/ viernes 14 de mayo de 2021

Kult | Flor de Toloache: Sin miedo a las fórmulas

El mariachi femenil surgido en Nueva York, habla con El Sol de México de su música y de lo que las hace distintas a otros proyectos similares

La fusión del mariachi con el rock debe ser tan añeja como la edad de este último. Desde los años sesentas del siglo 20 ya existían varios mariachis llevando a su terreno algunos de los clásicos más populares del rock and roll.

Y aunque durante décadas el rock no solía mezclarse tanto con otros estilos, el mariachi sí ha incorporado desde su nacimiento las canciones del repertorio clásico de otros géneros.

Desde mediados de los sesentas, cuando practicaron esta fusión Ruben Rodríguez and his Guadalajara Kings ‎y el Mariachi Vargas De Tecalitlán, hasta Los Lobos y el Mariachi El Bronx -formado por miembros de una banda neoyorquina de punk/hardcore, esta idea ha dado ya mucho para escuchar a lo largo de varias décadas.

Ya en el siglo 21 han nacido varios proyectos, algunos más efímeros que otros, también surgidos con el fin de refrescar esta mezcla tan sui géneris, entre ellos el proyecto tapatío Mariachi Rock-O, que he editados tres discos y el dreamteam mexicano Mexrrissey, en el que Camilo Lara (IMS) reunió a músicos como Chetes, Jay de la Cueva y miembros de Calexico para reinterpretar varios clásicos del británico Morrissey.

A esta nueva camada de músicos pertenecen las integrantes de Flor de Toloache, quienes ostentan el mérito de ser el primer mariachi femenil de Nueva York.

Fundado en 2008 por Mireya Ramos y Shae Fiol, el conjunto al que luego se incorporó Julie, comenzó a tocar en los vagones del metro neoyorquino, donde rápidamente llamaron la atención de medios como el New York Times.

Foto: Piero F Giunti

Cuando la banda se presenta en vivo, crece hasta un total de tener 13 integrantes con todos los instrumentos del estilo: violines, trompetas, guitarrón (bajo), vihuela y guitarra, dando lugar a un combo en el que cada una aporta algo de su país de origen -desde Puerto Rico hasta México, pasando por Alemania, Cuba, República Dominicana, Colombia y los Estados Unidos.

Así fue como comenzaron a lanzar sus primeras grabaciones, como Mariachi Flor de Toloache (2014), Las Caras Lindas (2017) e Indestructible (2019), siendo los dos últimos los que les valieron un Grammy Latino por "Mejor Álbum de Ranchero / Mariachi" y un Grammy por "Mejor álbum de rock latino, urbano o alternativo", respectivamente.

Así que platicamos con las tres integrantes de esta banda, quienes se conectaron vía Zoom desde tres puntos geográficos -Nueva Zelanda, Connecticut y Nueva Jersey- para hablarnos de su propuesta musical.

¿Es verdad que ustedes son el primer mariachi femenino de Nueva York?

Julie: No del mundo, pero sí de Nueva York. Verificado.

¿Y en qué más son pioneras las integrantes de Flor de Toloache?

Mireya: Yo diría que en las fusiones que hacemos, porque algunas de ellas nunca se han visto de la manera en la que nosotras las hacemos. Por ejemplo, la colaboración con John Legend, que fue una canción hecha en reggae, pero con instrumentos de mariachi. El disco que estamos sacando ahora de rock, creo que es algo que tampoco se ha visto: interpretar de esta manera con un mariachi.

¿Y con respecto a otras formaciones de mariachi-rock, cuál sería el ingrediente distintivo de FDT?

