecto. Asimismo, tendrá una vigencia de 30 (treinta) años para la operación y mantenimiento, vigencia que estará condicionada a la construcción del proyecto”, dice la autorización de Semarnat a Megacable.

La instalación del cable de 250 kilómetros de largo y 20 centímetros de ancho lo realizará Huawei Marine, firma que cuenta con la tecnología y los barcos.

La compañía china continúa en México y en el resto del mundo con la instalación de fibra óptica en el mar, vendiendo teléfonos celulares e infraestructura estratégica de telecomunicaciones, pese a que el 29 de enero de 2019 el gobierno de Estados Unidos acusó a Huawei de fraude bancario por la presunta violación de las sanciones a Irán y del robo de secretos comerciales a un rival estadounidense.

Grafico: Josué Isassi

El gobierno de EU pidió a Canadá la extradición de la directora financiera de la compañía, Meng Wanzhou, hija del fundador de la misma, Ren Zhengfei. En una demanda penal presentada ante un tribunal de Brooklyn, en Nueva York, el Departamento de Justicia acusó a Huawei, dos compañías afiliadas y a su directora financiera de 13 cargos de fraude y conspiración para saltarse las sanciones a Irán.

Como parte de la investigación contra Huawei, en diciembre de 2018 autoridades estadounidenses pidieron a la Justicia de Canadá la detención de Wanzhou.

A solicitud del gobierno chino, Huawei hizo un estudio para instalar un cable de fibra óptica marino de 22 mil 800 kilómetros, que correrá de Chile hasta Shanghái. Su costo es de 500 millones de dólares.

El portal Submarine Cable Map considera el trazo del cable propuesto por Huawei Marine, el cual inicia en el estrecho de Magallanes, una población chilena que se ubica al sur del continente americano. Toda esa red corre por la costa del Océano Pacífico y pasa muy cerca de Baja California Sur.

También ha trazado la ruta de la obra de Megacable. En el mundo hay instalados mil millones de metros de cable submarino que han sido instalados por diferentes empresas desde 1866 para transportar datos entre continentes.

En México, la mayoría de cables parte del este del país, concretamente desde Tulum y Cancún, atravesando el Golfo de México para unirse con Florida, pero también con otros países de Centroamérica y Sudamérica. En su costa oeste, Tijuana y Mazatlán se unen a un cable perteneciente a la multinacional Level 3, que va desde California hasta Costa Rica y Panamá.

"Con el proyecto de La Paz, la tecnología y las capacidades de servicio de Huawei Marine son una vez más reconocidas por los clientes en América Latina", dijo Zhaofeng Chen, director de Planificación de Diseño de Huawei Marine en agosto de 2018.

Foto: Especial

El terreno y el medio ambiente en el Golfo de California son complejos, lo cual impone altos requisitos en el diseño y la construcción del cable submarino, comentó el directivo chino.

“La rica experiencia de Huawei Marine en el trabajo en proyectos difíciles en todo el mundo asegurará que el proyecto Topolobampo- La Paz se complete sin problemas”, se argumenta en el documento.

La instalación del cable de fibra óptica suma a la solución de la demanda de infraestructura a nivel nacional e internacional al permitir una amplia conectividad que redunda y complementa la infraestructura existente en el país y aquella que enlaza los sistemas norteamericanos, explica Mega Cable. “Los sistemas de telecomunicación fortalecen el bienestar social por su vínculo con el desarrollo de actividades productivas y de recreación para la comunidad”, añade la empresa de la familia Bours Castelo.

Huawei, el gigante de telecomunicaciones chino acusado por Estados Unidos de fraude bancario por la presunta violación de las sanciones a Irán y de robo de secretos comerciales, cuenta con el permiso para instalar un cable de fibra óptica submarino para conectar Topolobampo, en Sinaloa, con La Paz, en Baja California Sur. La inversión estimada es de 14 millones de dólares.

“La demanda de transmisión de voz y datos, que se presenta a nivel regional, nacional e internacional, constituye uno de los principales motores de desarrollo y competitividad de las naciones por el impulso y crecimiento de las tecnologías de información y comunicación”, señala en el proyecto Megacable, presidida por Francisco Javier R. Bours Castelo.

Juan Carlos Zamora, director de Comunicación y Medios de Huawei, dijo desconocer el proyecto. Al cierre de esta edición no hubo comentarios sobre este contrato que en primera instancia conectará a Topolobampo con La Paz, pero que abre la posibilidad de enlazar desde Chile hasta Shanghái.

La semana pasada, el Financial Times informó que funcionarios de seguridad británicos no apoyan la restricción total para Huawei en las redes nacionales de telecomunicaciones, a pesar de las acusaciones de Estados Unidos de que la firma china y sus productos podrían ser utilizados por Pekín para espiar. La agencia de noticias Reuters recuerda frecuentemente que el mayor productor de equipos de telecomunicaciones del mundo se enfrenta a un intenso escrutinio en Occidente por su relación con el gobierno chino y las acusaciones de permitir el espionaje estatal, que han llevado a EU a pedir a sus aliados que no utilicen su tecnología.

Foto: Especial

Aunque no se han presentado pruebas públicamente y Huawei ha negado las acusaciones, varios países occidentales han restringido el acceso de la empresa a sus mercados. México no.

