/ martes 8 de marzo de 2022

Jamala, la cantante ucraniana que ganó concurso en Europa, ahora es refugiada

La joven se convirtió en una heroína nacional gracias a esa canción interpretada en lengua tártara, dos años después de que Rusia se anexara Crimea

En 2016, la ucraniana Jamala ganó el concurso de Eurovisión con 1944, una canción sobre la represión sufrida por los tártaros de Crimea, su comunidad. Hoy, su situación es muy distinta: vive como refugiada en Estambul, algo que nunca se hubiera imaginado.

La joven se convirtió en una heroína nacional gracias a esa canción interpretada en lengua tártara, dos años después de que Rusia se anexara la península ucraniana de Crimea, en 2014.

Te puede interesar: Met Opera remplazará a Anna Netrebko por una soprano ucraniana

Miles de tártaros de Crimea, una comunidad turcohablante de mayoría musulmana que vive desde el siglo XIII a orillas del mar Negro, fueron deportados por Stalin en 1944 a Asia central, acusados de colaborar con los nazis.

La letra de la canción, que recuerda ese trágico episodio, suscitó llamados al boicot de Rusia.

"Hablaba de mi abuela, de mi familia, de todos los tártaros de Crimea que fueron deportados por el ejército soviético", explica a la AFP Jamala, de 38 años, en Estambul, donde está refugiada desde principios de marzo tras haber huido de Kiev con sus dos hijos.

"Hoy estamos reviviendo eso. Pensaba que eso era cosa del pasado", confía la cantante de ojos jade, visiblemente afectada, sin maquillar, aludiendo a la ofensiva lanzada por el presidente ruso Vladimir Putin.

Los tártaros de Crimea viven desde 2014 bajo la presión de las autoridades rusas, que niegan atacar a su comunidad, aunque han llevado a cabo numerosos arrestos de musulmanes pro-Ucrania acusados de "terrorismo".

HUYENDO DE LA GUERRA

El viernes pasado, Jamala fue invitada a cantar 1944 durante un concurso de preselección de Alemania para Eurovisión, un certamen del que Rusia fue excluida. Allí debía representar la resistencia ucraniana a la invasión rusa.

"Honestamente, no sé ni cómo logré cantar... soy una persona pequeña en este vasto mundo, yo no soy nadie, pero si puedo hacer algo, lo haré", comenta.

"Somos una nueva generación, pensamos en la paz, en cómo cooperar, unirse, pero ocurren cosas terribles. Está guerra está teniendo lugar ante los ojos del mundo", afirma Jamala, cuyo verdadero nombre es Susana Jamaladinova.

El l 24 de febrero, su esposo la despertó: "La guerra ha empezado, Rusia ha atacado a Ucrania".

Lo primero que hizo fue preguntarse qué hacer: preparar las maletas, los pasaportes, ocuparse de los niños... "Estaba conmocionada", reconoce.

Ese día, se fue a un refugio con sus dos hijos y su esposo, pero luego decidió trasladarse a Ternopil, a 400 km al oeste. El viaje, en automóvil, duró dos días.

Foto: AFP

En cuanto llegaron, se vieron obligados a irse de allí. "Me desperté con el ruido de las explosiones... dos días después, llegamos a la frontera rumana".

Su marido la dejó allí con sus hijos y regresó a Kiev para unirse a los voluntarios que ayudan a evacuar mujeres y niños a regiones más seguras.

Con sus dos pequeños, Jamala cruzó la frontera a pie. Más tarde la recogió su hermana, que vive en Estambul.

UCRANIA TIENE SU CULTURA PROPIA

Desde entonces, lee con ansiedad las noticias sobre Ucrania en su teléfono. "Es verdaderamente difícil cuando sabes que tu esposo está allí. No consigo dormir. Cada minuto que pasa me pregunto cómo estará", dice.

Los músicos de su grupo están escondidos en refugios de Kiev. "Mi técnico de sonido me escribió ayer, diciéndome que no tenía agua... no puede salir, es peligroso", cuenta. "Esta es una guerra muy cruel, en el corazón de Europa. Destroza los valores de Europa que construimos desde la Segunda Guerra Mundial", agrega.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

"Ucrania es un gran país, con su lengua, su cultura propia, su historia. No tiene nada que ver con Rusia", insiste. "Yo no sé qué podemos hacer... Solo sé que debemos ganar".



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

En 2016, la ucraniana Jamala ganó el concurso de Eurovisión con 1944, una canción sobre la represión sufrida por los tártaros de Crimea, su comunidad. Hoy, su situación es muy distinta: vive como refugiada en Estambul, algo que nunca se hubiera imaginado.

La joven se convirtió en una heroína nacional gracias a esa canción interpretada en lengua tártara, dos años después de que Rusia se anexara la península ucraniana de Crimea, en 2014.

Te puede interesar: Met Opera remplazará a Anna Netrebko por una soprano ucraniana

Miles de tártaros de Crimea, una comunidad turcohablante de mayoría musulmana que vive desde el siglo XIII a orillas del mar Negro, fueron deportados por Stalin en 1944 a Asia central, acusados de colaborar con los nazis.

La letra de la canción, que recuerda ese trágico episodio, suscitó llamados al boicot de Rusia.