Mireya: Hay varios elementos: la manera en que cantamos, las armonías que decidimos usar y nuestra adaptación de los ritmos en los instrumentos. Por ejemplo, la manera en la Shae toca la vihuela, porque creció tocando la guitarra y escuchando géneros como el rock, el soul y el R&B, y todo eso lo adapta a nuestro estilo. Al menos yo no he visto ningún Mariachi que adapte las cosas de esa manera, solo que toman una canción de pop o rock y la hacen al estilo mariachi. Nuestros arreglos también son únicos; tenemos un sonido particular, porque venimos de diferentes países y eso se refleja en la música. Creo que esa es la razón de que nos sentamos a crear libremente, sin la restricción de que algo deba de sonar de cierta manera.

¿Y siempre quisieron ser mariachis o cuándo se dieron cuenta de ello?

Julie: Yo no sabía que quería ser mariachi, pero ahora lo sé. Siendo trompetista, me di cuenta de que el papel del trompetista en el mariachi es bien fuerte y de que se hace escuchar a la buena o la mala. Cuando era pequeñita tocaba la trompeta y me encantaba imitar diferentes géneros y estilos. Pero cuando conocí a Mireya, ese fue el principio de mi introducción al mariachi como músico, y fue muy padre.

Shae: Esa fue quizá una de las últimas cosas que hubiera imaginado, para empezar porque crecí bastante lejos de esa música, así que mi primera presentación fue cuando vi a Mireya, precisamente tocando con mariachi, así que cuando surgió la idea de hacer este grupo, con esta fusión, fue realmente hermoso.

Foto: Andrei Averbuch

Mireya: Y yo tampoco, porque aunque mi papá era cantante de mariachi, y sí vengo de esa tradición, a mí me gustaba todo tipo de música. Fue hasta que llegué a Nueva York que tuve la oportunidad de poder experimentar de todo: Salsa, charanga, música cubana, soul, R&B, pero en algún momento realmente sentí que el mariachi era algo así como mi misión. Primero toqué con un mariachi tradicional, y después, cuando pensé en empezar mi propia carrera, fue cuando pensé en esto… Nunca pensé o soñé con ser mariachi, pero sí me vino como algo muy natural y ahora me encanta ser mariachi y poder compartirlo con otras personas.

¿Podría decirse que Flor de Toloache es principalmente un grupo de covers?

Shae: Todos escribimos canciones originales, aunque por supuesto que el mariachi típicamente es como un grupo de versiones… Pero en general nuestros álbumes tienen más o menos la mitad de canciones originales y la mitad de covers.

¿Será que a veces llaman más la atención los covers, porque se trata de canciones que la gente ya conoce?

Mireya: Es posible. Aunque por ejemplo, en el caso de “Quisiera”, llama más la atención por tener la participación de John Legend. Obviamente a veces toma mucho tiempo para que la gente se aprenda tus canciones y todo eso, pero nuestro público que conoce las canciones y también le encantan las que tenemos originales. Tenemos muchos tenemos fans de las canciones nuestras, aunque quizá sí, las más conocidas en general sean covers... Es una manera de introducir el grupo, para que la gente se conecte con nosotras y tenga la curiosidad de conocernos más.

Si tuvieran que elegir, ¿dirían que son rockeras que cantan mariachi o mariachis que cantan rock?

Shae: Yo diría que ambas.

Julie: Sí, mitad y mitad.

Mireya: Definitivamente.

Shae: El mariachi tiene esa audacia del rock, se llevan un poco bien juntos, porque son declaraciones musicales muy atrevidas.

Mireya: Sí, estamos entre ambos mundos... ¡Muy buena pregunta, Alex! Nunca nos habían preguntado eso.

En esta idea de empatar el mariachi con el rock, no se corre el riesgo de caer en una fórmula predecible, como ha sucedido con otras fusiones?

Mireya: No creo, porque nosotras estamos muy seguras de la visión del grupo y del proyecto, siempre hemos hecho todo de la manera en la que queremos hacerlo. Somos una banda indie, no tenemos sello... Y hemos estado así todo este tiempo por esa misma razón: porque no encajamos en una fórmula nada más, sino que somos un grupo único que hacemos fusión. La gente siempre está tratando de categorizar todo y de ponerlo en una cajita, pero nosotras no encajamos solo en una y estamos contentas de que sea así… Estamos claras sobre los que nos gusta hacer y lo que no. En un disco podemos caer en un concepto, pero el próximo puede ser diferente; no tenemos ni reglas ni restricciones.