Megacable, la compañía mexicana que recibió autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para edificar, con algunas condicionantes, el proyecto en el último día del gobierno de Enrique Peña Nieto, señala que el avance tecnológico de aplicaciones basadas en internet hace que el tráfico de las telecomunicaciones crezca a un paso incesante. En una zona ambientalmente sensible, como la Península de Baja California, se requiere contar con sistemas seguros, que permitan a la población y las autoridades, mantener sistemas de comunicación efectivos, dice el documento al que tuvo acceso El Sol de México.

“La presente autorización tendrá una vigencia de seis meses para llevar a cabo las etapas de preparación del sitio y construcción de las obras del proyecto. Asimismo, tendrá una vigencia de 30 (treinta) años para la operación y mantenimiento, vigencia que estará condicionada a la construcción del proyecto”, dice la autorización de Semarnat a Megacable.

La instalación del cable de 250 kilómetros de largo y 20 centímetros de ancho lo realizará Huawei Marine, firma que cuenta con la tecnología y los barcos.

La compañía china continúa en México y en el resto del mundo con la instalación de fibra óptica en el mar, vendiendo teléfonos celulares e infraestructura estratégica de telecomunicaciones, pese a que el 29 de enero de 2019 el gobierno de Estados Unidos acusó a Huawei de fraude bancario por la presunta violación de las sanciones a Irán y del robo de secretos comerciales a un rival estadounidense.

Grafico: Josué Isassi

El gobierno de EU pidió a Canadá la extradición de la directora financiera de la compañía, Meng Wanzhou, hija del fundador de la misma, Ren Zhengfei. En una demanda penal presentada ante un tribunal de Brooklyn, en Nueva York, el Departamento de Justicia acusó a Huawei, dos compañías afiliadas y a su directora financiera de 13 cargos de fraude y conspiración para saltarse las sanciones a Irán.

Como parte de la investigación contra Huawei, en diciembre de 2018 autoridades estadounidenses pidieron a la Justicia de Canadá la detención de Wanzhou.

A solicitud del gobierno chino, Huawei hizo un estudio para instalar un cable de fibra óptica marino de 22 mil 800 kilómetros, que correrá de Chile hasta Shanghái. Su costo es de 500 millones de dólares.

El portal Submarine Cable Map considera el trazo del cable propuesto por Huawei Marine, el cual inicia en el estrecho de Magallanes, una población chilena que se ubica al sur del continente americano. Toda esa red corre por la costa del Océano Pacífico y pasa muy cerca de Baja California Sur.

También ha trazado la ruta de la obra de Megacable. En el mundo hay instalados mil millones de metros de cable submarino que han sido instalados por diferentes empresas desde 1866 para transportar datos entre continentes.

En México, la mayoría de cables parte del este del país, concretamente desde Tulum y Cancún, atravesando el Golfo de México para unirse con Florida, pero también con otros países de Centroamérica y Sudamérica. En su costa oeste, Tijuana y Mazatlán se unen a un cable perteneciente a la multinacional Level 3, que va desde California hasta Costa Rica y Panamá.

"Con el proyecto de La Paz, la tecnología y las capacidades de servicio de Huawei Marine son una vez más reconocidas por los clientes en América Latina", dijo Zhaofeng Chen, director de Planificación de Diseño de Huawei Marine en agosto de 2018.

Foto: Especial

El terreno y el medio ambiente en el Golfo de California son complejos, lo cual impone altos requisitos en el diseño y la construcción del cable submarino, comentó el directivo chino.

“La rica experiencia de Huawei Marine en el trabajo en proyectos difíciles en todo el mundo asegurará que el proyecto Topolobampo- La Paz se complete sin problemas”, se argumenta en el documento.

La instalación del cable de fibra óptica suma a la solución de la demanda de infraestructura a nivel nacional e internacional al permitir una amplia conectividad que redunda y complementa la infraestructura existente en el país y aquella que enlaza los sistemas norteamericanos, explica Mega Cable. “Los sistemas de telecomunicación fortalecen el bienestar social por su vínculo con el desarrollo de actividades productivas y de recreación para la comunidad”, añade la empresa de la familia Bours Castelo.

Sociedad

Aberrante que haya humanos legales e ilegales: Rigoberta Menchú

Avalan el programa propuesto por la Cepal para que México apoye económicamente a países de Centroamérica

Política

Estalla cisma en Morena por relevo en dirigencia nacional

Cuatro subdelegados de Morena denunciaron ante el INE y la Fiscalía General de la República a Armando Zazueta, colaborador directo de García, por intervenir en la elección

Sociedad

Cofepris suspende fármaco contra el cáncer

La Cofepris reconoció que tras realizar verificaciones constató que actualmente los principales productores del fármaco en México, no cuentan con el certificado vigente de buenas prácticas de fabricación

Automotriz

Retrovisor : Los Shelby de la era moderna

La leyenda sobre ruedas renació en este año cuando el nuevo ejemplar fue presentado en el Auto Show de Nueva York

Automotriz

Qué llevar en la Guantera

Artículos de tus marcas favoritas para el día a día

Automotriz

Volkswagen T-Cross; nuevo integrante

La más pequeña de la casa tendrá una preventa en línea limitada a ciertas unidades

Automotriz

Nissan Altima: Atrevida evolución

Cuenta con un nuevo lenguaje de diseño; además, implementa por primera vez el motor VC-Turbo

Cultura

Así es el arte utilitario de Hugo Gallegos

El artista presentó su pieza Tulum en la Octava Bienal Internacional de Arte de Beijing

Finanzas

McDonald's, la marca más valiosa de fastfood

McDonald’s, valorada en 130 mil 368 millones de dólares, se mantiene como la marca más valiosa de comida rápida en el mundo