/ martes 21 de abril de 2020

Virgin Australia, la primera gran aerolínea víctima del coronavirus

Virgin Australia anunció este martes que se declara voluntariamente en suspensión de pagos, convirtiéndose así en la primera aerolínea importante que colapsa

Virgin Australia anunció este martes que se declara voluntariamente en suspensión de pagos, convirtiéndose así en la primera aerolínea importante que colapsa por el impacto de la epidemia de coronavirus.

En un anuncio a la bolsa de valores australiana Virgin explica, sin embargo, que quiere mantener los vuelos, mientras confía su destino a los administradores judiciales.

"Nuestra decisión hoy (martes) consiste en garantizar el futuro del grupo Virgin Australia y su renacimiento después de la crisis de la COVID-19", explicó el director ejecutivo Paul Scurrah en un comunicado.

"Australia necesita una segunda aerolínea y estamos decididos a continuar nuestros vuelos", agregó. Qantas es la principal compañía aérea australiana.

Virgin Australia, con una deuda de unos 5.000 millones de dólares australianos (3.200 millones de dólares, 2.950 millones de euros), reclamó a las autoridades un préstamo de unos 1.400 millones de dólares australianos para mantenerse a flote, pero el gobierno lo rechazó.

Virgin Australia es propiedad de varias empresas extranjeras, incluido el grupo Virgin, que tiene una participación del 10%. Se nombró como administradores a cuatro expertos de la firma de auditoría Deloitte.

"Nuestro objetivo es poner en marcha un proceso de reestructuración y refinanciación de la actividad y salir de la fase de administración lo antes posible", declaró Waugan Strawbridge, uno de los administradores.

"Hemos comenzado a buscar a terceros dispuestos a participar en la recapitalización y en el futuro de la empresa, y varios se han mostrado interesados", agregó.

Virgin Australia ya tenía dificultades antes de que la industria aérea mundial se viera golpeada por el impacto del nuevo coronavirus.

La compañía australiana registró en 2019 una pérdida subyacente antes de impuestos de 71 millones de dólares australianos.

La compañía suspendió todos los vuelos internacionales después de que Australia decidiera cerrar las fronteras a los no residentes para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Sólo opera un vuelo nacional. Alrededor de 8.000 de sus 10.000 empleados están en paro técnico.

Strawbridge afirmó que el objetivo de los dirigentes de la compañía era "preservar tantos puestos de trabajo como fuera posible".

Virgin Australia anunció este martes que se declara voluntariamente en suspensión de pagos, convirtiéndose así en la primera aerolínea importante que colapsa por el impacto de la epidemia de coronavirus.

En un anuncio a la bolsa de valores australiana Virgin explica, sin embargo, que quiere mantener los vuelos, mientras confía su destino a los administradores judiciales.

"Nuestra decisión hoy (martes) consiste en garantizar el futuro del grupo Virgin Australia y su renacimiento después de la crisis de la COVID-19", explicó el director ejecutivo Paul Scurrah en un comunicado.

"Australia necesita una segunda aerolínea y estamos decididos a continuar nuestros vuelos", agregó. Qantas es la principal compañía aérea australiana.

Virgin Australia, con una deuda de unos 5.000 millones de dólares australianos (3.200 millones de dólares, 2.950 millones de euros), reclamó a las autoridades un préstamo de unos 1.400 millones de dólares australianos para mantenerse a flote, pero el gobierno lo rechazó.

Virgin Australia es propiedad de varias empresas extranjeras, incluido el grupo Virgin, que tiene una participación del 10%. Se nombró como administradores a cuatro expertos de la firma de auditoría Deloitte.

"Nuestro objetivo es poner en marcha un proceso de reestructuración y refinanciación de la actividad y salir de la fase de administración lo antes posible", declaró Waugan Strawbridge, uno de los administradores.

"Hemos comenzado a buscar a terceros dispuestos a participar en la recapitalización y en el futuro de la empresa, y varios se han mostrado interesados", agregó.

Virgin Australia ya tenía dificultades antes de que la industria aérea mundial se viera golpeada por el impacto del nuevo coronavirus.

La compañía australiana registró en 2019 una pérdida subyacente antes de impuestos de 71 millones de dólares australianos.

La compañía suspendió todos los vuelos internacionales después de que Australia decidiera cerrar las fronteras a los no residentes para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Sólo opera un vuelo nacional. Alrededor de 8.000 de sus 10.000 empleados están en paro técnico.

Strawbridge afirmó que el objetivo de los dirigentes de la compañía era "preservar tantos puestos de trabajo como fuera posible".

Sociedad

CDMX sigue en semáforo rojo, pero restaurantes podrán operar al aire libre

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que sigue el aumento de hospitalizaciones por coronavirus en la CDMX

Justicia

Fijan nueva fecha para audiencia de extradición de exgobernador César N

El exgobernador de Chihuahua había recurrido a cualquier tipo de mecanismos legales para intentar apelar y detener el proceso de extradición

Política

Iniciativa Mérida: La 4T recibió 320.5 mdd del Gobierno de Trump

El presidente López Obrador ha declarado que desea reorientar estos recursos al desarrollo

Mundo

México está violando T-MEC por políticas energéticas: EU

La administración de Trump señaló que las políticas de López Obrador han creado una significante incertidumbre sobre el proceso regulador de México

Automotriz

Honda Accord 2021 recibe una ligera actualización

El sedanes mediano de la marca japonesa presentan algunos cambios que lo hacen más dinámico y atractivo

Justicia

Fijan nueva fecha para audiencia de extradición de exgobernador César N

El exgobernador de Chihuahua había recurrido a cualquier tipo de mecanismos legales para intentar apelar y detener el proceso de extradición

Sociedad

Se registra sismo de magnitud 5.8 en Chiapas

Autoridades descartaron daños y riesgo de que se generara un tsunami

Salud

¿Existe el día más triste del año?

A propósito del conocido Blue Monday, una psicóloga clínica nos explica por qué la tristeza es necesaria en nuestras vidas y cómo sobrellevarla en la pandemia por Covid-19