Si Flor de Toloache fuera un platillo, ¿cuál sería?

Shae: ¡Seríamos más bien una comida con diez platillos!

Por cierto, ¿ustedes han probado el toloache?

Julie: No.

Mireya: De forma musical, solamente.

Foto: Nikki Schmidt

¿Cómo les ha ido en sus presentaciones en México?

Mireya: Increíble. La primera vez tocamos allá fue en el encuentro del Mariachi, en Guadalajara, y después regresamos hace dos años para el Vive Latino. Estuvo increíble, estábamos muy nerviosas por cómo el público nos iba a recibir, pero fue una gran experiencia y ahí surgió la oportunidad de subirnos al escenario con Café Tacvba, durante su set, ¡nos sentimos como rock stars en ese momento!

¿Cuál sería el lugar más singular donde se han presentado?

Shae: Yo diría que el más inesperado fue probablemente en India. Fuimos de gira por ese país y quizás ese no fue el primer lugar en el que pensamos que íbamos a tocar…. Hemos tocaso también en el interior de una limusina, en un autobús de fiesta, en un ascensor, en los pasillos.

Julie: ¡Y hemos tocado para parejas que se han separado!

¿Qué opinan de otras fusiones de mariachi-rock que han surgido en los últimos años? ¿Hay alguna que les guste?

Mireya: Bueno, yo no estoy tan pendiente de esos grupos. Camilo Lara es un gran amigo de nosotras, siempre estamos en contacto con él, de hecho hicimos un gira con Mexrrissey y con La Santa Cecilia, fue súper lindo estar con ellos y compartir escenario. Es lindo ver que la fusión existe en diferentes maneras y en distintos rincones del mundo y que no estamos solas, que no somos las únicas haciéndolo. Yo creo que es también un reflejo de lo que está pasando en Estados Unidos, especialmente con la inmigración: la gente se mezcla y la influencia de la música también. Está genial, es chévere que la gente esté haciendo esta fusión, y nosotras siempre estamos abiertas a colaborar con el que se preste.

¿Qué viene para Flor de Toloache?

Julie: Un disco, vamos a lanzar el disco donde viene “Florecita Rockera” y luego vamos a trabajar en otro álbum con puras originales, pero vienen más colaboraciones y sorpresas.

Mireya: Y una gira. Vamos a empezar a dar conciertos en vivo por fin en agosto; empezaremos en Nueva York; estamos muy emocionadas porque fue ahí donde comenzó Flor de Toloache y no hemos tocado en esa ciudad desde antes de la pandemia. Después tenemos varias fechas en diferentes estados de Estados Unidos y posiblemente regresemos a México, estamos viendo si se da la oportunidad. Y esperamos también a los Latin Grammys, a ver si hay nominación, y si no, igualmente seguiremos sacando música. Tenemos colaboraciones con otras personas en sus discos, pero no podemos decir quienes son todavía… Son sorpresas bonitas y estamos muy emocionadas por eso también.

Escucha este playlist con varios proyectos que fusionan rock y mariachi ⬇️

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

La fusión del mariachi con el rock debe ser tan añeja como la edad de este último. Desde los años sesentas del siglo 20 ya existían varios mariachis llevando a su terreno algunos de los clásicos más populares del rock and roll.

Y aunque durante décadas el rock no solía mezclarse tanto con otros estilos, el mariachi sí ha incorporado desde su nacimiento las canciones del repertorio clásico de otros géneros.

Desde mediados de los sesentas, cuando practicaron esta fusión Ruben Rodríguez and his Guadalajara Kings ‎y el Mariachi Vargas De Tecalitlán, hasta Los Lobos y el Mariachi El Bronx -formado por miembros de una banda neoyorquina de punk/hardcore, esta idea ha dado ya mucho para escuchar a lo largo de varias décadas.

