/ lunes 29 de agosto de 2022

Día del Gamer: Del Pac Man a la realidad aumentada

Cada 29 de agosto se celebra esta fecha que congrega a los jóvenes y no tan jóvenes en torno a esta industria multimillonaria


Cada 29 de agosto los aficionados a los videojuegos celebran su día, también conocido como Día del Gamer. Una conmemoración que se repite cada año desde 2008, cuando las revistas especializadas PC Manía, PlayManía y Hobby Consolas decidieron dedicar esta fecha a una de las aficiones más extendidas entre los jóvenes y no tan jóvenes.

Llegar a la popularización actual de los videojuegos ha costado años de desarrollo en los que la evolución de la informática ha jugado un papel esencial. Sólo así se explica cómo hemos pasado de jugar al Pac Man o de encajar piezas en el entrañable y adictivo Tetris, a buscar Pokemones en escenarios reales de nuestras ciudades a través de la realidad aumentada.

Pero además del desarrollo tecnológico, el otro puntal del éxito de los videojuegos es el económico. Según la agencia Newzoo, en 2021 el negocio de los videojuegos generó casi 160 mil millones de dólares en todo el mundo. El informe registra un total de tres mil millones de jugadores, de los que el 55 por ciento son originarios de Asia y del área del Pacífico.

Te puede interesar: Exploran el mundo de los videojuegos y los dos lados de su pantalla

El origen

Los videojuegos surgen como aplicaciones de carácter lúdico, desarrolladas a partir de los años cincuenta por programadores informáticos. Como no podía ser menos en mentes racionales y matemáticas, los primeros intentos dan forma a programas de ajedrez, con los que los científicos, además de matar el tiempo, desarrollaban la sintaxis de los nuevos lenguajes informáticos.

Un paso adelante lo dio a finales de la década de los cincuenta un físico llamado Willy Higinbotham. En un intento de hacer más entretenida una exposición temática en un laboratorio del Gobierno de Estados Unidos, ideó un sencillo juego reproducido sobre un televisor en blanco y negro que simulaba una partida de tenis.

Estos primitivos intentos se limitaban a los laboratorios y a los científicos, y todavía no cumplían una regla fundamental de lo que hoy conocemos por videojuego: su uso generalizado en cualquier espacio y lugar. Habría que esperar a la década de los setenta para encontrar sus antecedentes más próximos.


Del laboratorio a los sitios recreativos

En 1972 Nolan Bushnell patenta el primer juego interactivo de la historia, el Pong, y crea la empresa Atari, que todavía sigue activa. La novedad es que por primera vez los videojuegos salen de los laboratorios y se instalan en máquinas recreativas localizadas en lugares públicos. A cambio de unas monedas, cualquiera podía tener acceso a una experiencia lúdica que en aquellos años era toda una novedad que dejaba asombrados a los jugadores.

Desde entonces, la evolución de los videojuegos ha sido imparable. Si el primer paso fue salir de los laboratorios para instalarse en máquinas recreativas, pronto llegarían a los ordenadores personales y a los salones de las casas, y de ahí a los teléfonos móviles. Un camino imparable, que tiene como únicos límites la tecnología y la imaginación de los programadores.

Te puede interesar: Adicción a los videojuegos, desde hoy una enfermedad mental

Elemento cultural

Junto a los componentes tecnológico y económico, el videojuego tiene un importante papel como elemento cultural. Para los millones de personas que los consumen en todo el mundo, los videojuegos no son exclusivamente parte de su ocio. Condicionan sus relaciones sociales y sus actividades cotidianas, creando comunidades que se extienden más allá de los límites geográficos.

Lejos de juzgar si esta penetración de los videojuegos en la psicología de los usuarios tiene efectos positivos o negativos, hay que reconocer que su irrupción ha llegado en forma paralela a otros cambios sociales. Lo que significa que más que un factor disruptivo, los videojuegos son una cara más en la imparable transformación del mundo en nuestros días.

Por todo ello, si eres un videojugador irreductible y te mueves en el mundo digital como pez en el agua, te deseamos un feliz Día del Gamer y que disfrutes de tu afición favorita. Si, al contrario, lo tuyo es el mundo real y tus gustos son más tradicionales, lo mejor es que esperes al día dedicado a tu hobby, seguro que existe y está escrito en rojo en el calendario.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


Cada 29 de agosto los aficionados a los videojuegos celebran su día, también conocido como Día del Gamer. Una conmemoración que se repite cada año desde 2008, cuando las revistas especializadas PC Manía, PlayManía y Hobby Consolas decidieron dedicar esta fecha a una de las aficiones más extendidas entre los jóvenes y no tan jóvenes.

