/ lunes 29 de enero de 2024

Apple llega a los 40, orgullosa de su revolución tecnológica

Varios atributos relacionados con la comodidad y la innovación fueron los que llevaron a la firma a ser emulada por todos sus competidores

La innovación tecnológica requiere resolver problemas técnicos difíciles, pero no sólo eso. Ahora que la firma Apple cumple 40 años, lo que comenzó cuando Apple priorizó el concepto blando de “experiencia de usuario” en su producto estrella de 1984, hoy está claramente justificado por sus exitosos productos.

Resulta que diseñar teniendo en cuenta la usabilidad, la eficiencia, la accesibilidad, la elegancia y el placer vale la pena. La capitalización de mercado de la empresa supera ahora los 2.8 billones de dólares y su marca está tan asociada con el término “diseño” como lo están las mejores casas de moda de Nueva York o Milán. Apple convirtió la tecnología en moda y lo hizo a través de la experiencia del usuario.

Te puede interesar: Steve Jobs y Japón, una historia de amor mutuo

Diseñar teniendo en cuenta la usabilidad, la eficiencia, la accesibilidad, la elegancia y el placer vale la pena

Cuando Apple anunció la computadora personal Macintosh con un anuncio televisivo del Super Bowl XVIII el 22 de enero de 1984, parecía más el estreno de una película que un lanzamiento tecnológico. De hecho, el comercial fue dirigido por el cineasta Ridley Scott. Esto se debe a que el fundador Steve Jobs sabía que no estaba vendiendo sólo potencia informática, almacenamiento o una solución de autoedición. Más bien, Jobs estaba vendiendo un producto para que lo usaran los seres humanos, uno para llevarlo a sus hogares e integrarlo en sus vidas. Ya no se trataba sólo de informática.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más negocios disruptores

Como estudioso de la interacción persona-computadora, creo que el primer Macintosh trataba de que los humanos se sintieran cómodos con una nueva extensión de sí mismos, no como aficionados a la informática sino como gente común y corriente. Todos esos “materiales informáticos” (circuitos, cables, placas base y monitores separados) estaban cuidadosamente empaquetados y escondidos dentro de una elegante caja integrada.

Se suponía que no debías profundizar en esa caja, y no era necesario profundizar en ella. El usuario cotidiano no pensaría en el contenido de esa caja más de lo que pensaba en las costuras de su ropa. En cambio, se centrarían en cómo les hacía sentir esa caja.

Más allá de la metáfora del ratón y el escritorio

En cuanto a las computadoras, ¿fue innovadora la Macintosh? Seguro. Pero no por ningún avance informático en particular. Macintosh no fue la primera computadora en tener una interfaz gráfica de usuario o emplear la metáfora del escritorio: íconos, archivos, carpetas, ventanas, etc. Macintosh no fue la primera computadora personal diseñada para uso doméstico, de oficina o educativo. No fue la primera computadora en usar un mouse. Ni siquiera fue la primera computadora de Apple en ser o tener alguna de estas cosas. El Apple Lisa, lanzado un año antes, los tenía todos.

No fue ningún atributo técnico lo que el Macintosh hizo primero. Pero el Macintosh reunió numerosos avances que apuntaban a brindarle a la gente un accesorio, no para geeks o aficionados a la tecnología, sino para mamás que trabajan en casa, papás futbolistas y estudiantes de octavo grado que lo usaban para escribir documentos, editar hojas de cálculo, hacer dibujos y jugar.

Macintosh revolucionó la industria de la informática personal y todo lo que vino después debido a su énfasis en brindar una experiencia de usuario satisfactoria y simplificada.

Mientras que las computadoras normalmente tenían secuencias de entrada complejas en forma de comandos escritos (Unix, MS-DOS) o ratones con múltiples botones (Xerox STAR, Commodore 64), Macintosh usó una metáfora del escritorio en la que la pantalla de la computadora presentaba una representación de una superficie física de escritorio. . Los usuarios pueden hacer clic directamente en archivos y carpetas del escritorio para abrirlos. También tenía un mouse de un solo botón que permitía a los usuarios hacer clic, hacer doble clic y arrastrar y soltar íconos sin escribir comandos.

Macintosh simplificó las técnicas de interacción necesarias para operar una computadora y mejoró el funcionamiento a velocidades razonables. Los comandos complejos del teclado y las teclas dedicadas fueron reemplazados por operaciones de apuntar y hacer clic, menús desplegables, ventanas e íconos arrastrables y deshacer, cortar, copiar y pegar en todo el sistema.

Una buena experiencia

Hoy en día, rara vez los productos de consumo tienen éxito en el mercado basándose únicamente en su funcionalidad. Los consumidores esperan una buena experiencia de usuario y pagarán una prima por ella. El Macintosh inició esa obsesión y demostró su centralidad.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Es irónico que la tecnología Macintosh que se conmemora en enero de 2024 nunca haya tenido que ver con tecnología en absoluto. Siempre se trató de personas. Esto es una inspiración para quienes buscan lograr el próximo avance tecnológico y una advertencia para quienes descartarían la experiencia del usuario como una preocupación secundaria en la innovación tecnológica.


* Profesor de Información, Universidad de Washington.



La innovación tecnológica requiere resolver problemas técnicos difíciles, pero no sólo eso. Ahora que la firma Apple cumple 40 años, lo que comenzó cuando Apple priorizó el concepto blando de “experiencia de usuario” en su producto estrella de 1984, hoy está claramente justificado por sus exitosos productos.

Resulta que diseñar teniendo en cuenta la usabilidad, la eficiencia, la accesibilidad, la elegancia y el placer vale la pena. La capitalización de mercado de la empresa supera ahora los 2.8 billones de dólares y su marca está tan asociada con el término “diseño” como lo están las mejores casas de moda de Nueva York o Milán. Apple convirtió la tecnología en moda y lo hizo a través de la experiencia del usuario.