Ya en el siglo 21 han nacido varios proyectos, algunos más efímeros que otros, también surgidos con el fin de refrescar esta mezcla tan sui géneris, entre ellos el proyecto tapatío Mariachi Rock-O, que he editados tres discos y el dreamteam mexicano Mexrrissey, en el que Camilo Lara (IMS) reunió a músicos como Chetes, Jay de la Cueva y miembros de Calexico para reinterpretar varios clásicos del británico Morrissey.

A esta nueva camada de músicos pertenecen las integrantes de Flor de Toloache, quienes ostentan el mérito de ser el primer mariachi femenil de Nueva York.

Fundado en 2008 por Mireya Ramos y Shae Fiol, el conjunto al que luego se incorporó Julie, comenzó a tocar en los vagones del metro neoyorquino, donde rápidamente llamaron la atención de medios como el New York Times.

Foto: Piero F Giunti

Cuando la banda se presenta en vivo, crece hasta un total de tener 13 integrantes con todos los instrumentos del estilo: violines, trompetas, guitarrón (bajo), vihuela y guitarra, dando lugar a un combo en el que cada una aporta algo de su país de origen -desde Puerto Rico hasta México, pasando por Alemania, Cuba, República Dominicana, Colombia y los Estados Unidos.

Así fue como comenzaron a lanzar sus primeras grabaciones, como Mariachi Flor de Toloache (2014), Las Caras Lindas (2017) e Indestructible (2019), siendo los dos últimos los que les valieron un Grammy Latino por "Mejor Álbum de Ranchero / Mariachi" y un Grammy por "Mejor álbum de rock latino, urbano o alternativo", respectivamente.

Así que platicamos con las tres integrantes de esta banda, quienes se conectaron vía Zoom desde tres puntos geográficos -Nueva Zelanda, Connecticut y Nueva Jersey- para hablarnos de su propuesta musical.

¿Es verdad que ustedes son el primer mariachi femenino de Nueva York?

Julie: No del mundo, pero sí de Nueva York. Verificado.

¿Y en qué más son pioneras las integrantes de Flor de Toloache?

Mireya: Yo diría que en las fusiones que hacemos, porque algunas de ellas nunca se han visto de la manera en la que nosotras las hacemos. Por ejemplo, la colaboración con John Legend, que fue una canción hecha en reggae, pero con instrumentos de mariachi. El disco que estamos sacando ahora de rock, creo que es algo que tampoco se ha visto: interpretar de esta manera con un mariachi.

¿Y con respecto a otras formaciones de mariachi-rock, cuál sería el ingrediente distintivo de FDT?

Mireya: Hay varios elementos: la manera en que cantamos, las armonías que decidimos usar y nuestra adaptación de los ritmos en los instrumentos. Por ejemplo, la manera en la Shae toca la vihuela, porque creció tocando la guitarra y escuchando géneros como el rock, el soul y el R&B, y todo eso lo adapta a nuestro estilo. Al menos yo no he visto ningún Mariachi que adapte las cosas de esa manera, solo que toman una canción de pop o rock y la hacen al estilo mariachi. Nuestros arreglos también son únicos; tenemos un sonido particular, porque venimos de diferentes países y eso se refleja en la música. Creo que esa es la razón de que nos sentamos a crear libremente, sin la restricción de que algo deba de sonar de cierta manera.

¿Y siempre quisieron ser mariachis o cuándo se dieron cuenta de ello?

Julie: Yo no sabía que quería ser mariachi, pero ahora lo sé. Siendo trompetista, me di cuenta de que el papel del trompetista en el mariachi es bien fuerte y de que se hace escuchar a la buena o la mala. Cuando era pequeñita tocaba la trompeta y me encantaba imitar diferentes géneros y estilos. Pero cuando conocí a Mireya, ese fue el principio de mi introducción al mariachi como músico, y fue muy padre.