Llegar a la popularización actual de los videojuegos ha costado años de desarrollo en los que la evolución de la informática ha jugado un papel esencial. Sólo así se explica cómo hemos pasado de jugar al Pac Man o de encajar piezas en el entrañable y adictivo Tetris, a buscar Pokemones en escenarios reales de nuestras ciudades a través de la realidad aumentada.

Pero además del desarrollo tecnológico, el otro puntal del éxito de los videojuegos es el económico. Según la agencia Newzoo, en 2021 el negocio de los videojuegos generó casi 160 mil millones de dólares en todo el mundo. El informe registra un total de tres mil millones de jugadores, de los que el 55 por ciento son originarios de Asia y del área del Pacífico.

Te puede interesar: Exploran el mundo de los videojuegos y los dos lados de su pantalla

El origen

Los videojuegos surgen como aplicaciones de carácter lúdico, desarrolladas a partir de los años cincuenta por programadores informáticos. Como no podía ser menos en mentes racionales y matemáticas, los primeros intentos dan forma a programas de ajedrez, con los que los científicos, además de matar el tiempo, desarrollaban la sintaxis de los nuevos lenguajes informáticos.

Un paso adelante lo dio a finales de la década de los cincuenta un físico llamado Willy Higinbotham. En un intento de hacer más entretenida una exposición temática en un laboratorio del Gobierno de Estados Unidos, ideó un sencillo juego reproducido sobre un televisor en blanco y negro que simulaba una partida de tenis.

Estos primitivos intentos se limitaban a los laboratorios y a los científicos, y todavía no cumplían una regla fundamental de lo que hoy conocemos por videojuego: su uso generalizado en cualquier espacio y lugar. Habría que esperar a la década de los setenta para encontrar sus antecedentes más próximos.


Del laboratorio a los sitios recreativos

En 1972 Nolan Bushnell patenta el primer juego interactivo de la historia, el Pong, y crea la empresa Atari, que todavía sigue activa. La novedad es que por primera vez los videojuegos salen de los laboratorios y se instalan en máquinas recreativas localizadas en lugares públicos. A cambio de unas monedas, cualquiera podía tener acceso a una experiencia lúdica que en aquellos años era toda una novedad que dejaba asombrados a los jugadores.

Desde entonces, la evolución de los videojuegos ha sido imparable. Si el primer paso fue salir de los laboratorios para instalarse en máquinas recreativas, pronto llegarían a los ordenadores personales y a los salones de las casas, y de ahí a los teléfonos móviles. Un camino imparable, que tiene como únicos límites la tecnología y la imaginación de los programadores.

Te puede interesar: Adicción a los videojuegos, desde hoy una enfermedad mental

Elemento cultural

Junto a los componentes tecnológico y económico, el videojuego tiene un importante papel como elemento cultural. Para los millones de personas que los consumen en todo el mundo, los videojuegos no son exclusivamente parte de su ocio. Condicionan sus relaciones sociales y sus actividades cotidianas, creando comunidades que se extienden más allá de los límites geográficos.

Lejos de juzgar si esta penetración de los videojuegos en la psicología de los usuarios tiene efectos positivos o negativos, hay que reconocer que su irrupción ha llegado en forma paralela a otros cambios sociales. Lo que significa que más que un factor disruptivo, los videojuegos son una cara más en la imparable transformación del mundo en nuestros días.

Por todo ello, si eres un videojugador irreductible y te mueves en el mundo digital como pez en el agua, te deseamos un feliz Día del Gamer y que disfrutes de tu afición favorita. Si, al contrario, lo tuyo es el mundo real y tus gustos son más tradicionales, lo mejor es que esperes al día dedicado a tu hobby, seguro que existe y está escrito en rojo en el calendario.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

México

Acecha narco mexicano zonas arqueológicas de Guatemala

Autoridades del país vecino dicen que los grupos criminales usan esas áreas para pistas clandestinas

CDMX

Solo identifican al 50% de los feminicidas en casos de la CDMX

En la CdMx se reportaron 313 ilícitos en los últimos 4 años y sólo solicitaron 150 órdenes de captura

Tecnología

IA captura y memoriza sonidos para sordos

Los auxiliares de audio eligen el nivel del volumen, relatan la voz de las personas y son capaces de traducir conversaciones en tiempo real, dice el director de Audioclinic

Elecciones 2024

Por miedo, 16 candidatos de Guerrero se retiran de contienda electoral

Al menos 16 aspirantes decidieron dejar su campaña por temor o amenazas del crimen

Mundo

Han huido 600 mil palestinos de Rafah

EU comienza a entregar ayuda a través de su muelle artificial; no es suficiente, advierte la ONU

CDMX

Detienen a Kevin "N", hijo de "El Ojos", uno de los líderes del cártel de Tláhuac

Kevin y su cómplice eran buscados por autoridades de la capital por los delitos de secuestro, extorsión, cobro de piso y demás delitos