Te puede interesar: Steve Jobs y Japón, una historia de amor mutuo

Diseñar teniendo en cuenta la usabilidad, la eficiencia, la accesibilidad, la elegancia y el placer vale la pena

Cuando Apple anunció la computadora personal Macintosh con un anuncio televisivo del Super Bowl XVIII el 22 de enero de 1984, parecía más el estreno de una película que un lanzamiento tecnológico. De hecho, el comercial fue dirigido por el cineasta Ridley Scott. Esto se debe a que el fundador Steve Jobs sabía que no estaba vendiendo sólo potencia informática, almacenamiento o una solución de autoedición. Más bien, Jobs estaba vendiendo un producto para que lo usaran los seres humanos, uno para llevarlo a sus hogares e integrarlo en sus vidas. Ya no se trataba sólo de informática.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más negocios disruptores

Como estudioso de la interacción persona-computadora, creo que el primer Macintosh trataba de que los humanos se sintieran cómodos con una nueva extensión de sí mismos, no como aficionados a la informática sino como gente común y corriente. Todos esos “materiales informáticos” (circuitos, cables, placas base y monitores separados) estaban cuidadosamente empaquetados y escondidos dentro de una elegante caja integrada.

Se suponía que no debías profundizar en esa caja, y no era necesario profundizar en ella. El usuario cotidiano no pensaría en el contenido de esa caja más de lo que pensaba en las costuras de su ropa. En cambio, se centrarían en cómo les hacía sentir esa caja.

Más allá de la metáfora del ratón y el escritorio

En cuanto a las computadoras, ¿fue innovadora la Macintosh? Seguro. Pero no por ningún avance informático en particular. Macintosh no fue la primera computadora en tener una interfaz gráfica de usuario o emplear la metáfora del escritorio: íconos, archivos, carpetas, ventanas, etc. Macintosh no fue la primera computadora personal diseñada para uso doméstico, de oficina o educativo. No fue la primera computadora en usar un mouse. Ni siquiera fue la primera computadora de Apple en ser o tener alguna de estas cosas. El Apple Lisa, lanzado un año antes, los tenía todos.

No fue ningún atributo técnico lo que el Macintosh hizo primero. Pero el Macintosh reunió numerosos avances que apuntaban a brindarle a la gente un accesorio, no para geeks o aficionados a la tecnología, sino para mamás que trabajan en casa, papás futbolistas y estudiantes de octavo grado que lo usaban para escribir documentos, editar hojas de cálculo, hacer dibujos y jugar.

Macintosh revolucionó la industria de la informática personal y todo lo que vino después debido a su énfasis en brindar una experiencia de usuario satisfactoria y simplificada.

Mientras que las computadoras normalmente tenían secuencias de entrada complejas en forma de comandos escritos (Unix, MS-DOS) o ratones con múltiples botones (Xerox STAR, Commodore 64), Macintosh usó una metáfora del escritorio en la que la pantalla de la computadora presentaba una representación de una superficie física de escritorio. . Los usuarios pueden hacer clic directamente en archivos y carpetas del escritorio para abrirlos. También tenía un mouse de un solo botón que permitía a los usuarios hacer clic, hacer doble clic y arrastrar y soltar íconos sin escribir comandos.

Macintosh simplificó las técnicas de interacción necesarias para operar una computadora y mejoró el funcionamiento a velocidades razonables. Los comandos complejos del teclado y las teclas dedicadas fueron reemplazados por operaciones de apuntar y hacer clic, menús desplegables, ventanas e íconos arrastrables y deshacer, cortar, copiar y pegar en todo el sistema.

Una buena experiencia

Hoy en día, rara vez los productos de consumo tienen éxito en el mercado basándose únicamente en su funcionalidad. Los consumidores esperan una buena experiencia de usuario y pagarán una prima por ella. El Macintosh inició esa obsesión y demostró su centralidad.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Es irónico que la tecnología Macintosh que se conmemora en enero de 2024 nunca haya tenido que ver con tecnología en absoluto. Siempre se trató de personas. Esto es una inspiración para quienes buscan lograr el próximo avance tecnológico y una advertencia para quienes descartarían la experiencia del usuario como una preocupación secundaria en la innovación tecnológica.


* Profesor de Información, Universidad de Washington.



Sociedad

Inai inicia investigación por filtración de números telefónicos de candidatas

Las abanderadas presidenciales, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, reportaron el fin de semana pasado que fueron filtrados sus números telefónicos en redes sociales

Política

Claudia Sheinbaum presentará este jueves a su equipo de campaña

La presentación del jueves 29 de febrero, contará con el acompañamiento de Mario Delgado y otros miembros de la cúpula de Juntos Seguimos Haciendo Historia

Política

Arranque de campaña de Xóchitl Gálvez genera expectativa en Zacatecas

Fresnillenses aseguran que su ciudad no es la más insegura del país

Sociedad

Hermano del mexicano detenido en Qatar pide intervenir para su liberación

Enrique Guerrero acusó que el estado de salud de su hermano, Manuel, se va deterioran cada momento que pasa sin los medicamentos que las autoriudades de Qatar le están negando

CDMX

Parque Aztlán se prepara para abrir sus puertas: así se ve por dentro [Fotos y videos]

El Sol de México realizó un recorrido por las instalaciones del Parque Aztlán, que prepara su apertura

México

Policías de México, EU y Guatemala trabajarán en conjunto para frenar migración irregular

Los tres países colaborarán para detectar las deficiencias en materia de seguridad a través del intercambio de información y la elaboración de planes