Shae: Esa fue quizá una de las últimas cosas que hubiera imaginado, para empezar porque crecí bastante lejos de esa música, así que mi primera presentación fue cuando vi a Mireya, precisamente tocando con mariachi, así que cuando surgió la idea de hacer este grupo, con esta fusión, fue realmente hermoso.

Foto: Andrei Averbuch

Mireya: Y yo tampoco, porque aunque mi papá era cantante de mariachi, y sí vengo de esa tradición, a mí me gustaba todo tipo de música. Fue hasta que llegué a Nueva York que tuve la oportunidad de poder experimentar de todo: Salsa, charanga, música cubana, soul, R&B, pero en algún momento realmente sentí que el mariachi era algo así como mi misión. Primero toqué con un mariachi tradicional, y después, cuando pensé en empezar mi propia carrera, fue cuando pensé en esto… Nunca pensé o soñé con ser mariachi, pero sí me vino como algo muy natural y ahora me encanta ser mariachi y poder compartirlo con otras personas.

¿Podría decirse que Flor de Toloache es principalmente un grupo de covers?

Shae: Todos escribimos canciones originales, aunque por supuesto que el mariachi típicamente es como un grupo de versiones… Pero en general nuestros álbumes tienen más o menos la mitad de canciones originales y la mitad de covers.

¿Será que a veces llaman más la atención los covers, porque se trata de canciones que la gente ya conoce?

Mireya: Es posible. Aunque por ejemplo, en el caso de “Quisiera”, llama más la atención por tener la participación de John Legend. Obviamente a veces toma mucho tiempo para que la gente se aprenda tus canciones y todo eso, pero nuestro público que conoce las canciones y también le encantan las que tenemos originales. Tenemos muchos tenemos fans de las canciones nuestras, aunque quizá sí, las más conocidas en general sean covers... Es una manera de introducir el grupo, para que la gente se conecte con nosotras y tenga la curiosidad de conocernos más.

Si tuvieran que elegir, ¿dirían que son rockeras que cantan mariachi o mariachis que cantan rock?

Shae: Yo diría que ambas.

Julie: Sí, mitad y mitad.

Mireya: Definitivamente.

Shae: El mariachi tiene esa audacia del rock, se llevan un poco bien juntos, porque son declaraciones musicales muy atrevidas.

Mireya: Sí, estamos entre ambos mundos... ¡Muy buena pregunta, Alex! Nunca nos habían preguntado eso.

En esta idea de empatar el mariachi con el rock, no se corre el riesgo de caer en una fórmula predecible, como ha sucedido con otras fusiones?

Mireya: No creo, porque nosotras estamos muy seguras de la visión del grupo y del proyecto, siempre hemos hecho todo de la manera en la que queremos hacerlo. Somos una banda indie, no tenemos sello... Y hemos estado así todo este tiempo por esa misma razón: porque no encajamos en una fórmula nada más, sino que somos un grupo único que hacemos fusión. La gente siempre está tratando de categorizar todo y de ponerlo en una cajita, pero nosotras no encajamos solo en una y estamos contentas de que sea así… Estamos claras sobre los que nos gusta hacer y lo que no. En un disco podemos caer en un concepto, pero el próximo puede ser diferente; no tenemos ni reglas ni restricciones.

Si Flor de Toloache fuera un platillo, ¿cuál sería?

Shae: ¡Seríamos más bien una comida con diez platillos!

Por cierto, ¿ustedes han probado el toloache?

Julie: No.

Mireya: De forma musical, solamente.

Foto: Nikki Schmidt

¿Cómo les ha ido en sus presentaciones en México?

Mireya: Increíble. La primera vez tocamos allá fue en el encuentro del Mariachi, en Guadalajara, y después regresamos hace dos años para el Vive Latino. Estuvo increíble, estábamos muy nerviosas por cómo el público nos iba a recibir, pero fue una gran experiencia y ahí surgió la oportunidad de subirnos al escenario con Café Tacvba, durante su set, ¡nos sentimos como rock stars en ese momento!

