/ martes 26 de marzo de 2024

La IA moldea lo que escucha la Generación Z

Si bien es un hecho que el algoritmo de las plataformas de streaming influye en lo que escuchan los jóvenes, esto no impide que ellos hagan una búsqueda más amplia para encontrar su música favorita

Desde hace cuatro años impartimos una clase sobre música y mente. Al comienzo de cada semestre, les pedimos a los estudiantes que completaran una encuesta sobre sus canciones y artistas favoritos.

La experiencia en educación musical de nuestros estudiantes siempre varía. Pero hemos visto que la lista de canciones y artistas favoritos se hace más larga y variada cada año. Cuando le preguntamos a todo el grupo sobre determinadas canciones, muchas veces se da el caso de que nadie, salvo la persona que la incluyó, la ha escuchado.

Te puede interesar: Ridley Scott alerta sobre los riesgos de la Inteligencia Artificial

Los hallazgos de estas encuestas informales en el aula son consistentes con investigaciones recientes que muestran preferencias musicales diversas y eclécticas entre los adolescentes. En un estudio sobre los hábitos de escucha de los estudiantes de secundaria de Los Ángeles, descubrimos que aprecian a los artistas que representan una variedad de géneros, desde el supergrupo de K-pop BTS hasta la banda de heavy metal System of a Down y Beethoven.

¿Pero qué sucede cuando, como hemos observado, los jóvenes no saben lo que escuchan sus pares? ¿Importa que los adolescentes no necesariamente elijan la música para entenderse a sí mismos y al mundo, y que ningún ser humano seleccione las canciones a las que están expuestos?

El hecho de que el algoritmo sugiera canciones no impide que los oyentes investiguen y descubran música por su cuenta

Escucha música es cada vez un espacio más personal

Durante siglos, la única forma de experimentar la música era verla en vivo, ya fuera en pequeñas actuaciones privadas, en reuniones comunitarias o en grandes salas de conciertos.

Las radios y los tocadiscos transformaron la forma en que la gente interactuaba con la música. Pero debido a que estos dispositivos inicialmente eran estacionarios, escuchar todavía tenía un elemento social. Podrías reunirte en el sótano de un amigo para escuchar éxitos en la radio, organizar una fiesta para escuchar cuando se lanza un nuevo álbum, hacer un mixtape para tu novio o cantar tu canción favorita en la radio del auto con tu mejor amigo.

Introducido en 1979, el Walkman de Sony marcó otro importante punto de inflexión en la forma en que la gente escucha música. Se volvió mucho más fácil que la música fuera una experiencia profundamente privada y personal, más aún con la introducción del iPod y, más tarde, de los teléfonos inteligentes.

Escuchar música de esta manera no siempre se trata de lo que suena a través de tus auriculares. También puede cultivar la agencia: no importa dónde estés, eres tu propio DJ y controlas qué se reproduce y cuándo. Y si eliges mantenerlo en privado, nadie más que tú podrá oírlo.

Especialmente para los adolescentes, esto es un gran problema. Crea una burbuja protectora que puede contrarrestar la falta de espacio personal en la escuela o en casa.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Tengo 'algo-ritmo'

Hacer una lista de reproducción solía significar reproducir cintas y grabar canciones individuales en otra cinta, o esperar a que la radio reprodujera una canción, presionar "grabar" en el reproductor de casetes para capturarla, canción por canción, hasta que tuvieras una mixtape con tus melodías favoritas.

Ahora, la escucha suele realizarse a través de streaming, donde la inteligencia artificial y las plataformas de redes sociales se unen para sugerirte listas de reproducción.

Algunos oyentes sienten que la curación algorítmica les hace quedarse atrapados en una rutina. Sus playlist están repletas de canciones y artistas que no conocen, pero que suenan inquietantemente similares

Mientras exploras y compartes música en las redes sociales, la IA rastrea la actividad y la compara con datos de otros oyentes; de esta manera, afina sus predicciones sobre lo que te gustaría escuchar en el futuro.

La IA se está poniendo a trabajar para saber no sólo lo que un usuario quiere escuchar, sino también para predecir el próximo gran éxito que todos escucharán.

Otros estudios han analizado las respuestas fisiológicas a la música, como la frecuencia cardíaca, que se puede obtener de los datos personales de los relojes inteligentes de los adolescentes, para predecir los mejores éxitos.

Así que cuando se trata de la forma en que la IA influye en tus hábitos de escucha, quizás te preguntes si te gusta una canción porque realmente te gusta o si solo la disfrutas porque la IA te ha proporcionado suficientes canciones similares como para que la familiaridad genere aprecio.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Algunos oyentes sienten que la curación algorítmica les hace quedarse atrapados en una rutina de escucha. Sus listas de reproducción están repletas de canciones y artistas de los que nunca antes habían oído hablar, pero todos suenan inquietantemente similares.

Pero si los adolescentes piensan que sus listas de reproducción influenciadas por la IA son aburridas, aún tienen la posibilidad de buscar música nueva. El hecho de que los algoritmos y la IA puedan sugerir canciones no impide que los oyentes investiguen y descubran música por su cuenta, o compartan listas de reproducción con amigos y familiares.


* Académicas de la Universidad del Sur de California.



Desde hace cuatro años impartimos una clase sobre música y mente. Al comienzo de cada semestre, les pedimos a los estudiantes que completaran una encuesta sobre sus canciones y artistas favoritos.

La experiencia en educación musical de nuestros estudiantes siempre varía. Pero hemos visto que la lista de canciones y artistas favoritos se hace más larga y variada cada año. Cuando le preguntamos a todo el grupo sobre determinadas canciones, muchas veces se da el caso de que nadie, salvo la persona que la incluyó, la ha escuchado.