"Hablaba de mi abuela, de mi familia, de todos los tártaros de Crimea que fueron deportados por el ejército soviético", explica a la AFP Jamala, de 38 años, en Estambul, donde está refugiada desde principios de marzo tras haber huido de Kiev con sus dos hijos.

"Hoy estamos reviviendo eso. Pensaba que eso era cosa del pasado", confía la cantante de ojos jade, visiblemente afectada, sin maquillar, aludiendo a la ofensiva lanzada por el presidente ruso Vladimir Putin.

Los tártaros de Crimea viven desde 2014 bajo la presión de las autoridades rusas, que niegan atacar a su comunidad, aunque han llevado a cabo numerosos arrestos de musulmanes pro-Ucrania acusados de "terrorismo".

HUYENDO DE LA GUERRA

El viernes pasado, Jamala fue invitada a cantar 1944 durante un concurso de preselección de Alemania para Eurovisión, un certamen del que Rusia fue excluida. Allí debía representar la resistencia ucraniana a la invasión rusa.

"Honestamente, no sé ni cómo logré cantar... soy una persona pequeña en este vasto mundo, yo no soy nadie, pero si puedo hacer algo, lo haré", comenta.

"Somos una nueva generación, pensamos en la paz, en cómo cooperar, unirse, pero ocurren cosas terribles. Está guerra está teniendo lugar ante los ojos del mundo", afirma Jamala, cuyo verdadero nombre es Susana Jamaladinova.

El l 24 de febrero, su esposo la despertó: "La guerra ha empezado, Rusia ha atacado a Ucrania".

Lo primero que hizo fue preguntarse qué hacer: preparar las maletas, los pasaportes, ocuparse de los niños... "Estaba conmocionada", reconoce.

Ese día, se fue a un refugio con sus dos hijos y su esposo, pero luego decidió trasladarse a Ternopil, a 400 km al oeste. El viaje, en automóvil, duró dos días.

Foto: AFP

En cuanto llegaron, se vieron obligados a irse de allí. "Me desperté con el ruido de las explosiones... dos días después, llegamos a la frontera rumana".

Su marido la dejó allí con sus hijos y regresó a Kiev para unirse a los voluntarios que ayudan a evacuar mujeres y niños a regiones más seguras.

Con sus dos pequeños, Jamala cruzó la frontera a pie. Más tarde la recogió su hermana, que vive en Estambul.

UCRANIA TIENE SU CULTURA PROPIA

Desde entonces, lee con ansiedad las noticias sobre Ucrania en su teléfono. "Es verdaderamente difícil cuando sabes que tu esposo está allí. No consigo dormir. Cada minuto que pasa me pregunto cómo estará", dice.

Los músicos de su grupo están escondidos en refugios de Kiev. "Mi técnico de sonido me escribió ayer, diciéndome que no tenía agua... no puede salir, es peligroso", cuenta. "Esta es una guerra muy cruel, en el corazón de Europa. Destroza los valores de Europa que construimos desde la Segunda Guerra Mundial", agrega.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

"Ucrania es un gran país, con su lengua, su cultura propia, su historia. No tiene nada que ver con Rusia", insiste. "Yo no sé qué podemos hacer... Solo sé que debemos ganar".



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Sociedad

Se perforarán 5 nuevos pozos para rescatar a los 10 mineros en Coahuila

Un día después de la visita del presidente López Obrador, familiares y sobrevivientes guardan silencio

CDMX

Billetes de 20 pesos, la nueva contraseña del narco para entregar droga en CDMX

La célula que opera en la Ciudad de México vigila sus negocios a través de los número de serie

Política

Si hay algo ilegal, el Poder Judicial resolverá: AMLO sobre decreto de Guardia Nacional

El presidente López Obrador sostuvo que será el Poder Judicial quien determine si hay algo mal con el decreto para incorporar la Guardia Nacional al Ejército

Justicia

Dan 13 años de prisión a autor material del homicidio del periodista Alfredo Cardoso

La FGR demostró que Roberto B asesinó a Alfredo Cardoso por su labor periodística en Guerrero

Gossip

Falleció Carlo Bonomi, actor italiano que dio voz al "noot noot" de Pingu

Carlo era un actor reconocido en su ciudad, pero cuando le dio voz al pingüino Pingu, se convirtió en alguien reconocido a nivel mundial

Finanzas

Joe Biden firma ley para impulsar fabricación de semiconductores y competir contra China

Además de la inversión en estos componentes cruciales para la electrónica moderna, el texto prevé decenas de miles de millones de dólares para investigación y desarrollo

Justicia

Niegan suspensión definitiva otorgada para frenar tramos 5 y 6 del Tren Maya

Con esta decisión suman seis suspensiones negadas en contra del proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador

Justicia

Juez analizará la prisión preventiva impuesta a Rosario Robles por la Estafa Maestra

A pesar de que la ley establece un límite de dos años para la prisión preventiva, la extitular de Sedesol ha permanecido casi tres años recluida

Gossip

Él fue encantador: John Travolta convenció a Olivia Newton-John de interpretar a Sandy en Vaselina

Para la película de Vaselina, la también cantante tenía que interpretar a una joven de 18 años cuando ella tenía 29