¿Cuál sería el lugar más singular donde se han presentado?

Shae: Yo diría que el más inesperado fue probablemente en India. Fuimos de gira por ese país y quizás ese no fue el primer lugar en el que pensamos que íbamos a tocar…. Hemos tocaso también en el interior de una limusina, en un autobús de fiesta, en un ascensor, en los pasillos.

Julie: ¡Y hemos tocado para parejas que se han separado!

¿Qué opinan de otras fusiones de mariachi-rock que han surgido en los últimos años? ¿Hay alguna que les guste?

Mireya: Bueno, yo no estoy tan pendiente de esos grupos. Camilo Lara es un gran amigo de nosotras, siempre estamos en contacto con él, de hecho hicimos un gira con Mexrrissey y con La Santa Cecilia, fue súper lindo estar con ellos y compartir escenario. Es lindo ver que la fusión existe en diferentes maneras y en distintos rincones del mundo y que no estamos solas, que no somos las únicas haciéndolo. Yo creo que es también un reflejo de lo que está pasando en Estados Unidos, especialmente con la inmigración: la gente se mezcla y la influencia de la música también. Está genial, es chévere que la gente esté haciendo esta fusión, y nosotras siempre estamos abiertas a colaborar con el que se preste.

¿Qué viene para Flor de Toloache?

Julie: Un disco, vamos a lanzar el disco donde viene “Florecita Rockera” y luego vamos a trabajar en otro álbum con puras originales, pero vienen más colaboraciones y sorpresas.

Mireya: Y una gira. Vamos a empezar a dar conciertos en vivo por fin en agosto; empezaremos en Nueva York; estamos muy emocionadas porque fue ahí donde comenzó Flor de Toloache y no hemos tocado en esa ciudad desde antes de la pandemia. Después tenemos varias fechas en diferentes estados de Estados Unidos y posiblemente regresemos a México, estamos viendo si se da la oportunidad. Y esperamos también a los Latin Grammys, a ver si hay nominación, y si no, igualmente seguiremos sacando música. Tenemos colaboraciones con otras personas en sus discos, pero no podemos decir quienes son todavía… Son sorpresas bonitas y estamos muy emocionadas por eso también.

Escucha este playlist con varios proyectos que fusionan rock y mariachi ⬇️

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Finanzas

Precios de autos rebasan a la inflación

Además de los aumentos en insumos también el transporte, la logística misma, encareció: AMIA

Sociedad

Consejo de Género OEM: Ven desigual la cobertura de mujeres buscadoras

Los colectivos consideran que los medios deben ser aliados para visibilizar las desapariciones

Finanzas

Preocupa la polarización a líderes mexicanos

Empresarios, políticos, deportistas y artistas, entre otras personalidades influyentes hacen un llamado a la unidad

CDMX

Desaparecer al IECM sería un retroceso: Patricia Avendaño

La funcionaria pidió al Gobierno central recursos adicionales para concluir pendientes este 2021

Sociedad

Bajo Observación | Casos de Covid-19 entre niños se mantienen a la baja

Durante la última semana los casos nuevos de Covid entre menores de 15 años apenas rebasaron los mil en todo México

Finanzas

#Data | La inflación reciente es mundial

La inflación del 6% durante las últimas semanas en México ha levantado la alarmas por su impacto directo a las familias; sin embargo este fenómeno se extiende a varias partes del mundo

Sociedad

Envenenan al Río Bravo con aguas negras

El derrame continuará hasta fin de año, cuando se reparen las tuberías, indicó El Paso Water, la empresa responsable del incidente

Finanzas

Precios de autos rebasan a la inflación

Además de los aumentos en insumos también el transporte, la logística misma, encareció: AMIA

Salud

Moderna prepara una posible vacuna contra variante Ómicron para 2022

Moderna alertó de que las mutaciones observadas en la variante son "preocupantes"