Te puede interesar: Ridley Scott alerta sobre los riesgos de la Inteligencia Artificial

Los hallazgos de estas encuestas informales en el aula son consistentes con investigaciones recientes que muestran preferencias musicales diversas y eclécticas entre los adolescentes. En un estudio sobre los hábitos de escucha de los estudiantes de secundaria de Los Ángeles, descubrimos que aprecian a los artistas que representan una variedad de géneros, desde el supergrupo de K-pop BTS hasta la banda de heavy metal System of a Down y Beethoven.

¿Pero qué sucede cuando, como hemos observado, los jóvenes no saben lo que escuchan sus pares? ¿Importa que los adolescentes no necesariamente elijan la música para entenderse a sí mismos y al mundo, y que ningún ser humano seleccione las canciones a las que están expuestos?

El hecho de que el algoritmo sugiera canciones no impide que los oyentes investiguen y descubran música por su cuenta

Escucha música es cada vez un espacio más personal

Durante siglos, la única forma de experimentar la música era verla en vivo, ya fuera en pequeñas actuaciones privadas, en reuniones comunitarias o en grandes salas de conciertos.

Las radios y los tocadiscos transformaron la forma en que la gente interactuaba con la música. Pero debido a que estos dispositivos inicialmente eran estacionarios, escuchar todavía tenía un elemento social. Podrías reunirte en el sótano de un amigo para escuchar éxitos en la radio, organizar una fiesta para escuchar cuando se lanza un nuevo álbum, hacer un mixtape para tu novio o cantar tu canción favorita en la radio del auto con tu mejor amigo.

Introducido en 1979, el Walkman de Sony marcó otro importante punto de inflexión en la forma en que la gente escucha música. Se volvió mucho más fácil que la música fuera una experiencia profundamente privada y personal, más aún con la introducción del iPod y, más tarde, de los teléfonos inteligentes.

Escuchar música de esta manera no siempre se trata de lo que suena a través de tus auriculares. También puede cultivar la agencia: no importa dónde estés, eres tu propio DJ y controlas qué se reproduce y cuándo. Y si eliges mantenerlo en privado, nadie más que tú podrá oírlo.

Especialmente para los adolescentes, esto es un gran problema. Crea una burbuja protectora que puede contrarrestar la falta de espacio personal en la escuela o en casa.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Tengo 'algo-ritmo'

Hacer una lista de reproducción solía significar reproducir cintas y grabar canciones individuales en otra cinta, o esperar a que la radio reprodujera una canción, presionar "grabar" en el reproductor de casetes para capturarla, canción por canción, hasta que tuvieras una mixtape con tus melodías favoritas.

Ahora, la escucha suele realizarse a través de streaming, donde la inteligencia artificial y las plataformas de redes sociales se unen para sugerirte listas de reproducción.

Algunos oyentes sienten que la curación algorítmica les hace quedarse atrapados en una rutina. Sus playlist están repletas de canciones y artistas que no conocen, pero que suenan inquietantemente similares

Mientras exploras y compartes música en las redes sociales, la IA rastrea la actividad y la compara con datos de otros oyentes; de esta manera, afina sus predicciones sobre lo que te gustaría escuchar en el futuro.

La IA se está poniendo a trabajar para saber no sólo lo que un usuario quiere escuchar, sino también para predecir el próximo gran éxito que todos escucharán.

Otros estudios han analizado las respuestas fisiológicas a la música, como la frecuencia cardíaca, que se puede obtener de los datos personales de los relojes inteligentes de los adolescentes, para predecir los mejores éxitos.

Así que cuando se trata de la forma en que la IA influye en tus hábitos de escucha, quizás te preguntes si te gusta una canción porque realmente te gusta o si solo la disfrutas porque la IA te ha proporcionado suficientes canciones similares como para que la familiaridad genere aprecio.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Algunos oyentes sienten que la curación algorítmica les hace quedarse atrapados en una rutina de escucha. Sus listas de reproducción están repletas de canciones y artistas de los que nunca antes habían oído hablar, pero todos suenan inquietantemente similares.

Pero si los adolescentes piensan que sus listas de reproducción influenciadas por la IA son aburridas, aún tienen la posibilidad de buscar música nueva. El hecho de que los algoritmos y la IA puedan sugerir canciones no impide que los oyentes investiguen y descubran música por su cuenta, o compartan listas de reproducción con amigos y familiares.


* Académicas de la Universidad del Sur de California.



Justicia

Carlos Ahumada llega a México, pero no puede ser detenido

El empresario argentino no puede ser detenido por ninguna autoridad dado que cuenta con una suspensión provisional otorgada por el Juzgado Cuarto en Materia Penal de la CDMX

Sociedad

Aumentan rescates a migrantes pese a caída de arrestos en Texas

El portavoz de la Patrulla Fronteriza señaló que los principales motivos son por deshidratación o golpes de calor

Finanzas

FMI reduce previsión de crecimiento de México al 2.2% para 2024

La desaceleración mexicana responderá a una disminución del ahorro acumulado de los hogares

Finanzas

Acelera 80% la venta de vehículos híbridos y eléctricos

La mayor oferta de estas unidades, así como los beneficios económicos y ambientales han atraído a los usuarios, dice presidente de la AMIA

CDMX

Colectan bras para visibilizar el cáncer de mama

Este colectivo requiere tops limpios para un tendedero que colgarán el día de la lucha contra cáncer de mama

Sociedad

Entre protestas, Congreso de Puebla aprueba despenalizar el aborto

La discusión inició con más de una hora de retraso porque los diputados locales no podían acceder al recinto legislativo ante las protestas entre providas y grupos feministas